TALK ON CORNERS
about our
story

El año 2005 sería clave para todo el mundo, tanto muggles como magos. Habíamos luchado durante siglos por que nuestras costumbres, nuestros secretos mejor guardados no salieran a la luz. Por qué aquellos cuyos ojos no veían la realidad, siguieran ciegos y con los ojos vendados ante la realidad de la magia, ante su mera existencia.

Si quieres saber más...
Yo te lo mostraré




















AT
YOUR
SIDE

the admins




¡Feliz 2012!



















OLD
TOWN

Mysteries



#1.¿Cómo murió realmente Jeremy?
#2.El actual paradero de la pluma mágica. ¿La tienen los Brigadistas o sigue permaneciendo en Hogwarts?

Sigue la trama...

Cronología

Invierno
Año 2018

















HE SAID
She said



¡Sigue a estos personajes también!



















LOVE
GIVES

Love takes



¡Afilianos!











Image and video hosting by TinyPic Far Far Away

CREDITS
Sidebar: Dana
Coding Help: RCR

 
DealsFor.me - The best sales, coupons, and discounts for you


Pages: (4) 1 2 [3] 4  ( Go to first unread post ) .add reply   .new topic   .new poll   

 Trama 1.1 - Incursión
Melinda Jones
Posted: Apr 8 2011, 11:31 PM


Asistente Social del Royal London Hosp. [Σ] / Nivel 6
Group Icon

Group: Metamorfomago
Posts: 16
Member No.: 26
Joined: 22-December 10



No. No. No. A punto estuvo de tirar el manojo de llaves al suelo, pero lo único que hizo fue bufar frustrada mientras en los ojos de la mujer que salía de la celda veía el temor reflejado. Claro, seguro que pensaría que era uno de aquellos asesinos y bestias que posiblemente hasta llegaban a divertirse con las presidiarias. No era ninguna estúpida, siempre había sabido que la cárcel solía ser peor para el género femenino que el masculino. No pudo hacer nada más mientras uno de las Brigadistas que había allí se la llevaba por la salida que hasta ese momento no había visto.

Por supuesto, todos aquellos lugares tenían salidas de emergencias. Escaleras de incendios. Como quisieran llamarlo a fin de cuentas todo era lo mismo, un recorrido que los llevaba fuera. Los ponía a “salvo”. Todo lo a salvo que podía estar esa gente en manos de los Brigadistas, por supuesto.

Suspiró sin esperarse el siguiente movimiento por parte de aquel Brigadista que también estaba sacando a los presos. Verle con una varita en la mano la dejó ligeramente pasmada durante unos segundos en los que no fue siquiera capaz de pensar. ¡Por Merlín! ¿Entonces no eran los únicos que estaban intentando sacar a aquella gente de allí? Lo que Melinda sabía era que no podían salvarlos a todos, nunca se podía y su prioridad era salvar a Wendolyn... A los demás se los estaban llevando y a su modo de ver no podían empezar a levantar sospechas, pero a algunos allí se les había acabado la paciencia.

Al primero a aquel mago que no conocía y acababa de intentar conjurar un Everte Statum hacía uno de los brigadista, y a Brownie que empezaba a hacer gala de sus movimientos y... ¿Bombarda? Desde su posición no tenía a la hija de Kraul a tiro, pero si al otro mago... Un bombarda podía tener consecuencias desastrosas. Verdaderamente desastrosas. No pensó en ella. Estaba lo suficientemente alejada de los otros dos, pero sin dudar un segundo sacó la varita y apuntó al mago con decisión.

- ¡Protego! - ¿Mirar si el hechizo surtía efecto? ¡Oh no! Melinda a pesar de haberse quedado parada por completo durante aquellos segundos de sorpresa que habían seguido al hecho de haber descubierto que el otro Brigadista también era un mago, no era de aquellas personas que se quedaban sin hacer nada. Nunca solía perder el tiempo.

Volvió a trastear con las llaves en sus manos mientras se acercaba a la puerta que marcaba el número diez en números romanos. Era la que tenía más cerca y desde luego... Había que sacar al mayor número de gente posible, ¿no? No le importaba que fuesen muggles o magos.

Lo único que lamentaba era que la mayoría tuviese que acabar en manos de los Brigadistas, pero los que quedaban ya se quedarían con ellos. Eso estaba claro. Ahora que habían sacado las varitas, que se habían descubierto, la ojiverde no estaba dispuesta a que ninguno de aquellos idiotas pusieran una mano encima a aquella gente. Nunca más.

Con eso en la cabeza metió la llave dentro de la cerradura de la celda número 10 dándole la vuelta con prisas... Quería encontrarla cuanto antes, sacar a los que quedaban de allí y volver a casa.

Volver a un lugar seguro.

