TALK ON CORNERS
about our
story

El año 2005 sería clave para todo el mundo, tanto muggles como magos. Habíamos luchado durante siglos por que nuestras costumbres, nuestros secretos mejor guardados no salieran a la luz. Por qué aquellos cuyos ojos no veían la realidad, siguieran ciegos y con los ojos vendados ante la realidad de la magia, ante su mera existencia.

Si quieres saber más...
Yo te lo mostraré




















AT
YOUR
SIDE

the admins




¡Feliz 2012!



















OLD
TOWN

Mysteries



#1.¿Cómo murió realmente Jeremy?
#2.El actual paradero de la pluma mágica. ¿La tienen los Brigadistas o sigue permaneciendo en Hogwarts?

Sigue la trama...

Cronología

Invierno
Año 2018

















HE SAID
She said



¡Sigue a estos personajes también!



















LOVE
GIVES

Love takes



¡Afilianos!











Image and video hosting by TinyPic Far Far Away

CREDITS
Sidebar: Dana
Coding Help: RCR

 
DealsFor.me - The best sales, coupons, and discounts for you


Pages: (6) 1 [2] 3 4 ... Last » ( Go to first unread post ) .add reply   .new topic   .new poll   

 [È] Trama 2: La pluma
Story
Posted: Jul 26 2011, 10:01 PM


El Destino
Group Icon

Group: Admin
Posts: 53
Member No.: 14
Joined: 11-December 10



Hogwarts había estado durante muchos años tranquilo, demasiado tranquilo y tenía que admitir que había empezado a aburrirse, aunque la idea de poder destrozar todo sin que nadie le dijera nada al principio le había fascinado. Una lástima no poder salir de aquel castillo.

Y sin embargo aquella tarde se le había presentado en bandeja la diversión.
Había visto llegar a Ford y aunque había estado tentado de hacerle alguna jugarreta no fue hasta que vio llegar a los Brigadistas y a unos cuantos ex alumnos de Hogwarts más que pensó que aquello podía ser bastante divertido.
Entonces apareció la prefecta perfecta acompañada de Goldman y Delacour.

Los observó con sus ojos brillando de emoción después de tantos años sin poder fastidiar a los alumnos. Tenía que admitir que incluso echaba de menos al conserje Filch y la señora Norris, aquellos si habían sido buenos tiempos entre aquellas paredes.

“¿Y tú qué haces aquí?”
La sonrisa del Poltergeist se ensanchó ligeramente.

- ¡Delatar a los intrusos por supuesto! – Dijo con tono inocente - ¿Pretendíais montar una fiesta sin avisar al bueno de Peeves? – Preguntó mientras daba una vuelta en el aire y se enfrentaba nuevamente a Ford. – Lompard, la desconocida, O’Hara, Delacour, Goldman.... ¡Ah! Y los Brigadistas por supuesto – En los ojos del Poltergeist apareció un destello de diversión al tiempo que se elevaba y salía rápidamente de la biblioteca llegando al pasillo donde se encontraban Caroline Lompard, Michael Goldman y Daphne Delacour. Les dedicó una sonrisita divertida antes de gritar a pleno pulmón - ¡MAGOS EN LA CUARTA PLANTA JUNTO A LA BIBLIOTECA! ¡MAGOS EN LA CUARTA PLANTA JUNTO A LA BIBLIOTECA! ¡SE LA VAN A CARGAR!


----


- ¿Cómo procedemos? – La voz llega a través del Walkie que lleva Richard Moore que sigue en la tercera planta aún sin abrir la puerta del Aula de Encantamientos pues la voz de Peeves parece haberle detenido.
- ¡Id!¡Subid y neutralizarlos! ¡Ahora! – Les grita el Brigadista a través del Walkie antes de soltar el seguro del arma de sedantes que lleva. – Idme informando. – Añade al final antes de cortar la comunicación y abrir de una vez la puerta del aula de encantamientos preparado para disparar al blanco que se le ponga enfrente.


----


Los brigadistas de la primera y segunda planta se dirigen raudos hacía la cuarta planta. Los chicos que se encuentran en la misma oyen pasos acercándose por ambos extremos del corredor en el que se encuentran. Por el momento están sin salida a no ser que desenfunden las varitas y ataquen a los Brigadistas. Aparecen tres por cada extremo que les apuntan con las armas.

- ¡Tirad las varitas y levantad las manos donde podamos verlas!

-------------------------------------------------------


A tener en cuenta antes de postear:
- Hacer el favor de leerse BIEN los posts anteriores. Y no lo escribo por nadie en particular

Ubicación de los personajes:
Sunday Dawson y Jacques Lompard: Tercera planta en el Aula de Encantamientos.
Richard Moore: Tercera planta entrando en el Aula de Encantamientos. Peligro potencial para Jacques y Sunday
Phoebe Moore y Savannah O’Hara: Tercera planta en la Sala de Trofeos.

