TALK ON CORNERS
about our
story

El año 2005 sería clave para todo el mundo, tanto muggles como magos. Habíamos luchado durante siglos por que nuestras costumbres, nuestros secretos mejor guardados no salieran a la luz. Por qué aquellos cuyos ojos no veían la realidad, siguieran ciegos y con los ojos vendados ante la realidad de la magia, ante su mera existencia.

Si quieres saber más...
Yo te lo mostraré




















AT
YOUR
SIDE

the admins




¡Feliz 2012!



















OLD
TOWN

Mysteries



#1.¿Cómo murió realmente Jeremy?
#2.El actual paradero de la pluma mágica. ¿La tienen los Brigadistas o sigue permaneciendo en Hogwarts?

Sigue la trama...

Cronología

Invierno
Año 2018

















HE SAID
She said



¡Sigue a estos personajes también!



















LOVE
GIVES

Love takes



¡Afilianos!











Image and video hosting by TinyPic Far Far Away

CREDITS
Sidebar: Dana
Coding Help: RCR

 
zIFBoards - Free Forum Hosting
Create your own social network with a free forum.
Learn More · Sign-up Now


Pages: (2) [1] 2  ( Go to first unread post ) .locked   .new topic   .new poll   

 Observando las estrellas, Johnny y quien quiera ^^
Marnie de Lancre
Posted: May 25 2011, 10:53 PM


Bruja por sorpresa / Estudiante / Nivel 1


Group: Guests
Posts: 49
Member No.: 20
Joined: 21-December 10



Tal y como había predicho la muchacha sus padres se habían negado rotundamente ¿Tan difícil era de entender que necesitaba hacer aquello? No solo porque la nota de ese trabajo de Astronomía era clave para la nota final, que también, sino porque quería demostrarles que ya era suficientemente madura y que no ocurriría nada malo, que podía pasar una de esas peculiares noches sin temor a ser descubierta o peor. Era obvio que después de la última que les armó no confiaran demasiado en ella pero Marnie no desistiría en el intento. Además, tampoco había mucho de lo que preocuparse puesto que se había tomado una vez al día la poción en la última semana y si mantenía su consciencia no podía pasar nada malo, ¿no?

Tras discutirlo durante un par de horas ambos terminaron cediendo pues de todas formas Gwendal también estaría como ella y siempre podría estar por ahí pendiente. Vamos, que muy sola no es que fuera a estar. Así pues, la muchacha se puso manos a la obra. Después de haberse tomado la poción y haber ayudado a su madre con la cena preparó su telescopio plegable y el mapa celeste que debía rellenar y lo metió en un pequeño bolso al que le había aplicado el complicado encantamiento de extensión indetectable que además de permitirle meter objetos grandiosos en él, no le afectaba en el peso. Cuando lo tuvo todo a punto dejó las cosas en un mueble que había en la entrada de la casa para que una vez hubiese terminado de cenar solo tuviera que alargar la mano para coger el bolso y salir por la puerta.

A pesar de que su madre estaba un tanto molesta con ella, la cena discurrió como casi todos los días: sin discusiones. No era una familia muy dada a gritarse en la mesa aunque eso no quería decir que no sucediese alguna que otra vez. Y aunque Marnie había pensado en irse nada más terminar de comer al final se ofreció a limpiar los platos para complacer aunque fuese un poquitín a su madre.

- Bueno me voy ya ¡Nos vemos mañana! - gritó desde la entrada.

Para ser la hora que era las calles estaban un tanto desérticas aunque para la joven tanto mejor así no se cruzaría con nadie que conociese, no tendría que responder a preguntas y tampoco la enredarían. Caminó por las tranquilas calles del pueblo hasta llegar a la plaza donde se quedó unos minutos pensativa. Por la noche a la gente no se le ocurriría adentrarse en el bosque pero los árboles le taparían el manto estrellado que debía observar por lo que sus otras opciones eran el lago y los alrededores de la iglesia y el cementerio. Francamente, a la chica no le hacía mucha gracia merodear por la iglesia de noche por lo que no se lo pensó más y se dirigió al lago donde podría encontrar un buen lugar donde montar su telescopio.

Como cabía esperar no había un alma por los alrededores, cosa que la joven de Lancre agradeció. Permaneció allí de pie observando el cielo y la vio. Una gran esfera blanca, medio oculta a causa de las nubes. Era hermosa y aterradora a la vez. Un escalofrío le recorrió la espalda antes de que se obligara a cerrar los ojos y desviar la mirada. Todavía quedaban como dos horas para que estuviera en su cénit así que debía aprovechar mientras podía por lo que empezó sacando una fina manta de su bolso, la cual estiró en el suelo y sobre la cual empezó a colocar el mapa celeste que debía rellenar, un bote de tinta, una pluma y una bolsa de golosinas que había cogido en el último momento y algo de beber. Finalmente sacó el telescopio y tras montarlo se inclinó en él para ver a través. Enseguida divisó la estrella Arturo, la más brillante del hemisferio boreal.
^^
John Delacour
Posted: May 31 2011, 07:26 PM


Sexy Wolf / Dueño de "Magic Things" / Nivel 2


Group: Guests
Posts: 37
Member No.: 112
Joined: 7-May 11



Había tenido un día bastante ajetreado, llevaba desde primeras horas de la mañana, reparando un coche mágico, el cual le había dado demasiados problemas a la hora de ponerse con él.

Después de estar todo el día liado con lo mismo, decidió dejarlo para el día siguiente. "¡Ya estaba bien por hoy!" Pensaba mientras cerraba la tienda. Suspiró, acababa de salir de trabajar y deseaba con todas sus fuerzas, llegar a su casa y descansar.