--------------------------------------------------------------------------
Pongo las celdas escogidas hasta el momento, que Story se olvido. Así para los que faltan y ya pueden subir no habrá problema al elegir una ^^

- 1
- 3
- 4
- 5
- 9
- 10
^^
Wendolyn Dawson
Posted: Apr 9 2011, 12:25 AM


Víctima #1 Squib artificial / Exalcaldesa de la CM de Londres
Group Icon

Group: Experimento Brigadista
Posts: 12
Member No.: 6
Joined: 30-June 10



A ver quien es el valiente que se lee mi testamento tongue.gif xD


¿Qué era lo último que recordaba?

Aquellas palabras. Palabras que le habían llegado al alma, la habían traspasado y habían conseguido que hiciera justo lo que ellos querían. Habían dado en su debilidad. La única que tenía y aún a pesar de que había estado totalmente segura de que ella estaba bien, se había entregado. Era lo menos que le debía a su gente, además de que había sabido a ciencia cierta que estaba rodeada, que no tenía salida...

Ella nunca había huido. No era ninguna cobarde. Ella se enfrentaba.

En ese momento había sabido que la mayoría de “su gente” estaba a salvo. Sabía de alguna manera que incluso los rehenes estaban a salvo. Que ella estaba a salvo. Mientras se la llevaban había tenido una absoluta certeza de todo aquello. Había caminado mientras oía palabras desagradables, pero no había bajado la mirada, sus ojos azules habían estado todo el tiempo fijos en el frente. La cabeza bien alta. Ellos no iban a amedentrarla. No iba a mostrarse débil ante ellos.

Jamás.

Era lo último que recordaba. El resto eran solo fogonazos de luz. Luces de colores, pero no eran imágenes, no eran nada que ella pudiera reconocer, conectar y relacionar entre sí. No era capaz... Sabía que algo había pasado que le había borrado aquellos recuerdos, pero no sabía el qué. Sabía también que había perdido algo. Algo suyo. Algo que le pertenecía...¿Sería su casa? ¿Su hogar? ¿Sus pertenencias?

Sabía no obstante que Sunday estaba bien. Estaba segura porque sentía aquel hilo invisible que conecta a una madre y una hija intacto. A veces creía sentirla dentro de ella. Sentir como sufría... ¿Era capaz de poder hacer eso? Suponía que la conexión entre una madre y una hija era muy fuerte pero nunca había podido comprobarlo... Nunca había estado lejos de su pequeña tanto tiempo. ¿Cuánto tiempo llevaba separada de ella? Era otra incógnita más en la cabeza de la bruja. Soñaba con ella. Con aquellos ojos azules que poseía, con su determinación, con su voz, con su fuerza de voluntad, con sus cabellos rubios... y siempre eran sueños bonitos, cálidos y agradables. Lo eran a pesar de estar allí encerrada.

Y sabía que él cuidaría de ella, que Mihjail la mantendría a salvo y no dejaría nunca que le pasara nada. Lo sabía por la manera en que la miraba... Y sabía muchas cosas por la forma en que Sunday le hablaba a él, pero siempre se había mantenido al margen de todo aquello. ¿No era mejor que las personas descubrieran aquellas cosas por sí mismas? Aunque siempre era cierto que la persona que veía las cosas desde fuera era capaz de verlas incluso antes que aquellos que vivían la situación.

Tenía que admitir que había empezado a sentir cierta claustrofobia. A veces tenía la sensación de que aquellas paredes se le iban a caer encima. Sus cabellos rubios en esos momento eran de un color más oscuro dejando en evidencia que llevaba tiempo sin poder limpiárselos debidamente. Cuando pasaba sus dedos entre ellos, se encontraba nudos pero no solo eso, sus cabellos estaban resecos.

Sus pies descalzos estaban casi negros. Tenía los tacones que había llevado en fin de año en una esquina, pero hacía.... no sabía cuánto tiempo que se los había quitado. Sentada en el camastro con su vestido hecho jirones y los brazos llenos de suciedad, así como las piernas y posiblemente su rostro. No se veía en el espejo desde... El tiempo era otra de las cosas que empezaban a volverla loca dentro de aquella celda. No sabía cuánto tiempo llevaba allí y a pesar de haber podido saber cuando era de día y de noche, sus lagunas mentales le habían impedido tener un conteo exacto del tiempo.

Lo único que quería es que aquella tortura terminase de una vez. Preferiría que fuese siendo libre y pudiendo volver con su hija... pero la muerte ahora le parecía una mejor alternativa a aquello. Eso si no se consumía antes, porque a pesar de que les daban de “comer”, Wendolyn estaba segura de que había perdido bastante peso.

Estaba a punto de volver a meterse en sus recuerdos de tiempos mejores, tumbada en el camastro mugriento cuando el sonido de un pitido sobre su cabeza hizo que se incorporará rápidamente. ¿Qué era eso?