Sam Ford: Cuarta planta en la Biblioteca.
Caroline Lompard, Michael Goldman y Daphne Delacour: Pasillo de la Biblioteca en la cuarta planta.
6 Brigadistas: Pasillo de la Biblioteca en la cuarta planta Peligro potencial para Caroline, Michael y Daphne

Podéis seguir metiendo personajes si lo deseáis siempre que sea de una manera lógica.
^^
Vicktoria Böhm
Posted: Jul 28 2011, 09:37 PM


Empleada tienda de varitas / Nivel 1
Group Icon

Group: Bruja Despiadada
Posts: 18
Member No.: 84
Joined: 8-February 11



La simple cercanía a un muggle, el pensar en ellos, su olor corrompido, su existencia en sí, erizaba el cabello de la nuca de Vicktoria cada vez que pensaba en ello. Por lo que había pasado un buen rato vomitando al beber la poción multijugos y presenciar como su rostro, su precioso rostro, se tornaba en las burdas y corrientes facciones de una muggle, sucia muggle a la cual se había encargado ella misma de matar. Y aquella satisfacción que le había provocado dar muerte a quien se lo merecía, había sido la única satisfacción que llevaba desde hacía mucho, mucho tiempo. Se solía consolar pensando en que todo era por un buen fin, pero quizás aquellos medios no justificaban del todo el fin, al menos no unos medios tan sucios y asquerosos. Era el mismo odio que sentía hacia los sangresucia y los muggle, el que la inundaba cuando veía su falso reflejo en el espejo, falso, sí, pero su odio era tan real, que casi podía verlo, olerlo, saborearlo. Un odio profundo, racial, oscuro y peligroso, y a la vez tan increíblemente útil. Qué fácil era dejar llevarse por el odio, y qué buenos resultados daba. Había sido pues, eso mismo lo que había tenido que controlar al acercarse al brigadista que manejaba todo aquello. Sobraban las palabras para seguir describiendo sus sentimientos, ella lo habría acabado todo con un fogonazo de luz verde a través de la sala, y un muggle más en el cielo. Es decir, uno menos en el mundo.

Hasta sus ropas eran incómodas. Forzada, se había visto en la situación de ponerse un uniforme de brigadista. Intentando pensar en todo lo que aquello representaba, en todos los magos de sangre limpia que habían matado los portadores de aquellas ropas. ¿Dónde había ido a parar la integridad? Por todo aquello le había dado una patada a la integridad tan fuerte, que se había perdido. Se sentía una traidora a la sangre, a la magia, a sí misma. Y no le quedaban más que ganas de morir, que se veían enterradas por la esperanza que ardía en su interior. La esperanza de volver al esplendor alcanzado en al antiguedad. Con la varita en todo momento escondida bajo las ropas, pero segura de que si fuera necesario, no tardaría más de un segundo en desenfundarla y arrancarle la vida a pedazos a quien fuera necesario. Es más, tenía unas ganas casi incontrolables de enarbolar su varita y llevar a cabo sus oscuros deseos de justicia. Quizás en el pasado la habrían acusado a ella de cruel, podía que hasta en el presente, ¿pero no eran más retorcidas y macabras las intenciones de la Brigada? Y ella iba a pararles los pies a todos aquellos desgraciados, malnacidos, en resumen, muggles.

El hecho de volver a Hogwarts la había contentado un poco, e incluso apaciguado. La nostalgia la invadía. Los recuerdos de sus últimos años allí, las experiencias, las clases... Añoraba el mundo tal y como era entonces. Aunque aquel estado de putrefacción que sufría la sociedad venía de largo, provocada por unos ideales liberales y equivocados que habían surgido muchos años atrás. Malditos, malditos todos por haber comenzado con la peor catástrofe del mundo mágico, que no eran más que aquellos seres carentes de magia.

Había ignorado un poco su cometido y se había dedicado a perderse por los pasillos de la segunda planta. Claro que había buscado la pluma, e incluso había utilizado algún que otro hechizo sin que nadie se diera cuenta para intentar averiguar su localización. Pero sus esfuerzos habían sido en vano.

Aquella voz tan estridente y a la vez conocida la asustó, pegando un bote y poniéndose alerta.

Siguió las órdenes, pero astuta cual serpiente, se escondió en vez de dar la cara cuando subió a la cuarta planta. Observó la escenita, y su corazón se encogió de pena al ver a aquellos magos. Entonces, aún escondida, aferró su mano al traje, en la zona en la que llevaba la varita, como deseando sacarla y acabar con todos aquellos malnacidos.

