TALK ON CORNERS
about our
story

El año 2005 sería clave para todo el mundo, tanto muggles como magos. Habíamos luchado durante siglos por que nuestras costumbres, nuestros secretos mejor guardados no salieran a la luz. Por qué aquellos cuyos ojos no veían la realidad, siguieran ciegos y con los ojos vendados ante la realidad de la magia, ante su mera existencia.

Si quieres saber más...
Yo te lo mostraré




















AT
YOUR
SIDE

the admins




¡Feliz 2012!



















OLD
TOWN

Mysteries



#1.¿Cómo murió realmente Jeremy?
#2.El actual paradero de la pluma mágica. ¿La tienen los Brigadistas o sigue permaneciendo en Hogwarts?

Sigue la trama...

Cronología

Invierno
Año 2018

















HE SAID
She said



¡Sigue a estos personajes también!



















LOVE
GIVES

Love takes



¡Afilianos!











Image and video hosting by TinyPic Far Far Away

CREDITS
Sidebar: Dana
Coding Help: RCR

 
DealsFor.me - The best sales, coupons, and discounts for you


  .locked   .new topic   .new poll   

 A la hora del té
Caroline Lompard
Posted: Jun 25 2011, 11:30 PM


Niña de sus ojos / Experta en Pociones / Nivel 2
Group Icon

Group: Bruja
Posts: 46
Member No.: 5
Joined: 30-June 10



La tensión en casa aún seguía flotando como un fantasma transparente encima de sus cabezas a pesar del tiempo que había pasado. Sí, se había pasado, y sabía que decir que era una bocazas no era excusa, pero era así y a veces no podía evitar que las palabras salieran por su boca causando daños de aquel tipo. Claro que, le había molestado toda esa pantomima que habían montado sus padres y seguía sin parecerle normal. Aún así se había ablandado e incluso tenía que admitir que la primera vez que había palpado la barriga de su madre se había emocionado. Había sido algo extraño y a la vez mágico.

De todos modos intentaba pasar el máximo tiempo posible lejos de casa y por lo tanto lejos del radar de su padre. Sí, si cuanto más lejos muchísimo mejor. Por eso aquella tarde se encontraba de camino a casa de los Delacour. Había hablado aquella misma mañana con ella para verse después de comer e ir a tomar una infusión o algo en el salón de té, que después de todo no les pillaba demasiado lejos. ¿Qué les pillaba realmente lejos en aquel pueblo? Además, Ethan iba a estar ocupado con sus cosas aquella tarde así que...

Al final después de andar un poco llegó hasta casa de la familia Delacour y tocó en la puerta. Esperó con paciencia en el pequeño porche y cuando la madre de Daphne abrió la saludo amablemente y pasó esperando en el vestíbulo a Daphne que no tardo demasiado en bajar.

- Lo sé. A veces soy demasiado puntual – dijo Caroline antes de que Daphne pudiera abrir la boca. Y es que se había dado cuenta de que el reloj apenas y marcaba la hora a la que le había dicho que pasaría a buscarla. Esbozó una sonrisa al tiempo que se despedía de la madre de su amiga y volvían a salir a la calle.

- ¿Te he llegado a contar lo de mis padres? Lo de que voy a tener un hermano, vamos... – aunque quizá a esas alturas Daphne se hubiese dado cuenta solo de ver a su madre. Había pasado relativamente poco tiempo desde que sus padres habían decidido anunciarles la noticia pero su madre parecía haberse hinchado de súbito. – Y si no te habrás dado cuenta – se apresuro en añadir mientras caminaban calle abajo.

Les llevó pocos minutos llegar hasta el salón de té. Caroline abrió la puerta y casi de inmediato se dirigió a la mesa del fondo que estaba junto a la ventana. Era el sitio que siempre cogían cuando iban a aquel lugar. Era como una costumbre, algo que hacían inconscientemente, pero de todos modos a Caroline aquel día se le antojo como el lugar perfecto. Es más cuando se sentó echó un vistazo por la ventana que dejaba ver perfectamente la calle y esbozó una sonrisa furtiva que enseguida borró de su rostro.