Sí, tenía lagunas mentales. Sí, se sentía perdida y sí, tenía la sensación de estar muriéndose, pero eso no quería decir que pasara aquel tipo de cosas por alto. Se levantó y caminó hasta la puerta dispuesta a oír que pasaba fuera, pero casi de inmediato le llegó el inconfundible olor a humo... Olor a quemado. ¿Fuego? No sabía si sentirse aliviada o asustada. Lo que era innegable era que aquello había puesto algo en marcha fuera. Pisadas apresuradas por todos lados y a los pocos minutos oyó como las puertas de otras celdas empezaban a abrirse.

De no ser porque se sentía débil y porque sabía que no iba a poder hacer mucho, habría pensado en defenderse, pero... ¿a dónde se suponía que iba a ir? Además, cabía la posibilidad de que a ella la dejaran encerrada. ¿Qué más les daba que se quemase por “accidente” o en la pila? La querían quemar de todos modos.

Ese pensamiento por algún motivo consiguió que soltará una risa amarga.

Risa amarga que se vio cortada en seco cuando reconoció aquella voz que pronunciaba un Everte Statum seguida de los gritos de una mujer... Pero ni siquiera escuchó lo que gritaba. En su cabeza sonaba una y otra vez aquella voz. Una voz que había conseguido que el corazón le diese un vuelco dentro del pecho. Había despertado rabia en ella, furia... y a la vez un sentimiento reconfortante, uno que hacía mucho tiempo que no sentía.

Hacía casi veinte años que no oía aquella voz, pero la hubiese reconocido en cualquier parte. Era él sin duda... y aunque muchas preguntas podrían haber pasado por la cabeza de Wendolyn en aquel momento no pasó ninguna.

Solo deseaba oír “Wendy” de sus labios... Solo deseaba poder volver a oírlo una vez más. ¿Y el odio? ¿El enfado? ¿La furia? En esos momentos había desaparecido todo...

Por una vez en mucho tiempo estaba segura de que aquello no era obra de la locura que la había empezado a invadir después de tanto tiempo allí. De tantos anhelos, de tantos deseos de estar con su gente. Con su pequeña. Con sus amigos...

Eso era real.

Y aunque sabía que no podían oírla (había comprobado aunque no sabía cuando que aquellas celdas estaban insonorizadas, posiblemente para no tener que oír los lamentos de los presos) se acercó a la puerta y le dio un golpe con la poca fuerza que tenía en esos momentos - ¡Gerry! ¡Gerry! ¡Estoy aquí!

No la oían... pero ojalá lo hicieran y la sacaran de aquella pesadilla que no parecía tener fin.
^^
Marnie de Lancre
Posted: Apr 9 2011, 06:35 PM


Bruja por sorpresa / Estudiante / Nivel 1


Group: Guests
Posts: 49
Member No.: 20
Joined: 21-December 10



- ¡NO! - chilló la joven al ver cómo uno de los brigadistas disparaba su arma contra su tío. Contempló horrorizada el recorrido de la bala, la cual parecía ir a cámara lenta, sin prestar atención al resto de los brigadistas durante aquellos pocos segundos. No obstante, la bala rebotó antes de alcanzar a su tío y acabó hiriendo a uno de los suyos. Claro, el Cave Inimicum. Lo había olvidado por completo.

Tal vez por el miedo de que Zeus resultase herido su Levicorpus no surtió efecto, ni si quiera fue capaz de conjurarlo. La joven apretó la mandíbula molesta y muy, muy enfadada. Por ello lanzó aquel Stupefy, para que vieran que no se andaba con tonterías y que era hora de ponerse serios lo que no imaginó es la potencia con la que conjuró.

¡Por las barbas de Merlín y por toda la magia del mundo! ¿Había hecho ella, Marnie de Lancre, hacer volar por los aires a prácticamente todos los brigadistas que los habían estado apuntando con sus armas hacía tan solo unos segundos? La joven se quedó petrificada en el sitio sin lograr siquiera pestañear a causa de la sorpresa, desviando la mirada un par de veces de su varita al fondo del pasillo donde descansaban los brigadistas tras empotrarse con la pared. ¡Oh Dios! Sus padres iban a alucinar en cuanto les contara su pequeña gran hazaña y cuando lo hiciera no podrían castigarla sin salir en meses por haber cometido semejante locura ¡Los había dejado K.O.! Bueno, en realidad sí que podrían castigarla y lo harían pero su logro quizás ayudaba a que el castigo no fuese tan severo o al menos eso esperaba la muchacha.

