TALK ON CORNERS
about our
story

El año 2005 sería clave para todo el mundo, tanto muggles como magos. Habíamos luchado durante siglos por que nuestras costumbres, nuestros secretos mejor guardados no salieran a la luz. Por qué aquellos cuyos ojos no veían la realidad, siguieran ciegos y con los ojos vendados ante la realidad de la magia, ante su mera existencia.

Si quieres saber más...
Yo te lo mostraré




















AT
YOUR
SIDE

the admins




¡Feliz 2012!



















OLD
TOWN

Mysteries



#1.¿Cómo murió realmente Jeremy?
#2.El actual paradero de la pluma mágica. ¿La tienen los Brigadistas o sigue permaneciendo en Hogwarts?

Sigue la trama...

Cronología

Invierno
Año 2018

















HE SAID
She said



¡Sigue a estos personajes también!



















LOVE
GIVES

Love takes



¡Afilianos!











Image and video hosting by TinyPic Far Far Away

CREDITS
Sidebar: Dana
Coding Help: RCR

 
zIFBoards - Free Forum Hosting
Join the millions that use us for their forum communities. Create your own forum today.


Pages: (3) 1 [2] 3  ( Go to first unread post ) .add reply   .new topic   .new poll   

 [Θ] Trama 1.2 - Vicktoria's Part.
Selene Goldman
Posted: Apr 2 2011, 10:47 PM


Co-propietaria de Goldman's / Nivel 1
Group Icon

Group: Bruja
Posts: 44
Member No.: 40
Joined: 24-December 10



Siguió con la mano dentro del bolso sintiendo la varita mientras se reía del pobre hombre que no hacía más que moverse sin control; como ella, se formó un corro de carcajadas alrededor del sujeto, que se disolvió rápidamente cuando el Brigadista disparó. “¿Pero se ha vuelto loco o qué? Va cundir el pánico y…” Y tan pronto lo pensó, la gente empezó a correr descontroladamente hacia la salida del local empujándose unos a otros sin importarles que o a quien se llevaran por delante.

En ése momento Selene agradeció varias cosas; haberse puesto botas y no tacones, no ser especialmente grande, y tener a un hombre enorme al lado. Sacó la varita, pero no la usó, solo era por si acaso, se sentía más protegida así; además, con la avalancha de gente nadie se iba a fijar en una chica con una varita… mejor pasar desapercibida hasta entender que estaba pasando allí. Se puso detrás del hombre enorme enganchándose a él como si le fuera la vida en ello y usándolo de escudo humano, cosa que le permitió avanzar sin que su vida corriera peligro. Cuando estuvo suficientemente cerca de la pared para llegar a ella sin ser pisoteada se separó de su protección momentánea y se quedó lo más pegada a la pared que pudo.

Desde su posición, por entre las cabezas de la gente divisó a Walter, Caroline, Ethan y Andrea… ¿Qué hacían todos ellos allí? Temió por ellos, pues estaban bastante más mal situados que Sel. También se fijó en los hombres que avanzaban en dirección contraria a la multitud… ¿Brigadistas? Genial, en menudo lio se había metido sin saberlo.

Necesitaba distraer a los Brigadistas, aunque no sabía ni porqué, y necesitaba desestresar a la gente… cosa que iba a resultar imposible. Optó por distraer con algún hechizo simple pero efectivo. Pero antes tenía que hacer algo con esos dos de en medio de la sala… o reaccionaban o serían aplastados…

Se subió a una silla que había en la pared (arriesgando su integridad personal) para ver mejor su objetivo; Ethan y Andrea no estaban muy lejos, pero tampoco les tenia a 2 metros. Apuntó hacia ellos la varita por encima de las cabezas de los aterrorizados muggles.

- Partis temporus! – Pensó que un Protego no habría sido muy útil contra daños físicos. Acto seguido pasó a su otra parte del plan. - Luctus niebla. - A ver si así al menos conseguía que los Brigadistas no pudieran seguir buscándoles.

Aunque tan pronto como lo conjuró se dio cuenta que quizás eso creaba más pánico entre la gente.
^^
Ethan Corr
Posted: Apr 3 2011, 11:04 AM


Educador del Siochána


Group: Guests
Posts: 40
Member No.: 9
Joined: 2-August 10



El joven mago estaba escuchando lo que fuese que tenía que decirle la muchacha cuando se oyó un primer estallido y segundos después otro igual. Ethan nunca había escuchado el disparo de un arma pero aquello no podía ser otra cosa. Las personas de su alrededor dejaron de bailar nada más oír el primer tiro y a algunas personas chillar pero pronto todos los allí presentes comenzaron a empujarse los unos a los otros para abrirse camino y salir del local lo antes posible. ¿A qué loco se le ocurría disparar en un lugar tan concurrido? ¿Es que no pensaban con la cabeza?