Cuando pasó un rato, John fué complacído. Estaba abriendo la puerta de su casa y al entrar lo recibió "Pitufo", un bulldog francés que su madre le había regalado a Daph en uno de sus cumpleaños.

A decir verdad, le tenía más aprecio al perro que a su propia hermana. Le acarició como de costumbre y cuando el perro se cansó, John subió las escaleras que conducían a la planta de arriba. Se duchó y bajó a la cocina.

Daph estaba ayudando a Christine a preparar la mesa, mientras que Eduard servía los platos.

-¡Qué tarde has llegado, John! ¿Has tenido mucho trabajo hoy?- Su madre tenía por costumbre el preguntarle como le había ido el día, cada día que pasaba. Se preocupaba mucho por John y más que pasaba los días enteros sin verlos, ya que solo llegaba para dormir.

-La verdad esque he tenido varios problemas con un coche, ya sabes mamá, cuando está una cosa completamente arreglada, sin comerselo ni beberselo, va y se rompe otra que ni sabía que se podía romper.- A veces era más complicado de lo normal y John que hasta no lo arreglara, no paraba de insistir.

La cena había concluído como siempre, aunque esa noche, no había habido las "típicas" peleas de los hermanos Delacour. John estaba muy cansado y no tenía ganas ni de "discutir" con Daph.

Llevaba un buen rato sentado en el sofá, mirando al televisor, como si lo estuviera viendo. Pero su mente estaba en otro lado. Estaba pensando en llamar a Allie o Marnie, incluso pensó en Eli o Sel, pero no sabía que hacer.

Cogió las llaves de su coche y salió por la puerta, se había ahorrado de dar explicaciones, él ya era mayorcito para esas cosas. Arrancó su "ford" y puso una dirección concreta. Siempre acababa allí, cada vez que quería reflexionar y no sabía el por qué.

Divisó por el camino un cartel que ponía "Black Lagoon" y siguió por donde le indicaba. Se conocía prácticamente todo "Le Valgrange" y varios países y ciudades más, pero aquella noche quería sentirse guiado.

Hacía mucho que andaba sin rumbo. Cuando aparcó, sacó del asiento trasero, su costosa y magnífica escoba. Siempre la llevaba para esos casos de reflexiones. Le gustaba volar, que el viento le diera en la cara y el mero hecho de sentirse libre.

Pudo comprobar que no estaba solo cuando llegó al lugar. Alguien más estaba ocupando su "espacio" para reflexionar. Cuanto más se acercaba, pudo averigüar de que aquella silueta de espaldas, se trataba de Marnie.

Fue avanzando sigilosamente por detrás, sin hacer ningún ruido para que ella no fuera capaz de oírle. Cuando estuvo lo suficiente cerca de ella, le tapó los ojos con las manos.

-Señorita de Lancre, así es como la debería de llamar, ¿no?- Esperó para que se diera la vuelta y con su varita, hizo aparecer una rosa blanca, nada común de lo normal. Ante todo era su amiga y John no quería ofenderla, en el caso que le regalara una rosa roja.

-¿Se puede saber que hace una chica tan guapa como tú, aquí sola y de noche? Podría correr algún peligro estando aquí solitaria.- Se lo dijo esbozando una sonrisa, le agradaba la compañía de Marnie, por encima de todo.
^^
Marnie de Lancre
Posted: Jun 1 2011, 08:38 PM


Bruja por sorpresa / Estudiante / Nivel 1


Group: Guests
Posts: 49
Member No.: 20
Joined: 21-December 10



Y allí seguía ella, observando las estrellas y llevándose de vez en cuando alguna gragea a la boca, las cuales ciertamente no eran siempre muy agradables de saborear. Pero había sido lista y es que a parte de traerse las golosinas se había traído una especie de cantimplora donde llevaba agua que con un poco de suerte le quitaría aquellos sabores tan horribles que aún horas después permanecían en la boca. La última gragea que se había tomado fue especialmente repugnante.

Echó un vistazo a su mapa todavía en blanco y luego a su reloj de pulsera. Aún quedaba para que fuera la hora propicia para rellenar la hoja pero a la muchacha no le importaba puesto que adoraba la astronomía. Eso lo había heredado de su madre, de su madre biológica. En ocasiones recordaba vagamente que juntas observaban los puntos estrellados que adornaban el cielo nocturno y en aquel momento le asaltó una duda. ¿Se acordaría de ella? ¿De su hija? Y al instante se arrepintió y se odió a sí misma. ¿Cómo podía importarle aquello? Ellos fueron los que la repudiaron, las que la echaron de su vida y los que indirectamente la habían hecho ser lo que era actualmente, una maldita que cada mes, cada luna llena, se convertía en un monstruo. Su familia eran los de Lancre, Gwendal y Fleur eran sus padres y sus hermanos Coraline e Ilhan. Ellos eran por los que debía preocuparse, por los que debía mejorar día a día como persona y como bruja.

Decidió concentrarse en contemplar el cielo a través de su telescopio y dejar de pensar en esos indeseables que una vez hicieron llamarse padres. Algunos podían ignorar que era adoptada y los que lo sabían ignorarían que a veces pensaba en ellos y que eso le dolía porque siempre se mostraba como una chica fuerte. Entre otras cosas para no hacer sentir mal a los de Lancre.

Y se centró tanto en el firmamento que ni se percató de que alguien se estaba acercando a donde se encontraba ella. No se dio cuenta hasta que le taparon los ojos, cosa que la sobresaltó. Iba a gritarle a quien quiera que fuese cuando escuchó la voz masculina, una voz que conocía bien.

- Señorito Delacour, ¿acaso pretendía darme un susto de muerte? – dijo dándose la vuelta y fingiendo estar enfadada, mas la sonrisa en su rostro decía lo contrario.