- Bueno. ¿Alguna novedad que contar? Se acercan nuestros cumpleaños – le comentó guiñándole un ojo en el preciso instante en que se acercaba la camarera y las miraba con una sonrisa – Yo... Un té de chocolate (sí, existe) y uno de los pasteles de siempre.

“De siempre” y es que había pisado aquel local tantas veces y pedido tantas veces lo mismo que realmente no era extraño que supieran ya de antemano que era lo que tomaba Caroline Lompard.
^^
Daphne Delacour
Posted: Aug 5 2011, 04:56 PM


Empleada de "Scarlett Moon" / Nivel 2


Group: Guests
Posts: 22
Member No.: 79
Joined: 26-January 11



- ¡Después nos vemos! ¡Sí, lo sé! ¡Claro que sí! ¡Adiós, Carol! -

¡Por fín! Después de un rato bastante largo hablando, habían colgado el teléfono. Caroline le había llamado para decirle que le tenía que contar algo very important, y como era normal en ellas, debía de ser en persona. Daph había aceptado la invitación de su amiga, en el lugar de siempre para no perder la costumbre. Aquella era una tradición en los años que llevaban de amistad.

Bajó las escaleras que conducían a la planta baja de la casa y avanzó unos cuantos pasos más hasta llegar hasta la cocina. Donde allí la esperaban para comer, estaban a punto de empezar , aunque su madre siempre comía cuando Daph se sentaba en la mesa. Cuando terminó subió a su cuarto y se dió una ducha. Después se pusó con su guitarra, no había tenido tiempo últimamente de dedicarle tiempo a su pasión, y por eso lo hacía en ese momento.

Un rato después un sonido la hizo desconcentrarse del tema musical, el timbre de la puerta. Estaba dispuesta a bajar a abrir, cuando estaba de camino bajando las escaleras nuevamente, pudo comprobar que su madre se había encargado de ir a abrir. La madre de Daph saludó a Caroline como hacía siempre y con un gesto le hizo ver que Daph estaba bajando por las escaleras que tenían enfrente del vestíbulo.

Sonrió a su amiga con una sonrisa de oreja a oreja, últimamente estaba algo triste y el ver a caroline la había alegrado un poco. Aunque no le cayera nada bien a la metamorfomaga, por encima de todo era su amiga o eso decía y había estado pensando en empezar a ver a Caroline desde otra perspectiva. Le había estado dandole vueltas al asunto y Daph pensaba que entre ella y Ethan, iba a ser siempre imposible. Así que había optado por dejarlo a un lado aquella competencia por luchar por el amigo de John, que así era como lo llamaba.

- ¡Sabes que hacer para sorprenderme siempre, Carol! - Le decía mientras que salían a la calle.

Lo del embarazo de Tamara no la pillaba por sorpresa, ya que la había visto en varias ocasiones, ya fuera paseando por la calle, en el parque o en algún sitio de Rowena Lane o Le Valgrange. Siempre se topaban por cualquier sitio, eran vecinas aunque Los Lompard vivieran en una calle más abajo de la casa de Daph. Asintió a Carol y le sonrió.

- Sabes que siempre me acabo enterando de todo, además le sienta bien el embarazo. Y no me hace falta decir, que estaré para lo que haga falta, ya lo sabes. - Le mostró una de sus sonrisas y le pasó una bolsa que había cogido antes de salir de su casa. Dentro de la bolsa había un regalo para cuando naciera el bebé, se trataba de unos patucos y un conjunto que la madre de Daph, había tejido con sus propias manos. - ¡Ya sabes como es mi madre! - Christine y Tamara tenían una relación bastante buena, y sus hijas no tenían más remedio que llevarse bien entre ellas.

