TALK ON CORNERS
about our
story

El año 2005 sería clave para todo el mundo, tanto muggles como magos. Habíamos luchado durante siglos por que nuestras costumbres, nuestros secretos mejor guardados no salieran a la luz. Por qué aquellos cuyos ojos no veían la realidad, siguieran ciegos y con los ojos vendados ante la realidad de la magia, ante su mera existencia.

Si quieres saber más...
Yo te lo mostraré




















AT
YOUR
SIDE

the admins




¡Feliz 2012!



















OLD
TOWN

Mysteries



#1.¿Cómo murió realmente Jeremy?
#2.El actual paradero de la pluma mágica. ¿La tienen los Brigadistas o sigue permaneciendo en Hogwarts?

Sigue la trama...

Cronología

Invierno
Año 2018

















HE SAID
She said



¡Sigue a estos personajes también!



















LOVE
GIVES

Love takes



¡Afilianos!











Image and video hosting by TinyPic Far Far Away

CREDITS
Sidebar: Dana
Coding Help: RCR

 
zIFBoards - Free Forum Hosting
Free Forums with no limits on posts or members.


Pages: (2) 1 [2]  ( Go to first unread post ) .locked   .new topic   .new poll   

 A patinar se dijo
Brownie Tanorie
Posted: Jan 29 2011, 08:35 PM


Powerpuff Girl / Barman de Scarlett Moon / Nivel 1
Group Icon

Group: Licántropo
Posts: 57
Member No.: 48
Joined: 27-December 10



Por un momento se sintió como si estuviera viendo una de esas películas en los cinemas muggles que solia frecuentar con sus amigos de Francia y de Alemania. Y por alguna extraña razón algo en ella esperaba que eso sucediera.
Era típico y se atrevía a decir que trillado, una caída divertida, risas y un beso romántico sellando el momento perfecto entre dos personas… Inclusive por un momento intento mirar a su alrededor a ver si había florecillas bailando o palomas sobrevolando a la pareja, pero solo se quedo ahí, tomando de la mano a los pequeños.

En cierta manera sabia que eso eventualmente pasaría, siempre había visto a Ethan como esos príncipes de cuentos de hadas en los cuales admiras pero que nunca estarías cerca de ellos cuando menos. Y aunque le alegraba, parte de ella le causaba un poco de tristeza.
Los pequeños comenzaron a reír y muchos de ellos vitoreaban cosas a los jóvenes cuando se besaron, Brownie solo se quedo por un momento mirándolos hasta que se dio cuenta de que había dejado de respirar por un instante. Fue Holly quien al soltarla y tomar de la mano a Chase la saco de sus pensamientos.
La morena sonrió, después de todo, una de sus capacidades siempre había sido ocultar sus sentimientos tras una barrera impenetrable. Y eso hacia ahora y consideraba que era lo mejor. Había madurado demasiado pronto.
-Bueno, estoy segura que a partir de ahora todos entraremos primero a una clase exhaustiva de patinaje artístico antes de caer al piso…-bromeo acomodándose el pequeño gorrito que llevaba puesto. Era definitivamente hora de irse, que si hubiera podido conjurar un Aparicio en el momento sin verse tan dramática lo habría hecho.
Mir a Caroline acercarse a ella y no supo qué hacer o decir, se quedo pensando entre felicitarla, preguntarle si eran novios o algo, pero solo se quedo con una sonrisa y la escucho hablar.
La invitaba a tomar chocolate caliente, y por un instante se imagino la escena en su mente de ambos cariñosos y amables en la cafetería, los pequeños y ella y totalmente incomoda. Lo menos que quería era interrumpir.


-Yo…- y tras ello el llego confirmando la invitación, Brown se quedo pensando que tenía que hacer ese día. –mmm déjame recordar si tengo pendientes el día de hoy…-se llevo un dedo a sus labios como si tratara de pensar y recordar. En realidad estaba buscando una excusa.