La muchacha alargó la mano encantada ante el gesto de la rosa blanca. Era todo un caballero aunque no lo aparentase. John le caía bien a pesar de llevarse seis años de diferencia, a decir verdad la mayoría de amistades de Marnie eran mayores que ella.

- Gracias por la rosa es muy bonita. Lo único que pasa es que no sé donde voy a guardarla -

Claro, John desconocía que la joven de Lancre no iba a regresar a casa al instante, que iba a pasarse prácticamente toda la noche andando de aquí para allá a cuatro patas evitando ser vista por alguien. ¡Por las calzas de Merlín! ¿Qué hacía John ahí? Y lo más importante, ¿cómo iba a deshacerse de él? Trató de no mostrar su repentina inquietud, tenía que mantener la calma y no alterarse, algo que no lograba hacer muy bien en las semanas próximas a la luna llena porque su condición de licántropo la volvía irascible. ¡Mierda! La había vuelto a liar. Aunque pensándolo bien todavía quedaba tiempo y con suerte John se marcharía antes de la transformación y si no pues ya se inventaría ella algo sobre la marcha.

- Pues como puedes ver estoy aquí acompañada de mi telescopio, tengo una tarea de Astronomía – mentó señalando el aparato y el mapa celeste – Y… ¿yo? ¿correr peligro? Si no hay nadie por aquí y además siempre llevo mi varita conmigo – Pero su varita no iba a serle de mucha ayuda en aquella ocasión. Menudo desastre – ¿Qué me dices de ti? ¿Dando un paseo nocturno?

La joven esperaba que así fuera y que siguiera con su paseíto. Se sentía mal por pensar de esa manera porque él era, a su parecer, un buen chico y tampoco quería llegar al punto de tener que hablarle de malas formas para que se marchara porque entre otras cosas no creía que así se fuera a largar antes. Sin embargo, tampoco podía dejar que descubriera el pastel porque sabía lo que seguía pensando la mayoría de magos acerca de los hombres-lobo y no solo ella saldría perjudicada, sino también su familia y no podía hacerles eso. Habían confiado en ella dejándola ir sola.

- Creía que después de una larga jornada de trabajo lo último que querrías sería dar vueltas por ahí en vez de quedarte en casa a descansar tirado en la cama o el sofá -
^^
John Delacour
Posted: Jun 13 2011, 08:52 PM


Sexy Wolf / Dueño de "Magic Things" / Nivel 2


Group: Guests
Posts: 37
Member No.: 112
Joined: 7-May 11



Le apareció una sonrisa amplia de oreja a oreja cuando Marnie se dió la vuelta y fingía estar enfadada. Y se rió cuando al final, ella optó por aceptarle la rosa blanca.

-Sabe usted que no, señorita de Lancre. Alguien como yo, jamás podría hacer tal cosa.- Hablaba tan educadamente como si de un libro o una película medieval se tratara. Aunque más bien, John no hablara nunca así. Simplemente lo hacía por divertirse y divertir también a su amiga.

Sacó la varita y hizo aparecer un recipiente parecido a un jarrón, para colocar la rosa que minutos antes él le había dado.

-¡Asunto arreglado! Ya puedes poner tu rosa a salvo- Se lo dijo mientras que le revolvía el pelo. Ese gesto era una costumbre que John había cogido, pero mientras que no le molestara a Marnie, él se daba por satisfecho.

Miró el telescopio y el mapa con los que ella estaba trabajando y dirigió su mirada hacia el cielo estrellado. La verdad esque esa noche el cielo estaba cubierto de pequeñas lucecitas como Daph lo llamaba, y corría una brisa agradable por el lugar. Que incluso hacía que se movieran las ramas de los árboles y que se oyera un "ruidito" bastante misterioso.

-A veces, la magia no lo arregla todo. Pero no te preocupes que yo haré todo lo posible por si pasa algo, ayudarte.- No todo era la magia, a veces era necesaria la fuerza y algo más.- ¿De mí? Pues nada, aquí dando un paseo que quería evadirme de todo en general, a veces necesito mi propio tiempo y espacio para reflexionar y aislarme de todo.- No solía salir de noche, ya que casi siempre salía tarde del trabajo y terminaba cansado.

-Estás equivocada hoy, señorita. La verdad que la mayoría de veces, sí que me suelo quedar en casa descansando. Pero esta noche sentía que necesitaba salir. Y además me he traido mi escoba, ¿te apetece dar un paseo por los altos vuelos?- Decía enseñandole la escoba, bastante costosa, pero ante todo muy buena y muy segura.
^^
Marnie de Lancre
Posted: Jun 14 2011, 10:55 PM


Bruja por sorpresa / Estudiante / Nivel 1


Group: Guests
Posts: 49
Member No.: 20
Joined: 21-December 10



La muchacha contempló maravillada cómo Johnny, como ella solía llamarle, hizo aparecer aquel jarrón para colocar la flor que le había regalado hacía escasos segundos. Se sintió un poco tonta porque ella también habría podido hacerlo pero estaba tan ocupada pensando en los próximos acontecimientos que su mente no tenía cabida para otras cosas.

- ¡Es genial muchas gracias! – la joven tomó el jarrón con la rosa justo cuando él empezó a revolverle el pelo. Marnie odiaba que le tocaran la cabeza pero con él, no sabía por qué, pero era diferente y nunca se había molestado por tal hecho.