Minutos después de caminar algunas manzanas, llegaron al salón de té y cuando estuvieron dentro, se sentaron en el sitio de siempre. Su sitio perfecto. Daph se sentó cuando Carol lo hizo y miró a la camarera cuando terminó de tomar el pedido de su amiga. No le llevó mucho tiempo pedir su pedido a la metamorfomaga, un té acompañado de unas cuantas pastas.

- Sí, queda poco ya. Pues ya sabes, John está como loco organizando mi fiesta de cumpleaños que la quiere hacer por todo lo alto. ¿Y tú, algo que contar? -
^^
Caroline Lompard
Posted: Aug 19 2011, 08:58 PM


Niña de sus ojos / Experta en Pociones / Nivel 2
Group Icon

Group: Bruja
Posts: 46
Member No.: 5
Joined: 30-June 10



- Bueno es que aquí también es fácil enterarse de todo... ¡A veces es un fastidio! – Era un fastidio porque tenía la sensación de que no podía hacer nada sin que todo el mundo se enterase. La única ventaja de que su padre fuese más bien solitario era que no solía enterarse por la gente del pueblo de lo que decían de sus hijos. ¡Ni siquiera le importaba lo que decían de él y de Tamara!

- ¿Le sienta bien? ¿A qué te refieres con eso exactamente? – Le preguntó entrecerrando los ojos como si con aquel gesto pudiese entrar en la mente de la joven Delacour y saber a qué se refería antes incluso de que se lo dijera. – No creo que necesite demasiada ayuda. Es cosa de ellos, ¿no? – Obviamente con “ellos” se refería a sus padres. A ella que no la metieran en sus marrones, gracias.

Con curiosidad tomó la bolsa que Daphne le extendía y miró en interior alzando las cejas extrañada - ¡Oh vaya! .... ¡Pero si solo es...! ¡Aún ni sabemos lo que es! – Claro que sería un bebé humano, porque dudaba que su madre se hubiese apareado con alguna otra clase de ser... Solo pensarlo la hizo tener arcadas. ¡Por Merlín! ¿Cómo era capaz de llenar su cabeza con aquellas imágenes? – De todos modos gracias – Esbozó una pequeña sonrisa. De la noche a la mañana no iba a fingir que todo aquello la emocionaba hasta límites insospechados.

Cuando sus pedidos llegaron la muchacha sonrió ampliamente antes de darle un sorbo a su infusión que tenía aquel punto de chocolate que tanto le agradaba antes de tomar el tenedor y darle un bocado al pastel de siempre.

Miró unos segundos por la ventana como si esperase ver aparecer a alguien en el momento menos esperado antes de volver sus ojos azules de vuelta a su amiga.

- Pues yo aún no he pensado nada. Supongo que lo pasaré con mi familia y quizá Ethan – Se encogió de hombros – Solo espero que para entonces a mi padre se le haya pasado el cabreo... – No le gustaba en absoluto la situación que tenía en esos momentos con su padre y aunque sabía que ella era la que había cometido el error, la que había hablado de más era demasiado orgullosa como para admitirlo en especial delante de él. – Tienes suerte de que John te lo organicé... Te ahorras pensar – Le comentó con una sonrisa - ¿Algo que contar? ¿Además de que mi padre sigue molesto conmigo y con razón? No tengo mucho que contar... Todo me va bien. El trabajo, con Ethan... No creo que pueda pedir mucho más.

Y sabía perfectamente que la situación en casa se la había buscado ella sola.