Instintivamente el joven rodeó con los brazos a Andrea para que nadie la empujara y empezó a pensar en la manera de salir del meollo porque ambos estaban en el centro de la marabunta y si no se daban prisa acabarían muy mal. Lo más práctico hubiese sido aparecerse fuera del local o en los servicios del mismo pero con los muggles asustados corriendo de aquí para allá era muy probable que sufrieran una partición en el proceso, por lo que lo descartó al momento. La idea era salir sanos y salvos en la medida de lo posible.

Así pues solo les quedaba una opción: alejarse de la muchedumbre. Como todos se dirigían hacia la salida, ellos deberían ir en dirección contraria en busca de un recoveco para salvaguardarse de la estampida de muggles histéricos y tener una buena perspectiva en cuanto a la posición de los cuatro o cinco brigadistas aunque con tanto jaleo dudaba que eso fuera a ser posible.

- No te separes de mí -

A renglón seguido, el irlandés tomó de la mano a la joven para evitar separarse y comenzó a abrirse camino entre la gente dando empujones si hacía falta, no podían permanecer más tiempo entre la multitud. Sin embargo, eso significaba separarse aún más de Caroline y eso al chico no le hacía mucha gracia. Dudaba que el brigadista que se dirigió a ella hubiese descubierto que era bruja puesto que Caroline pese a ser ingenua en muchos aspectos, era bastante lista. Lo que le preocupaba es que la gente la arrollara y de no ser porque iba con Andrea hubiese ido directo hacia ella por mucho que pudiera recibir porque entre otras cosas le había prometido a Zeus que cuidaría de ella.


Acciones: Arrastrar a Andrea y abrirse a empujones entre la gente en caso de necesidad para encontrar un lugar donde no ser aplastados por la masa histérica (?)
^^
Andrea Castaño
Posted: Apr 3 2011, 04:38 PM


Jovencita cool / Estudiante / Nivel 1
Group Icon

Group: Bruja Pija
Posts: 12
Member No.: 72
Joined: 16-January 11



- … y entonces le he dicho a Selene que nos fuésemos de fiesta –Un empujón le hizo chocarse contra Ethan- ¡Ay! Bueno, y nos vestimos y míranos, aquí estamos. –La muchacha se quedó meditabunda- ¿Dónde está Selene? –Otro empujón la zarandeó con tanta fuerza, que si hubiese tenido alguna bebida en la mano la habría derramado encima de su corto vestido negro- ¡Jolín! ¡Ve con cuidado!

La joven Castaño empujó al gran chico que no paraba de empujarle, pero el chaval ni se inmutó, ya que siguió bailando a una velocidad admirable, aunque, por desgracia, con una danza absolutamente ridícula. La cara de la chica dejó de mostrar enfado para pasar rápidamente a una alegría que le daba verle bailar sin vergüenza para después estallar en carcajadas. Llamó la atención de Ethan que seguía detrás de ella para que viera él también el espectáculo que se estaba montando. También pudo ver por fin a Selene, la cual estaba enfrente de él mirando también al bailarín que les deleitaba con su perfecto espectáculo; alargó la mano y la saludó con entusiasmo, pues creía que la había perdido y que no la encontraría en horas.

Entonces, un disparo. Andrea miró a su alrededor con los ojos abiertos como platos, sin saber que estaba pasando. Otro disparo. Su piel se erizó y no pudo evitar gritar. Sólo había escuchado disparos en las películas de policías que tanto le gustaban a su padre, y, aunque fuese en la pequeña pantalla, le asustaban. Ahora que había pasado en la realidad, los disparos le habían aterrado. La primera persona que vio fue a Selene que se subía a una de las sillas de la pared y le apuntaba con su varita.

Todo estaba pasando muy rápido, sin darse cuenta Ethan le había cogido de la mano y la estaba arrastrando fuera de la multitud que se había formado alrededor del bailarín y que ahora se abalanzaba hacia la salida. ¿Por qué no se iban ellos dos con los demás muggles?

¿Es que acaso era una trampa?

No pudo apartar sus pensamientos de la cabeza, y era que aún los disparos resonaban en su cabeza sin querer abandonarla unos minutos más que el resto. Ladeó la cabeza hacia el chico que había dado el espectáculo, y se dio cuenta de que seguía bailando. Eso no había sido efecto del alcohol, era un tallantalegra. ¡Los brigadistas estaban allí!

