TALK ON CORNERS
about our
story

El año 2005 sería clave para todo el mundo, tanto muggles como magos. Habíamos luchado durante siglos por que nuestras costumbres, nuestros secretos mejor guardados no salieran a la luz. Por qué aquellos cuyos ojos no veían la realidad, siguieran ciegos y con los ojos vendados ante la realidad de la magia, ante su mera existencia.

Si quieres saber más...
Yo te lo mostraré




















AT
YOUR
SIDE

the admins




¡Feliz 2012!



















OLD
TOWN

Mysteries



#1.¿Cómo murió realmente Jeremy?
#2.El actual paradero de la pluma mágica. ¿La tienen los Brigadistas o sigue permaneciendo en Hogwarts?

Sigue la trama...

Cronología

Invierno
Año 2018

















HE SAID
She said



¡Sigue a estos personajes también!



















LOVE
GIVES

Love takes



¡Afilianos!











Image and video hosting by TinyPic Far Far Away

CREDITS
Sidebar: Dana
Coding Help: RCR

 
zIFBoards - Free Forum Hosting
Fully Featured & Customizable Free Forums
Learn More · Sign-up for Free


Pages: (6) [1] 2 3 ... Last » ( Go to first unread post ) .add reply   .new topic   .new poll   

 [È] Trama 2: La pluma
Richard Moore
Posted: Jul 7 2011, 12:15 AM


Brigadista / Nivel 4
Group Icon

Group: Brigada
Posts: 14
Member No.: 85
Joined: 10-February 11



Richard no era creyente. Nunca había creído en nada más que en sí mismo y desde hacía poco en aquella causa y aquella noche sin embargo, aquella noche estaba haciendo caso de las palabras de su hermano. El instinto le había dicho que tenía que hacerle caso y con lo que le había dicho retumbando en su cabeza se había presentado ante sus compañeros.

- Ya sé como esos cabrones saben quiénes son de su calaña. Tienen un artefacto mágico que les dice quiénes son magos. ¿Qué idiotas, verdad? Usar algo que puede conseguir cualquiera que sepa donde esta... – Soltó una risotada un tanto siniestra mientras miraba a sus compañeros con un brillo de maldad en sus ojos de tonalidad clara.

Dio unos cuantos pasos poniendo la mirada en Christopher Ruslan durante unos segundos – Esos duendes son más útiles de lo que uno creía en un principio. Una pena que no sepan dónde se esconde esa escoria. Si no seguro que también habrían vendido su escondite – Paró la mirada en una ventana antes de entrelazar las manos detrás de su espalda. La verdad esperaba que se creyeran aquella mentira. No les iba a decir que se estaba guiando por una corazonada (cosa que él se suponía que nunca tenía) y que era algo que le había dicho su hermano que había soñado. ¡Se habrían reído de él!

Por eso mismo prefirió no decir algo. Si resultaba que todo aquello era una pérdida de tiempo le echarían las culpas a los duendes y él se limpiaría las manos.

- Así que, tenemos que ir a ese maldito e infernal colegio. Allí esta esa susodicha pluma que escribe el nombre de todos los monstruos que nacen cada año en nuestro país. – La sola idea de tener una lista con todos los nombres se le antojaba divina, sobretodo por el hecho de que ya no se podrían esconder... Y si lo hacían tarde o temprano tendrían que salir de sus refugios, ¿no?

Lo mirase como lo mirase solo veía ventajas en tener un objeto como aquel. Sabía que en algunos otros países europeos los habían encontrado y estaban en poder del gobierno. Él desde luego no se quería quedar atrás.

Por eso mismo al día siguiente a las 12pm se encontraba en las puertas de roble que eran la entrada a Hogwarts. Las miró con una mueca de asco antes de volverse a Ruslan, sus seis compañeros Brigadistas y aquellos cuatro ciudadanos corrientes que habían venido porque decían ser “Investigadores de las reliquias mágicas” una estupidez para Richard, pero... Chasqueó la lengua cuando su mirada se posó en ellos, con sus ojitos mirando de forma ávida al castillo.

No pensaba hacerse responsable de los accidentes que pudieran tener aquellos dos.

Al final se decidió y abrió las enormes puertas que incluso chirriaron dejando a la vista el famoso vestíbulo de Hogwarts con su enorme escalera de mármol que llevaba directamente a las puertas de roble tras las cuales estaba el Gran Comedor que a pesar de todo seguía mostrando el cielo a través de aquel hechizo que poseía su techo.