- ¿Y tú?
^^
Daphne Delacour
Posted: Sep 20 2011, 04:25 PM


Empleada de "Scarlett Moon" / Nivel 2


Group: Guests
Posts: 22
Member No.: 79
Joined: 26-January 11



- ¡Y qué lo digas! Ya sabes Carol, es una ciudad algo pequeña y aquí es fácil enterarse de todo.- Eso era bastante cierto, en aquella ciudad todo lo que hicieras, fuera bueno o malo, se divulgaba rápidamente de una boca a otra hasta que se enterara la ciudad entera.- Pero no te preocupes, no te tomes todo tan al pie de la letra. Que se enteren de lo que quieran, ¡a nadie le importa tu vida, Caroline!-

Sincera, ¡Sí!. Daph últimamente era muy sincera con ella, aunque más de una vez, hubiera querido arrastrarla de los pelos por toda la comunidad mágica. Pero aquel resentimiento hacia la ojiazul había desaparecido, al menos por un tiempo para la metamorfomaga. Desde que se había dado cuenta de que Ethan no la iba a corresponder.

-¡Sí! se ve bien embarazada, al menos eso dice mi madre. Ella me contó que mi embarazo le fue peor que el de John, se complicó bastante. Y por lo que veo, a tu madre le sienta mejor. Tendrá pocos quebraderos de cabeza, ¿no?- El último embarazo de Christine, el de Daph, lo había pasado fatal. Se había pasado 9 meses sin parar de vomitar con terribles jaquecas y dolores e hinchazones de todo el cuerpo. Eso es lo que su madre le había contado a ella.

Miró a Carol con una sonrisa cuando le había cogido la bolsa que minutos antes ella le había dado.

- Es cosa de mi madre, ya sabes como es y le gusta los detalles. Y teniendo en cuenta también, que aprecia mucho a Tamara.- Ambas madres se llevaban muy bien y Christine estaba ilusionada con que su amiga tuviera un bebé, aunque ella no lo iba a tener, se alegraba por Tamara.

A Daph le hacía ilusión tener una hermana pequeña, pero Christine y Eduard, decían que ya tenían bastante con los "dos piezas" que eran John y Daph. Aunque a pesar de todo, sus padres les querían y los apreciaban.

- Está bien eso, pero... ¿se te olvida invitar a tu mejor amiga?- Le dijo dándole un sorbo a su té.- Seguro que sí, Carol. Sabes que para tu padre, eres la "niña de sus ojos". No te puede guardar rencor siempre.- Carol no esque fuera mala hija, ni tampoco era mala persona, simplemente cometía errores como los demás y aunque no fuera perfecta como pensaba la gente, intentaba serlo.

- ¿Suerte? John quiere montar la mayor fiesta y invitar gente que yo no conozco, la verdad esque no quiero eso.- Le dijo mientras miraba unos segundos por la ventana y después volvió a darle un bocado a una de las pastas.- ¡Eso es exagerado!-

Cuando John organizaba una fiesta, ¡Qué temblara Le Valgrange entero! Porque el mago montaba la mayor fiesta del mundo y nunca faltaba de nada. Al fin y al cabo, se lo montaba bien. Pero Daph era todo lo contrario a su hermano, prefería montar una pequeña fiesta con la gente que conocía.

- Ya sabes Carol, que puedes contar conmigo siempre, me puedes contar lo que quieras. ¡Te escucharé!- Quería saber que le preocupaba a su amiga, cualquier cosa que ella le contara y sirviera para desahogarse, le vendría bien. Daph podía ser un poco rebelde, pero en el fondo era bastante buena. Los papeles de mala a ella no se le daban bien.

- Yo no tengo mucho que contar... En el trabajo bien, en casa ya sabes con John siempre incordiándome y en el tema amoroso, estoy sola... Sam ya casi me ignora y yo aún le quiero.- Sí, en una cuarta parte era verdad que aún sentía algo por él, pero también estaba lo de ethan, y eso a ella no se lo iba a contar. Sería traicionarla.
^^
Caroline Lompard
Posted: Oct 12 2011, 11:37 PM


Niña de sus ojos / Experta en Pociones / Nivel 2
Group Icon

Group: Bruja
Posts: 46
Member No.: 5
Joined: 30-June 10



- A veces echo de menos vivir en un sitio más grande, tienes más intimidad en la vida privada – Al menos no se enteraba nadie tan rápido de las cosas de los demás e iban hablando de ello como si fuese lo más importante y parte de sus vidas. Pues, ¿si no les importaban sus vidas por qué iban hablando de ellas por cada rincón de aquel pueblo? Era un poco contradictorio, aunque si, cierto, podía hacer oídos sordos y como si no estuvieran diciendo nada, pero era un poco difícil. Ella no era como su padre al que le daban igual los chismorreos de viejas.

