TALK ON CORNERS
about our
story

El año 2005 sería clave para todo el mundo, tanto muggles como magos. Habíamos luchado durante siglos por que nuestras costumbres, nuestros secretos mejor guardados no salieran a la luz. Por qué aquellos cuyos ojos no veían la realidad, siguieran ciegos y con los ojos vendados ante la realidad de la magia, ante su mera existencia.

Si quieres saber más...
Yo te lo mostraré




















AT
YOUR
SIDE

the admins




¡Feliz 2012!



















OLD
TOWN

Mysteries



#1.¿Cómo murió realmente Jeremy?
#2.El actual paradero de la pluma mágica. ¿La tienen los Brigadistas o sigue permaneciendo en Hogwarts?

Sigue la trama...

Cronología

Invierno
Año 2018

















HE SAID
She said



¡Sigue a estos personajes también!



















LOVE
GIVES

Love takes



¡Afilianos!











Image and video hosting by TinyPic Far Far Away

CREDITS
Sidebar: Dana
Coding Help: RCR

 
zIFBoards - Free Forum Hosting
Enjoy forums? Start your own community for free.


Pages: (4) [1] 2 3 ... Last » ( Go to first unread post ) .add reply   .new topic   .new poll   

 Trama 1.1 - Incursión
Story
Posted: Mar 14 2011, 09:25 PM


El Destino
Group Icon

Group: Admin
Posts: 53
Member No.: 14
Joined: 11-December 10



- Ante todo, quiero agradeceros a todos vuestra colaboración. - Pasó su mirada aguamarina por cada uno de los presentes deteniendose en la más joven del grupo durante unos largos segundos. Todo había comenzado como una simple misión de rescate pero ahora delante de aquel grupo se veía comenzando algo inimaginable para él tan solo unos meses atrás y la presencia de una miembro de El Movimiento como Melinda podía ser una muy buena señal de que estaban frente el principio.

- El último mes he estado recabando información sobre el cuartel de la Brigada. - Le debía gran parte de aquello al traje que Tamara Lompard le había prestado y una poción multijugos (aunque llevaba tiempo sin ponerse delante de un caldero, no había perdido aquel punto heredado de su padre). - La idea que he... - hemos - … tenido es la siguiente. - Anunció justo antes de extender sobre la mesa el mapa que había elaborado sobre las instalaciones que había visto. Era algo tosco pero les ayudaría a hacerse una idea.

- De los aquí presentes seguro que os suena la cara de nuestra amiga Vicktoria, y sino, tranquilos que a la Brigada sí. - Aunque no era el momento de bromear no pudo evitar la tentación de sacar un poco de aquel humor tan amargo que le caracterizaba. - Lo siento, pero ya que estás aquí no puedo dejar pasar la oportunidad de usarte como señuelo, querida. - Se apresuró a decir creando un pequeño paréntesis en su explicación. - El cuartel de la Brigada trabaja bajo mínimos por la noche pero aún así contamos con una veintena de agentes a parte de personal civil. Por eso, será muy importante la distracción que nos ofrecerá Miss Bohm y un par de vosotros.

- Mientras tanto, con los tres trajes de brigadista que disponemos, tres de nosotros entraran en el cuartel con diferentes misiones: apagar el sistema de alarma y las cámaras de seguridad, y abrir la entrada del aparcamiento en la que esperaremos el resto. - Pasó una mano por encima del mapa marcando cada punto que debían alcanzar antes de comenzar la suicida incursión. - He pensado que ya que contamos en el grupo con Melinda, Desmond y Sam, deberían de ser ellos los encargados de camuflarse. No sabemos si después de lo sucedido en Londres han conseguido una descripción de nuestros rostros.

- Las celdas están en los pisos superiores pero no he podido acceder a ellos así que no sé que es lo que nos espera. - Aquel podía ser la falta del plan que hiciera que todo se desmoronará trágicamente. - A cualquier señal mía, nos largamos. ¿Queda claro? - Por primera vez su voz tenía un tono autoritario que de nuevo no aceptaba una negativa como respuesta.

- Para los que crean que podíamos aparecernos por la cara, os recuerdo que el cuartel de la Brigada fue uno de los edificios gubernamentales que se protegieron contra la aparición mágica tras la caída del Secreto. - Una sonrisa apareció en el rostro del ruso. - Irónico, ¿verdad?