Siseó de furia mientras su mente trazaba un rápido plan, comprendiendo algo, pues ella también había sido alumna de aquel lugar, aunque la madurez hubiera desterrado a al ingenuidad. Si había magos allí, debía de haber más curiosos por todo el colegio.
^^
Maya Fey
Posted: Aug 3 2011, 11:20 PM


Femme Fatale / Atrapa Almas y Medimaga
Group Icon

Group: Semiveela
Posts: 26
Member No.: 12
Joined: 12-August 10



Maya sentía como el viento le agitaba la larga melena castaña mientras el descapotable que conducía Jack se movía a gran velocidad por la desierta carretera que según él llevaba a Hogwarts. Ella había sonreído como cualquier chica tonta emocionada porque fuesen a llevarla a un lugar como ese sin dejar entrever en ningún momento cuanto añoraba el castillo.

Tampoco había mencionado el hecho de que hubiese preferido viajar con el Expreso de Hogwarts como cuando no era más que una alumna. Incluso aparecerse le hubiese parecido más emocionante aunque tenía que admitir que aquello empezaba a gustarle. Sentir el viento darle contra el rostro y agitar sus cabellos era algo que se sentía todos los días.

Miró de reojo al muchacho que había empezado a entonar la canción que sonaba a todo volumen en el coche, Under Pressure de Queen y que parecía saberse de memoria y cuando él la miró un segundo instintivamente esbozó una sonrisa encantadora. Siempre había sabido como encandilar al sexo opuesto y con un muggle tenía que decir que había sido muchísimo más fácil de lo que esperaba. Había caído enseguida bajó aquel hechizo que lanzaba con una sola mirada.

Cualquiera podría pensar que Maya Fey había perdido la cabeza viajando en un coche con un muggle y no un muggle cualquiera, no, era una brigadista. Maya solo estaba haciendo lo que siempre le habían dicho que tenía que hacer “Mantén a tus amigos cerca pero aún más a tus enemigos” ¿Podía acaso tenerle más cerca que babeando literalmente por ella? No. Maya sabía que no.

Claro que Jack no conocía a Maya Fey, para él ella era Hanna Monroe, aquella muchachita perdida que había conocido una tarde en el Soho y a la que aparentemente le habían robado el bolso (un truquito sin importancia de la semiveela). De allí pasaron a darle ella las gracias por “rescatarla”, un café.... fase del tonteo y Maya podía decir que lo tenía en el bote. Poco tiempo había pasado hasta que el chico alardease de su posición y le comentase que era Brigadista.

¡Conseguido! En aquel momento Maya había esbozado la mayor sonrisa por dentro que había esbozado en meses. Aquello era lo mejor de infiltrarse sin implicarse emocionalmente.

- Vaya... – Exclamó fingiendo de una manera soberbia sorpresa ante la vista del castillo cuando Jack aparcó cerca de las puertas de roble. La muchacha se levantó las gafas de sol con cuidado dejando que sus ojos marrones recorrieran aquel castillo como si fuera la primera vez que lo hacían, escondiendo cualquier muestra de nostalgia o añoranza en sus orbes - ¿Y dices que aquí daban clases? Un lugar un poco apartado... demasiado lejos de las tiendas – Esbozó otra sonrisa mirando al chico, como si fuese una auténtica frívola a la que lo único que le importaba era ir bonita y poder tener toda la ropa que quisiera. – ¿De verdad no te dirán nada por haberme traído? No quisiera ser un estorbo... – Comentó con un tono inocente impregnado en su voz mientras volvía a echar un vistazo a aquel amado castillo.

Lo que daría por volver a entrar en la sala común de Slytherin.
^^
Javier Castaño
Posted: Aug 6 2011, 04:43 PM


Cabeza de familia / Prof. de Encantamientos [Σ] / Nivel 6
Group Icon

Group: Fallecido
Posts: 8
Member No.: 49
Joined: 28-December 10



La segunda planta estaba demasiado tranquila. Demasiado, quizás. Aunque la misión era potencialmente peligrosa, no se había pensado el dos veces venir a conseguir la pluma; no podía dejar que aquellos jovencitos se encargaran solos de conseguir algo tan valioso para el Movimiento. Porque le daba igual lo que iban a decir sobre la pluma, ese artefacto era demasiado importante como para dejarlo en sus manos, Melinda sabría que hacer con ella. Ellos no.

Nunca se había querido involucrar demasiado en los planes del Movimiento, era bien sabido que no era demasiado bueno trazando planes, siempre había sido por decirlo de algún modo, la mano ejecutora y nada más. Claro que opinaba y sus opiniones eran bien recibidas, pero nunca eran lo suficientemente inteligentes como para llevarlas a cabo. Su trabajo era sacar garras y dientes como buen león que era, pero nada más. No era su culpa, no era la de nadie, era poco inteligente y lo tenía más que aceptado.