Miró triunfante a su tío Zeus ¿no había dicho que no se iría de allí sin los demás? Al parecer con su último hechizo lo había dejado bastante claro. Y ahora que en aquel piso los brigadistas presentes estaban todos echándose una siestecilla y que no parecía que fuesen a aparecer más era hora de seguir subiendo para llegar al piso donde se encontraban las celdas pero antes de dirigirse hacia las escaleras, Marnie apuntó al primer brigadista al que atacó aquella noche y le lanzó un Silencius para que mantuviera la boca cerrada y no tuviese oportunidad de pedir refuerzos si es que se le ocurría y es que aunque estuviese inmovilizado, todavía podía gritar.

Acto seguido, sin fijarse en si su hechizo había funcionado o no, comenzó a subir las escaleras. En aquel nuevo pasillo en el que se encontraba se oía el ruido de personas ir de aquí para allá por lo que Marnie se fue acercando de la forma más sigilosa posible hacia la sala para no ser descubierta por algún brigadista y así tomarlos por sorpresa cuando oyó a alguien gritar un Bombarda.

- ¡Salvio Hexia! - conjuró instintivamente parándose en seco. Ella seguía con el Protego pero, ¿qué pasaría con los que venían detrás de ella? Y, ¿a qué loco se le ocurría lanzar un Bombarda? ¿Significaba que habían sacado ya a Wendolyn de su prisión y que se estaban deshaciendo de los brigadistas? Marnie solo pudo pensar que se trataba de eso porque dudaba que alguno lanzara tal hechizo sabiendo las repercusiones que podía traer consigo.
^^
Zeus Lompard
Posted: Apr 9 2011, 08:29 PM


No-Marido / Zoólogo / Nivel 6
Group Icon

Group: Animago
Posts: 33
Member No.: 18
Joined: 13-December 10



Zeus dio un respingo cuando oyó el disparó y su corazón pareció detenerse durante ese segundo, por suerte su hechizo lo protegió de un impacto casi seguro. Aquella advertencia pareció que hacía que volviera a la realidad y sacudió la cabeza como si intentará ahuyentar a una mosca que revoloteara a su alrededor. Pero las sorpresas no terminaron allí y atónito vio como Marnie conjuraba un potente 'stupefy', después la miró con los ojos abiertos como platos antes de reaccionar: - … ¡Te callas y haces lo que yo te diga! - Gritó y al instante la apuntó con la varita directamente a su pecho intentando conjurar un encantamiento desilusionador. Si había funcionado tan bien en Año Nuevo, ¿por qué no les iba a servir aquella noche? - ¡Y punto! - Intentó finalizar la discusión cuando la joven se lanzó entonces escaleras arriba.

- ¡Devaister! - Volvió a conjurar hacia el pasillo intentando crear algún tipo de obstáculo que impidiera el paso de los Brigadistas; y entonces, sin esperar ninguna señal o orden, la siguió en silencio subiendo los escalones de dos en dos.

- Además, Melinda sabe cuidarse solita... - Sí, seguro que ahora estaba en el piso superior con unos cuantos brigadistas desmayados a sus pies, intacta y a salvo. Quería creer que así sería. No podía permitir que otra posibilidad pasará por su cabeza.
^^
Mihjail Vasiliev
Posted: Apr 9 2011, 08:30 PM


Profesor de Transformaciones / Herbologo
Group Icon

Group: Mago con permisos
Posts: 47
Member No.: 66
Joined: 8-January 11



(Yo lo leí, suegra... xD)


Mihjail apoyó la espalda contra la pared y respiró hondo intentando centrarse entre todo aquel caos. Nada estaba saliendo como había planeado y tenía la sensación de estar yendo directo a una trampa que seguramente podía resultar mortal.

Esperaba que el grupo de infiltrados pudiera haber llegado al piso superior pero no estaba seguro de ello y tampoco tenía manera posible de asegurarse, excepto subir él mismo. Por el momento tenían una posición de ventaja pues dominaban las escaleras pero no sabía cuanto tiempo iba a durar eso, sobretodo teniendo en cuenta que podían recibir cualquier tipo de sorpresa incluso por la espalda pues había dejado abandonado el piso interior y la zona por la que ellos mismos habían entrado.

Debía ocuparse de organizar.

Alguien debía de subir al piso superior donde estaban las celdas e intentar sacar a Wendolyn pero no quería a enviar a ninguno de los que estaban allí con él. Con todo lo que se había armado no sabía que podía ser lo les esperaba allí, quizá una muerte segura.

Pero antes de que pudiera reaccionar, otra vez, la joven de Lancre corrió hacia las escaleras subiendo a toda velocidad. Aquella niña era demasiado impulsiva y como siguiera así solo conseguiría que la mataran... Ahora que lo pensaba, si sucedía algo así sabía que sería incapaz de sostener el peso de algo así sobre sus hombros.

Como era de esperar, tras sus gritos y quejidos, Zeus Lompard siguió los pasos de su sobrina, y aquello hizo que Mihjail resoplara comenzando a desesperarse: no le gustaba que el grupo siguiera subiendo pues sabía que cuando más lejos de la planta baja, más difícil sería la escapatoria.