- Bien... Son siete pisos y las mazmorras llenos de sitios espeluznantes y pasadizos ocultos. Los mapas que os entregué antes contienen aquellos que se han encontrado estos últimos años durante las inspecciones del castillo, pero estamos seguros que estas ratas tienen más ocultos. – Miró a todos los presentes antes de señalar a Christopher Ruslan y a su hermana, que había querido acompañarle y siendo que no era una misión peligrosa (¡Era una castillo por Dios!) le permitió acompañarles. – Nosotros iremos a la tercera planta. Vosotros – Señaló a uno de aquellos ansiosos investigadores y uno de sus compañeros – Buscad en la planta baja. – Luego separó a los seis restantes en dos grupos más que se encargarían de la primera y segunda planta.- Cualquier cosa... Tenemos los walkies – Comentó a la vez que enseñaba el propio al resto.


---
Christopher Ruslan, Phoebe Moore, Jose Castaño y Vicktoria Böhm, por favor haced el post en “darkblue” para así distinguir con más facilidad a los muggles de los magos.
A Jose y Vicktoria os mando a la segunda planta =D

Estos últimos van bajo otra identidad gracias a la poción multijugos que se toman a mansalva.

Esto es lo que hay en cada planta: http://eldiccionario.org/lugares/guiahogwarts.htm

Los magos y brujas deben esperar órdenes. Los mencionados en este post podéis empezar a postear.
^^
Sunday Dawson
Posted: Jul 10 2011, 05:25 PM


Nietisima / Estudiante Bellas Artes / Nivel 1
Group Icon

Group: Squib
Posts: 95
Member No.: 41
Joined: 24-December 10



¿Caprichosa? Para nada. ¿Curiosa? Demasiado. A su modo de ver lo que estaba pidiendo no era algo fuera de lo normal. Era algo con lo que cualquier niño nacido de familia de magos soñaba desde temprana edad. ¿Qué hijo de magos no había oído hablar de Hogwarts? De sus múltiples pasillos, de las entradas ocultas tras tapices, de los miles de cuadros que colgaban de sus paredes, de los partidos de Quidditch que allí se jugaban, de las cuatro casas, de sus leyendas, sus misterios, sus secretos... y de que la magia allí se sentía de verdad. El problema es que había hijos de magos que no podían acudir a Hogwarts y aquellas cosas nunca llegaban a verlas o sentirlas.

¿Acaso era demasiado pedir pisar aunque fuese solo una vez el colegio más famoso de Reino Unido? ¿De Europa? Sabía que su respuesta iba a ser negativa, así que cuando la negación salió de labios del ruso unido a un puñado de razones que incluían el hecho de que el castillo estaba en posesión de los Brigadistas, la muchacha no se enfurruño, ni siquiera protesto. Era algo que tenía demasiado asumido.

Pero... ¿No era verdad que nadie conocía Hogwarts mejor que sus antiguos alumnos? Ponía la mano en el fuego que los Brigadistas no conocían ni una quinta parte de los secretos de Hogwarts. Los magos se habían asegurado de que las copias de “Historia de Hogwarts” cayeran en buenas manos y no fuesen a parar en manos de muggles.

- A veces os envidio por haber podido ir a Hogwarts – Había murmurado en aquel momento.

Había sido de vuelta a casa cuando pensó en Caroline y Jacques. No sabía que le dirían los hermanos Lompard pero de todos modos se dispuso a intentarlo. No perdía nada después de todo. Caroline enseguida pareció entusiasmada con la idea y Jacques solo necesitó un empujoncito para contestar afirmativamente a la propuesta de la squib.

Por eso mismo estaba recorriendo en ese momento el túnel que llevaba desde sótano de la abandonada Honeydukes en Hogsmeade hasta uno de los pasillos de la tercera planta de Hogwarts con el muchacho por delante de ella alumbrando con la varita el camino. Caroline había comentado que ya se reuniría luego con ellos si podía. Además, la noticia de que se iban de “excursión” a Hogwarts había corrido como la pólvora entre los más jóvenes de Valgrange por lo que no le sorprendería que aparecieran más. Todo fuese por los viejos tiempos, ¿no?

La muchacha palpó el bolso que llevaba colgando de uno de sus hombros, donde enseguida se oyó el característico sonido de botellitas de cristal golpeando entre sí. Era precavida y solo por si acaso se había asegurado de llevar consigo dos botellitas de aquella poción que cuando la tirabas al suelo provocaba una pequeña explosión, además de polvo de oscuridad en un saquito.

Más valía prevenir que curar.