Pero no había nada que temer, ella no había hecho nada, incluso parecía ser una muggle más, solo tenía que buscar a Selene y salir de allí, con las varitas escondidas en algún tubo de escape.

__________________________________________________


Acción: Andrea se deja arrastrar por Ethan fuera de la multitud histérica.
^^
Story
Posted: Apr 4 2011, 12:18 AM


El Destino
Group Icon

Group: Admin
Posts: 53
Member No.: 14
Joined: 11-December 10



Vicktoria goza de una gran destreza y logra esquivar el disparo del tasser del brigadista que impacta contra la pared delante de la cual había estado la joven tan solo unas centésimas antes de refugiarse dentro de uno de los cubiculos del baño. El hombre maldice por su mala suerte y aprieta el boton que libera los cables del aparato y busca de nuevo en su cinturón la pistola de dardos. Sabe donde se ha escondido Vicktoria y tiene de nuevo el arma lista para disparar. Ve asomar su cabeza y dispara primero pero el dardo se clava en la madera a tan solo unos centímetros del rostro de su objetivo. Quizá por el susto o por la rabia que domina a la joven, es incapaz de que su varita saque más de un par o dos de chispas que no amedrantan al militar que corre hacia el otro rincón del lavabo donde la bruja no tiene un angulo de tiro tan limpio como cuando estaba en la puerta.

- ¡Ríndete! ¡No podrás salir de aquí! - Le grita sargento desde su refugio fuera de los baños mientras prepara también su arma. Pero en ese momento oye un par de gritos a sus espaldas seguidos de gritos de una turba alterada e imparable. Se siente en una encrucijada: volver al local y buscar responsables y una solución; o quedarse allí con Flannagan y terminar su misión. Ambos brigadistas cruzan una mirada y asienten en silencio: saben que la mujer es su prioridad absoluta.

Para intentar amedrentarla algo más, Flannagan saca la mano de su escondite y dispara de nuevo sin buscar en ningún momento una diana clara.

*****


Ethan Corr y Andrea Castaño se encontraban en el peor de los sitios cuando se desató el caos a la turba no le resultó difícil arrastrarlos un par de metros aunque el joven irlandés pusiera toda su fuerza y empeño en luchar contra la incontrolable marea.

Por suerte para ambos, tenían una aliada dispuesta a ayudar.

Selene Goldman había conseguido ponerse a salvo de las embestidas y los empujones y conjuró un hechizo protector que a pesar de todos los obstáculos en su camino, consiguió impactar cerca de sus amigos creando al instante una barrera mágica e invisible (duración dos turnos) contra la que chocaban los asustados jóvenes en su desesperada huida; es más, debido a aquella pared invisible se creó un pequeño atasco al ser incapaces de rodear el obstáculo, incluso algunos cayeron al suelo quedando a la merced de los pies de sus compañeros de fiesta, como el cuerpo del gorila que había atacado a Walter que yacía inconsciente en el suelo en la zona que comenzaba a quedar libre de gente.

El siguiente movimiento de Selene es 'Luctus' que aunque es conjurado correctamente no produce ningún tipo de efecto dentro del local.

*****


Mientras tanto, la marea también había podido con Walter y al tercer brigadista que habían recibido numerosos golpes y pisotones (-3PVs y -2PVs, respectivamente). Este último había llegado hasta la barra situada al extremo derecho del local, opuesto a la zona donde había quedado Selene. A duras penas consiguió subirse a ella y quedando allí de rodillas observó el estado en que había quedado todo y intentó buscar entre la muchedumbre a alguno de sus compañeros. O quizá a la bruja... O al chico de la varita.

En aquel momento, las luces del local se encendieron señalando con luces verdes el camino hacia la salida, donde los porteros y el resto de personal de la discoteca intentaba ayudar a todo el mundo a salir. Habían dejado ya de intentar tranquilizarlos...

*****


Ahora que toda aquella zona empezaba a vaciarse de gente (debido a que todo el tumulto comenzaba a amontonarse en el lado opuesto de la discoteca, donde estaba la salida) el cuarto brigadista vislumbro como sus compañeros se habían dirigido a los baños y por lo que podía ver estaban listos para la batalla. - Quedate aquí... - Habló por encima de su hombro a la preciosa muchacha de ojos azules y cabellos ondulados a la que creía haber protegido. Ni siquiera se le cruzó por la mente que la chica (supuestamente) no lo entendía. Podía haberse separado algo del grupo para hablar con la muchacha pero no iba a olvidar lo que les había llevado hasta aquel local.