*****


Aunque la mayoría de sus compañeros odiaban el turno de noche porque trastocaba sus horarios, a Frank le encantaba disfrutar de la tranquilidad que se respira a esas altas horas. El canal de deportes y la taza de café eran sus únicas compañías para casi diez horas de vigilancia. Echó un vistazo a su alrededor para asegurarse que no había nadie rondando por la recepción y subió los pies sobre la mesa reclinando hacia atrás el asiento hasta conseguir aquella relajante postura. Sopló su humeante bebida y estaba dispuesto a dar el primer trago cuando las puertas de entrada al cuartel se abrieron. Instantáneamente el hombre dio un respingo bajando los pies y recuperando la compostura que debía de adoptar un buen vigilante de seguridad. Para su sorpresa, nadie atravesó las puertas. Curioso. Arqueó una ceja perplejo y lentamente se levantó de la silla para mirar mejor por encima del mostrador.

¡BAM!

Un hombre andrajoso y malvestido se levantó del suelo por el que se iba arrastrando, sorprendiendo a Frank y a punto de provocarle un paro cardíaco.

- Amigo... – Siseó el hombre que se balanceaba hacia un lado y hacia otro, y por el hedor que emanaba, el vigilante deducio que estaba bajo los efectos del alcohol. - ¿Has visto mi coche? Juraría que lo aparqué aquí...

Frank sabía perfectamente como se debía de tratar aquella clase de personas. La Brigada no trataba aquella clase de temas, pero si por el fuera a la segunda palabra aquel hombre ya estaría en el calabozo durmiendo la mona. - Lárgate de aquí antes de que te metas en más líos, listillo.

- ¿Me...? – Hipo. - ¿Me estás echando? Como cuidadano de esta ciudad tengo mis derechos. – Levantó el dedo índice dejandolo a tan solo unos centímetros del rostro del vigilante. - ¡Y como persona! Porque hay cinco derechos fundamentales en esta vida...

- ¿No me has oído?

Parecía que no pues el hombre seguía con su discurso. - El derecho a una vivienda digna... A un plato caliente en la mesa... A...

Lo había intentado por las buenas, era el momento de dejarse de tonterías.

Entonces la puerta se volvió a abrir y tres brigadistas la cruzaron mientras cargaban con un detenido. Tras devolverles el saludo apresuradamente y sin darles más importancia, Franz rodeó el mostrador para tomar al borracho por el antebrazo.

- ¡Te he dicho que te largues! ¿Qué no te enterás?

- … ¡Y el derecho a la libertad de expresión!

- Tienes cinco segundos para salir de aquí pedazo de escoria sino quieres que te parta la cara.

- ¡Pero joder! ¡No hace falta que te pongas así! - Balbuceó el hombre luchando por zafarse del agarre del vigilante consiguiendolo por fin tras un leve forcejeo. - ¡Solo quería saber si habías visto mi coche! ¡Eso! ¡Chupando del gobierno!

- ¡CÁLLATE! ¡Me cago en la p***! ¡LARGO!

Con un último aspaviento de su brazo, el hombre cruzó la puerta y desapareció en la noche londinense mientras canturreaba una extraña canción.

*****


Gracias a la planeada distracción, los tres brigadistas y su rehén habían conseguido pasar la zona de recepción y su siguiente movimiento era descender al piso inferior donde estaba la sala de control y la puerta de servicio por la que tenían pensando entrar el resto del grupo.

Para su sorpresa, de una de las puertas del pasillo salió un hombre mientras se arreglaba la corbata de su traje hecho a medida. Los miró inquisitivamente durante unos segundos antes de posar sus ojos castaños en Brownie, cambiando su semblante serio por una mueca de asco, como si acabará de oler a pescado podrido.

- ¿Quién es esta zorra? – Preguntó con despreció en su voz señalando a la joven con un seco movimiento de cabeza. - ¿Por qué la traéis aquí? – Volvió a preguntar mientras andaba con paso firme hacia los ascensores y una vez allí los miraba expectante.

*****


Bien tenemos que conseguir lo siguiente: Bajando las escaleras se llega al nivel -1 donde se encuentra la habitación de mantenimiento y otra puerta que llevar al aparcamiento. En primer lugar tendréis que entrar en la sala de mantenimiento y fundir, bajar, lo que sea los plomos, pero intentando ser lo más sigilosos posibles para no llamar la atención de los Brigadistas y seguidamente abrir la puerta que lleva al aparcamiento. Al que lance un bombarda es para volver a mandarle a los estudios inferiores

¡Ah! Y no olvidéis al tipo del ascensor... Es cosa vuestra lo que hagáis con él.