Pero ese silencio que reinaba el pasillo... Le ponía los pelos de punta. Tenía la varita en la mano, fuertemente cogida, pero si alguien se acercaba no iba a usarla, se transformaría directamente y se lo comería si hacía falta. Esa noche no tendría escrúpulos, por nada ni por nadie, le daban igual los muggles esa noche, no iba a permitir dejar en sus manos a los bebés mágicos, no lo iba a hacer ni loco.

Porque pensaba en los bebés, en todas las atrocidades que La Brigada sería capaz de hacerles, porque si le habían hecho eso a Gwendolyn, no podía ni imaginarse que les haría a los demás. ¿Les matarían a sangre fría? ¿Les robarían la esencia que les harían diferentes a los demás? ¿Incluso matarían a sus padres? Cada idea que le venía era cada vez más atroz y eso era algo que le provocaba náuseas.

Eran monstruos, monstruos que merecían lo peor del mundo, igual que les estaban haciendo a ellos. Y lo peor era que sabía que no todos los muggles no eran así, lo sabía porque había trabajado tanto con muggles como con magos en su anterior trabajo, cuando se dedicaba a fortalecer relaciones... Pero el tumor se expandió sin él poder evitarlo y no podía evitar sentirse culpable.

Javier Castaño, quien hacía conferencias para la unión pacífica entre muggles y magos, convertido en un asesino a ojos de aquellos que ven la televisión y no pueden dar crédito a los asesinatos a manos de varitas y hechizos. ¿Qué pensarían de él aquella gente? ¿Qué pensarían...?

^^
Jacques Lompard
Posted: Aug 14 2011, 02:03 PM


Forever Alone / Dep. Tienda de varitas / Nivel 1
Group Icon

Group: Mago
Posts: 54
Member No.: 15
Joined: 13-December 10



Aquellas palabras se le habían clavado como puñales helados y en ese momento su sangre comenzaba a arder. Las cicatrices aún estaban presentes y la mayoría de veces escocían con la presencia de la rubia.- Sí, eres una bocazas. - No se pudo contener. Y pensar que tiempo atrás ni siquiera se había dado cuenta de aquel lado de la personalidad de Sunday, encontrandolo muchas veces incluso enternecedor. ¿No era eso amor? ¿Cuando los “defectos” de una persona pasaban desapercibidos por los ojos enamorados e incluso en casos extremos se tergiversaban para convertirse en adorables “manias”? - ¿Por eso me...? ¿Porque le conociste a él? - Mihjail no era un desconocido para Jacques, ya había visto por Londres acompañando a Wendolyn pero (quizá inútil de él) jamás lo había visto nada raro en el comportamiento de ambos cuando se encontraban juntos. Y quizá era el ruso la pieza que le faltaba para terminar el puzzle. Pues aunque había pasado tanto tiempo, eso no significaba que las palabras dolieran menos. Si había una cosa que conseguía sacar de sus casillas a Jacques era no comprender. Por esa misma razón se llevaba tan mal con su primo Desmond: jamás había conseguido sacar un patrón de él, siempre tan bipolar e impredecible. Y el final de su relación con Sunday era quizá lo más incomprensible con lo que se había encontrado jamás. ¿No estaban bien? ¡ÉL ESTABA BIEN! - Puedes decírmelo... No me enfadaré. - ¡Una razón clara y lógica! ¡Era lo único que pedía! Debía de ser más fácil aceptar que simplemente había conocido a otra persona con la que congeniaba mejor que plantearse que podía haber hecho mal, o peor, que había de malo en él. Sus ojos verdes buscaron por primera vez la mirada directa de Sunday, quizá con la falsa idea de que en ellos podría leer la verdad con la misma claridad que lo hubiera hecho años atrás.

Fue entonces cuando oyó una voz que le resultó familiar y que al principio le arrancó una fina sonrisa. ¡Era como estar en los viejos tiempos! Pero aquella vez... ¡PEEVES! Lompard. Goldman. Eso significaba que Carol ya había llegado, seguramente con Michael... ¡Por toda la magia! ¡Su padre los iba a matar! ¡Su madre los iba a torturar de por vida! Y aunque Jacques jamás pensó que existiera algo que temería más que la ira de sus progenitores... ¡Los brigadistas podrían hacer algo peor! ¡Mucho peor! Había escuchado la historia de Wendolyn de primera mano y se le erizaban los cabellos solo de pensarlo. ¿Como debía de ser perder algo que formaba parte de tu ser y de tu vida desde...? ¡Siempre! El joven agachó instintivamente su mirada hasta su mano, la cual, tras un rápido y automático movimiento, sostenía su varita.