Lamentablemente para él, se había fiado de la persona equivocada y Caroline Lompard no iba a dejar pasar aquella oportunidad conjurando un perfecto 'Devaister' haciendo aparecer de la nada unas raíces (de un color marrón oscuro debido a que estaban mojadas) que atraparon ambos pies del hombre, aferrándose con fuerza a su alrededor y consiguiendo que cayera de bruces contra el suelo. El soldado consiguió poner las manos delante de su rostro para apoyarse y el golpe no tuvo más repercusiones.

- ¿Pero q...? - Murmuraba mientras movía las piernas al principio pensando que se debía de haber quedado atrapado entre vete-tu-a-saber-que hasta que a duras penas por la escasa luz observó sorprendido como habían surgido las raíces que lo mantenían cautivo. - ¡Tú! - Gritó percatándose de su error al ver la varita en la mano de la muchacha, buscando al tiempo su arma en su cinturón.


*****

- Si Walter vuelve a postear, tiene que salir desde una posición más atrás de Ethan, Caroline y Selene.

- El masteo se llevará a cabo el próximo domingo 10 de abril. Fecha improrrogable.

- Si encontráis algún error o incoherencia, avisadme vía MP. ¡Gracias!

*****

Vicktoria Böhm - 16 PVs
Andrea Castaño - 16 PVs
Ethan Corr - 19PVs
Selene Goldman - 16 PVs
Caroline Lompard - 19 PVs
Walter Weiszäcker - 16 PVs (-3PVs en este turno)

^^
Caroline Lompard
Posted: Apr 9 2011, 08:02 PM


Niña de sus ojos / Experta en Pociones / Nivel 2
Group Icon

Group: Bruja
Posts: 46
Member No.: 5
Joined: 30-June 10



“Quédate aquí”. No, el que se iba a quedar allí era él y es que la inconfundible luz que salía de la punta de su varita hizo que Caroline esbozara una sonrisa justo segundos antes de que el hechizo hiciese su efecto y el Brigadista quedase totalmente agarrado por aquellas raíces que habían salido de la nada del suelo.

Sí, habían salido raíces de entre el cemento.... ¡Como si de setas se tratasen!

Miró el resultado del hechizo totalmente satisfecha mientras movía unos segundos la varita entre sus dedos. Incluso tuvo que aguantarse la carcajada que había amenazado con salir de sus labios cuando vio como el soldado casi se caía de bruces contra el suelo. Ojalá no hubiese tenido aquellos reflejos y se hubiese roto la nariz.

Ojalá.

Mostró su sonrisa al hombre cuando este se percató de que había sido ella la que había hecho aquella e incluso podría decirse que se había ensanchado ligeramente – En los tiempos que corren ya no podemos fiarnos de nadie, ¿verdad? Ni siquiera de una pobre chica indefensa que además no sabe hablar el idioma – Dijo de un modo teatral mientras daba unos pocos pasos hasta él, aunque guardando una distancia de seguridad. Era mejor ser precavida, incluso aunque estuviese la otra persona ligeramente en desventaja, sobretodo cuando esa persona sacaba el arma. O más bien la buscaba, pero la muchacha Lompard no estaba demasiada dispuesta a darle tiempo siquiera.

- ¡Accio arma! – Exclamó con decisión, solo esperando que el arma volase hasta su mano y así estar a salvo de aquel idiota, eso si es que no llevaba más. A veces los muggles parecía que se sacaran las cosas de debajo de la manga y tenía que reconocer que en ocasiones le molestaba, por mucho que ella pudiera sacar orquídeas de la punta de su varita. ¿Por qué se había puesto a pensar en orquídeas? – Protego – Susurró acto seguido mientras se auto-apuntaba esperando que el escudo apareciera.

Era precavida y pretendía tomar el arma antes de que el muggle pudiese arremeter con ella contra ella, pero... ¿qué pasaba si no lo conseguía? Escudo... aunque entonces pensó en que pasaría si tampoco conseguía conjurar el Protego y el miedo la invadió durante una milésima de segundo.

Miedo no. Nunca debía tener miedo. Tenía que confiar en su magia, ¿no?