- Vamos, Michael. - Animó al joven para que siguiera sus pasos. Si subían, subirían todos. Mejor juntos que separados. Así eran más fuertes.

Fue entonces cuando se acercó al hueco de la escalera y apuntó con la varita hacia el principio de estas en la planta baja buscando conjurar un hechizo alarma (para que les avisará en caso de que el grupo de brigadistas intentaba subir a por ellos; y un Fumos pues si el humo les había servido de ventaja, el vapor de agua de ese hechizo también lo haría, eso sí, sin el efecto negativo de la intoxicación.
^^
Story
Posted: Apr 10 2011, 09:20 PM


El Destino
Group Icon

Group: Admin
Posts: 53
Member No.: 14
Joined: 11-December 10



El primero de las tres personas que están arriba al que se le acaba la paciencia parece ser a Gerry Lincoln que cuando ve que los dos Brigadistas se suman a ellos decide sacar la varita apuntando al primero de estos. Quizá sea la rabia que le consume en ese momento o el deseo real de derribar al Brigadista, sea lo que sea, su varita emite una luz brillante que impacta con muchísima fuerza en el Brigadista (Crítico grado 100) dejándolo K.O al instante y haciendo que además salga despedido por el hueco de las escaleras yendo a parar encima de sus compañeros en lo que parece ya “El foso de Brigadistas de las escaleras.” Sin embargo esa suerte no le acompaña en cuanto a celda se refiere, ya que la número 4 no es la que oculta a Wendolyn.

El otro Brigadista se queda sorprendido tan solo durante unos segundos preparándose inmediatamente para atacar cosa que demuestra cuando esquiva con facilidad el golpe que Brownie Tanorie le tenía preparado pero tampoco es capaz de aplacar a la muchacha que prácticamente en el acto le pone en desventaja, pero el Brigadista no parece dispuesto a decir dónde está la persona que buscan. Antes prefiere morir.

Una precavida Melinda Jones lanza un perfecto Protego sobre Gerry Lincoln (6 turnos) segundos antes de que el Bombarda conjurado por Brownie surta efecto causando una gran explosión justo donde está puerta de la celda 1 que sale volando en el acto (Crítico grado 89) desplomándose entera, junto con la celda contigua y parte del techo que cubre el pasillo donde se encuentran todos en ese momento.

Sobre la cabeza del Brigadista 2 cae un pedazo de techo que le hace sangrar profusamente (-4 Pvs) y lo dejo inconsciente (2 turnos) a los pies de la licántropa. La hija de Kraul también sufre las consecuencias de la explosión que ella misma ha ocasionado cuando piedras que han salido disparadas hacía todos lados dan contra ella (-4pvs), siendo Gerry y la metamorfomaga los únicos que han quedado ilesos de la explosión.

Los que están subiendo por las escaleras hubiesen recibido su propia ración de “lluvia de piedras” si no fuese porque Marnie de Lancre había conseguido conjurar a la perfección un Salvio Hexia que mantendrá las escaleras protegidas durante los siguientes minutos (Crítico grado 88). Además de eso la chica está camuflada durante un intervalo de tiempo (2 turnos) con su alrededor gracias a su tío Zeus Lompard que también consiguió hacer crecer unas raíces en la planta baja que bloquearan la entrada a Brigadistas (3 turnos).

El hechizo alarma conjurado por Mihjail Vasiliev también les advertirá de si algún Brigadista sube hacía arriba, además de que ha conseguido conjurar un Fumos que les proporcionará cierta ventaja ya que de ese modo los Brigadistas seguirán pensando que hay un incendio en el interior. Lo único que no han conseguido ha sido callar al Brigadista inmovilizado en el pasillo que sigue despotricando contra los suyos y los magos.

De entre los escombros de ambas celdas salen dos magos totalmente en shock y una bruja de largos cabellos dorados que tiene un corte en una de las piernas al igual que sus compañeros tienen magulladuras en los brazos. Se mueven con lentitud para salir de entre los restos de la celda 2 y la celda 1 antes de que los ojos grises de ella se percaten de algo bajo los escombros de la celda 1 y deje escapar un grito ahogado seguido de sollozos. Era obvio que el “habitante” de la celda contra la que Brownie había lanzado el Bombarda había acabado aplastado por los escombros y sin vida pero lo que nadie se esperaba (aunque eso la bruja no lo sabía) era que los ojos de la mujer se encontraron. Lo único que se alcanzaba a distinguir entre los escombros era parte de un brazo y la mano inerte de una mujer de cabellos rubios.