“¿Quién anda ahí?” No había tiempo para divagaciones.
- Fermaportus. - Intentó conjurar haciendo la floritura correspondiente con un gracil movimiento de muñeca. - Contra la pared. - Susurró con voz decidida mientras él mismo daba un par de zancadas , lo más silenciosas posibles para pegar su espada al muro de piedra escondiéndose así de cualquier mirada dirigida desde el exterior si no se había abierto la puerta.
^^
Savannah O'Hara
Posted: Aug 15 2011, 02:09 PM


Misterio con pecas /Defensora de Squibs y "Raritas" /
Group Icon

Group: Vidente
Posts: 19
Member No.: 104
Joined: 22-March 11



Savannah miró con ojos curiosos a la muggle. No tenía ni idea de cual iba a ser su reacción y temió que llamase a alguien, quizá por eso le sorprendió que le aconsejara guarda la varita.

Sí, es posible que tengas razón... - Dijo con cautela mientras guardaba la varita tranquilamente en el bolsillo y volvía sus ojos celestes otra vez a la muchacha - Es que nunca antes me había encontrado a Brigadistas por Hogwarts. Al menos no en las últimas veces que había visitado el castillo o había estado con los Thestrals. Los días que había advertido que había brigadistas en la zona, automáticamente había dado media vuelta y había regresado a casa. Aquel día, simplemente le había entrado curiosidad, decidiendo arriesgarse. No podía estar huyendo eternamente, ¿no? -[color=white] ¿Por qué no me delatas? - Se suponía que eran enemigos, ¿no? Además, si aparecía alguno de los suyos ¿qué iba a decirles? - Puedes meterte en problemas – Vamos, al menos eso pensaba ella. ¿De verdad se iba a meter en problemas por una bruja? No sabía si pensar que era un acto digno de una persona sin mucho sentido común o de una persona valiente.

Decidió no decir más y fingir que estaba mirando los premios expuestos detrás de las vitrinas. A veces le daba pena no haber podido llegar a ser ninguna de esas personas premiadas (ojalá no hubieran cerrado Hogwarts... ¡Podría haber tenido una oportunidad!) pero era consciente de que en la vida nunca se podía tener todo.

Premios Anuales. Se les concedían a los alumnos que habían sacado excelentes notas durante el último año aquí... - Comentó mientras sus ojos celestes iban por la lista – A esta chica la conozco: Caroline Lompard. Es muy buena pocionista... - Aunque ahora que se paraba a pensarlo. ¿A aquella muggle que más le daba lo que fueran los Premios Anuales y quién fuera Lompard? Se llevó una mano al larguísimo cabello pelirrojo mirándola de soslayo. Oía unas pisadas que se acercaban, pero... Tenía la sensación de que caminaban con tranquilidad. Demasiada tranquilidad.

Podría haber salido de aquella habitación unas cuantas veces ya y con los “trucos” que sabía del castillo, quizá incluso estaría en otra planta distinta bastante alejada de la Sala de los Trofeos.

Fue entonces cuando una de aquellas visiones inesperadas invadió su cabeza mostrandole imágenes en blanco y negro... No era la primera vez que le pasaba así que su reacción fue muy distinta a aquellas primeras veces. Simplemente se quedó en trance para las personas de su alrededor en este caso Phoebe. Para ella era como ver una película muggle antigua.

Estaba en Hogwarts. El último director caminaba delante de ella con decisión y saludaba a los alumnos que pasaban por su lado con la sonrisa de siempre. Caminó hasta el segundo piso. El pasillo de la gárgola. Aquella tras la cual se hallaba el despacho del director donde tantos alumnos ansiaban entrar (por curiosidad... nadie quería entrar porque le hubiese caído un marrón, precisamente).

Andrómeda.

Esa fue la única palabra que salió de sus labios y lo último que oyó Savannah antes de volver a la Sala de los Trofeos - ¿Andrómeda? - Susurró desconcertada, pero enseguida cayó en la cuenta: Andrómeda era la contraseña para acceder al despacho. Lo que no lograba entender era porque ahora se le aparecía aquello.
^^
Mihjail Vasiliev
Posted: Aug 15 2011, 02:50 PM


Profesor de Transformaciones / Herbologo
Group Icon

Group: Mago con permisos
Posts: 47
Member No.: 66
Joined: 8-January 11



Mihjail revisó de nuevo la lista. En ella tenia apuntada la última información que había conseguido recopilar sobre el último director de Hogwarts.