---------------------------

Accio contra el arma del Brigadista.
Protego sobre sí misma
^^
Walter Weiszäcker
Posted: Apr 10 2011, 02:17 AM


Empleado de Goldman's / Nivel 1
Group Icon

Group: Vidente
Posts: 11
Member No.: 97
Joined: 27-February 11



El hombre al que le había tirado encima el vodka comenzó a convulsionarse de una manera muy divertida, con mucho ritmo. Notó cómo las personas que estaban alrededor comenzaron a percatarse de los hilarantes pasos de baile del individuo. Así aprenderás, pensó Walter. Se escucharon algunas carcajadas, y en sus labios se formó una sonrisa satisfecha. Estaba a punto de darse la vuelta para ir en pos de Victoria, cuando una conocida voz le hizo quedarse en el sitio. ¿Selene? Y, por eso mismo, recibió el golpe que antes había estado esperando. Dolor. El joven mago se llevó ambas manos a la nariz, compungido por la desviación que había sufrido su tabique nasal. Mientras, todo lo demás parecía estar pasando a una velocidad frenética.

Para empezar, su hechizo silenciador no había surtido ningún efecto. El colosal hombre se había puesto a proclamar a los cuatro vientos que en aquella sala había brujería. Entonces, se escucharon algunos disparos que no hicieron más que desconcertar a Walter, hasta taladrarle la cabeza. Y, finalmente, una estampida de muggles histéricos y borrachos le arrolló de sopetón. Fue tragado por la muchedumbre con demasiada facilidad. Recibió patadas, pisotones, empujones. A nadie parecía preocuparle que estuviera desangrándose allí mismo, o que entre sus manos aún sostuviera la clara prueba del delito. No, nadie se paraba a socorrerle. Aquello simplemente era un “sálvese quien pueda”. Gimió. Articuló con la boca algunos improperios, al tiempo que esperaba a que dejasen de pisotearle hecho una bola en el suelo. Protegiéndose la cabeza con los brazos.

Como buenamente pudo, se incorporó. Dio unos cuantos pasos, trastabilló. Se chocó con una cuantas personas; pero no le importó estar yendo en la dirección contraria a la que se dirigía todo el mundo. Entonces, recordó a Selene y levantó la cabeza por encima de la gente, esperando así ser capaz de divisarla en algún punto de la discoteca. Pronto llamó su atención la cabellera rubia de la muchacha, que se encontraba ya bastante lejos de donde él se encontraba, con la varita en alto y conjurando algo que no fue capaz de identificar a aquella distancia. Al menos, tenía la seguridad de que se encontraba a salvo; aunque, sinceramente, no sabía por qué demonios Selene se encontraba allí con ellos. ¿O es que ella sí había esto apuntada a la misión de Mihjail desde el principio? Oh, no tenía ni idea. Las magulladuras no sólo habían afectado a su estado físico, sino también a su capacidad de raciocinio.

-¿Vicktoria...? – la llamó en un susurro. Inspeccionó con la mirada algunos cuerpos tendidos en el suelo que, como él, habían quedado aplastados por los demás. Con alivió, no reconoció a su prima entre ellos; por lo que continuó caminando hasta que sintió un escalofrío. Alguien tenía clavados sus ojos en la nuca de Walter. Se limpió la sangre de nariz y boca con la manga de la chaqueta, por medio de un hosco gesto, antes de girarse y descubrir que en la barra había un brigadista que le había visto. Unas luces a sus espaldas se habían encendido, y quizás aquello distrajera por un momento al muggle, permitiendo que a Walter le diera de tiempo de apuntarle con su varita. Conjuró el primer hechizo que se le pasó por la mente – ¡Conjuntivitis! – Acto seguido, echó a correr sin mirar hacia dónde, porque era posible que hubiera fallado y... no pensaba quedarse a ver cómo el brigadista le disparaba. Entonces, lo escuchó: un disparo. Pero no lo había efectuado el brigadista que había dejado atrás, no, qué va; el ruido provenía más bien de los servicios. El alemán pegó un giro brusco a su trayectoria y se dirigió, jadeante, hacia las respectivas puertas. Allí, en efecto, encontró a Vicktoria, indefensa. No lo dudó dos veces, porque estaba muy enfadado, porque sentía que no podía perder ahora a Vicktoria y porque deseaba probar algo que doliera de verdad. Apuntó a la mano del hombre más próximo a su prima, con la cual sostenía el mango del arma de fuego; luego, escupió –: Dartho.


