TALK ON CORNERS
about our
story

El año 2005 sería clave para todo el mundo, tanto muggles como magos. Habíamos luchado durante siglos por que nuestras costumbres, nuestros secretos mejor guardados no salieran a la luz. Por qué aquellos cuyos ojos no veían la realidad, siguieran ciegos y con los ojos vendados ante la realidad de la magia, ante su mera existencia.

Si quieres saber más...
Yo te lo mostraré




















AT
YOUR
SIDE

the admins




¡Feliz 2012!



















OLD
TOWN

Mysteries



#1.¿Cómo murió realmente Jeremy?
#2.El actual paradero de la pluma mágica. ¿La tienen los Brigadistas o sigue permaneciendo en Hogwarts?

Sigue la trama...

Cronología

Invierno
Año 2018

















HE SAID
She said



¡Sigue a estos personajes también!



















LOVE
GIVES

Love takes



¡Afilianos!











Image and video hosting by TinyPic Far Far Away

CREDITS
Sidebar: Dana
Coding Help: RCR

 
zIFBoards - Free Forum Hosting
Free Forums. Reliable service with over 8 years of experience.
Learn More · Register for Free


  .add reply   .new topic   .new poll   

 Regreso
Amelia Jones
Posted: Jun 5 2011, 11:25 PM


Witch Legally Blonde / Encargada Tienda de ropa / Nivel 2
Group Icon

Group: Bruja
Posts: 23
Member No.: 21
Joined: 22-December 10



El último par de meses habían supuesto un punto de inflexión en la vida de Amelia. Había llegado un momento en el que se había sentido más atrapada que nunca en su vida, en su habitual e insoportable manojo incomprensible de sentimientos y en general, en su rutina.

Así que aquella beca de dos meses para ir a Nueva York, como ayudante en el taller de moda de una famosa diseñadora muggle había supuesto su gran oportunidad. Se había marchado a la gran ciudad sin pensarlo demasiado, y en verdad había sido una gran experiencia.

¿Pero la verdad? Tenía ganas de volver. Había hechado de menos muchas cosas. Cosas que nunca le habría pasado por la cabeza que podría echar de menos: ver los partidos del Arsenal junto a su padre, gritándole al televisor, los gruñidos de Paula cuando intentaba obligarla a que se pusiera un vestido, los gruñidos de Desmond a todas horas y por cualquier cosa, enfadarse con Aaron por tenerla esperando horas cuando quedaban para hacer algo, los consejos de Allie, sin los cuales no sabía hacer nada, y sobretodo había echado de menos a su madre, sus sermones, su cocina y hasta su olor.

Más allá de su família, también había extrañado Le Valgrange, aunque de eso no se dio cuenta hasta que hubo vuelto. ¿Quien podría haber adivinado que preferia mil veces aquel pueblucho pequeño y perdido a las calles siempre transitadas de Nueva York?

Por eso lo primero que había hecho, después de dormir muchas horas y intentar sobrellevar el jetlag, había sido ir a dar una vuelta por el pueblo.
Cuando entró por fin en la heladería, todavía algo desorientada y sin tener del todo claro la hora que era se instaló en una de las mesas del fondo después de pedir una copa de helado de plátano, chocolate y fresa.

Dos meses atrás sentarse ahí sola, sin compañía alguna la habría hecho sentir patética y sola. Ahora ya no le importaba tanto la soledad. Sin duda había muchas cosas que habían cambiado...
^^
John Delacour
Posted: Jun 9 2011, 10:55 PM


Sexy Wolf / Dueño de "Magic Things" / Nivel 2


Group: Guests
Posts: 37
Member No.: 112
Joined: 7-May 11



Volvió a mirar su reloj, en el cual marcaban casi las 5 de la tarde, para ser más exacto, las 4:50. “¡Buena hora!” Pensó John para sí mismo. Se encontraba tirado en el sofá, mirando el televisor, aunque ni siquiera le prestara atención. Sólo estaba haciendo algo de tiempo hasta la hora que tenía pendiente una cosa que hacer.

Había quedado con Ashley, una amiga de Daph, con la cual salían juntos de vez en cuando. Aunque esa tarde, John había quedado con ella a solas para un asunto del trabajo. La chica, o clienta, como en este caso tenía que dirigirse John a ella, tenía un problema y había recurrido a John para que lo arreglara. Un reloj de bolsillo de oro, que tiene doce manecillas y planetas en lugar de números.

Se había apuntado todos los datos de ella, por si acaso. Hasta tenía escrito el lugar donde habían quedado, la Heladería de Hourglass Square. La conocía perfectamente, como casi todo Le Valgrange, pero para que no se le olvidara se lo tenía que apuntar.