- Lansbury: el pueblo donde su familia pasó las vacaciones de 1987. (X)
- Astronomia: la asignatura que impartió cuando era profesor. (X)
- Sparkie: el nombre del sapo que tuvo a los 12 años. (X)
- Eva: Su hija. (X)
- Caramelos de Lima: sus favoritos según le había contado Jason Brown, un antiguo empleado de Honeydukes. (X)
- Cometa 260: su primera escoba. (X)
- Hufflepuff: la casa de Hogwarts de la que fue jefe durante quince años. (X)
- Jennifer: el nombre de su prima segunda con la que coincidió durante unos días en la acampada de las juventudes mágicas de 1954. (X)

Suspiró angustiado. Se le terminaban las ideas. Había pasado casi un mes desde que Tamara lo había citado para hablarle de aquellas imágenes que había extraído de la mente del teniente Grant; y aún no habían conseguido descifrar la palabra secreta que abría la gárgola del despacho del director. Tan cerca y a a la vez tan lejos de un hito tan importante. Y aún así en el tiempo que llevaban allí tan solo habían encontrado a una media docena de grupos de brigadistas. ¿Tan interesados estaban en encontrar aquello, fuera lo que fuera? ¿Y esos eran los únicos efectivos de los que disponían? A veces si lo pensaba fríamente llegaba a pensar que todo aquello era una locura: ¡estaban detrás de algo que ni ellos mismos sabían que era! Aunque algunos tenían sus sospechas, a cual más rebuscada y catastrófica.

Hablando de catástrofes: Peeves. ¿Lompard? Zeus no debía de estar allí ya había hecho guardia el día anterior. ¿Goldman? ¿O'Hara? What the hell...?

- ¡Al cuarto piso! ¡Por el tapiz de Barrabás! - Ordenó a Javier mientras comenzaba a correr.
Una armadura.
Dos.
Tres.
En la siguiente esquina encontraría el tapiz.

Los pies del ruso derraparon en el suelo levantando una pequeña nube de polvo. - ¡Piertotum Locomotor! (*) - Apuntó hacia una de las armaduras de piedra. - ¡Defended el cuarto piso! - Ordenó antes de perderse tras la tela para subir as escaleras de dos en dos, de aquel atajo que lo llevarían directos al cuarto piso. - Un momento... - Dijo con voz entrecortada cuando ambos llegaron las el tapiz que los ocultaba. No podían perder la ventaja de la sorpresa. - Da la vuelta, sube por las otras escaleras. - Le dijo al español posando una mano sobre su hombro y dedicándole una sonrisa tranquila. - Ten cuidado. - El ruso respiró hondo y se apuntó a si mismo. - Partis Temporus – Susurró con una floritura buscando crear una barrera de protección para cuando saliera de su escondite.

“¡Tirad las varitas y levantad las manos donde podamos verlas!”
- No. - Dijo con voz profunda apareciendo desde detrás de un grupo de brigadistas. - Tirad vosotros las armas. Estáis en inferioridad, hemos tomado el Castillo. - No era cierto (o quizá, sí, no sabía si su hechizo inicial había surtido efecto) pero ¿y si colaba...? ¡GENIAL! - Tenéis diez segundos.








(*) Siempre quise usar ese hechizo....
^^
Sunday Dawson
Posted: Aug 16 2011, 12:50 AM


Nietisima / Estudiante Bellas Artes / Nivel 1
Group Icon

Group: Squib
Posts: 95
Member No.: 41
Joined: 24-December 10



Lo sabía. Sabía que era una bocazas, pero simplemente no podía evitarlo o al menos, en aquel momento no había podido evitarlo. Le había salido de forma natural, impulsiva. No era algo que se hubiera parado a pensar fríamente. Solo se había parado a pensar en las consecuencias de su bocaza cuando ya lo había dicho todo. ¿Y ahora? Se debatía entre decirle la verdad al galés o escudarse tras una mentira piadosa... Sentía que la segunda opción le ayudaría más que decirle simplemente que había sido algo complicado (cosa cierta) y no atreverse a admitir que simplemente había huido como una cobarde de sus sentimientos. Definitivamente ella no habría sido una buena Gryffindor.

- ¿Tan sencillo como eso? Boca de la perdición... Fue decir aquel “si” contundente y seguro que cayó en la cuenta de que por aquel entonces ella tenía dieciséis años y era menor de edad mientras que Mihjail... - No fue algo que buscase. No pretendía enamorarme de Mih..., no lo planeé, simplemente ocurrió y no pude hacer nada para evitarlo... - En realidad aquello era verdad. ¿Acaso de verdad podía haber planeado algo cómo lo que le había pasado con el ruso? - Lo siento...

En realidad lo que sentía era haberlo hecho daño por ser una cobarde, pero no iba a decirlo. Si conseguía mantener aquel pequeño secreto a salvo, mejor. De todos modos no tuvo tiempo de añadir mucho más a aquellas palabras, cuando oyó una voz que decía apellidos que le resultaban familiares (sobretodo Lompard) y que consiguió que intercambiase una mirada llena de curiosidad con Jacques.