Sus ojos azules estaban fijos en el muchacho que iba delante de ella. Caroline sabría cómo llegar y posiblemente los otros que quisieran unirse a aquello también. El único problema que había visto la rubia era que había posibilidades de que no todos acabasen en el mismo piso y por lo que había oído hablar a su madre. Estaba a punto de comentárselo a Jacques cuando se paró haciendo que ella también se quedase quieta. Habían llegado al final del túnel.

-------------------------------

A partir de este post pueden entrar los demás también. Seguro que el rumor de la "excursión" se ha extendido por todo Valgrange.

Podéis llegar por diferentes entradas de Hogwarts o pasadizos secretos.
^^
Jacques Lompard
Posted: Jul 11 2011, 10:00 PM


Forever Alone / Dep. Tienda de varitas / Nivel 1
Group Icon

Group: Mago
Posts: 54
Member No.: 15
Joined: 13-December 10



- Dissendio – Murmuró con voz ronca mientras tocaba la piedra con la punta de la varita. Sin un solo quejido, un halo de luz se abrió en el oscuro pasadizo dejando mostrar una estrecha abertura por la que ambos podrían pasar. Siempre había conocido el pasadizo de la bruja tuerta pero entre que el pasillo casi siempre había estado estrictamente vigilado por el conserje y que Jacques huía de los problemas como elefante del ratón, jamás se había atrevido a utilizarlo.

- Vamos. - Dijo volviéndose hacia Sunday con una sonrisa y ofreciéndole una mano para ayudarla a pasar.

Mientras que la muchacha había sido precavida llevando consigo un par de pociones, Jacques pensaba en otro tipo de preparativos. Su mochila también hubiera tintineado sino hubiera envuelto media docena de cervezas en una toalla para que se mantuvieran frías. Por supuesto que sabía que los brigadistas se habían hecho con Hogwarts pero había sido años atrás y había quedado patente que sentían respecto, o más bien temor, por aquellas centenarias paredes. No era la primera vez que se había colado con sus primos en aquel lugar. Siempre habían sostenido que el patio tenía una acústica perfecta para hacer una buena fiesta. El joven era (como su padre a su edad) un asiduo más a la barra que a la pista de baile, pero disfrutaba con el ajetreo del resto cerca suyo, no a su alrededor.

- Nox. - Conjuró extinguiendo la luz de la punta de su varita justo antes de guardarla en el bolsillo interior de la chaqueta.

Aspiro aquel aroma tan característico de Hogwarts que por más años que habían pasado seguía fresco en el ambiente, tal y como lo recordaba. Una sonrisa espontanea curvó los labios del galés. Algo en su interior tembló y le hizo recordar que volvía a “estar en casa” a pesar de que aquella tranquilidad tan agobiante y antinatural lo hubiera invadido todo.

- Estamos en la tercera planta, tienes que ver la entrada primero. - ¡Oh, sí! ¡Aquello le iba a encantar! Se giró de nuevo hacia ella para ver la reacción en su rostro.
^^
Phoebe Moore
Posted: Jul 11 2011, 11:05 PM


Futura Psicóloga y dependienta de tienda de cómics / Nivel 1


Group: Guests
Posts: 26
Member No.: 88
Joined: 13-February 11



El castillo era I-M-P-R-E-S-I-O-N-A-N-T-E. Si no hubiese sido por su hermano y los demás brigadistas la muchacha se habría quedado observándolo como un pasmarote durante horas y es que todavía le costaba imaginarse como habían podido mantener oculto semejante fortaleza. Bueno, era obvio que lo habían hecho con magia pero aún así costaba de creer que aquello hubiese estado allí durante siglos y nadie que no fuese mago lo hubiese descubierto.

La muchacha siguió a su hermano hacia el interior del castillo y mientras esperaba a que diera órdenes a los demás, al parecer era el cabecilla del grupo pese a que había un hombre mucho mayor que él, observó el grandioso vestíbulo del castillo y la enorme escalera de mármol. Ojala pudiera pasear por el castillo a su antojo disfrutando de la visita sin tener que esperarlos y sin tener que buscar por cualquier recoveco una simple pluma. ¿De verdad se creían capaces de encontrarla en un lugar tan gigantesco y encima en un día? Estaban locos si realmente lo pensaban.

En cuanto se percató de que su hermano la señalaba volvió a prestar atención a sus palabras y no pudo evitar fruncir el ceño cuando se enteró de que Ruslan iba con ellos. Como si no le bastara una persona seria que además era su hermano, pero claro no podía quejarse porque por lo menos Richard le había dejado acompañarle. Obviamente tras mucha insistencia por parte de ella.