---------------------

PVS:
Brownie Tanorie: 15pvs.
Melinda Jones: 28pvs.
Sam Ford: 17pvs.
Marnie de Lancre: 19 pvs. (Protego durante los siguientes 2 turnos. Encantamiento Desilusionador 2 turnos)
Zeus Lompard: 31pvs.
Mihjail Vasiliev: 27pvs. (Casco-Burbuja durante 1 turno)
Michael Goldman: 23pvs.
Gerry Lincoln: 27 Pvs. (Protego durante los siguientes 6 turnos)

Brigadista 1: 26 pvs (
Brigadista 2: 23 pvs.
Brigadista 3: 24 pvs.
Brigadista 4: 23 pvs. (2 turnos petrificado)
Brigadista 5: 24 pvs.
Brigadista 6: 8pvs. (-2pv por turno por herida de bala.)
Brigadista 7: 20pvs.


Brigadista 1: Inconsciente por tiempo indefinido. En algún punto del foso de abajo xD
Brigadista 2: 20pvs. (2 turnos inconsciente)

- El masteo se llevará a cabo el próximo Miércoles 13 de abril. Si posteáis todos antes *o* masteo antes.
- Recordad: 2 hechizos. 2 acciones. 1 hechizo/1 acción
- En el próximo masteo los Brigadistas de la planta baja volverán a la consciencia.
^^
Melinda Jones
Posted: Apr 10 2011, 09:56 PM


Asistente Social del Royal London Hosp. [Σ] / Nivel 6
Group Icon

Group: Metamorfomago
Posts: 16
Member No.: 26
Joined: 22-December 10



En cuanto lo oyó supo que iba a pasar algo como aquello y se alegró de haber protegido al otro mago. Ella ante la explosión se llevó instintivamente las manos a la cabeza protegiéndose por si algo llegaba a dar contra ella. Notó el temblor del suelo bajo sus pies y escuchó claramente como no muy lejos de ella la estructura se venía abajo. Cuando se quitó las manos del rostro pudo vislumbrar al mago que acababa de sacar de la celda, pero no era ella. Chasqueó la lengua unos segundos aunque casi de inmediato esbozó una sonrisa afable y tomó al hombre de la mano que parecía bastante desorientado y porque no, aterrado, cosa para nada extraña después de aquella explosión.

- ¿ESTÁIS TODOS LOCOS O QUÉ? ¿NOS QUERÉIS MATAR? ¿LA QUERÉIS MATAR? POR TODOS LOS MAGOS PENSAD CON ESA CABEZA QUE TENÉIS – Gritó la mujer hacía donde se encontraba Brownie sin pararse a saber que había pasado en aquella zona. Sabía incluso sin acercarse que alguien había perdido la vida. Era demasiado obvio. ¿Quién sobrevivía a una explosión y un derrumbe como aquel?

No quería ni pararse a pensar en quien podía haber perdido la vida.

Sin soltar la mano del mago que había liberado se dirigió hacía la celda número siete, para ella no solo era una prioridad sacar de allí a Wendolyn Dawson, quería sacar a cuantos más inocentes mejor y ya habían perdido unos cuantos que se habían llevado los otros Brigadistas. Esta vez rezo... No supo a quien, pero rezo a cualquier cosa porque detrás de aquella puerta estuviese Wendolyn Dawson.

Pero antes de meter la llave dentro de la cerradura le tendió otra al mago que la acompañaba señalando la puerta que tenía al lado. La número seis – Ábrela, tenemos que sacar a cuantos más mejor – Le dijo con voz amable, nada que ver con la furiosa Melinda que se había mostrado segundos antes. Siguió con la mirada verde al hombre que metió la llave con cierta torpeza en la cerradura de la celda seis y le daba la vuelta. Solo le quedaban unas pocas celdas que abrir...

Estaba dando la vuelta a la llave dentro de la cerradura de la celda número siete cuando el grito ahogado de aquella mujer la hizo levantar la vista de lo que estaba haciendo, con la mano ya en el pomo de la puerta...

Se quedó paralizada durante tan solo unos segundos, cerrando los ojos con fuerza e intentando quitarse cualquier imagen negativa de la cabeza mientras tragaba saliva y se disponía a abrir aquella celda.

Después de esa solo le quedaba una más y estarían todos fuera, aunque ya intuía que ella no. Ese grito no había necesitado ninguna traducción por desgracia.
^^
Richard Moore
Posted: Apr 11 2011, 04:17 PM


Brigadista / Nivel 4
Group Icon

Group: Brigada
Posts: 14
Member No.: 85
Joined: 10-February 11



Todo había estado tranquilo aquella noche y quizá esa tranquilidad tendría que haberles alertado, pero no. Ellos creían que lo tenían todo bajo control hasta que saltaron las alarmas y les ordenaron evacuar el edificio. Si no fuese por aquellas estúpidas leyes y normas que había que cumplir Richard hubiese dejado que se quemasen todos aquellos desgraciados ahí arriba. El destino que les esperaba durante los siguientes días era mucho más tentador para el Brigadista pero eso no quitaba que no le gustase verlos todos quemados...