Las palabras de Daphne hicieron sonreír a la joven Lompard, sí, sí que se la veía bien embarazada, pero no solo por el hecho de estar embarazada, se la veía feliz. Más que de costumbre y eso alegraba a cualquiera, sobre todo si tenían en cuenta por lo que habían pasado hacía unos años. – Pues no sé... Mi padre está un poco preocupado por si pasa lo mismo que con Jacques, hubo unas pequeñas complicaciones... – O no tan pequeñas, pero ella no iba a entrar en detalles, por mucho que Daphne fuera su mejor amiga. Ella era bien pequeña y no recordaba nada, pero sus padres les habían contado más de una vez que había tenido que hacer reposo durante meses y que eso no impidió que Jacques fuese sietemesino.

- A las madres siempre les gustan estos detalles – Bueno, a su madre no tanto aunque en los últimos tiempos se hubiese ablandado y cambiado, Caroline lo achacaba a la edad, pero su tía Melinda siempre había sido la típica persona que tenía ese tipo de detalles entre otros. Por ejemplo aquellas deliciosas magdalenas que a veces se acercaba a traer a casa, cosa no complicada si se tenía en cuenta que vivía enfrente. – Dale las gracias de nuestra parte, en cuanto llegue a casa se lo doy a mi madre. Seguro que le encanta - ¿Cómo podía dudarlo con lo feliz que se la veía con todo aquello?

- No soy de hacer celebraciones por todo lo alto – Se limitó a decir, cosa que venía siendo normal y más en esos momentos teniendo en cuenta la situación con su padre en casa, se le habían ido las ganas por completo. – Siempre no, pero si durante un tiempo... Tú no le conoces. Mis padres son tal para cual, a veces me pregunto cómo se llevan aguantando durante tanto tiempo, sus discusiones son.... apocalípticas – Esbozó una fina sonrisa mientras le daba un nuevo sorbo a la taza de té, por suerte hacía tiempo que no oían de aquel tipo de discusiones dentro de casa y esperaba que siguiera así por un tiempo. – Pues dile que prefieres una fiesta sencilla, no veo por qué debería ofenderse. Tendría que comprenderte y... – Ahora no le salía la palabra adecuada, apretó los dientes durante unos segundos hasta que creyó poder explicarse – Aceptar tus deseos, después de todo es tu cumpleaños, ¿no? ¡Sólo faltaría que no te sientas a gusto en tu propia fiesta de cumpleaños!

La ojiazul escuchó con atención las palabras de Daphne mientras seguía comiendo del pastel aunque sin perderse nada de lo que su amiga le decía – Pues... ¿sabes qué te digo? Que él se lo pierde... ¡Si te ignora allá él! ¿Acaso de verdad merece la pena sufrir por alguien que prácticamente hace como si no existieras? No voy a permitir que seas el perrito faldero de nadie, desde luego – Estaba decidida a ello si hacía falta. Odiaba que algunos chicos trataran a las chicas de aquella manera. Las ignoraran, luego les dieran falsas esperanzas y volvieran a ignorarlas. – ¡Faltaba más! – Y desde luego no le daba ninguna pena que ahora se hubiese quedado sin magia después de haber sido atrapado por los Brigadistas.
^^
Daphne Delacour
Posted: Oct 24 2011, 04:32 PM