- En la tercera planta tenemos un pasillo, un aula, una sala de trofeos y una galería de armaduras – mentó a sus acompañantes a la vez que señalaba los lugares en el mapa – Ninguno me parece un buen escondite para una pluma pero quien sabe, todo es posible -

Phoebe empezó a subir las escaleras sin esperar a que su hermano dijera nada. Se fijó en que la mayoría de cuadros, por no decir todos, estaban vacíos. Era como si alguien hubiese borrado lo que había pintado en él y ahora solo quedara el marco. Todo en Hogwarts era extraño pero fascinante al mismo tiempo. La chica estaba maravillada con el aura misteriosa que parecía envolver el lugar mientras que su hermano seguía con esa cara de amargado que nunca parecía abandonarlo. Al principio se alegró por el hecho de que hubiese pasado las oposiciones para pertenecer a la Brigada pero ahora comenzaba a preocuparle que aquello solo lo hiciera cada vez más imperturbable y obsesivo.

- Bueno si no os importa yo me voy a la sala de trofeos -

Y dicho esto la joven se alejó de los dos brigadistas y se dirigió hacia la habitación donde se suponía que estaban los trofeos. Nada más atravesar la puerta la joven Moore pudo observar grandes vitrinas tras las cuales se encontraban varias copas y medallas. Sacó su cámara fotográfica y empezó a sacar fotos de las diferentes vitrinas (como si se tratara de un museo) para luego detenerse a leer una lista de todos los Premios Anuales que a saber qué eran.

- Pues si que daban premios en este sitio – murmuró.
^^
Michael Goldman
Posted: Jul 17 2011, 10:10 PM


Propietario de Goldman's / Nivel 2
Group Icon

Group: Mago
Posts: 22
Member No.: 44
Joined: 25-December 10



¿Excursión a Hogwarts? Eso en la cabeza de Mike se traducía en fiesta en Hogwarts. No tenía muy claro quien había sido el primero en mencionar la expedición, pero mucha gente lo había hecho a lo largo de la semana. Sería genial rememorar los años estudiando en la escuela, las gamberradas, los castigos, los exámenes, el estress de los trabajos… toda su vida como estudiante estaba allí; así que le faltó tiempo de apuntarse y buscarse alguien con quien ir. Quedaba muy cutre llegar solo a los sitios.

Para buena suerte de Mike, y mala suerte de Sel, la chica se había puesto enferma y no había tenido otro remedio que quedarse con su tía en lugar de ir a Hogwarts… en el fondo ella no estuvo tantos años como él, así que tampoco se sintió muy mal por su hermana.

Acabó de llenar la mochila con botellas varias de diversas bebidas, la cerró y se la colgó al hombro. Era un poco pesada, y por el ruido que hacia al moverse quedaba claro lo que llevaba. Antes de salir se aceró a la habitación de su hermana para despedirse, pero ya se había quedado frita… siempre dando tanto la lata y ya estaba durmiendo a esas horas.

Mientras se dirigía a Rowena Lane observaba a todos los que se cruzaban con él o iban en su misma dirección; quizás se encontrarían en Hogwarts… o quizás simplemente iban hacia sus casas. Le pareció que había más gente de lo normal por las calles, aunque quizás solo fuera una paranoia suya.

Caroline y Daphne ya le estaban esperando, aunque no llegaba excesivamente tarde. Movió la cabeza como saludo cuando le vieron.

- Pues ya estoy aquí. – Se plantó a su lado y hizo sonar la mochila mientras sonreía. – Bueno, ¿por dónde entramos? Por la entrada principal no… que no es emocionante.

Aunque no lo mostraría demasiado, tenía muchas ganas de volver a recorrer los pasillos de la escuela, tanto los visibles como los secretos.
^^
Savannah O'Hara
Posted: Jul 19 2011, 07:50 PM


Misterio con pecas /Defensora de Squibs y "Raritas" /
Group Icon

Group: Vidente
Posts: 19
Member No.: 104
Joined: 22-March 11



La huesuda cabeza le dio suavemente en la nuca y Savannah se levantó del suelo con una gran sonrisa en el rostro a la vez que aquella cría de Thestral olisqueaba cerca del bolso que llevaba. No muy lejos de allí había dos adultos que la muchacha pelirroja dedujo que eran sus padres. Sabía perfectamente porque olisqueaba su bolso así que sin más dilación lo abrió y metió la mano sacando un trozo de carne cruda que entregó al pequeño y que este empezó a comer rápidamente.