Se quedó contemplando el jarrón mientras su cabeza seguía dándole vueltas a lo que acabaría sucediendo si John seguía con ella durante más tiempo. ¿Qué iba a hacer? ¿Por qué todo se complicaba tanto? Aunque quizás era ella la que complicaba las cosas, ya que no podía asegurar que él fuera a permanecer allí haciéndole compañía hasta que llegara la hora de su transformación. Tal vez se comía la cabeza de antemano sin saber qué era lo que podía o no podía suceder. Tenía que tratar de tomárselo con calma y actuar con total naturalidad, como si todo fuera sobre ruedas. John no podía enterarse de que algo la preocupaba porque comenzaría a hacer preguntas y era lo último que le faltaba.

Mientras conjuraba algo que protegiera el jarrón con la rosa y lo introducía en el bolso que llevaba consigo escuchaba al reparador del pueblo. ¡Cuánta razón en sus palabras! Muchos magos y brujas se creían que eran más poderosos por portar una varita y que podrían alcanzar cualquier cosa con ella, pero nada más lejos de la realidad. Quizás consiguieran alguna que otra cosa, todas materiales por supuesto, pero las más importantes de la vida no te las proporcionaban ellas.

- No… ¿De verdad piensas ser una especie de caballero andante? – bromeó la joven de Lancre ante el comentario de John. – Yo creo que puedo desenvolverme bien sola, pero tendré en cuenta tu ofrecimiento -

Marnie no era del tipo de persona que recurría a los demás cuando tenía problemas (exceptuando cuando se trataba de hacer pociones). Intentaba solucionarlos por sí sola si era posible y si luego se veía con demasiados problemas tal vez se lo comentaba a alguien para que la ayudara. La joven siempre quería demostrar que era capaz de afrontar las cosas y que no era tan pequeña como muchos pudiesen pensar, cosa que la irritaba bastante. Claro que también era consciente de que en según que situaciones era mejor tener a alguien que pudiera echarte un cable.

- Eso está bien, salir y despejarse. Todos necesitamos algo de relax – aunque precisamente aquella noche a Marnie no le pareció muy buena elección ¡menuda suerte la suya! – Yo también estoy cansada de ir de casa al colegio y del colegio a casa pero bueno, ya queda poco para que me levanten del todo el castigo – añadió sonriendo.

¿Escoba? ¿Había escuchado escoba? La joven reparó entonces en que el joven la llevaba con él. Como decía, estaba tan pendiente de otras cosas que ni se había fijado en ella.

- ¿De verdad? ¿Lo dices enserio? ¡Me encantaría! – la joven se puso en pie impaciente por montar en escoba y eso que la última vez que montó en una acabó estrellándose, pero no le importaba, le encantaba volar en escoba – Pero con una condición. En una hora tengo que estar de vuelta aquí porque si no termino el trabajo, la profesora no será la única que se enfade. Además, tú debes de estar cansado y tampoco querría molestarte mucho -

En realidad no es que se preocupara porque el chico estuviese cansado tras un largo día de trabajo, que también, pero más bien se preocupaba por su secreto. Podía sonar egoísta pero era lo mejor para ambos ¿no? además, ella también estaba algo fatigada como solía ocurrirle en la semana previa a la luna llena pese a que ante Delacour intentara mostrarse energética y saludable como siempre.

- Bueno, ¿cuándo vamos a realizar el despegue? – preguntó ansiosa la joven olvidándose por unos momentos de sus inquietudes.
^^
John Delacour
Posted: Jun 17 2011, 12:54 PM


Sexy Wolf / Dueño de "Magic Things" / Nivel 2


Group: Guests
Posts: 37
Member No.: 112
Joined: 7-May 11



- No… ¿De verdad piensas ser una especie de caballero andante? Yo creo que puedo desenvolverme bien sola, pero tendré en cuenta tu ofrecimiento –

Le sonrió divertido ante aquel comentario de Marnie, le gustaba bromear a pesar de todo y eso era una de las cosas que le gustaba a John de sí mismo. Le pico con un dedo en la nariz de su amiga y le volvió a revolverle más el pelo.

-La verdad que puedo ser muchas cosas, pero tampoco te vayas a creer ahora que me voy transformando de una cosa a otra.- Aunque era verdad, que con algún que otro conjuro podía hacer varias transformaciones, pero John no es que hubiera nacido con un don como tal.-Quizás, pero si necesitas cualquier cosa, ya sabes donde encontrarme.-

Quien no lo conociese y lo estuviera oyendo en ese mismo momento, habría pensado que John no era el mismo de siempre. Que aquellas cosas que estaba diciendo, no podían salir de él. Pero aquello sólo era la fachada que los que no lo conocían, veían. ¡Maldecía que la gente lo juzgara sin conocerlo! Él era todo lo contrario a lo que aquellas personas ajenas pensaran.

- Eso está bien, salir y despejarse. Todos necesitamos algo de relax. Yo también estoy cansada de ir de casa al colegio y del colegio a casa pero bueno, ya queda poco para que me levanten del todo el castigo – añadió Marnie sonriéndole.

-Yo necesito bastante relax, y el motivo de ello, es mi “queridita” hermana. Le gusta estar siempre fastidiándome, sobretodo cuando llego a casa después de trabajar.- John no sabía si Marnie conocía a Daph, aunque si se había pasado por la Taberna “Scarlett Moon”, seguro que la conocía.

Asintió con la cabeza cuando Marnie le preguntó, que si el paseo en la escoba era de verdad. Y vio como se puso de pie con ansias de montar en la escoba. Alzó la mano y cogió la escoba, que segundos antes la había dejado apoyada en uno de los árboles.