Olían peor quemados que vivos lo cual solo demostraba lo podridos que estaban por dentro.

Se había quedado fuera siguiendo las instrucciones y a medida que sus compañeros evacuaban a los encerrados y se los iban llevando a la Cárcel Penitenciaria hasta que al final se quedó el solo esperando al último grupo y ojalá la dejaran a ella allí arriba. Solo pensar en aquello después de la desesperación en la que seguramente la habían metido desde el experimento hizo que en su rostro asomase una sonrisa sádica. Seguro que prefería morir... ¡Espera! Entonces él prefería mantenerla con vida para hacerla sufrir en aquella vida sin sentido. ¡Que se jodiera!

Y si la volvían loca mejor que mejor. No había entretenimiento que le agradase más que el de torturar a una persona que había perdido del todo sus facultades mentales y sabía de buen grado que después de años en un sitio así siempre acababas tocado. Lo estaría hasta que suplicase la muerte pero él no estaba dispuesto a darle ese placer... Casi prefería que se quitasen la vida ellos mismos después de haber llegado a los límites de la locura.

Estaba a punto de llamar a sus compañeros por el walkie pues empezaba a pensar que estaban tardando demasiado cuando la explosión en el piso superior del cuartel le hizo levantar la mirada mientras apretaba con fuerza los dientes - ¡Me cago en la puta! – Consiguió mascullar mientras tiraba el walkie y corría en dirección al aparcamiento por donde minutos antes habían entrado los magos.

Se dio cuenta casi enseguida de que no había tanto humo y se preguntó si los bomberos ya habían llegado decidiendo momentos después que no le importaba y entrando por la puerta del parking en el edificio. Lo primero que se encontró fue con el foco del problema. Alguien había hecho estallar los fusibles.

- Apesta a magia... – Masculló desenfundando el arma mientras daba unos cuantos pasos encontrándose con un despistado Sam Ford al que no dudo ni un segundo en apuntar con su arma apoyando el cañón de la pistola justo en la frente del muchacho – Quieto o te vuelo la tapa de los sesos – Siseó en el instante en que un compañero suyo (el inmovilizado por Marnie de Lancre) balbuceando idioteces - ¡Cállate y ayúdame! - Le dedicó una mirada furiosa mientras apretaba más el cañón contra la frente del mago, de la chusma - ¡Suelta esa maldita varita o te vuelo la cabeza asqueroso! Estas rodeado así que no hagas tonterías... – Dijo justo en el momento en que su compañero soltaba el seguro de su arma y apuntaba también a Sam.
^^
Gerry Lincoln
Posted: Apr 11 2011, 08:55 PM


Ex residente de la CM de L.A / Auror / Nivel 5
Group Icon

Group: Mago
Posts: 9
Member No.: 101
Joined: 11-March 11



Gerry no podía creerse que hubiese gente capaz de lanzar un bombarda sin pararse a pensar en las consecuencias que eso podía acarrear. No solo a la persona tras la puerta, sino también a todos los que estaban allí. Se percató del escudo que se formaba a su alrededor en el momento en que la castaña de ojos celestes conjuraba el Bombarda y tuvo tiempo de intercambiar una rápida mirada con la mujer al otro extremo del pasillo. Sobraban las palabras y aunque hubiese podido decir algo se habrían perdido entre el ruido de la explosión.

Por puro instinto se llevó las manos a la cabeza a pesar de saber que estaba protegido gracias a la bruja. Cuando se apartó los brazos, lo primero que vio fue a las otras personas en las escaleras a las que observó durante unos segundos extrañado. ¿Cuánta gente había ido a aquella “reunión”? Su mirada pasó entonces hasta el Brigadista que quedaba allí, con la cabeza abierta e inconsciente a los pies de la muchacha a quien dirigió su mirada.

Se acercó unos pasos hasta la muchacha, dispuesto a decirle cuatro cosas, puesto que él era auror cuando el grito de la mujer que salía de entre los escombros le hizo desviar la mirada. Se quedó helado en el sitio con la mirada puesta en aquellos cabellos rubios que quedaban a la vista entre los escombros. Sintió que el mundo se le caía a los pies. La varita que había aferrado cayó con un golpe secó al suelo para caer luego el de rodillas al mismo. No podía creerse que ahora que había llegado tan lejos un acto como aquel fuese a acabar con todo.

- Wendy...

No podía creerse que tanto esfuerzo fuese en vano y lo peor es que sabía que ahora no se iba a perdonar en la vida todo lo que había hecho en el pasado. Eran cosas que ya no podría enmendar de ninguna de las maneras. Si es que se podían haber enmendado de alguna manera. Se quedó unos momentos en aquella posición antes de levantarse con rapidez y encararse directamente con la muchacha de ojos celestes a quién se acerco con la mirada furiosa. No era para menos.