En su rostro volvió a asomar una sonrisa al tiempo que se atrevía a pasar una de sus manos por la cabeza del animal soltando una risita antes de tirar un par de trozos de carne a los adultos que no se lo pensaron demasiado antes de ir a comerlos. Estar en El Bosque Prohibido por aquellos días ya no era tan peligroso como años antes, como cuando eran estudiantes, puesto que la mayoría de Criaturas Mágicas habían sido trasladadas a Reservas y solo quedaban los Thestrals y pocos tipos de Criaturas Mágicas más. Los centauros por supuesto seguían viviendo en aquellos páramos y Savannah moría por encontrarse con alguno. Siempre le habían contado que eran buenos en la Adivinación y quería saber si era cierto... aunque realmente se hubiese tomado a mal que se burlasen de ella o no la creyesen vidente.

Sus ojos color celeste se perdieron la espesura del Bosque Prohibido cuando oyó a sus espaldas un ruido lejano. Estaba prácticamente en la misma linde del bosque (a pesar de todo nunca le había gustado adentrarse demasiado) así que el ruido enseguida pudo ser identificado. Oyó los cascos de los Thestrals y cuando se volvió uno de los adultos se había adentrado en el bosque. Agudizó el oído ante aquel ruido muggle de automóviles pero un suave golpe en el reverso de una de sus manos hizo que bajase la mirada. El pequeño animal la miraba fijamente y la pelirroja no supo en ese momento como tomárselo.

Se armó de valor y echó a andar por los terrenos del colegio alejándose del bosque y de la mirada de aquel pequeño Thestral. Tardó un par de minutos en llegar hasta la entrada del castillo donde vio varios automóviles muggles que la hicieron arquear una ceja. Sabía que el colegio estaba bajo el control de los Brigadistas (motivo por el que su madre le había prohibido acudir) pero en todas las veces que había visitado aquel lugar no había visto ninguno. Se le antojaba incluso sospechosa la presencia de los mismos en el castillo.

Apoyada contra la pared cercana a la puerta principal del lugar le llegaron las palabras que decía uno de los muggles. Le sorprendió sobretodo la palabra “buscad”. ¿Qué estaban buscando ellos en aquel lugar? Una vocecita en su cabeza le dijo que no era asunto suyo y que sería mejor que volviese a casa... pero la parte valiente (si eso existía en ella) la instó a asomarse por la puerta cuando oyó todos los pasos alejarse. Por algún motivo decidió ir al mismo sitio que donde había dicho la voz: la tercera planta.

Se movió con cuidado por el vestíbulo y subió las escaleras de mármol varita en mano, asegurándose de que los que buscaban en aquella planta no estaban cerca antes de echar a correr y cruzar el Gran Comedor hasta la puerta que había al fondo abriéndola y entrando en ella con cuidado. De inmediato le llegaron unas voces femeninas que no la hicieron dar un respingo... Había reconocido la voz de Violeta la amiga de la guardiana de la torre Gryffindor la Señora Gorda. Por lo que vió Savannah estaban manteniendo una animada charla pero no se paró a saludarlas ni preguntarles el motivo. Las pasó de largo y salió por otra puerta después de asegurarse de que no había nadie a la vista.

Cruzó el pasillo y se metió tras uno de los tapices que había que por arte de magia la llevaron a la tercera planta, concretamente cerca del salón de trofeos donde por una corazonada la muchacha se dirigió.

Corazonada acertada.

Cuando asomó su cabeza vió a una muchacha que no parecía mayor que ella observando los trofeos. Entró y se pegó contra la pared, preparada para agacharse detrás de alguna de las vitrinas en caso de que la muchacha se volviese o algo. En realidad no tenía pinta de sospechosa aunque nada más pensar eso se le vino a la cabeza la famosa frase de “Las apariencias engañan”

¿Y? Ella tenía una varita y aquella muchacha no tenía pinta de llevar ningún arma así que a pesar de todo se acercó lentamente hasta ella estando a dos metros de distancia cuando la oyó decir algo.

- ¿Verdad? – Respondió por inercia dándose tarde cuenta de que acababa de meter la pata, pero no dejando que el miedo la invadiera, sobretodo cuando la muchacha la vio – No voy a hacerte daño. ¡Lo juro! Solo ha sido una pregunta.