----
Conjuntivitis sobre el brigadista tres.
Dartho sobre el sargento que pide la rendición de Vicktoria.
^^
Vicktoria Böhm
Posted: Apr 10 2011, 06:10 PM


Empleada tienda de varitas / Nivel 1
Group Icon

Group: Bruja Despiadada
Posts: 18
Member No.: 84
Joined: 8-February 11



Mierda. Mierda, mierda, mierda. Era lo único que cabía en la mente de Vicktoria en aquel momento. ¿De qué servía la rabia y el odio si había fallado su maldición imperdonable? En una ocasión había escuchado que para que fueran efectivas, tenías que sentirlas desde lo más hondo de tu ser. Y no había otra cosa que la rubia alemana sintiera más intensamente que el odio hacia la raza muggle. No lo entendía, ¿por qué diablos había fallado? En cualquier caso, no tenía tiempo para lamentarse, y mucho menos para lanzar una maldición imperdonable de nuevo, ya le había quedado claro que debía practicar.

El brigadista se asustó cuando le apuntó con su varita, pero pareció extrañarse al ver que seguía con vida. Así que se acercó hasta Vicktoria, dejándola acorralada. La rubia jamás bajó la varita, y soltó una larga y amarga carcajada cuando aquella escoria de muggle la invitó a bajar la varita y rendirse. Aquel tipo de cosas eran las que hacían que el odio de Vicktoria creciera día tras día, inundando su cuerpo.

- Sucia rata asquerosa. - Paró de reir y escupió a los pies del brigadista en señal de desprecio. - ¡Antes muerta que bajando la varita ante alguien de calaña de un muggle!

Iba a lanzar un hechizo rápido para desarmar al brigadista cuando, para sorpresa y agrado de la rubia, su primo, Walter, raudo y veloz entró en escena. Entró rapidamente a los baños, y pareció asustarse de ver a su prima en peligro. Así que lanzó un hechizo Dartho que pilló totalmente por sorpresa al muggle. Vicktoria, aprovechando la sorpresa del muggle, y la adrenalina, que la hacía más rápida y mortífera, agitó la varita de la forma adecuada para conjurar.

- ¡Everte Statum! - Conjuró hacia el estómago del brigadista. ¿Por qué aquel hechizo? Porque fue el primero que se le vino a la mente. Aquel hechizo le recordaba a la noche en la que había conocido a Percival Lotus, en la que todo había empezado... La noche que la había llevado hasta aquel lugar. Se sentía segura de sí misma, y aquel hechizo ya le había funcionado en una ocasión, para bien o para mal. Pero aquello no había sido suficiente, y es que la cólera de Vicktoria Böhm no tenía límites. Tras pensar que si su hechizo surgía efecto, lanzaría al brigadista contra una pared, y con suerte lo desnucaría, llegó a la conclusión de que debía acabar con aquello de una vez por todas. Así se levantó del suelo para volver a conjurar. - ¡Sectumsempra!

Tras esto, cogió de la mano a Walter para llevárselo consigo fuera del baño. Debían ayudar a todos los que estaban fuera.

*


1: Everte Statum al brigadista.
2: Sectumsempra al brigadista.
^^
Selene Goldman
Posted: Apr 10 2011, 09:08 PM


Co-propietaria de Goldman's / Nivel 1
Group Icon

Group: Bruja
Posts: 44
Member No.: 40
Joined: 24-December 10



“¡Qué bien!” Se alegró de que su primer hechizo hubiera funcionado y Ethan y Andrea estuvieran más o menos fuera de peligro. Levantó los pulgares, contenta, en su dirección porque le parecía que la chica le había echado una mirada y empezó a mover los brazos imitando un abrazo a una persona invisible… lo que intentaba decirle a su amiga era “agárrate bien”. Ése fue un pequeño momento de tranquilidad dentro del caos en el que se había visto envuelta de un momento a otro.

Al apartar la vista, no pudo evitar recorrer el local en busca de los otros magos o de los brigadistas. Básicamente le dio tiempo de fijarse en un cúmulo de personas agrupadas en el lavabo, porque notó la presencia de un hombre arrodillado sobre la barra; no parecía peligroso, más bien inofensivo en el estado en que se encontraba, pero era el blanco de la varita de Walter. ¿Era un brigadista? En ése caso tendría que rematar lo que Walter empezó justo antes de salir corriendo en dirección al baño; decididamente en el lavabo estaba pasando algo.

Aunque estaba a bastante distancia de la posición del hombre se atrevió a probar de hechizar algo, si había funcionado con Ethan y Andrea que también estaban a una distancia considerable, ahora no tenía porque ser diferente. Apuntó con la varita al hombre y conjurño. - Tragababosas. – Mejor algo inofensivo por si acaso se habían equivocado los dos.