En este post solo deben postear por el momento: Sam Ford, Brownie Tanorie y Desmond y Melinda Jones. Podéis narrar todo lo que queráis de cuando entrastéis y antes de entrar ^^

Tenéis hasta sábado 19 para postear.
^^
Melinda Jones
Posted: Mar 15 2011, 12:36 AM


Asistente Social del Royal London Hosp. [Σ] / Nivel 6
Group Icon

Group: Metamorfomago
Posts: 16
Member No.: 26
Joined: 22-December 10



Era en momentos como aquel en que se daba cuenta que ser metamorfomaga era una ventaja sobre el resto. Vale, sí, podían usar una poción multijugos pero su efecto solo era de una hora, mientras que ella podía mantener aquella apariencia tanto tiempo como quisiera. Horas, días, meses e incluso años. Melinda conocía a gente que ya apenas recordaba como era su verdadero rostro de tanto tiempo que lucían otro, cosa que se le antojaba extraña, aunque claro teniendo en cuenta que poseía una gemela sin su don no era difícil recordar su rostro real.

¿Qué si se aprenden cosas estando casada con un hijo de muggles? ¡Por supuesto! Como por ejemplo conseguir que una persona pueda fingir estar esposada y que realmente no lo esté – No son de llave, así que en cuanto estemos dentro te las podre quitar sin problemas – Le indicó a la muchacha a la vez que le ponía las esposas con las manos a la espalda que había conjurado momentos antes.

Sus ojos verdes fueron a parar entonces en Desmond. O en el nuevo Desmond mejor dicho. Ella misma había cambiado su apariencia incluso antes de salir de casa, manteniendo solamente aquellos ojos verdes que la caracterizaban. Sabía de antemano que pisar Londres muggle era arriesgado, así que no iba a correr el riesgo de ir con su cara por allí, además de que no era solo su rostro, precisamente, era también el de otra persona. Por último se fijo en Sam Ford. A una parte de ella le gustaba ser la mayor del grupo, a otra parte le aterraba por si algo salía mal y no solo cargaba con su vida, sino con la de tres personas mucho más jóvenes que ella. Una de ellas su propio hijo.

- Habéis escuchado bien, ¿no? – Preguntó. A ella al menos, no le había entrado por un oído y salido por el otro, pero... ¿a ellos? Quién sabía. Era jóvenes y aunque estuvieran allí con buenas intenciones la metamorfomaga era consciente de que la excitación del momento podía hacer que no retuviesen detalles importantes en sus cabezas.

– Primero apagar el sistema de la alarma y las cámaras de seguridad – Terminó diciendo por si a alguno no le había quedado claro antes de tomar a Brownie de uno de los brazos y arrastrarla con ella a la vez que les hacía un gesto a los otros dos para que la siguieran.

Recordaba a grandes rasgos el plano algo tosco que el propio Mihjail había elaborado. Si no iba mal encaminada tenían que recorrer aquel pasillo en el que se encontraban en ese preciso instante (justo después de haber atravesado las dobles puertas que les dejaban fuera de la vista del Brigadista que vigilaba) y luego torcer a la derecha donde encontrarían una puerta que les llevaba a la planta -1 donde se encontraba la sala de mantenimiento (lugar al que tenían que llegar) y la puerta que daba al aparcamiento. Tan pronto como llegaron mirando primero a ambos lados, quitó las falsas esposas de las muñecas de Brownie.

- Tenemos que llegar a la sala de mantenimiento y fundir los plomos. Si no tienen manera de repararlos, mejor... – ¡Espera un momento! Si dejaban demasiadas evidencias... – Intentando que no parezca obra de la magia... – Si es que eso era posible, claro. Estaba guardándose las esposas falsas en el bolsillo cuando de súbito apareció un hombre arreglándose la corbata. En un gesto quizá brusco, Melinda tomó las muñecas de Brownie y se las agarró con una mano detrás de la espalda. Una señal silenciosa de que disimulara.