-No te preocupes por la hora, no creo que si tardamos más nos vayan a comer los lobos! Además tienes que disfrutar del viaje, sino no sirve de nada ir en escoba.- Le decía mientras le acercaba la escoba y le servía su mano en señal de ayudarla a subir.- Vamos, señorita de Lancre! ¿La próxima parada a donde quiere que sea?- Le decía mientras se subía él también a la escoba y esperaba a que le contestara para despegar.
^^
Marnie de Lancre
Posted: Jun 24 2011, 06:52 PM


Bruja por sorpresa / Estudiante / Nivel 1


Group: Guests
Posts: 49
Member No.: 20
Joined: 21-December 10



Marnie comprendía al muchacho puesto que ella también tenía dos hermanos menores aunque a ella nunca la fastidiaban demasiado. Quizás se debiera a que ella no se dejaba molestar o porque las devolvía con creces, y es que no era muy buena idea meterse con Marnie de Lancre. Cualquiera que hubiese ido con ella a clases hacía unos años sabía de lo que era capaz la jovencita cuando estaba realmente molesta y por eso mismo se lo pensaban dos veces antes de tener que vérselas con ella.

- ¿Tu hermana es esa chica que trabaja en Scarlett Moon verdad? No la conozco mucho pero sé que es amiga de mi prima Caroline -

La joven lucía una sonrisa en el rostro motivo de la invitación a un vuelo en escoba pero en cuanto John hizo la broma acerca de los lobos, ésta se le congeló. ¿Por qué había tenido que decir precisamente eso? Al percatarse de su repentina paralización la muchacha comenzó a reír intentando sonar convincente aunque no creía haberlo logrado del todo pero mientras Delacour no se diera cuenta de que se había puesto tensa no pasaba nada. Y si el muchacho se había dado cuenta más le valía no hacer preguntas porque Marnie no tenía ninguna respuesta en mente y en aquellos momentos su cerebro no funcionaba al cien por cien.

- Pero qué cosas tienes Johnny – dijo mientras tomaba su mano y montaba en la escoba. Se situó en la parte de atrás de la escoba para que él pudiera acomodarse delante y así ella agarrarse a su cintura para mayor seguridad – ¿Qué tal si sobrevolamos el bosque y la reserva? -

Esperó una respuesta afirmativa por parte del muchacho y cuando él la avisó de que iban a despegar se agarró con más fuerza a él pero sin llegar a estrangularlo ni nada por el estilo. No tenía miedo de caerse además, John no dejaría que eso ocurriera. Muchos en el pueblo podían pensar que era un egocéntrico y un creído pero por lo poco que conocía Marnie sobre él, podía asegurar que se equivocaban de cabo a rabo. Era una bellísima persona además de ser muy divertido.

La joven miraba maravillada el paisaje bajo sus pies, no es que se viera demasiada cosa puesto que las copas de los árboles que formaban aquel frondoso bosque lo tapaban todo pero aún así era digno de ver. La Luz de la luna lo bañaba todo y le daba un toque mágico. La luna. Cada vez quedaba menos pero Marnie decidió olvidarse de ella por un rato y disfrutar del momento. Así pues acabó apoyando la cabeza en la espalda de Delacour y cerrando los ojos, notando solamente la brisa acariciando su rostro y alborotando su cabello además de su propia respiración.

Estaba tan a gusto que por un momento olvidó con quien estaba y se imaginó con aquella persona con la que desearía estar compartiendo ahora esos maravillosos minutos. Estar abrazada a él, rodeados de la misma paz y tranquilidad que se respiraba en aquellos momentos y sin necesidad de nada más. Cuando abrió los ojos y volvió a la realidad podía verse la decepción en su rostro. No porque no se lo estuviera pasando bien, ya que le estaba sentando de maravilla aquel viajecito de altos vuelos, sino porque John no era esa otra persona. Se preguntó si Delacour le habría dirigido la palabra en algún momento y cuanto tiempo había estado ella fantaseando. Aquello estaba mal y lo sabía, tenía que lograr quitárselo de la cabeza y olvidarle, pasar página. Debía hacerlo por mucho que le doliera la idea porque cuanto más tardaba, más daño se hacía a sí misma.
Dejó escapar un largo suspiro que esperó que no fuera audible para el joven que dirigía la escoba y alzó la mirada para observar los puntos luminosos que adornaban el oscuro manto que los cubría.

- ¿Ves aquellas estrellas de ahí? – le dijo señalando con su dedo a un grupo de cuerpos celestes - Forman la constelación Cassiopeia y un poco más allá está la constelación de Cepheus, que representa al rey de Etiopía Cefeo y el cual era esposo de Casiopea – La joven siguió hablándole de alguna de las constelaciones hasta que se le ocurrió que tal vez estuviera aburriendo al chico con sus historias sobre las estrellas por lo que decidió callarse y continuar observando en silencio.

¡Oh mierda! ¿Cuánto tiempo llevaban volando en escoba? La joven quiso mirar la hora en su reloj de pulsera pero al estar cogida a John le era un tanto imposible y no se atrevía a soltarlo por lo que buscó la luna en el firmamento ¡Mayday, mayday! Tenía que regresar al lago de inmediato, recoger sus cosas y despedirse de John pero, ¿cómo? Marnie no estaba segura de que fueran a llegar a tiempo así que sólo se le ocurrió decir una cosa y rezar para que el chico actuara como ella esperaba que hiciera.

- ¡John! ¡John! Creo… creo que he visto algo ahí abajo -
^^
John Delacour
Posted: Jul 16 2011, 03:15 AM


Sexy Wolf / Dueño de "Magic Things" / Nivel 2


Group: Guests
Posts: 37
Member No.: 112
Joined: 7-May 11



-Si, por lo que veo has oído hablar de ella. Será mejor que no tengas la desgracia de conocerla.- Sonó divertido mientras lo decía, pero John no lo había dicho a malas. Sabía que Daph tenía su mal genio y podía llevarse mal con cualquiera, pero en el fondo era buena chica.