¿Quién...? - La pregunta volvió a quedar en el aire cuando oyó una nueva voz al otro lado de la puerta que para su desgracia conocía demasiado bien – Rick – No pudo contener aquel susurro mientras veía a Jacques conjurar un Fermaportus.

Una acción bastante inteligente la de cerrarle la puerta en las narices, ahora solo faltaba ver si aquella idea del galés surtía efecto o no – Le conozco – Volvió a susurrar esta vez pegada a la pared como el ex-Ravenclaw le había ordenado (aquello a sus ojos no había sido un consejo) – Es el hermano mayor de una de mis amigas muggles...

La pregunta ahora era que demonios hacía Richard Moore en Hogwarts... y algo aún peor: ¿Estaría Phoebe con él? ¿Y si la descubrían y toda su tapadera se iba a la mierda? En ese momento se dijo a sí misma que tendría que haber hecho caso a Mihjail....

Ese tipo de posibles problemas no hubieran surgido.
^^
Jack Tyrell
Posted: Aug 17 2011, 01:47 PM


Brigadista / Nivel 2
Group Icon

Group: Brigada
Posts: 6
Member No.: 122
Joined: 27-July 11



Al enterarse que ésa iba a ser una misión de reconocimiento y que iría gente que no pertenecía a la brigada le faltó tiempo para proponérselo a Hanna Monrose, una chica que había conocido por la calle y que no sabía cómo había conseguido meterse tan rápido en su cabeza. Generalmente Jack no se encariñaba… o tardaba mucho; pero Hanna en un día ya le tenía a sus pies.

- Si, ¿verdad que son raros? – Respondió a la pregunta de la chica una vez ya había parado el coche donde le había dado la gana. – Tranqui, iba a venir mucha gente inútil… tu nunca serías un estorbo. – Se apoyó en el asiento y la miró medio embobado. ¿eh? ¿Eso lo había dicho él? Mierda, le pasaba algo raro. - Bueno, bueno, bueno… vamos a encender esto.- Cambio de tema rápidamente mientras le daba al botón del Walkie que llevaba guardado. Parecía que todo estaba en orden, pues no se oían gritos, ni conversaciones, ni directrices.

No lo tendría que tener apagado, pero era peligroso conducir con esos aparatejos en marcha, ¿no? Eso se decía. En realidad las normas de tráfico y seguridad vial no le importaban mucho, pero tener la voz de Richard continuamente mandando órdenes cuando Jack llegaba tarde no le dejaba disfrutar ni de la carretera ni de la compañía.

Lo único que tendría que hacer ahora era localizar a los demás y encontrar la maldita pluma, asi podrían salir rápido de aquel castillo y seguir con su plan de conquista a corto plazo. Sonrió a Hanna mientras bajaba del coche y pensaba maneras para impresionarla. Dio la vuelta para abrirle la puerta a la chica; se inclinó a modo de reverencia y alargó el brazo izquierdo.

- Después de usted, señorita. – Un poco de broma no estaba mal nunca.

La siguió en silencio con las manos en los bolsillos, con la tranquilidad que le caracterizaba, en dirección a la entrada principal de la antigua escuela de pequeños locos. Tenía que reconocer que era impresionante, pero jamás lo diría en voz alta. Un par de pasos más adelante empezó a gritar una voz:

- ¡MAGOS EN LA CUARTA PLANTA JUNTO A LA BIBLIOTECA! ¡MAGOS EN LA CUARTA PLANTA JUNTO A LA BIBLIOTECA! ¡SE LA VAN A CARGAR! – Del susto, el Walkie le cayó al suelo. ¿De quién diablos era esa voz? - ¡Id!¡Subid y neutralizarlos! ¡Ahora! –Ésa era de Richard, inconfundiblemente.

Sonrió de lado satisfecho por tener marcha en su primera misión; creía que sería una aburrida misión de reconocimiento y resultaba que los magos se habían dignado a aparecer. Si seguían haciéndole interesantes las cosas quizás acabarían cayéndole bien… nah, eso no iba a ser posible.

- Vamos a cazar magos. – Disimuló su entusiasmo, tampoco había que parecer un psicópata. – He memorizado el mapa, sé donde hemos de ir.

La cogió de la muñeca y se lanzó a la carrera a través de la entrada, subió las escaleras casi de dos en dos durante los 4 pisos y giró hacia la biblioteca. No se paró a pensar en que Hanna no tenía que estar allí en ése momento y que podría poner en peligro la misión o la misma vida de la chica… al menos eso sería lo que tendría que haber pensado si no se hubiera dejado llevar por la emoción.