La metamorfomaga tragó saliva. Sabía que las celdas estaban arriba así que lo más normal es que le siguieran, ¿no? Sí, pero era una locura hacer eso solos y no iba a poner a Desmond en más riesgo del que estaba ya. Tenían que deshacerse de él de la forma más silenciosa y sutil que pudieran y antes de que ninguno de los tres hiciera nada, ella sacó la varita apuntándole sin miedo – ¡Confundus! – Y ahora a rezar a toda la magia para que funcionara. - ¡Bajad y buscad la sala de mantenimiento! – Susurró lo suficientemente claro a los otros tres soltando a Brownie, sin saber aún si su hechizo había surtido efecto o tendría consecuencias aquel intento de dejarle “fuera de juego”.
^^
Sam Ford
Posted: Mar 15 2011, 12:15 PM


Víctima #6 Squib artificial / Metamorfomago / Nivel 1
Group Icon

Group: Experimento Brigadista
Posts: 26
Member No.: 64
Joined: 5-January 11



Genial. Eso era lo que él pensaba, por que gracias a esos maravillosos genes que heredó, de esa gran mujer que le dio a luz y a la que pudo llamar, madre, le había tocado estar en primera línea de fuego. La ecuación no era en absoluto complicada, tres trajes de brigadista, tres metamorfomagos, y una misión. Le habían asignado ese cometido simplemente por el hecho de que era capaz de modificar su aspecto a placer, y no por otra cosa. La idea le gustaba bien poco, pero no era el miedo lo que producía que el músico estuviera a disgusto, sino la pereza, aunque bien es verdad que fue decisión suya el tomar parte en esta misión suicida, lo hizo por que Sunday es su amiga y por que su madre es alguien muy importante en la comunidad mágica, ya que sin ninguna duda la señora Dawson era una persona que defendia fervientemente, los valores en los que Sam creía, esas eran sus razones para estar en aquel lugar. Pero lo que a él le molesto fue el hecho de tomar protagonismo tan temprano.

Una vez cambió su aspecto, se puso uno de los trajes, de los que se apropiaron en año nuevo, en la misión de Londres, revisó su indumentaria en busca de alguna imprecisión o imperfección que pudiera delatarle, pero parecía estar todo en orden. Salió de aquel callejón que había sido su pequeño escondite, para poder cambiarse, y se reunió con Desmond, Brownie y Melinda, esta última les pregunto si tenían claras las instrucciones que Mihjail les había indicado, Sam asintió con la cabeza, por supuesto que él lo tenía claro, pues no era un idiota, no en vano era un Rawenclaw, igual que lo fue su padre y no iba a desprestigiar a esa ilustre casa, entrando a matar a aquel lugar, Sam tenía claro que las cosas hechas con inteligencia, solían salir mucho mejor.

Cuando tuvieron lista su escenificación, el plan se puso en marcha, una pequeña distracción para colarse en el recinto, llevando a Brownie esposada al estilo muggle, y el resto interpretando a sus captores. Lo primero que se les había encomendado era bajar los fusibles, y de esa forma desactivar las alarmas y las cámaras, era simple, al menos lo era hasta que apareció aquel tipo trajeado, que les bloqueo el paso, la situación se estaba poniendo algo tensa, pero bajo presión es cuando Sam piensa mejor, lo que le pareció más lógico en aquel instante fue, que Des y Melinda llevaran a Brownie hasta el ascensor, para hacer creer a aquel hombre que la llevaban a una celda, mientras que él una vez llegados a ese punto del edificio, podría haber pedido permiso para tomarse un descanso y salir a fumar un cigarrillo, sin duda una buena excusa, que aquel hombre se podría haber creído perfectamente, y así solventar la situación sin levantar sospechas, ya que el solo podía hacer lo de los fusibles. Pero no esperaba que fuera Melinda, la misma que les había pedido cautela, quien se precipitó, y le lanzo un “confundus”, y sin ni siquiera tener tiempo para sorprenderse, Melinda les ordenó buscar la sala de mantenimiento, el no iba a ser quien se quedase a saber si el hechizo de ella, había tenido el efecto deseado. Corrió hasta la puerta por la que se accedía al piso -1, bajando las escaleras a toda velocidad, mientras se sacaba la varita del pantalón, cuando encontró la puerta del cuarto de los fusibles, la abrió de una patada, y al entrar dentro su primera intención fue la de quemarlo todo, imposibilitando que alguien reparara aquello enseguida, así que levanto su varita, apuntando a los interruptores y dijo. -¡INCENDIO!- sin duda no podía ser mala idea, era mucho mejor que bajar lo interruptores y luego destrozarlos, eso indicaría que hay intrusos en el lugar, en cambio ¿un incendio en una sala de fusibles? Podía ser un accidente, un cortocircuito, unas chispas y voilà.
^^
Brownie Tanorie
Posted: Mar 18 2011, 12:33 AM