Sí, una pregunta pero la muchacha era obvio que había visto la varita que sujetaba en su mano... Tarde para esconderla. ¿Y si ahora pensaba que había planeado atacarla o algo parecido?
^^
Sunday Dawson
Posted: Jul 24 2011, 12:03 AM


Nietisima / Estudiante Bellas Artes / Nivel 1
Group Icon

Group: Squib
Posts: 95
Member No.: 41
Joined: 24-December 10



Cuando la tomó de la mano ayudándola a pasar empezó a sentir aquellas mariposas típicas de los nervios en un punto indeterminado de su estómago. Tenía la sensación de que iba a vivir algo que solo se podía vivir una vez en la vida, que por muchas veces que volviese a pisar aquel lugar no sería igual que aquella vez. En absoluto.

Y esa fue precisamente la sensación que tuvo cuando sus pies tocaron el suelo del pasillo de la tercera planta del castillo. La gente podía hablar de ello, pero... nunca iba a ser como verlo, como en aquel momento. Nunca iba a volver a tener aquel brillo en sus ojos azules.

- Recuerdo que me encantaba oírte hablar de este lugar. Oírte hablar de este sitio era como estar en él, había tanta.... pasión en tus palabras – Empezó a decir mientras pasaba sus manos por las paredes de piedra – Te debía de parecer muy pesada, haciéndote relatar anécdotas de Hogwarts... – Comentó mientras daba unos cuantos pasos al tiempo que le oía decir que tenía que ver la entrada. La entrada, había oído hablar de aquellas grandes puertas de roble que llevaban a un enorme vestíbulo donde unas escaleras llevaban a otras puertas de roble tras las cuales se encontraba el Gran Comedor - ¿Tú crees que este lugar es peligroso? – Preguntó de repente mirando al muchacho. A ella no se le antojaba peligroso en lo absoluto nada más poner un pie dentro la había embargado la sensación de abandono que flotaba en el aire.

Dio unos cuantos pasos por el pasillo hasta una puerta que había cerca que abrió con cautela encontrándose con lo que a todas luces era un aula puesto que estaba lleno de pupitres polvorientos, resultado del obvio abandono del castillo. Se quedó unos segundos mirando el interior antes de volverse hacía Jacques. Ella no lo sabía pero antiguamente había sido el aula de Encantamientos.

- Cuando le dije a Mihjail que me trajera empezó a enumerar un montón de razones por las que este lugar es peligroso – Empezó a decir mientras se adentraba un poco más en el aula – Por eso de que está en posesión de los Brigadistas. Yo que pensaba que precisamente a él le haría ilusión enseñarme esto... No sé porque tanto empeño en sobreprotegerme tanto, como si no supiera defenderme sin magia o algo... Supongo que lo hace porque me quiere, pero aún así... – Se volvió hacía el muchacho y algo en su rostro hizo que se quedase unos segundos totalmente estática antes de notar como sus mejillas empezaban a sonrosarse – No debí decir eso. Lo siento... Soy una bocazas.

No sólo una bocazas porque había dejado entrever algo que se suponía que no debía decir (aunque sabía que Jacques no era precisamente un cotilla o bocazas) sino por cómo podía llegar a sentirse con respecto a eso. Lo segundo era lo que la hacía sentirse peor, posiblemente el motivo por el cual desvió la mirada como si realmente estuviese interesada en la estantería llena de polvorientos ejemplares de Guías para los estudiantes (desde allí no era capaz de ver que eran libros de hechizos). Iba a volver la mirada al muchacho otra vez cuando oyó algo en la lejanía. Algo así como pasos.

- ¿Eso son....? – Juraría y pensaba que Carol había dicho que entrarían por el mismo lugar que ellos. A lo mejor lo había entendido mal quién sabía.
^^
Richard Moore
Posted: Jul 24 2011, 10:13 PM


Brigadista / Nivel 4
Group Icon

Group: Brigada
Posts: 14
Member No.: 85
Joined: 10-February 11



Richard escuchó con atención (más de la que parecía) las indicaciones que daba su hermana sobre los sitios que había en la tercera planta. Incluso parecía emocionada con eso de hacer un “tour turístico” por el antiguo colegio de aquella escoria. La miró contrariado durante unos segundos pero decidió mantener la boca cerrada. ¿Acaso necesitaban una discusión familiar justo en ese preciso instante?

No.

La verdad es que en algo tenía razón: Ninguno parecía un buen escondite para la pluma, pero como bien había dicho su hermana todo era posible. Sobretodo si se trataba de aquella panda de lunáticos.

La siguió escaleras arriba seguido de cerca de Christopher Ruslan mientras los demás se dirigían cada uno de ellos a las plantas que les había indicado (o eso esperaba) percatándose el también de que todos los cuadros parecían estar vacíos. Qué cosas más raras que hacían los magos. ¡Cuadros vacíos! Quien lo supiera pensaría que estaban más locos de lo que ya se creía.