Sonrió a Marnie cuando sin comerselo ni beberselo, pasó de estar completamente seria a reírse a carcajadas. No sabía cual era el motivo de ello, quizás era bipolar y John no lo sabía. Pero tampoco esque le importara demasiado al muchacho, la bipolaridad de su amiga, él sabía que fuera como fuese, la aceptaba igual.

Vió como Marnie se montaba casi al final de la escoba, dejándole sitio a él delante. Le hizo un gesto de "OK" con el pulgar levantado, dejándole ver su aceptación. John se subió delante de ella, se acomodó y antes de comenzar con su vuelo, pudo comprobar que Marnie lo había agarrado por la cintura. Sonrió, aunque sabía perfectamente que ella no lo vería. Estaba cómodo y pasando un rato agradable con su amiga. Era algo que agradecía bastante y así se lo hacía saber a ella. O al menos eso pensaba él, pensaba así porque nunca antes había dejado a nadie que subiera en su escoba, y menos acompañarle en un paseo en ella.

-Sabes que soy divertido y admite que te ríes con mis payasadas, sino no hubieras aceptado el paseo en escoba conmigo, ¿verdad?-Se lo decía aunque tenía que girar un poco la cabeza para que Marnie pudiera escucharlo casi al 100%. Volvió a mirar adelante justo cuando su despegue iba a comenzar y giró la cabeza unos segundos para hablarle a ella.-Iremos donde quieras, la verdad esque últimamente, yo no llevo un rumbo fijo. Ando como desorientado, incluso yo diría que perdido un poco también. Pero si quieres ir allí, no te preocupes, te llevaré.- Tampoco le importaba mucho donde fueran, le gustaba pasear por todos sitios. Aunque esa noche no supiera donde podría acabar.

Pero eso no solo le pasaba con la dirección de hacia donde iba o venía cuando salía, también le pasaba respecto con su vida. Era compleja, liosa, dificultosa, pero lo más importante, esque no tenía un rumbo fijo como él decía.

Notó que Marnie lo agarró más fuerte cuando despegaron, aquello era algo que a veces le incomodaba. Pero no por la persona, sino por el hecho de que no le gustaba sentirse amarrado, a él le gustaba la sensación de libertad. No le dijo nada a su amiga de ese tema, no quería molestarla y no sabía como podía reaccionar si se lo decía. Podía hasta llegar a pensar que era un tiquismiquis porque se quejaba de todo, y estaba claro que John no le quería dar esa imagen.

Notaba la brisa soplando en su cara, aquella sensación que tanto le gustaba. Era un soplo de aire fresco, tanto que inspiró e espiró fuerte para notar aquel oxígeno natural entrando y saliendo de sus pulmones. Se preguntaba que estaba pensando Marnie al respecto, aparte que sentía curiosidad por saber que pensaba ella de él. La curiosidad por si pensaba lo mismo que las demás personas, que pensaban que era un egocéntrico y demás. Movió la cabeza de izquierda a derecha, como si estuviera intentando sacarse esos pensamientos. A veces, tenía cosas de bombero retirado, como su madre le decía.
-¿Has visto que paisaje tan bonito se ve desde estas alturas? ... ¿Y esto otro...? ... ¿Y...? ¿Marnie..? ¿Estás ahí?-

Se calló durante unos segundos, ya que a sus oídos no llegaban ninguna respuesta de Marnie. ¿Y si se había quedado dormida? O..¿Y si se había caído y John no había oído nada? Entonces fue cuando con una de las manos, la llevo hacía atrás buscándo alguna parte de ella. Segundos más tarde pudó respirar tranquilo, ya que había dado con una de las piernas de su amiga. ¡Menudo susto se había llevado! Ya sólo le habría faltado que su amiga se hubiera caído para acumular a su larga colección de fracasos, otra cosa más. Llevaba un tiempo en el que todo le salía mal. Se acordó de que le había tocado la pierna sin tener ningún permiso o algo similar, en el que ella le hubiera dicho que podía realizar aquella acción. Y se avergonzó, ella debía de pensar que era un aprovechado por lo que había hecho.

Con una de las manos, buscó las de ella y se las volvió a colocar en su cintura a la altura adecuada para agarrarlo. En señal de disculpa y para que supiera que lo podía agarrar para más seguridad la de ella, y también que supiera que a él no le molestaba. Se relajó cuando escuchó la voz de Marnie, explicándole las estrellas que veían a su paso. Movió la cabeza hacia arriba y abajo, para que la muchacha pudiera comprobar que escuchaba lo que decía y que también contaba con cultura y conocía perfectamente la historia, astronomía y demás asignaturas. Aunque John no se lo hubiese dicho, ni a ella ni a nadie, él sacaba buenas notas en todas las asignaturas que había estudiado, tanto por no decir excelentes notas. Pero no quería que los demás se pensaran que era un empollón, lo mejor era que diera otra imagen y no esa.

Estaba disfrutando del paseo y aquellos momentos no los cambiaba por nada. ¿Cuánto tiempo llevaban ya volando? No tenía ni idea, él sólo se limitaba a llevar correctamente la escoba y a disfrutar de lo que estaba haciendo. Y que por supuesto, Marnie se sintiiera bien. Aquella agradable brisa le recorría por todo su cuerpo y se entrecolaba por los huecos que dejaban su camiseta cuando se movía constantemente. No podía explicar aquella sensación, era tan maravillosa que abrió los brazos, como lo hicieron los protagonistas de la película Titanic, y se olvidó completamente de todo, solo estaba pendiente de que la sensación agradable no terminara.