Powerpuff Girl / Barman de Scarlett Moon / Nivel 1
Group Icon

Group: Licántropo
Posts: 57
Member No.: 48
Joined: 27-December 10



Todo habia empezado con una planeación concreta para cantarle serenata a Mijhail. Así de fácil, ella tocaría un banjo al ritmo de “Oh Susana” una sureña canción de los Estados Unidos que un día su abuelo Fausto Kraul le había cantado. Sunday iba a ser “el vaquero que viajo desde Lousiana” y Fye tocaría el pandero. Estaba segura que eso animaría al “teniente herbologo amor de Sunnydale” a que al fin se casaran o algo asi pasaba por la mente ebria de la Barman del Scarlett Moon.

Decidida a visitar a un viejo amigo que tenía un Banjo en Goldman's, Brownie entro al bar justo al momento en que encontró para su sorpresa al ruso hablando de unas cosas que no entendió en el momento hasta que menciono a la madre de Sunday.
Brownie se quedo callada escuchándolo, tan inspirador el y ella que quería ir a cantarle una canción sureña de USA. Maldijo en alemán unas cuantas veces y estaba por marcharse. No quería sin duda en su expediente como auror el hecho de que hubiera ido a la rebelión sin haber tomado el ministerio (o lo que quedaba de el) cuentas en el asunto.
Pero cuando le dieron el banjo la imagen de la pobre rubia de Sunnydale se le vino a la cabeza.
-No, no, no me voy a meter en más líos, la ultima vez casi me voy al infierno mágico con todo y muggles… -dijo en Alemán mientras salía pero al tocar la puerta suspiró molesta e irritada. Estaba segura que si su madre aun viviera y estuviera pasando por lo mismo Sundy habría actuado diferente.
-Esta bien… maldita sea está bien… -Alzó la voz llamando la atención sin querer.

La palabra “mierda” resonó tras su estupidez y así fue como comenzó el plan en el que ella no planeaba estar incluida.

Asi pues, estaba lista y si mas. No olvido llevarse consigo la pistola, aquella misma que le habia robado al Teniente después de que lo mataran y por supuesto, su siempre fiel y filosa varita. Lo que si le parecía un des fortunio era la presencia de Bhöm en el lugar y por un momento decidió desertar, ¿Qué la aseguraba que esa bastarda no le iba a matar cuando pudiera? ¿Y si ella perdía el control y le arrancaba la cabeza?
Cuando hablaron de la poción multijugos y ocultar su identidad Brownie se negó. –Quiero que esos hijos de puta vean en la cara de la niña que dejaron huérfana hace 11 años… Que vean que no han podido con ella… -Si iba a hacer las cosas, las iba a hacer bien… Ya no iba a ocultarse, y si sobrevivía a ello, dejaría atrás el Tanorie… Su apeido era Kraul.
La idea de las esposas le recordó por alguna razón a José Castaño y sus perversiones pero trató de sacarse esa estupidez de la cabeza antes de ponerse a reír como tonta. También anexo a las cosas de “si sobrevivo” invitar a su ex novio a pasar la próxima Luna Llena, a ver si le quedaban ganas de besuquearse en el consultorio de su madre.


Mientras caminaban por aquel lugar, Brownie con su mirada baja miraba el suelo pensando en tantas cosas, pensando en que primero que nada, se prometería mentalmente con Sunday de salvar a su madre, ya había muchos huérfanos incluyéndola a ella como para agregar una mas a la lista. “Perderia el toque de la moda de -Huerfano Chic-” pensó sarcásticamente cuando una voz al parecer dirigiéndose a ella la distrajo.
Un sujeto la llamaba zorra, ella no levanto la cabeza, permaneció con sus ojos cerrados y los puños apretados jurándose que antes de salir de ahí el iba a ser el primero en caer.
Era el defecto de fabrica de Brownie Kraul, su instinto como licántropo por encima de su convicción como humano, cuando aquel hombre caminó hacia los ascensores ella le siguió con la mirada, sus mentolados ojos no lo perdieron de vista como un lobo atento a su presa.