Antes de abrir la puerta de su casa, se había cambiado de ropa y se había puesto algo más informal, del chandal que minutos antes llevaba. Salió por la puerta y se metió en su coche.

Cuando llegó a la plaza, se sentó en uno de los bancos. Exactamente, habían quedado en el reloj de arena, un sitio algo “raro” para John de quedar.

Se pasó de un banco a otro, se compró una tableta de chicles y se echó varios a la boca para tratar de entretenerse. Después terminó tirando la gran bola de chicle, se levantó y estuvo andando alrededor de la plaza mientras que esperaba. ¡Nada! Parece que la amiga de Daph, no aparecía por ningún lado.

Volvió a mirar el reloj de bolsillo que su padre le había regalado al cumplir los 15 años, marcaba un poco más de las 5:30. Se volvió a levantar pero esta vez para irse.

-¡ya esta bien la bromita! - decía refunfuñando mientras se paseaba por los diferentes escaparates de las tiendas.

Ya que estaba allí, no se iba a ir sin más. Se compró varios vaqueros y varias camisetas, y alguna que otra pieza que le hacían falta para el trabajo. Dejó todo en el maletero del coche, se iba a marchar ya, pero estaba sediento y se había olvidado de traer una botella de agua, como de costumbre.

Así que se giró y fue andando mientras pensaba a donde podía ir. Sólo habían dos opciones: la heladería o el salón de té. Y té era lo que menos quería tomar en ese momento. Suspiró y puso rumbo a la heladería. Hacía tiempo que no iba allí, ya que cuando se pasaba por aquel lugar era en compañía de Daph, y ella estaba ocupada últimamente.

Abrió la puerta de aquel establecimiento y se dirigió al mostrador, para pedir una copa de helado con una bola de chocolate, otra de stracciatella y otra de fresa, sin olvidar el complemento de un barquillo, de un poco de nata y de chocolate por encima de todo. ¡Menuda dieta! Cualquiera que lo viese, debería de pensar que estaba como una ballena. Pero después de todo lo que le había hecho esperar aquella clienta, se merecía una recompensa.

Antes de que la camarera le llevara el helado a su mesa, decidió ir al baño que se encontraba en el fondo del lugar. Pasó por un lado observando a la gente que se encontraba en cada una de las mesas, le gustaba saber con quien comía, aunque no comiera literalmente con cada una de las personas.

Fue mirando mesa por mesa, hasta que se paró en una en concreto. En ella estaba una persona bastante conocida para John, o al menos él se acordaba de ella. Su cara le era familiar.

- ¿Mia? Quiero decir…¿Amelia Jones?- Le dijo mientras le sonreía con una sonrisa de oreja a oreja. Habían pasado muchos años, tantos que parecía que había cambiado la chica, aunque John la recordara tal y como la conoció en Hogwarts.- ¿Te acuerdas de mí? Soy John, John Delacour, eramos amigos en Hogwarts.-
^^
Amelia Jones
Posted: Jun 10 2011, 09:55 PM


Witch Legally Blonde / Encargada Tienda de ropa / Nivel 2
Group Icon

Group: Bruja
Posts: 23
Member No.: 21
Joined: 22-December 10



Su copa de helado ya casi se había vaciado del todo cuando alguien se paró justo delante de su mesa, llamandola por un diminutivo que hacía años que no oía. De hecho solo había una persona que la llamaba así.

No le hizo falta más que levantar la vista para encontrarse cara a cara con John Delacour, que tenía la poca vergüenza de preguntar si se acordaba de él. ¿Como no hacerlo? Habían sido uña y carne durante practicamente siete años,y por si esto no hubiera sido suficiente para recordarle, ella se había pasado gran parte de su adolescencia interpretando a la perfección el papel de tonta adolescente enamorada de su amigo, al que nunca tuvo el valor de decir nada.

Aquella había sido la primera muestra que tuvo de como iba a ser su vida sentimental en los proximos años, una mezcla de fracasos y ocasiones en las que no se había atrevido a ir más allá. Sin embargo guardaba buen recuerdo de su relación con el chico. Y el maldito parecía que apenas había cambiado en todos aquellos años que habían pasado sin verse.

- ¿Delacour dices? - frunció el ceño como si realmente estuviera haciendo memoria para recordarlo.

Sin embargo no pudo mantener la farsa por mucho rato y pronto una sonrisa traviesa se le dibujó en los labios.

- ¿Como no voy a acordarme de ti? Si estás igual. ¿Cual es el secreto para que no pasen los años para ti?