-Oh no… Recorde que mas tarde tengo unas cosas que comprar para la taberna, tenemos que viajar al mundo muggle… -Y eso no era del todo mentira, solo que no había mucha prisa en ir. –y podría aprovechar para ir a comprar los regalos que le había prometido a Chase y a Holly…-les menciono suave, tratando de que los niños no escucharan lo cual sabia que estaban escuchando y se fueron bastante felices.
-Pero les parece si a la próxima la taberna invita una tarde chocolate caliente, bombones y golosinas? –se encogió de hombros como disculpándose. –De esa manera estaremos a mano y agradecida pr enseñarme a patinar. –bromeo divertida. –creo que ahora si es hora de que me vaya, ciertamente venia de paso pero me alegra haberme detenido… Ethan, Caroline tengan un lindo dia…-

Y tras ello se despidió también de los pequeños mientras se patinaba lento hacia la orilla del lago donde se detuvo a quitarse los patines y ponerse sus botas.
Se quedo un rato diciéndole adiós a los jóvenes antes de emprender su marcha.
^^
Caroline Lompard
Posted: Feb 5 2011, 09:19 PM


Niña de sus ojos / Experta en Pociones / Nivel 2
Group Icon

Group: Bruja
Posts: 46
Member No.: 5
Joined: 30-June 10



“La ira de Zeus” Casi se diría que estaba hablando del Dios Zeus de la Mitología Griega lo que arranco en el rostro de la joven Lompard una amplia y sincera sonrisa que pasó a ser una carcajada.

- Sí, claro... Con rayos, truenos y todo recaerá la ira de mi padre sobre tu persona – Respondió a la broma del irlandés. A veces creía que ese par se preocupaba demasiado por ella y que su padre no la dejaba “volar” como muchas veces le decía su madre que debía hacer. Dejar que los hijos cometiesen sus propios errores al igual que los habían cometido ellos. Caroline estaba segura de que ellos habían cometido errores como todo el mundo.

- Sí, porque como te copien a ti... – Siguió bromeando la ojiazul mientras se deslizaba unos centímetros sobre el hielo antes de volver la vista hacía el muchacho. ¿Cómo podía siquiera pensar que ella pensaría semejante cosa? Simplemente estaba bromeando. ¡Jamás se le ocurriría pensar algo así! - ¡No! Nunca... deberías saber que no pienso eso... En serio – Dijo añadiendo cierta seriedad a sus palabras, para que no se pensase que seguía bromeando o algo parecido.

De todos modos, bromear era algo que nunca se le había dado especialmente bien y que le gastasen bromas a ella aún menos. Siempre se ponía a la defensiva aunque no lo estuviesen diciendo en serio y solo de contadas personas sabía distinguir las bromas y tolerarlas... Los demás podían andarse con cuidado.

Le alegró que Ethan la secundara en cuanto a la invitación de Brownie a unirse a ellos se refería, aunque realmente no era algo que le extrañase. Solía ser un muchacho al que le gustaba estar acompañado, al igual que ella. Además, la muchacha Tanorie, era algo así como una amiga suya, lo cual hacía más normal que no hubiese puesto objeciones a la idea de la castaña.

Lo que no se esperaba es que Brownie tuviera otras cosas que hacer. La expresión en el rostro de la ojiazul se ensombreció visiblemente cuando la muchacha empezó a relatarles que tenía que hacer recados en el mundo muggle. Gustosa se hubiese ofrecido a ir ayudarla, de no ser porque ya se había comprometido con Ethan y los chicos. Eso y que a saber cómo se tomaba su madre aquello, que últimamente estaba más susceptible de lo normal. Todo fuese dicho.