- Ve con ella – Le pidió a Ruslan con tal autoridad en la voz que el hombre no podría negarse. Sabía que a su hermano no le iba a hacer ninguna gracia pues siempre decía que no necesitaba niñeras pero era mejor prevenir que curar – Cualquier cosa... – Le dijo antes de señalar el walkie que llevaba colgado a la altura del cinturón.

Una vez dicho y viendo como Ruslan se alejaba por el mismo lado por el que había ido su hermana él se fue por el lado contrario enfilando el pasillo con tranquilidad mientras recordaba que lugares había dicho su hermana que había en aquella planta. De todos modos con haber caminado unos metros tuvo la corazonada de que aquello era como buscar una aguja en un pajar. Se pasó la mano por el rostro frustrado cuando llegó al final del pasillo que torcía hacía la derecha para seguir. Estaba llegando a aquel punto cuando creyó oír voces a lo lejos, como si estuviesen en aquel mismo pasillo pero rebotasen contra algo (posiblemente el eco de aquellas enormes paredes o quien sabe).

Decidió caminar con más sigilo mientras se asomaba al pasillo que parecía vacío. De repente las voces habían dejado de oírse... Juraría además que una de aquellas voces le resultaba extrañamente familiar aunque no supiera identificar donde la había oído antes. Dio unos cuantos pasos más por el corredor antes de alzar la voz - ¿Quién anda ahí? – Pues era más que obvio que había alguien más allí además de él mismo y dudaba mucho que fuese Phoebe. ¡Si había ido hacía el lado opuesto!

Fue lo último que pensó antes de dirigirse hacía la puerta más cercana.
^^
Caroline Lompard
Posted: Jul 25 2011, 09:24 PM


Niña de sus ojos / Experta en Pociones / Nivel 2
Group Icon

Group: Bruja
Posts: 46
Member No.: 5
Joined: 30-June 10



¿Por qué no?

Cuando la propuesta salió de labios de Sunday la ojiazul no pudo más que estar de acuerdo y a su hermano solo le hizo falta un pequeño empujoncito para convencerle. ¿El resto? Bueno, Caroline se lo había dicho Michael quien posiblemente se lo contará a alguien más y así todos acabarían enterándose, seguro. De cumplir los deseos de alguien a montar una especie de fiesta en Hogwarts había solo un pequeño paso, una línea que seguro que habían cruzado.

Y tanto.

Caroline y Daphne que caminaba a su lado se dirigían hacía el punto de encuentro con Michael lo que dejaba ver que el boca a boca funcionaba realmente bien. Una vez vio aparecer a Michael la sonrisa en su rostro se amplio – Querido Michael creo que tengo la solución a ese problema.... Y no, entrar por la entrada principal no es emocionante. ¿Es qué nadie se ha leído la Historia de Hogwarts? La última edición también quiero decir... – Dijo soltando un suspiro antes de tomar a ambos de la mano y sujetarlos con fuerza.

El típico viaje por aparición los llevo hasta Hogsmeade o lo que quedaba de él. La castaña hizo un gesto a sus acompañantes para que la acompañaran guiándolos hasta Cabeza de Puerco y llevándoles a la parte trasera del lugar donde había un cuadro de una muchacha de cabellos rubios, Ariana Dumbledore, por supuesto. La muchacha le sonrió y la chica de cabellos dorados le devolvió la sonrisa antes de que como si de una puerta se tratara el cuadro se moviera y dejara a la vista un pasadizo por el que Caroline se internó sin más dilación.

Al final del largo pasadizo había una puerta que la muchacha empujó con cuidado encontrándose con lo que había sido la famosa Sala de los Menesteres o La sala que viene y va. Siempre se transformaba en lo que uno deseaba aunque decían los rumores que había una sala tan grande como una catedral (quizá más) que mostraba restos de un incendio, resultado si no se había documentado mal, de la batalla que había vivido Hogwarts durante el segundo auge de Voldemort.

La muchacha cruzó la sala (que se les había presentado como una simple sala vacía que servía de unión) y abrió la puerta al otro extremo para encontrarse con uno de los tantos pasillos de Hogwarts. – Lo mejor será bajar, creo que Jacques entrara por la bruja jorobada del tercer piso – Les indicó mientras caminaba hacía uno de los extremos del pasillo.