Se bajó de su pequeño refugio improvisado para ir a comprobar que estaba pasando en los baños, o si necesitaban ayuda. Empezó a avanzar poco a poco enganchada a la pared, si se separaba estaba perdida entre la multitud; con la pared en la espalda nadie podría arroyarla hacia el suelo como sospechaba que les había pasado a todos los que había tumbados en el suelo.

Casi llevaba la mitad del camino cuando se topó con Caroline y un hombre en el suelo al que la chica apuntaba con la varita, y que no paraba de rebuscar entre su ropa… ¡Buscaba un arma! Reaccionó inmediatamente jugando con ventaja porque él no se había dado cuenta de su presencia.

De nuevo Selene empuño su varita en dirección al pobre hombre indefenso en el suelo: - Sectusempra. - Ya le estaban tocando la moral tantos Brigadistas un viernes por la noche.




Tragababosas al Brigadista de la barra.
Sectusempra al Brigadista de Caroline.
^^
Story
Posted: Apr 10 2011, 11:49 PM


El Destino
Group Icon

Group: Admin
Posts: 53
Member No.: 14
Joined: 11-December 10



- ¡Tú! - Aunque su voz se pierde entre el bullicio, grita el brigadista sobre la barra señalando a Walter que acaba de aparecer de nuevo en escena.

El joven se da media vuelta y conjura con éxito su 'Conjuntivitis' que provoca que al instante los ojos del hombre enrojezcan y las lágrimas que se agolpan en sus parpados le nublen la visión (-1PV, 1 turno). Una vez en el baño, Walter consigue tomar por sorpresa al Sargento que es incapaz de reaccionar ante su llegada y sufre los efectos de un contundente 'Dartho' que impacta en su mano derecha provocando que comiencen a morir las células de la piel de los dedos índice y pulgar tornándose en el proceso de un nada saludable color púrpura. Tras un grito de dolor, el militar se ve incapaz de seguir aguantando el arma, que deja caer, al tiempo que se lleva su mano herida e inservible contra su pecho.

Vicktoria ve entonces aparecer el momento oportuno para salir de su escondite y enfrentarse a su perseguidor, pero lamentablemente para ella, él es mucho más rápido y logra alcanzar a la mujer, clavando el dardo en su cuello (-2PVs) y dejándola inconsciente en el suelo durante un turno. Dispuesto a que no termine ahí su gesta, el soldado gira sobre sus talones y apunta a la nueva amenaza: Walter.


*****


Tras haber salvado a Ethan Corr y a Andrea Castaño de una estampida que podría haber resultado fatal, Selene Goldman y su 'Tragababosas' dan su merecido al tercer brigadista (después de la que ha organizado no se merecía menos) que después de que el hechizo impactase limpiamente en su pecho, sale despedido contra la pared a sus espaldas (-4PVs) destrozando la estantería sobre la que estaban las botellas. Al caer al suelo, queda momentáneamente inconsciente (1 turno) pero eso no impide que su cuerpo se sacuda mientras una reluciente y verdosa babosa del tamaño de una baguette emerge de su boca.

*****


El cuarto Brigadista y Caroline Lompard cara a cara.

Y aunque quizá sea una situación de vida o muerte, ambos no pierden el tiempo de dedicarse “palabras de aprecio mutuo”: - ¿Una inocente cría? … ¡No con esa cara de zorra!

Conseguir el arma es el siguiente paso de ambos: el brigadista consigue desenfundarla con rapidez y los intentos de la muchacha de invocar el arma son infructuosos y tan solo consigue que su varita expulse una chispa de color azulado bastante inofensiva. Pero no hay momento que perder y entonces sucede un hecho curioso, se oye el disparo al mismo tiempo que la joven pronuncia las palabras mágicas. La bala y el hechizo (activo durante 2 turnos) chocan violentamente en el aire y el tiro sale rebotado hacia el techo.

Ante su sorpresa, él hombre está dispuesto a vaciar su cargados si hace falta para librarse de una vez por todas de un desecho como esa bruja; pero los refuerzos han llegado y Selene, de nuevo impecable, lo detiene con un certero Sectusempra que lo deja convulsionandose en el suelo mientras numerosos cortes aparecen en su piel tiñendo de carmesí el suelo (-4PVs, -4PVs por cada turno que pase sin atención médica).

*****


Vicktoria Böhm - 14 PVs (Inconsciente por 1 turno)
Andrea Castaño - 16 PVs (La barrera que la protege durará un turno más)
Ethan Corr – 19PVs (La barrera que lo protege durará un turno más)
Selene Goldman - 16 PVs
Caroline Lompard - 19 PVs (Protego durante 2 turnos)
Walter Weiszäcker - 16 PVs

Sargento – Sin arma. Mano derecha inservible.
Brigadista 2 – Apuntando a Walter.
Brigadista 3 – Inconsciente por 1 turno. Efecto de 'Tragababosas' por 1 turno.
Brigadista 4 – Incapacitado. Victima del Sectusempra.