- Que pena... – Dijo mientras tomaba la mano de la pequeña Holly que se había acercado hasta ella y miraba con sus ojos brillando a Brownie ante la mención de los regalos. La castaña ladeó ligeramente el rostro pero cuando Brownie hizo aquella propuesta en su rostro apareció una amplia sonrisa que ni siquiera intento disimular - ¡Me parece una idea genial! Aunque sigue siendo una pena que hoy no puedas venir con nosotros... – Se encogió de hombros antes de volver la mirada hacía Ethan – Igualmente... – Añadió ante las últimas palabras de la chica mientras la veía alejarse. Luego cuando ya se encontraba ciertamente lejos, volvió a hacerle un gesto con la mano de despedida antes de volverse hacía Ethan y los pequeños – Bueno... ¿Qué? ¿Vamos a tomarnos ese chocolate caliente? Aunque... primero tendremos que quitarnos estos patines, porque no es plan de ir con ellos por la calle – Desde luego que no era la mejor de las ideas - ¿Quieres que te ayude con los niños? –Se ofreció después mirando al muchacho.
^^
Ethan Corr
Posted: Feb 7 2011, 08:42 PM


Educador del Siochána


Group: Guests
Posts: 40
Member No.: 9
Joined: 2-August 10



El muchacho aguardó a la respuesta de la joven Tanorie con la esperanza de que la chica aceptara la invitación de la pareja pero por lo visto Brownie tenía otros planes y debía encargarse de algunas cosas referentes a la taberna que regentaba junto a su padrino además de ir luego a por los regalos de los pequeños. Ethan, al igual que Caroline, no pudo evitar sentirse disgustado por ello. Le hubiese gustado que la joven hubiese compartido esa taza de chocolate con ellos pero sabía que las responsabilidades eran lo primero por lo que no iba a insistirle.

- Es una lástima que no puedas venir con nosotros pero no te preocupes que iremos encantados a tu taberna – y no lo decía porque la chica los invitara sino porque realmente así lo sentía. Tanorie siempre le había parecido una joven agradable con la que se podía conversar – Lo mismo digo y bueno, ya nos veremos otro día – le dijo a modo de despedida.

Tanto los niños como Caroline e Ethan se quedaron contemplando cómo la joven se alejaba y alzaron los brazos para despedirla hasta que finalmente Brownie marchó. No hizo falta que Caroline terminase la frase para que los niños gritaran un ¡SÍ! y ni tan siquiera habían esperado a que el irlandés dijera algo al respecto.

- El pueblo ha hablado – bromeó el muchacho haciendo señas a los niños para que salieran del lago congelado después de decirle a Caroline que sí podía ayudarle con la tarea de retirarles los patines. Sabía que alguno de ellos se vería capaz de quitárselos solos pero no se fiaba de la cuchilla.

Los niños esperaron pacientemente a que les quitaran los patines pese a estar más inquietos de lo normal y es que no siempre tenían el tiempo suficiente para realizar actividades con los huérfanos fuera del orfanato.
Después de ayudar a los niños los dos adultos se quitaron sus propios patines y emprendieron la marcha hacia la plaza de Valgrange.

- ¿Desde cuando sois novios? – preguntó la más despierta de todos, Holly, haciendo que Ethan se volviera hacia Caroline unos segundos reprimiendo una sonrisa.

Lo cierto es que ni él mismo estaba seguro de cuando su relación fue más allá de la simple amistad. Caroline y él habían congeniado enseguida que se conocieron y se hicieron grandes amigos en nada de tiempo. Ethan siempre había sentido que era como si la conociera de toda la vida, no existían secretos y siempre habían podido hablar sobre todo sin problemas. Existía una conexión especial entre ellos, una conexión que no se experimentaba con cualquiera. Por ese mismo motivo no habían necesitado decirse nada para saber que no eran solo amigos, que compartían algo más profundo que siempre había estado ahí a pesar de que ninguno de los dos había dicho nada.

- Hace tiempo – respondió el muchacho porque aunque solo llevaran saliendo como pareja desde hacía casi un año (desde el momento en el que le confesó sus sentimientos), Ethan la consideraba su persona especial desde mucho antes - Pero no te preocupes, tú sabes que eres mi otro amor – dijo corriendo detrás de ella para hacerle cosquillas.

Uno de los niños que le escuchó puso cara de asco porque no se imaginaba que nadie quisiese estar con Holly a lo que la pequeña le respondió sacándole la lengua. Y así estuvieron la mayoría del camino, chinchándose los unos a los otros hasta que llegaron al Salón de Té. Ethan abrió la puerta y la sujetó para dejar pasar primero a la tropa y luego a Caroline, la cual fue a coger un sitio.