Empleada de "Scarlett Moon" / Nivel 2


Group: Guests
Posts: 22
Member No.: 79
Joined: 26-January 11



- Ajám.- Dijo asintiendo con la cabeza cuando su amiga le había dicho que prefería vivir en un sitio más grande.- A veces yo también lo prefiero, sobre todo cuando oigo chismes o rumores que tienen que ver con John. Sabes que paso de esos "temas" y más cuando John está de por medio.-

Odiaba que su hermano estuviera en boca de todo el pueblo (o casi todo xD) por cómo era o por las cosas que hacía. Bastante ya tenía ella con tener que aguantarlo y verlo las 24 horas de todos los días, aunque todo el tiempo que podía, evitaba verlo. No es que no se llevara bien con su hermano, sino que el compartir bastantes peleas y discusiones, hacía que Daph y John se llevaran mal. Cuando le preguntaban al uno por el otro, hacían oídos sordos o incluso, ponían alguna escusa como que trabajaban mucho y casi ni se veían. Aunque en cierto modo no era del todo cierto, a veces John se había quedado a dormir en el taller terminando su trabajo.

- No te preocupes Carol, saldrá todo bien. Estoy segura de ello.- Le dijo mientras que le sonreía y le daba un sorbo a su té. Le hubiera dado un abrazo, pero el estar sentadas en aquella posición, le hacía imposible aquel gesto.

Carol sabía que podía contar con Daph para todo lo que necesitara, se conocían desde que eran unas mocosas en Hogwarts y el vivir cerca una de la otra, era un punto más a su favor. Eran muy buenas amigas y por eso tenían que tener plena confianza una en la otra, aunque siempre habían cosas que no se podían contar, aún conscientes del tiempo que llevaban de amistad.

- A Christine le gustan todas esas cosas y quiere que tu madre se sienta lo mejor posible, no le gusta ver pasarlo mal a su amiga.- Hizo una pausa para tragar saliva y darle de nuevo, otro sorbo a su bebida.- Se las daré, aunque mi madre me dijo que no era para tanto, tampoco es que le costara tanto hacer todo lo que hace.-

En sus ratos libres la madre de Daph, se dedicaba a la cocina y a tejer prendas. Le gustaba aprovechar el tiempo y sobretodo, hacer feliz a los demás. Escuchó lo que su amiga le contaba acerca de cómo era el ambiente en su casa. A ella no le había parecido así, sino todo lo contrario. Aunque claro, ella no estaba las 24 horas del día en casa de Los Lompard. Iba de vez en cuando, a ver a Carol y a Jacques. Aunque últimamente, hacía varios días que no había pisado la casa de ambos. Había estado liada componiendo canciones y preparando todas las cosas para la fiesta de cumpleaños, pensando en las canciones, las invitaciones, los adornos, las bebidas, etc... Quería que todo saliera bien, sobre todo cuando sabía que aquella fiesta no era solo para ella, sino que lo que no sabía Carol es que también era para ella.

- Bueno, le he dicho que admito algunas cosas de las que él está planeando, mis invitados, la música, la comida y bebida, y poco más. No quiero una fiesta por todo lo alto, sino más bien, algo tranquilo y sencillo.-

Y luego vino el tema del que nunca le apetecía hablar mucho, no le gustaba que lo sacaran pero ahora que lo habían mencionado, no podía cambiar de tema como si nada. Tragó saliva y carraspeó un poco.

- Lo sé Carol, pero también sabes que aún le quiero y no puedo olvidarme de eso de la noche a la mañana, como tampoco puedo hacer de tripas corazón. Soy justa, puedo perdonar pero no olvido. Además, ¿quién va a querer a alguien como yo? Prefiero estar con él a estar sola, como estoy. Y llámame masoca o todo lo que quieras, pero no me quiero quedar sola en ese aspecto.-

^^
Caroline Lompard
Posted: Nov 27 2011, 04:57 PM


Niña de sus ojos / Experta en Pociones / Nivel 2
Group Icon

Group: Bruja
Posts: 46
Member No.: 5
Joined: 30-June 10



- Es que los rumores a veces pueden hacer mucho daño – Se limitó a decir mientras apoyaba un codo sobre la mesa y seguidamente la barbilla sobre la palma de esa mano. Distraídamente daba vueltas con la cucharilla al poco líquido que quedaba en su taza – En realidad nunca he escuchado rumores de Jacques o de mí, pero de mis padres sí. Que son “raros”.