Cuando llegaron al último recodo que girar se paró en seco para cargar la pistola de dardos, haciendo el mínimo ruido posible, y entonces, al percibir el movimiento de ése pelo moreno que le encandilaba, se dio cuenta por fin del peligro que suponían sus ganas de lucirse ante la chica. Se estresó por una fracción de segundo, pero hizo lo que todo el mundo hace cuando no sabe qué hacer… echarle la culpa al otro.

- ¿Pero porque has venido conmigo? Es peligroso. – La miró a los ojos con preocupación. -Quédate aquí escondida, no mires, no digas nada, no te muevas… y si oyes gritos sales corriendo. – Le dio las llaves del coche para no sentirse tan mal. Le dio un beso y la separó un poco hacia atrás.

Sacó un poco la cabeza para estudiar la situación, con lo ocupados que estaban nadie se fijaría en una pequeña mancha rubia en una esquina. 6 brigadistas y 4 magos… pero uno especialmente peligroso por la posición que estaba. Desde su esquina tenía a tiro tanto a magos como compañeros; levantó el arma y disparó en dirección al mago que había hablado (Mih).
^^
Michael Goldman
Posted: Aug 17 2011, 06:13 PM


Propietario de Goldman's / Nivel 2
Group Icon

Group: Mago
Posts: 22
Member No.: 44
Joined: 25-December 10



- ¿Para qué íbamos a leerlo? – Murmuró por lo bajo disfrutando del momento; no todos los días Caroline Lompard le daba la mano. – Que desagradable. – Mike dobló las rodillas al aparecerse, pero aún así no lo cayó de manera elegante.

Sin protestar más siguió a las chicas por el pueblo y a través del pasadizo custodiado por la chica de pelo rubio… que seguro que Caroline conocía. Iba cerrando la marcha tranquilamente, quizás por eso se quedó un poco atrás contemplando la sala de los menesteres; ¿Por qué todos tenían tantísimos recuerdos dentro de esa sala? Cuando se juntaban amigos, a la que bebían un poco y se ponían a contar batallitas, siempre acababa saliendo ésa sala en más de una historia… Mike lo entendía perfectamente, pero le parecía muy gracioso.

- Por allí había un pasadizo que salía cerca de la bruja ésa. – Señaló en dirección contraria a la que había tomado las chicas y ninguna de ellas le hizo caso; quizás no le habían oído, o quizás habían pasado de él. – En fin… - Se resignó sonriendo, sería agradable dar una vueltecita. – Caroline sabrá dónde va.

Pero no lo sabía.

- Mierda, tendrías que haberme escuchado… seguro que ibais hablando de tonterías. – Podía haber sonado como reproche si no fuera por el tono de voz que puso, se notaba que estaba de broma. – Ya solo nos queda un piso, vamos andando y recordando viejos tiempos… ¡Por ejemplo! – Señaló una esquina del pasillo. – En primero, aquí hice que el profesor de encantamientos tropezara y se le cayeran los libros… fue muy divertido. Que inocentes éramos.

Avanzó un poco más buscando con la mirada el siguiente punto importante de su vida cuando una conocida voz le sacó de sus recuerdos. Era una voz chillona y dada a la broma, que ya estaba delatando… ¿había dicho delatar?

- ¡Peeves! – Algo se le removió en el estomago, ése fantasma a nadie le caía bien, pero era parte del castillo. – No te preocupes, podemos malgastar un poco de alcohol en ti.

Aunque como de costumbre el fantasma pasó de él y empezó a gritar dando la voz de alarma. ¿Brigadistas? Genial, pues ahora sabían exactamente donde se encontraban ellos tres. En apenas unos momentos empezó a escuchar pasos que se acercaban corriendo por el pasillo, le dio tiempo a empuñar a varita y situarse delante de Caroline (¿Fue instinto o el intento de proteger a la novia de su amigo?) antes de que aparecieran 6 brigadistas. Lo que ellos no se esperaban era que apareciera Mihjail de detrás de un tapiz justo en el momento idóneo; no le había visto desde que entraron al cuartel de la Brigada, pero si seguía haciendo esas apariciones estelares acabaría siendo su modelo a seguir.

No perdió el tiempo, aprovechando la sorpresa de los otros conjuró:

- Partis temporum. – Ante todo la seguridad. Seguidamente apuntó al brigadista que tenía más cerca. – Bombarda maxima.
^^
zIFBoards - Free Forum Hosting
Fully Featured & Customizable Free Forums
Learn More · Sign-up Now

.options    Pages: (6) 1 [2] 3 4 ... Last » .add reply   .new topic   .new poll   




Hosted for free by zIFBoards* (Terms of Use: Updated 2/10/2010) | Powered by Invision Power Board v1.3 Final © 2003 IPS, Inc.
Page creation time: 0.0515 seconds · Archive

The Autumn Effect skin & sidebar by Saphira of CAUTION 2.0, RPG-D, & RCR !