Dos minutos más tarde estaban en la cuarta planta y en el preciso momento en que pasaron por delante de la biblioteca (Caroline tuvo la tentación de entrar y coger el ejemplar de “Moste Potente Potions” durante una fracción de segundo) pero decidió dejarlo estar siguiendo su camino. - ¿Recordáis la manera más rápida de llegar hasta la bruja jorobada? Porque yo no me acuerdo ahora mismo... - Dijo de súbito... Mira que olvidarsele eso justo en ese preciso instante.
^^
Phoebe Moore
Posted: Jul 26 2011, 09:26 PM


Futura Psicóloga y dependienta de tienda de cómics / Nivel 1


Group: Guests
Posts: 26
Member No.: 88
Joined: 13-February 11



- Sí que es cierto, sí -

Un segundo. Aquella voz no era la de Ruslan, el brigadista que su hermano le había mandado como niñera, la voz pertenecía a una fémina. Phoebe se giró lentamente para quedar frente a una joven pelirroja a la que prestó poca atención pues sus ojos se clavaron el aquel palo delgado que la muchacha llevaba en una de sus manos. A simple vista podía parecer la rama de un árbol cualquiera pero Phoebe sabía que aquella cosa era un arma tan peligrosa como una pistola. Un movimiento por parte de la pelirroja y ella estaba acabada.

Miró a la bruja cuando ésta le dijo que no iba ha hacerle nada. Ya claro, eso lo decían todos. Ciertamente, si la pelirroja hubiese querido hacerle algo, ya lo habría hecho puesto que no le costaría mucho lanzarle un conjuro, pero Phoebe tampoco tenía un pelo de tonta y no se iba a fiar de buenas a primeras de las palabras de la desconodida. Además, ¿Qué demonios estaba haciendo esa chica en Hogwarts? ¿No se suponía que el castillo estaba bajo la vigilancia de la Brigada? Pues sí que dejaba que desear su nivel de seguridad si hasta una niña de quince años lograba colarse en él.
Y ahora llegaba el dilema: ¿Debía llamar a su hermano o advertir a la joven? A los brigadistas no le importaría lo más mínimo la edad que tuviese la bruja, la cogería y luego a saber qué cosas le hacían. Solo de imaginárselo a Phoebe le dio un escalofrío. No podía dejar que le hicieran nada pero, ¿y si resultaba ser peligrosa? ¡Maldita sea! La castaña miró primero a la puerta, luego a la chica y nuevamente la puerta. El tiempo se le acababa, en cualquier momento podía aparecería Ruslan en la sala y no tardaría ni un segundo en darse cuenta de lo que llevaba la joven en su mano.

"Tienes dos opciones: Primera, llamar a Richard y avisarle de la bruja que tienes frente a ti y limpiarte las manos. Segunda, advertir a la bruja de que hay brigadistas dentro del colegio y que se marche sin saber tú si hiciste bien". Se decía mentalmente la chica rebasando las opciones que tenía. Ninguna de las dos la llenaba de orgullo pero debía pensar rápido y atenerse a las consecuencias.

- Si yo fuera tú, escondería esa cosa donde nadie pueda verla y me marcharía inmediatamente de aquí sin ser vista - Phoebe la miró fijamente y esperó que la chica le hiciera caso y se fuera por donde había venido - No todos son tan benévolos como yo así que hazme caso y vete... o en su defecto, guarda eso. Hay más brigadistas de lo que crees -

Ya se podían oír los pasos del brigadista Ruslan cada vez más cerca. Phoebe no creía que la pelirroja fuese a tener tiempo para irse así que no le quedaría otra que esconder su varita y fingir ser una chica no-mágica y confiar en que ella, Phoebe, no la iba a delatar (a no ser que le diese motivos para ello por supuesto). Como Richard se enterara de lo que estaba haciendo la iba a matar pero era demasiado tarde para echarse atrás. Había decidido no decir nada acerca de la bruja y seguiría adelante con ello. No podía permitir que le hicieran a la chica lo mismo que le hacían a los demás aún sin saber exactamente lo que les hacían.
^^
zIFBoards - Free Forum Hosting
Enjoy forums? Start your own community for free.
Learn More · Sign-up Now

.options    Pages: (6) [1] 2 3 ... Last » .add reply   .new topic   .new poll   




Hosted for free by zIFBoards* (Terms of Use: Updated 2/10/2010) | Powered by Invision Power Board v1.3 Final © 2003 IPS, Inc.
Page creation time: 0.0465 seconds · Archive

The Autumn Effect skin & sidebar by Saphira of CAUTION 2.0, RPG-D, & RCR !