Vale, sus padres eran algo especiales, no eran como el resto... ¿y qué? Ser raro, ser diferente no te hacía menos especial que al resto. A ella nunca le había parecido tan extraño el comportamiento de sus padres, pero probablemente se debiera al hecho de que convivía con ellos diariamente. Hasta el anunciamiento del tercer embarazo de su madre no había pensado nada raro... ¿Ese día? Bueno, había pensado que se les había ido completamente la cabeza y lo había dejado bastante claro con su reacción, sus palabras y con el hecho de largarse y no volver hasta dos días más tarde a casa.

Más valía que todo saliera bien, pero en un sentido global. No quería ni imaginarse que pasaría si algo en el embarazo de su madre salía mal como había pasado con Jacques. Sabía de antemano que para su padre, su madre era algo intocable. Estaba casi cien por cien segura que si a su madre le pasaba algo no sería capaz de superarlo nunca y que por “rara” que fuese su relación la anteponía a todo lo demás.

- Eso espero...

“A Christine” frunció ligeramente el ceño. No entendía porque la llamaba por su nombre en vez de decir: a mi madre. ¿No era más normal o es que ella era rara? Vale, tenía sus cosas extrañas... pero de ahí a decir “A Tamara” o “A Zeus”. Le sonaba raro incluso decirlo en su propia mente. – Bueno..., en realidad que se sienta bien o mal no depende de ella, depende más de cómo transcurra todo el asunto. – Se encogió ligeramente de hombros sin apartar sus ojos azules de Daphne.

Escuchó con atención a la muchacha a la vez que volvía a su posición anterior y se terminaba el contenido de la taza para luego apoyarse completamente en el respaldo de la silla. Sonrió ligeramente mientras las palabras de su amiga llegaban hasta ella – A mí nunca me han gustado las fiestas multitudinarias. Creo que en casa nadie ha heredado el gen fiestero de mi madre – Amplió su sonrisa nada más decir aquello. Habían oído bastantes historias de la juventud de sus padres y a día de hoy aún le extrañaba que los dos fueran moderadamente calmados en comparación con ella cuando era joven. – Vaya..., le dejas encargarse de lo más pesado... ¡No eres tonta! – Bromeó con la muchacha antes de tomar otro bocado de su pastel.

Claro que las siguientes palabras que fueron saliendo de boca de su mejor amiga no dejaron de sorprenderla en mayor medida a medida que iba escuchándolas, llegando a arquear una ceja incluso. ¿Qué carajos estaba diciendo? ¿Acaso se le habían cruzado todos los cables en aquella cabeza que tenía de un momento a otro?

- Ok, retiro lo dicho. Eres tonta. – La ausencia de sonrisa o cualquier otro gesto dejó claro que estaba diciéndolo completamente en serio, y no se iba a arrepentir de haberlo dicho. Es más, lo pensaba y tal cual lo había pensado lo había soltado. Aquella vez sin dejar lugar a los arrepentimientos. La confianza daba asco, ¿no? Pues he ahí una prueba de ello. – ¿Qué chorrada es esa de “¿quién va a querer a alguien como yo?” Deberías aprender de aquellas personas que teniendo menos que tú, son felices y se aceptan tal y como son, y no decir tantas idioteces sin sentido. – Claro que esa no era la única tontería que Daphne había dicho en aquellos momentos – Pues que quieres que te digas, más tonta eres aún... ¿Ir con alguien que te ha hecho daño? ¿Por miedo a quedarte sola? Hay personas mejores en el mundo y tú te mereces a alguien mejor que a Sam. ¡Joder! Me parece increíble... ¡Maldita sea! Deja de lamentarte tanto y lucha por una puñetera vez en tu jodida vida. Yo preferiría estar sola que con un gilipollas, que quieres que te diga, pero allá tú...
^^
Daphne Delacour
Posted: Dec 22 2011, 03:49 PM