- ¿SE PUEDE SABER EN QUE NARICES ESTABAS PENSANDO? ¿ES QUÉ NO TE DABAS CUENTAS DE LO QUE HACÍAS? ¡LA HAS MATADO, MALDITA SEA! ¡AHORA ELLA ESTÁ MUERTA! ¡MUERTA! – Era como si cada vez que pronunciará la palabra “muerta” se hiciera más real y doliera cada vez más. Porque estaba demasiado seguro de que ella estaba muerta. Era el primer pensamiento que se le había pasado por la cabeza al ver a aquella melena rubia y nadie podía cambiarle en ese momento de parecer.

- ¡Expelliarmus! – Intentó conjurar apuntando a la muchacha. Le daba igual hacerle daño porque ella ya le había hecho a él y en ese momento lo más sensato le pareció quitarle la varita de las manos. Así se ahorrarían más actos impulsivos que pudieran acabar con terribles consecuencias.
^^
Marnie de Lancre
Posted: Apr 11 2011, 08:59 PM


Bruja por sorpresa / Estudiante / Nivel 1


Group: Guests
Posts: 49
Member No.: 20
Joined: 21-December 10



Justo en el momento en el que conjuraba el hechizo de protección la explosión tuvo lugar. La muchacha se cubrió la cabeza con las manos y cerró los ojos con fuerza en un acto de reflejo pues ella era consciente de que el Protego aún la cubría y que nada podía herirla por el momento. El suelo y las paredes vibraban a su alrededor a consecuencia del Bombarda, parecía como si el edificio amenazara con venirse abajo. Cuando ya todo volvió a la normalidad, eso es que dejara de temblar el suelo, Marnie abrió los ojos con temor a lo que pudiese encontrarse pero antes siquiera de dar un paso al frente se volvió hacia los tres magos que había detrás de ella para comprobar que todos estaban bien, ya que ni tiempo tuvo de comprobar que su hechizo había funcionado debido al estallido.

Pero, ¿y los de dentro? El miedo de que alguno hubiese salido herido, de que Melinda estuviese herida, se apoderó de ella. La persona (o personas) cercanas al lugar del impacto del hechizo no estarían para nada frescos como una rosa ¿y si les había pasado algo grave?

- ¡TÍA MEL! ¡MELINDA! -

La joven entró gritando el nombre de su tía pasando por encima de algunos escombros y con la vista nublada por las lágrimas que se agolpaban en sus ojos. Éstas finalmente comenzaron a rodarle por las mejillas cuando vislumbró a su tía al fondo del pasillo pegando gritos. Él tenía razón, Melinda sabía cuidarse sola.

Marnie estaba dispuesta a correr hacia ella y abrazarla cuando una de las tres personas que salían de una de las celdas derribadas dejó escapar un grito ahogado. La joven de Lancre desvió la mirada hacia el lugar donde apuntaban los ojos de aquella mujer maltrecha y al hacerlo se quedó blanca como el papel. Una mano asomaba por debajo de los escombros, una mano y… ¡cabellos rubios!

- Por Merlín que no sea ella – logró murmurar con el corazón en un puño.

Habían planificado aquello con ahínco para sacarla de la cárcel, a ella y a los demás magos que se encontrasen en su misma situación y ahora… Ya había dicho ella que los Bombarda no auguraban nada bueno. La muchacha fue a desviar la vista porque no podía seguir mirando pero un ligero movimiento de la mano captó su atención. No podía ser. Seguramente fue una mala jugada de su mente, aquella mujer estaba muerta. Sin embargo, ¿qué pasaba si no lo estaba? ¿Y si creían que estaba muerta y la dejaban ahí tirada y aún tenía esperanza?

Se agachó temblorosa junto a los escombros y trató de apartar los pedazos de pared ignorando al hombre que se había encarado a Tanorie, la cual parecía ser la causante de la explosión, mientras les gritaba a los demás que la ayudasen a sacarla de allí aunque claramente aquella mujer yacía sin vida. Tal vez su ímpetu por salvarla fuese que estaba en shock pues nunca antes había visto a nadie muerto.

- Hay que sacarla de ahí – repetía la joven entre sollozos y es que se negaba a creer que estuviese muerta, era algo impensable.
^^
zIFBoards - Free Forum Hosting
Create your own social network with a free forum.

.options    Pages: (4) 1 2 [3] 4  .add reply   .new topic   .new poll   




Hosted for free by zIFBoards* (Terms of Use: Updated 2/10/2010) | Powered by Invision Power Board v1.3 Final © 2003 IPS, Inc.
Page creation time: 0.0586 seconds · Archive

The Autumn Effect skin & sidebar by Saphira of CAUTION 2.0, RPG-D, & RCR !