- ¿Queréis algo más aparte del chocolate caliente? – preguntó una vez tomó asiento junto a Caroline para que cuando llegara la persona encargada supieran ya qué iban a tomar y así no hacer esperar al camarero o camarera.
^^
Caroline Lompard
Posted: Feb 15 2011, 12:56 AM


Niña de sus ojos / Experta en Pociones / Nivel 2
Group Icon

Group: Bruja
Posts: 46
Member No.: 5
Joined: 30-June 10



Le parecía muy normal que los pequeños estuviesen inquietos ante la idea de pasar más tiempo fuera del Orfanato. Alguna que otra vez la ojiazul se había preguntado cómo sería vivir en un Orfanato sin tener una figura paterna ni materna. Ella tenía a sus padres y a pesar de lo raros que pudieran parecerle a terceras personas, ella sabía que no los cambiaría por nada del mundo. En muchos aspectos ella era tal y como era gracias a ellos.

Caminó cerca de los niños vigilando ella también que ninguno se quedase rezagado cuando la pregunta de Holly hizo que volviese sus ojos azules hacía la pequeña, intentando contener una risa ante el hecho de que precisamente hubiese preguntado eso. ¿Desde cuándo? Eso podía ser un tanto difícil de responder. ¿Cuándo empiezas a tener en cuenta eso? ¿Cuándo empiezas a contar? Y... ¿De verdad tenía tanta importancia como le daba la gente? Ella, desde luego no le daba tantísima importancia. ¿Qué más daría? Por eso mismo, la respuesta de Ethan a la pregunta de la pequeña consiguió arrancarle una sonrisa. Sí, hacía tiempo.

Durante el trayecto de camino hasta el Salón de Té, la muchacha se fijo en cómo se chinchaban entre ellos, algo muy normal debido a la edad, pero que no por ello le resultó menos gracioso. Se tomaban en serio cosas tan nimias. Cosas a las que ella a los veintiún años ya no les daba la importancia que les daba cuando tenía la misma edad que aquellos huérfanas. La diferencia estaba en sus vidas, como siempre cuando se comparaba a ella misma con ellos.

Le dedicó una sonrisa a Ethan cuando pasó por su lado, el cual había mantenido la puerta abierta mientras seguía a los pequeños hasta una mesa donde se sentaron todos y empezaron a pelearse (aunque durante apenas un minuto) por donde sentarse. Las caras de molestia en sus rostros desaparecieron tan pronto como Ethan les recordó porque estaban allí y parecieron olvidar incluso que se habían estado peleando por un asiento u otro.

Todos los pequeños negaron con la cabeza ante la pregunta del irlandés consiguiendo que Caroline esbozará una pequeña sonrisa antes de inclinarse ligeramente hacia ellos - ¿Cupcakes? – Preguntó en un susurro mientras volvía a su posición inicial – A mi me apetecen y seguro que esta pandilla de aquí no dice que no cuando vean la deliciosa pinta que tienen. Con virutas de colores y chocolate... – Dijo dándole énfasis a sus palabras y consiguiendo que los niños la mirasen expectantes, casi como si esperasen que de debajo de la manga se fuera a sacar un plato de coloridos cupcakes - ¿Te parece buena idea? Eres el anfitrión o algo asi, ¿no? – Bromeó la castaña mientras se apartaba algunos mechones del rostro. Estaba claro que por mucho que Ethan le dijese que él invitaba y tal, ella acabaría devolviéndoselo de alguna manera. El irlandés sabía que ella era una cabezota de mucho cuidado y que a eso poca gente la ganaba – De todos modos yo creo que personalmente en lugar de chocolate caliente, tomaré café. Creo que mi cuerpo necesita cafeína – Le susurró en el preciso momento en que llegó la camarera y los miró con cara de circunstancias.