Sabía que ella tampoco había cambiado demasiado desde su época de Hogwarts. Alguna que otra arruguita en la comisura de los ojos y poco más. A parte de eso seguia siendo la bruja rubia y presumida que había sido siempre. Pero eso no quitaba que le llamara la atención lo atractivo que seguía siendo el maldito. ¿Porque no podía haberse vuelto regordete y medio calvo? Que fácil habría sido todo entonces...

Aprovechó para echar la silla hacia un lado, invitandole a sentarse. Que ya no le importara estar ahí sola sentada no quería decir que no agradeciera algo de compañia.

- ¿Quieres sentarte? Tienes que contarme que ha sido de tu vida. ¿Vives aquí ahora?
^^
John Delacour
Posted: Jun 13 2011, 11:12 PM


Sexy Wolf / Dueño de "Magic Things" / Nivel 2


Group: Guests
Posts: 37
Member No.: 112
Joined: 7-May 11



Cuando Mia levantó la mirada para encontrarse con la de John, pudo comprobar que ella no había cambiado. Estaba más mayor y había crecido unos cuantos cms más, eso sí que lo admitía. Pero seguía siendo la misma que conoció en Hogwarts. Rubia con ojos de color del cielo, tal y como la recordaba.

-¡Sabía que no era fácil deshacerse y olvidarse de un tío como yo! Aunque han pasado años, yo aún te recuerdo tal y como te conocí. Has crecido, ¡Pero aún no me alcanzas en altura!- Le sonrió y le guiñó un ojo, para que viera que sólo estaba bromeando. Y pudo comprobar que ella también lo estaba.

-La verdad que no estoy igual, algo he cambiado. Estoy más alto y más feo también. Incluso he madurado, ¡ y eso es algo bueno! Pero no todo me va tan bien como quisiera- Le dijo mientras pausaba para coger aire y tragar saliva- Por una parte no me puedo quejar porque me va bien, en cuanto al trabajo, soy dueño de un taller mágico. Pero por otra parte, no tengo a nadie con quien compartír mi vida, ya sabes, eso que llaman...¡Novia!-

Le invitó a sentarse a su lado y él aceptó. Apartó un poco la silla y se sentó, cuando vió que la camarera se dirigía a traer su helado, le hizo un gesto para que se lo dejara en la mesa de su amiga.

-Pues mi vida no ha cambiado mucho, trabajo en mi propio negocio y sigo odiando a la "tiquismiquis" de mi hermana Daph. Y poco más, nose que contarte. Y sí, me mudé a Rowena Lane. ¿Y tú también vives aquí?-
^^
Amelia Jones
Posted: Jun 19 2011, 04:00 PM


Witch Legally Blonde / Encargada Tienda de ropa / Nivel 2
Group Icon

Group: Bruja
Posts: 23
Member No.: 21
Joined: 22-December 10



Una sonrisa se había instalado en su rostro desde el mismo instante en que John había aparecido. Sólo por eso ya había valido la pena volver. Le gustaban los reencuentros, y más si eran reencuentros con gente a la que había apreciado de verdad.

Negó ligeramente con la cabeza cuando el chico empezó a parlotear acerca de que realmente si había cambiado y que estaba más feo. Y el que dijera que había madurado también hizo que ensanchara un poco más su sonrisa.

- Entonces... Si no es cierto que estés más feo tampoco debe ser cierto que hayas madurado. Hay cosas que nunca cambian. - dijo en tono de broma.

Pero pronto John se movió a un tema más delicado. Un tema que hizo que la sonrisa de sus labios perdiera intensidad y le recordara el porque se había ido a Nueva York. El tema de la persona con la que compartir el resto de su vida. Lo único que le hacía arrugar la frente.

- Ojalá pudiera decirte que yo si la he encontrado... Pero parece que esto de encontrar a la media naranja es un poco más complicado de lo que quisieron hacernos creer...

Era irónico estar hablando de eso con él en aquellos instantes. Durante parte de su adolescencia había creido que su media naranja era precisamente el chico que tenía delante. A fin de cuentas había sido el primer chico al que había besado (a pesar de que el recuerdo de ese momento fuera el de algo torpe y lleno de babas), y en su mente todavía infantil, si le había besado debía casarse con él.

Pronto descubrió que eso no era así, y a partir de ahí todo había ido de mal en peor. Se había fijado en los chicos en los que no debía y en general todo había ido mal.

Tomó una gran cucharada de helado para evitar no pensar más en el tema, y se obligó a sonreir de nuevo para continuar con la conversación sin que John pensara que había enloquecido.

- Pero bueno, somos muy jovenes todavía. Creo firmemente que el amor de mi vida está ahí fuera, en alguna parte. Y lo mismo pasa contigo.