*****


- El masteo se llevará a cabo el próximo domingo 17 de abril. Fecha improrrogable.

- Si encontráis algún error o incoherencia, avisadme vía MP. ¡Gracias!
^^
Caroline Lompard
Posted: Apr 13 2011, 07:41 PM


Niña de sus ojos / Experta en Pociones / Nivel 2
Group Icon

Group: Bruja
Posts: 46
Member No.: 5
Joined: 30-June 10



“Oh.. Oh...”

Eso pasó por la mente de la ojiazul cuando de su varita solamente salió aquella chispa azulada totalmente inofensiva. No había conseguido el arma del Brigadista y lo peor era que el aún podía arremeter contra ella. Solo le quedaba el Protego y el resultado de aquel hechizo la sorprendió tanto como al Brigadista que parecía dispuesto a arremeter contra ella hasta dejarla tirada en el suelo, ya fuese muerta o simplemente inconsciente.

Ni siquiera era consciente de que el Protego la estaba protegiendo, lo único que vio fue como por detrás del Brigadista aparecía Selene y le lanzaba un certero Sectusempra, tan certero que acabo en el suelo tiñendo el suelo de rojo sangre.

- ¡Gracias! Te debo una – Le dijo a la rubia mientras se acercaba a ella con cuidado de no mancharse los zapatos de sangre. ¡Su madre la mataría después de lo que habían costado! Y es que si, a veces Tamara era de las que cuidaban con mucho esmero y mimo las prendas de vestir. Aún recordaba cómo había murmurado por lo bajo cuando había tenido que quitar la mano impresa de barro o vete tú a saber qué, que había dejado su padre en aquella impecable prenda blanca en Nochevieja durante el rescate en Londres. - ¿Qué haces tú aquí? – Preguntó de súbito aunque sin sonar borde, solo curiosa. No recordaba haberla visto aquella tarde cuando Mihjail les contaba el plan. ¿Habría ido allí sola? - ¿Has visto a Ethan? – Volvió a preguntar aunque esta vez con cierta ansiedad en la voz. El local no estaba vacío del todo así que a pesar de echar un vistazo en general la muchacha no alcanzo a verle.

Eso la ponía nerviosa.

Hubiese vuelto a echar un vistazo de no ser por el jaleo que oyó que salía del baño. ¿Más Brigadistas? Al parecer no era la única que no había conseguido quitárselos de encima – ¡Vamos! – Fue lo único que dijo antes de echar a andar apresuradamente hasta los baños – Joder, joder, joder. ¡Maldita sea! – Mascullaba mientras andaba. Eso la estaba sacando de quicio. ¿No podían estarse quietecitos los soldaditos un rato?

- ¡Eh, eh! ¡Aparta esa cosa de él salvaje! – Empezó a decir la castaña a la par que llegaba al baño y veía a aquel idiota apuntando a Walter. Por detrás de él consiguió distinguir la figura de otro Brigadista que no parecía en el mejor de los estados. ¿Qué rayos le habían hecho en la mano? ¡Bueno! Qué más daba. Como diría su madre, se lo tenían merecido, pero también distinguió a Vicktoria Böhm inconsciente. - ¡Me tenéis hasta los mismísimos cojones y eso que no tengo! – Espetó furiosa mientras enarbolaba la varita y apuntaba al demente aquel. Ni siquiera pensó. Simplemente quería que los dejaran en paz un rato. Quietecitos. - ¡Everte Statum! – Directo a la pared y si se rompía el cuello que se le rompiese. Estaba furiosa... muy furiosa.

Por su culpa había perdido de vista a Ethan.

Y por si acaso aquello no funcionaba no se demoró ni un segundo en intentar conjurar unas Cadenas mágicas que lo mantuvieran bien atadito un rato.
^^
DealsFor.me - The best sales, coupons, and discounts for you

.options    Pages: (3) 1 [2] 3  .add reply   .new topic   .new poll   




Hosted for free by zIFBoards* (Terms of Use: Updated 2/10/2010) | Powered by Invision Power Board v1.3 Final © 2003 IPS, Inc.
Page creation time: 0.0655 seconds · Archive

The Autumn Effect skin & sidebar by Saphira of CAUTION 2.0, RPG-D, & RCR !