¿Qué? ¿Es que los encargados del Orfanato (aunque ella en este caso no fuese encargada ni nada por el estilo) no podían salir con los pequeños y hacerles disfrutar un rato del aire libre sin que la gente pensara cosas raras? ¡Por todos los magos! Solo había que ver como las había mirado aquella mujer.

Caroline pensó en el acto que tenía toda la pinta de ser una de las típicas chismosas.
^^
Ethan Corr
Posted: Mar 11 2011, 10:32 PM


Educador del Siochána


Group: Guests
Posts: 40
Member No.: 9
Joined: 2-August 10



Los niños habían estado tan ocupados molestándose los unos a los otros (aunque sin mala intención) y peleándose por el sitio que ocuparía cada uno que no pensaron en lo que les apetecería tomar. Unos negaron con la cabeza mientras que otros además, se habían encogido de hombros haciendo que Caroline sonriera.

Mientras la joven de ojos azules sugería la idea de pedir cupcakes Ethan observó que algunos clientes los estaban mirando, seguramente por el pequeño revuelo que habían montado los huérfanos pero era algo normal. Todos los críos solían hacer eso y ellos apenas salían del orfanato y cualquier cosa, por pequeña que fuera, los emocionaba.

- Todo lo que tú digas me parecerá bien – respondió el joven mirando a los niños, a los cuales se les caía la baba de imaginarse aquella pequeña tarta con aspecto de magdalena.

El irlandés tan sólo asintió cuando la muchacha mencionó que prefería tomar un café y esperó a que los niños se decidieran por algo. Tres de ellos se decantaron por un chocolate, al igual que él, mientras los dos restantes pidieron un té y justo cuando todos ya habían decidido qué tomar, la camarera se acercó a la mesa. Como a Caroline, al muchacho no se le había escapado la expresión con la que los había mirado la mujer pero él siguió con la sonrisa puesta porque no le importaba en absoluto lo que pudiese pensar de ellos y era un chico educado.

- Buenos días. Los niños tomaran dos tes, uno de canela y otro de frutas del bosque y el resto chocolate caliente – esperó a que la mujer terminara de apuntar lo de los niños y despegara la vista de su libreta para proseguir- Ella tomará un café solo y yo otro chocolate caliente -

Tras aquello vino la típica pregunta: ¿desean algo más? Ethan que se había olvidado por completo de los cupcakes los pidió entonces y tan pronto como la camarera les dio la espalda el joven volvió la vista a la mesa donde los pequeños hablaban animadamente con Caroline. Pasaron unos minutos hasta que la mujer que los atendió regresara con lo pedido y muchos más para que terminaran. A los niños les había encantado el dulce que había sugerido la ojiazul y es que no tardaron ni un segundo en devorar el cupcake, en cambio ellos tardaron algo más pues estaban más ocupados hablando que otra cosa.

Cuando llegó el momento de marcharse, Ethan se acercó a la barra para pagar y le preguntó a su chica si iba hacia casa para acompañarla hasta allí. ¿Qué luego deberían regresar para volver al orfanato? No importaba además, los niños estaban tan contentos fuera que le daba pena que tuviesen que estar de vuelta ya en el Siochána. Debería proponerle al señor Darnley sacarlos más a menudo, no solo a ellos, sino también al resto de chicos huérfanos. Él se ofrecería voluntario si nadie más podía o no le agradaba mucho la idea.
Y así pues, todos juntos marcharon hacia el barrio residencial de Rowena Lane para dejar a Caroline en su casa. Una vez llegaron al hogar de los Lompard se despidieron de la muchacha y el grupo dio media vuelta para regresar a la plaza del pueblo donde se encontraba el orfanato que tan bien conocían.
^^
zIFBoards - Free Forum Hosting
zIFBoards gives you all the tools to create a successful discussion community.

.options    Pages: (2) 1 [2]  .locked   .new topic   .new poll   




Hosted for free by zIFBoards* (Terms of Use: Updated 2/10/2010) | Powered by Invision Power Board v1.3 Final © 2003 IPS, Inc.
Page creation time: 0.1431 seconds · Archive

The Autumn Effect skin & sidebar by Saphira of CAUTION 2.0, RPG-D, & RCR !