Al llegar a los elevadores y cuando Melinda le soltó ella le dirigió una mirada de agradecimiento y movio en círculos sus manos para que no se le durmieran, estaba por decirle alguna cosa a Sam cuando una persona apareció. Sus manos se sujetaron de nuevo y no puso fuerza en ello, pero si vio fijamente a quien reconoció como el que le llamo segundos antes “zorra”
Iba a decir algo cuando el “confundus” de Melinda la alerto y soltó sus manos como en una señal de que era hora de comenzar.
Y como un pequeño cachorro liberado para hacer de las suyas Brownie sonrió mientras no se detenía a esperar si el hechizo de aquella mujer funcionaba o no, propinándole una fuertísima patada en la boca del estomago de este con su rodilla. –A ver si con esto aprende este cabron a no llamarle zorras a las damas…-expresó mientras veía a Sam correr hacia la zona indicada

- ¡Salvo Hexia! – susurró aquel hechizo, mientras caminaba hacia Sam y no se separaba tanto de Melinda, para que pudiera protegerlos lo necesario.
^^
Story
Posted: Mar 20 2011, 04:36 PM


El Destino
Group Icon

Group: Admin
Posts: 53
Member No.: 14
Joined: 11-December 10



Una camuflada Melinda Jones es la primera en reaccionar ante la presencia del hombre trajeado al estilo Barney Stinson sacando su varita a los pocos segundos y conjurando un certero confundus que deja con todas las de la ley a aquel desconocido totalmente confundido, hecho que aprovecha Brownie Tanorie para asestarle un golpe en el estómago (daño de 3pvs) que hace que se aleje inconscientemente de ellas llegando a entrar en el ascensor que se cierra segundos después.

Ese no es el único movimiento que realiza la hija de Rashel Kraul que conjura a continuación un Salvo Hexia que mantendrá protegidos a los presentes durante los siguientes minutos (tres turnos) aunque se desplacen. El único que no entra dentro de esta protección es Sam Ford que ha bajado al nivel -1 donde está la Sala de Mantenimiento.

El joven metamorfomago entra en la habitación donde está la caja de fusibles lanzándole un Incendio que para desgracia de todos los presentes tendrá sus consecuencias. El fuego funde los plomos haciendo que la corriente eléctrica desaparezca del edificio entero, desactivando sistema de alarma, cámaras de vigilancia y todo lo demás tal y como estaba planeado. Con lo que no contaban era con que antes de apagarse todo se produce un cortocircuito que provoca un incendio que junto a las llamas de la varita de Sam Ford amenazan con destruir todo.

El denso humo negro procedente de la caja de fusibles empieza a inundar casi al instante la habitación con el característico y nauseabundo olor a plástico quemado, lo que provoca que Sam tenga poca visión (penalizador de -2 en destreza el próximo turno). El humo además activa el detector de incendios que está situado en el techo de la pequeña habitación alertando de inmediato al parque de bomberos. Si no sale de la habitación durante los siguientes minutos terminará inconsciente.

En el punto donde se encuentran Melinda Jones y Brownie Tanorie, aparecen otros dos Brigadistas que alumbran el pasillo con las linternas. Uno de ellos parece no percatarse ni siquiera de las varitas en las manos de las mujeres, posiblemente por la tensión del momento. El otro en cambio se da cuenta pero se limita a sonreír – Hay que sacar a toda la escoria de ahí arriba. Por mi podían arder todos, pero... es el protocolo – Dijo con tono cansino echándole una mirada a las mujeres indicándoles que suban arriba. El Brigadista desaparece pocos segundos después por el hueco de las escaleras.



****
PVS:
Brownie Tanorie: 19pvs.
Melinda Jones: 28pvs.
Sam Ford: 17pvs. (Penalizador de -2 en destreza durante el siguiente turno)

Podéis hacer 2 hechizos, 2 acciones o 1 hechizo y 1 acción.

Melinda y Brownie que son las que suben deberán elegir un número del 1 al 10 (números de celdas) ya que en una de las mismas está Wendolyn Dawson.

Los que están fuera haciendo sudokus y mirando las telarañas del techo se irán añadiendo a la lista de Puntos de vida a medida que posteen.

El plazo para postear termina el sábado 26 de marzo.
^^
Marnie de Lancre
Posted: Mar 20 2011, 06:03 PM


Bruja por sorpresa / Estudiante / Nivel 1


Group: Guests
Posts: 49
Member No.: 20
Joined: 21-December 10



Le iba a caer una buena. Ya se veía durante todas las vacaciones de verano castigada sin poder salir pero Marnie creía que merecía la pena. Estaba harta de no poder hacer nada, de que la trataran como a una cría cuando dentro de poco cumpliría la mayoría de edad en el mundo de los magos. Ya se había tenido que aguantar en Nochevieja cuidando de sus hermanos sin poder mover un dedo para ayudar a los suyos y se había sentido de lo más impotente pero eso se había terminado.