Escuchaba el sonido de los árboles moverse, el del viento y algún que otro sonido más que no lograba averigüar. Estaba sumergido en aquellas cosas, que no oyó hablar a Marnie y advertirle de algo. Se había olvidado de que el que conducía la escoba era él y cuando se quiso dar cuenta, era algo tarde. Caían en picado mientras que John intentaba volver a tomar el control sobre la escoba. Marnie esta vez, se agarraba aún más fuerte a su cintura y aquella señal no era buena por parte de ella. Con una de las manos, buscó en su bolsillo y sacó su varita. Iba a remediar la catástrofe mediante un hechizo para poder controlar la escoba, pero en ese momento no se acordaba de ninguno.

-¡No temas Marnie, todo esta controlado! Pronto aterrizaremos.- No podía decirle que si no se acordaba de un hechizo pronto, se iban a estrellar. ¡Que no cundiera el pánico! Pensaba John mientras que hacía memoria.

La velocidad de bajada aumentaba y el tiempo se le acababa, el suelo se veía muy de cerca y John aún no tenía una solución al problema. Pero, antes de que pudieran estrellarse contra el suelo, se le ocurrió una estupidez, según pensaba él. Hizo aparecer una colchoneta como las que ponían los bomberos en los incendios, y lo hubicó donde, según sus cálculos matemáticos caería Marnie, y sabía que no iban a fallar porque el recordarse que había sido el mejor en esa asignatura, era algo que no le gustaba recordar.

¡Y Así fue, tal y como él lo había calculado! Marnie calló encima de la colchoneta y ella no corría el riesgo de haberse hecho nada, nisiquiera rasguños. Pero John no se había dado cuenta de que para él no había pensado nada, y cuando lo iba a hacer era demasiado tarde. Se estrelló contra el suelo, fue tan tremendo el golpe que se hizo un agujero en el suelo. ¡Pues sí que era de piedra o algo así! Ni con más horas de deporte lo habría conseguido. Para colmo, la escoba le calló en la cabeza, un golpe acertado debería de pensar si estuviera consciente y no le hubiese pasado nada de lo que le acababa de ocurrir.
^^
Marnie de Lancre
Posted: Jul 17 2011, 10:27 PM


Bruja por sorpresa / Estudiante / Nivel 1


Group: Guests
Posts: 49
Member No.: 20
Joined: 21-December 10



Marnie esperó y esperó pero John no reaccionó a sus palabras por lo que volvió a repetirlo una vez más fingiendo estar asustada para ver si el chico le contestaba pero al igual que ella antes, el muchacho parecía estar en algún tipo de ensoñación. ¡Incluso había dejado de sujetarse a la escoba! Estaba loco de remate pero aún así la escoba seguía estable, de momento. De todos modos, la muchacha no creyó que el chico fuera a estar mucho rato sin sujetarse a la escoba por lo que no le dijo nada. Que equivocada estaba. John seguía ignorándola, como si estuviera en otro lugar y no pudiese escucharla y lo que era peor aún, seguía con las manos en el aire.

- ¡JOHN! – gritó la joven empezando a perder los nervios - Haz el favor de cogerte a la escoba -

La joven de Lancre al verse perdiendo altura a una velocidad alarmante se agarró con más fuerza a John, una completa estupidez si lo pensabas porque él también se iba a estrellar, mas fue un acto reflejo por lo que no pudo evitarlo. Y mientras se precipitaban la muchacha no pudo pensar sino en que jamás volvería a montar en una escoba porque comenzaba a pensar que éstas la odiaban y pretendían matarla cada vez que montaba en una. No quería volver a estrellarse, se negaba.

- ¿Qué no tema? Estamos a punto de matarnos y lo único que sabes decirme es ¿no temas?

La joven comenzaba a estar histérica. Solo daban bandazos a ciegas a uno y otro lado, ya que al ser de noche no se veía apenas nada y para colmo John no conseguía mantener el control de la escoba. Iban a pegársela. Era inevitable. ¿Qué había hecho para merecérselo, otra vez? Notó que John se movía y dedujo que el mago estaba buscando su varita, cosa que también ella debería estar haciendo. Como ya daba por hecho que se iban a estampar contra el suelo no le importó soltarse del muchacho para coger la varita de su bolso. Le costó un poco encontrarla debido a las vueltas que daban en el aire y a los nervios que llevaba encima pero lo importante es que la encontró.

Blandió la varita con la intención de lanzar el encantamiento Aresto Momentum a la vez que escuchaba a John hacer un conjuro, pero no realizó la correcta pronunciación y como consecuencia no pudo detener sus caídas, ¿o sí? Había cerrado los ojos momentos antes del golpe por lo que no vio lo que había hecho John y pensó que su encantamiento había surgido efecto. Mas luego se percató de que estaba sobre algo blando y en teoría debería estar suspendida a pocos centímetros sobre el suelo. Abrió los ojos y se vio sobre un colchón o algo por el estilo, del cual se levantó de un salto para comprobar que su acompañante había salido también ileso de la caída, pero él no estaba con ella.

- ¿Johnny?

Conjuró un Lumos para tener una luz que la guiara por la oscuridad del bosque y al darse la vuelta ahogó un grito al ver a Delacour en un boquete en el suelo, inmóvil. Corrió hacia él gritando su nombre pero no obtuvo respuesta alguna. Se agachó al lado suyo y le tomó el pulso. Suspiró aliviada al ver que tan solo estaba inconsciente. Inconsciente. Era la ocasión perfecta para alejarse de él y sufrir la transformación a solas, con el secreto a salvo. Pero, ¿cómo iba a dejarlo allí tirado? ¿Qué clase de persona sería de hacerlo? ¡Mierda! ¿Por qué tenían que complicarse siempre tanto las cosas? Tras una corta disputa consigo misma la muchacha tomó por debajo de los hombros al chico y comenzó a tirar de él para sacarlo de donde estaba y tumbarlo sobre la hierba. Aquello le costó lo suyo pero con esfuerzo e insistencia consiguió lo que se proponía y ahora John yacía en la hierba.