Empleada de "Scarlett Moon" / Nivel 2


Group: Guests
Posts: 22
Member No.: 79
Joined: 26-January 11



- La gente no tiene mejores cosas que hacer que meterse en la vida de los demás ya que sus vidas no son nada interesantes...- Le dijo mientras que removía lo poco que le quedaba de su té.

Aquello ella lo sabía perfectamente ya que se había pasado mucho tiempo viendo programas de televisión muggles con la hija del amigo muggle de su padre, según Ashley eran "programas del corazón o de cotilleos". Le sonrió levemente cuando le dijo Carol lo del embarazo de su madre, a veces nadie podía saber como iba a salir el parto pero la mayoría eran sin complicaciones. Al menos, Daph le deseaba todo lo mejor a la madre de su amiga.

- Ya sabes como soy yo que no me gusta estar rodeada de mucha gente, pero para este tipo de eventos, ¡cuanta más gente mejor!- Sonrió ensanchando la sonrisa de oreja a oreja y le asintió con la cabeza cuando le dijo que le dejaba que John se encargarse de todo. - Bueno no puedo hacer gran cosa, John no es que me deje encargarme de casi todo. Más bien no me deja que haga nada, dice que a él se le da bien esas cosas y por lo que veo se las ingenia muy bien.-

Se quedó pasmada mientras que escuchaba lo que su amiga, o al menos ella la veía así, estaba soltando por la boca. No era muy común que Carol le hablara así a Daph, pero estaba claro que no siempre iban a pensar lo mismo o podían estar de acuerdo en algo. Se puso de pie sin mostrar ningún tipo de emoción o sentimiento en su cara.

- Quizás es que no me acepto tal como soy, quizás es que tú no has pasado lo mismo que yo he pasado.. que no has tenido tan mala suerte como la que he tenido yo...- Le dió un último trago a su té terminándo lo poco que quedaba. - Perdona, no sabía que estaba hablando con Caroline Lompard la Señorita Perfecta y que tiene la mayor suerte del mundo por tener una de las mejores y perfectas vidas, que ni siquiera puede quejarse de nada porque no tiene ningún problema, aunque quizás se queje por vicio..- Ésta vez no había pensado las cosas antes de decirlas, sino que las estaba diciendo tal y como las pensaba. Seguro que no se arrepentiría luego de todo lo que podía decir en ese momento, pero se sentía ofendida y estaba claro que no iba a ceder ella. No hasta que Carol no se disculpara por hablarle de aquella manera. - Si me perdonas, tengo mejores cosas que hacer y no creo que una persona tan importante como tú quiera malgastar su tiempo hablando con una persona tan miserable como yo..- Dicho esto, cogió sus cosas y salió por la puerta.

No tenía nada más que decir, estaba claro que Carol ya se lo había dicho todo y bien clarito. Ya vendría a disculparse si es que no quería dejar de ser su amiga, pero estaba claro que Daph no iba a ir detrás de ella.
^^
zIFBoards - Free Forum Hosting
Fully Featured & Customizable Free Forums
Learn More · Sign-up for Free

.options     .locked   .new topic   .new poll   




Hosted for free by zIFBoards* (Terms of Use: Updated 2/10/2010) | Powered by Invision Power Board v1.3 Final © 2003 IPS, Inc.
Page creation time: 0.1263 seconds · Archive

The Autumn Effect skin & sidebar by Saphira of CAUTION 2.0, RPG-D, & RCR !