Sus padres no sabían nada de sus intenciones porque si se lo hubiese contado se habrían negado rotundamente a que participara en aquella locura de introducirse en el cuartel de la Brigada y se habrían asegurado de que su hija no salía de la casa. Por ese motivo lo había mantenido en secreto ¿Y de qué le había servido? De nada, porque en aquella incursión también habían acudido tío Zeus, tía Tamara, Caroline y Desmond. Vamos, que sus padres se iban a enterar sí o sí de que Marnie se había metido en la boca del lobo. Le iba a caer una buena.

Estaba segura de que los allí presentes la harían desistir porque era joven y bla bla bla pero no fue así. Notó que Vasiliev se la quedó mirando más tiempo que al resto pero no dijo nada y ella le sostuvo la mirada con determinación. Ya no había vuelta atrás.
La muchacha escuchó con atención al ruso y clavó sus ojos marrones en Böhm cuando Vasiliev la mencionó. A Marnie tampoco es que le gustaran demasiado los muggles pero jamás levantaría la varita contra ellos si no fuese estrictamente necesario. Continuó escuchando las instrucciones del mago y cuando ya todo fue dicho observó a unos cuantos que se marchaban hacia una discoteca que había por los alrededores para comenzar con la distracción mientras que su tía Melinda, su primo Desmond y Sam entraban en el cuartel con la excusa de que habían atrapado a Brownie y así tratar de dejar vía libre para el resto de magos que como ella esperaban fuera en el aparcamiento.

Debía admitir que estaba nerviosa. Nerviosa porque jamás se habría imaginado entrando en el cuartel de la brigada, en el cuartel donde su padre biológico trabajaba. ¿Estaría allí él? Y si lo estaba y la veía, ¿la reconocería? ¡Basta! Se dijo la joven porque si seguía pensando en ello le entraría el miedo y se echaría atrás y era algo que no podía permitirse. Tenían que sacar a Dawson, a los magos que estuvieran como ella y demostrar que la magia seguía siendo fuerte y que jamás podrían acabar con ella.

Mientras trataba de quitarse aquellas ideas de la cabeza las luces en el cuartel se apagaron lo cual quería decir que habían apagado los fusibles pero pronto comenzó a sonar un repetitivo pitido que no pintaba demasiado bien. La joven se quedó observando el edificio sin saber qué hacer pero en cuanto vio salir el humo por debajo de la puerta no se lo pensó dos veces y echó a correr hacia ésta.

Tras abrir la puerta se encontró con un denso que no le permitía ver con claridad y que comenzó a irritarle los ojos. Marnie se tapó la boca con el cuello de su camiseta para no inhalar el humo y acabar intoxicada e inconsciente. Posiblemente lo más lógico hubiese sido conjurar un Casco-burbuja pero a la joven no se le ocurrió en aquella situación, como tampoco pensó que quizás uno de los suyos seguía dentro del cuarto de mantenimiento. Por eso se agachó avanzando por las escaleras y por debajo del humo intentando no tropezar con los escalones hasta llegar a la planta baja.

¿Dónde estaban los demás? Marnie no divisó a su tía y eso le preocupó aunque tal vez habían subido ya a las celdas para sacar a Wendolyn. Fue entonces cuando vislumbró una sombra por delante de ella y como la joven ignoraba que se estaba llevando a cabo una evacuación en el edificio, apuntó a la sombra con su varita.

- ¡¡Inmobilus!! – pronunció apartándose la camiseta de la boca para poder lanzarle el hechizo al individuo.
^^
Zeus Lompard
Posted: Mar 26 2011, 12:05 AM


No-Marido / Zoólogo / Nivel 6
Group Icon

Group: Animago
Posts: 33
Member No.: 18
Joined: 13-December 10



A Zeus no le hacía ni puñetera gracia estar allí.

Y no porque a simple vista pareciera una misión suicida o porque no creyera en los motivos que había expuesto Mihjail para convencerlos; sino más bien porque había tenido que aceptar a regañadientes que le hubieran puesto en un grupo separado al de su hija Caroline. Había puesto el grito en el cielo y a punto había estado a asestar un golpe al ruso de las narices pero ¿qué otra cosa podía hacer a parte de agachar la cabeza y aceptar a regañadientes?
Tamara no podía ir.
Sunday no podía ir.
Al menos había convencido a Jacques para que se quedará con ellas.
Y quizá prefería que Caroline estuviera en una maloliente discoteca antes que allí con él a punto de meterse en la boca del lobo.
… ¡Joder! ¡Y encima para su sorpresa habían dejado ir a Marnie! Ya hablaría con Gwendal al día siguiente. Oh, sí, y tanto que lo iba a hacer...