Ahora solo quedaba saber que hacer y es que seguía con el dilema en su cabeza. No podía dejarlo allí tirado en mitad del bosque pero tampoco podía dejarle saber lo que era ella en realidad y todas las opciones que se le ocurrían eran mediocres: 1. Podía abandonar a John y que pensara que era una persona repugnante (cosa que no sería mentira); 2. Podía abandonar a John y que pensara que fue en busca de ayuda aunque podía conjurar perfectamente un patronus así que el chico no se lo tragaría; 3. Podía quedarse con él, transformarse y que el muchacho sumara uno más uno.

¿Qué era más importante, que su amigo estuviese bien o el secreto de su familia? Marnie miró en primer lugar el cuerpo de John y luego al bosque. Hiciera lo que hiciera la haría responsable de las posibles consecuencias y se decidió por lo que el corazón le dictaba.

- Lo siento -

Miró una última vez al joven para luego alejarse del lugar y adentrarse un poco más en el bosque. No quedaba mucho tiempo pero si el joven recobraba la consciencia antes, no quería que él lo viera. Al menos le ahorraría aquella visión tan espantosa.

Permaneció en pie junto al tronco de un árbol a la espera de que la luna llena la convirtiera en el monstruo que John creería que era cuando la viera, él y todos los que se enteraran cuando Delacour lo contara.
Pronto empezó a temblar sin poder controlarse. La piel se le desprendía sin que pudiera hacer nada al respecto. Todos los huesos de su cuerpo se arquearon y se retorcieron aprisionándole los músculos. La chica cayó de rodillas sobre la hierba, boqueando. Sin poder evitarlo soltó un alarido de dolor al mismo tiempo que clavaba las uñas en la tierra en el momento que su columna parecía quebrarse por completo.
^^
John Delacour
Posted: Oct 11 2011, 06:27 PM


Sexy Wolf / Dueño de "Magic Things" / Nivel 2


Group: Guests
Posts: 37
Member No.: 112
Joined: 7-May 11



"Dientes afilados, pelo por todas partes, ojos grandes y aterradores y cuatro patas con garras afiladas. Lo miraba fijamente sin quitarle un ojo de encima al muchacho, pero poco a poco se acercaba a pocos centímetros de él. No tenía sentido alguno, ¿Qué hacía un licántropo en aquel sitio y frente a él?

Tragó saliva lentamente y cogió aire, no pensaba salir corriendo, ya que si lo hacía, el animal lo cogería en cuestión de segundos. esa no era una buena idea, así que permaneció quieto en el sitio que estaba y observó al lobo. Este dio varios pasos y cuando menos se lo esperaba, se abalanzó sobre John."


¡Puufff! Aquella imagen se había esfumado como si de humo de un cigarro se tratara. Había sido un sueño, aunque más bien lo clasificaba como una pesadilla. Se pasó una mano por la frente quitándose el sudor y respiró fuerte, pero aquello no iba bien. Tenía un fuerte dolor de cabeza, pinchazos y sentía un dolor muy agudo alrededor de donde estaban las costillas.

Comprobó todas las articulaciones y uniones de su cuerpo, pero todo estaba bien, menos su brazo izquierdo. No podía mover el brazo a causa del dolor y aquello era un problema. ¡Vaya ostión se había metido! Pero al menos había sobrevivido, aunque con varios huesos rotos.

Se levantó como pudo y cuando estuvo de pie, miró hacia todos lados. Buscaba a Marnie, no se acordaba de muchas cosas, pero de lo que sí se acordaba es que Marnie iba con él y ahora debía encontrarla. Estaba confuso, desorientado, aturdido y dolorido, pero aún así no iba a dejar de buscar a su amiga.

Cogió su varita del suelo, que se había caído al caer y hizo aparecer un Lumos. Caminó unos cuantos pasos más, adentrándose en el bosque pero se quedó parado antes de adentrarse por completo. Parpadeó varias veces, incluso se hubiese dado un par de ostias en la cara sino llegaba a ser porque, la mano que tenía buena era con la que sujetaba la varita.

No daba crédito con lo que sus ojos veían, la mejor opción era ir a un psicólogo. ¿Y si se estaba volviendo loco? Veía alucinaciones y eso era ya una razón para ir a que lo revisara un especialista. No le quitó la vista de encima al lobo mientras que le apuntaba con la varita por si le atacaba o cualquier cosa.

- ¿Marnie? ¿Estás ahí? ¡Venga sal y déjate de juegos! Esto no es un juego y si para tí lo es, no tiene gracia.- Le gritaba a su amiga, esperando que saliera de donde estuviera escondida, si es que lo estaba.

Había algo que no encajaba, Marnie había desaparecido de repente y ahora John estaba frente a un licántropo. Pero había algo que le resultaba familiar, llevaba colgando una bandolera y no cualquiera. ¡Era la de Marnie! Ahogó un grito casi inaudible y tragó saliva.

No podía ser cierto lo que estaba pensando el joven Delacour, que aquel animal se había zampado a su amiga y ella había peleado con la criatura hasta darse por vencida. No esque fuera una teoría convincente.
^^
zIFBoards - Free Forum Hosting
Fully Featured & Customizable Free Forums
Learn More · Register Now

.options    Pages: (2) [1] 2  .locked   .new topic   .new poll   




Hosted for free by zIFBoards* (Terms of Use: Updated 2/10/2010) | Powered by Invision Power Board v1.3 Final © 2003 IPS, Inc.
Page creation time: 0.0511 seconds · Archive

The Autumn Effect skin & sidebar by Saphira of CAUTION 2.0, RPG-D, & RCR !