O al menos eso es lo que se decía a si misma siempre que tenía alguno de sus días de bajón emocional.

- Sí, vivo aquí. Sigo en casa compartiendo baño con todos mis hermanos. - bromeó. En realidad los adoraba a todos, y no era ningún secreto - Si los alquileres no estuvieran tan caros quizás me mudaría, pero de momento... - se encogió de hombros antes de seguir hablando - Ahora he estado en Nueva York. Me aceptaron en una beca para el taller de una famosa diseñadora. Apenas acabo de volver. - y eso si le sacó una sincera sonrisa. La primera en los últimos minutos. - ¿Donde trabajas tu?
^^
John Delacour
Posted: Jul 11 2011, 01:58 PM


Sexy Wolf / Dueño de "Magic Things" / Nivel 2


Group: Guests
Posts: 37
Member No.: 112
Joined: 7-May 11



Puso cara de enfado cruzando los brazos tambien ante el comentario que le había dedicado su amiga. ¡Lo de que había madurado era cierto! La verdad esque años atrás, John era otro chico diferente, en cuanto a mentalidad. Decían por ahí, que los hombres tardaban más en madurar. Y John estaba de acuerdo con eso.

-Es cierto que he madurado, hasta tambien lo es que me he vuelto responsable. Mi madre dice que se siente orgullosa, y eso es algo bueno. ¿O no?- Le dijo mientras se metía en la boca, una cucharada del inmeso helado que había pedido.-Además tú tambien has cambiado, pero para mejor. ¡Claro!

Ya no eran unos niños como cuando se conocieron en Hogwarts, habían crecido y madurado. Y veían la vida de otra forma diferente a como la veían en esa época. El tema del que estaban hablando, le estaba poniendo nervioso a John. Tanto que casi se atraganta con un poco de helado que se metió en la boca a toda prisa. Intentó actuar normal, esperando que Mia no se hubiese dado cuenta del pequeño incidente.

-Yo tampoco esque tenga mi "media naranja"- Le dijo gesticulando con las manos lo de las comillas.- Tú sabes como soy yo, aunque la gente opina cosas diferentes hacia mi persona. Dicen que soy un rompecorazones y tal, aunque eso no es verdad. Razón por la que las tías huis de mi y no quereis acercarse a mi.-

¡Maldítos prejuicios! ¡Él no era así! Odiaba que la gente pensara esas cosas de él, incluso odiaba que dijeran todas esas tonterías. La gente que decía eso no lo conocía para juzgarlo de esa forma. A veces pensaba juntar a toda esa gente y quemarlos en una hoguera, como hacían antigüamente a las brujas.

Un escalofrío le recorrió por toda la espalda cuando pensó eso. Aunque sabía que eso no podía ocurrir, pero el mero hecho de ser mago le puso los pelos de punta. Escuchó lo que dijo ella de que compartía baño con todos sus hermanos y rió divertido.

-Creo que conozco a la mayoría de ellos, aunque solo sea de vista. A las únicas que os conozco es a tí y a Allie.- Se lo dijo haciendo memoria y poniendo cara de ello.-¿Tú conoces a mi hermana Daph? O..¿Aún no has tenido la desgracia de conocerla?-

Cualquiera que lo oyera hablando de esa forma, diría que el cariño que le podía tener a su hermana, era inmenso. No esque a John le gustara hablar mal de su hermana, sino que tampoco esque tuvieran una relació buena y pacífica entre ambos. Se pasaban los días discutiendo por cualquier cosa, peleandose por otra y debatiendo miles de temas en los que uno le hacía la contra a otro. Pero así eran los hermanos Delacour y no se podía cambiar. Aunque en el fondo, pero muy fondo como John decía, estaba el cariño de hermanos.
Escuchó lo que le dijo Mia sobre la beca de Nueva York y le sonrió. A veces pensaba que el tener siempre una sonrisa en la cara, le venía desde el día en que nació. Y incluso cuando estaba mal, siempre tenía una sonrisa.

-Me alegro por lo de la beca. Yo tengo mi propio negocio, un taller de reparaciones mágico.-Le decía mientras se untaba un dedo del helado de chocolate y le manchaba a su amiga la nariz-¡Mmm! ¡Está muy rico el chocolate! ¿Tú no lo crees así?-
^^
DealsFor.me - The best sales, coupons, and discounts for you

.options     .add reply   .new topic   .new poll   




Hosted for free by zIFBoards* (Terms of Use: Updated 2/10/2010) | Powered by Invision Power Board v1.3 Final © 2003 IPS, Inc.
Page creation time: 0.0386 seconds · Archive

The Autumn Effect skin & sidebar by Saphira of CAUTION 2.0, RPG-D, & RCR !