Todo parecía tranquilo. Quizá más de lo normal. Por ello no se sorprendió cuando algunos miembros del grupo avistaron un espeso humo negro salir por debajo de la puerta. Pero lo que no se esperaba fue la reacción de la joven de Lancre.

- Espera, Marn... - Pero no acabó de terminar la frase. ¿Había abierto la puerta? ¿Cómo? ¿Entonces que cojones estaban esperando allí? Echó una furiosa mirada al ruso antes de comenzar a correr tras su sobrina al tiempo que sacaba su varita dispuesto para cualquier cosa que les esperará allí dentro. Cierto, jamás había usado demasiado la cabeza en aquel tipo de situaciones.

Una vez dentro, miró a ambos lados buscando alguna señal distinguiendo la figura de Marnie perderse escaleras arriba, y hasta allí se dirigió subiendo los escalones de dos en dos hasta encontrarsela varita en mano atacando hacia el pasillo lleno de humo.

- ¡Ten más cuidado, maldita sea! - ¿Él dando consejos sobre precaución? Sí, era PADRE y por lo tanto podía hacer todo lo contrario a lo que dijeran sus consejos y la educación que daba a sus hijos. A media subida, conjuró apuntando a Marnie: ¡Protego! - Justo antes de gritarle enfurecido: - ¡Aparta de ahí! No ves que... - Pero el humo que trago hizo que tosiera sonoramente. Aquel hedor a plástico quemado era nauseabundo. Enrabietado con todo un poco saltó por fin en escena y aunque sintió un tremendo impulso de empezar a lanzar hechizos a diestro y siniestro, recordó a tiempo que Melinda y Desmond podían estar allí. - Cave Inimicum. - Mejor ser precavido. Tenía a tres esperándolo en casa.
^^
Mihjail Vasiliev
Posted: Mar 26 2011, 12:43 AM


Profesor de Transformaciones / Herbologo
Group Icon

Group: Mago con permisos
Posts: 47
Member No.: 66
Joined: 8-January 11



Mihjail intentaba mantener la compostura en todo momento. Él los había metido en aquella misión y como mínimo les debía hacerles creer que poseía ciertos dotes de liderazgo a los que podían acudir si lo necesitaban. Años atrás se hubiera sentido incapaz pero con los años había 'madurado' de una forma diferente, más realista y menos idílica... Y la realidad siempre era muchísimo más cruel.

Repasó la cara de todos los allí presentes uno a uno justo antes de consultar la hora en su reloj de pulsera: Vicktoria y el resto debían de estar a punto de recibir su esperada visita. Chasqueó la lengua mientras desviaba la mirada hacia los últimos pisos del edificio.

Pero aquella noche parecía que nada iba a salir como estaba planeado. ¿Humo? ¿Fuego? El mundo le cayó a los pies y de repente se sintió vencido.

Fue menos impulsivo que Marnie y Zeus y antes de atravesar la puerta, revisó lo que le esperaba dentro del parking. El humo era denso y decidió protegerse de los posibles efectos apuntandose con la varita y intentando conjurar un “Casco Burbuja”.

Quería con todas sus fuerzas salvar a Wendolyn pero si el fuego se extendía podían quedar atrapados en aquel edificio como ratas en un barco, así que vigilando a su alrededor se dirigió hacia la puerta de la sala de control de donde provenía el humo y evidentemente el fuego. Para su sorpresa, allí se encontró con Sam Ford. - Pero... - Balbuceó el ruso sin acabar de creerse lo que estaba sucediendo. - … ¿QUÉ HAS HECHO, IDIOTA? - No pudo contenerse. El “pueblerino” solamente quería ayudar pero acababa de tirar dos meses de trabajo y todo el plan por la borda. Mihjail no podía permitirse fallar, se lo había prometido a él mismo y sobretodo a Sunday. Haría todo lo que estuvieses en su mano hasta su último aliento. - ¡Vamos! ¡Sal! … ¡SAL, SAM! - Le gritó de nuevo mientras apuntaba al interior y hacia el fuego: - ¡Aquaeructo!
^^
Melinda Jones
Posted: Mar 26 2011, 09:10 PM


Asistente Social del Royal London Hosp. [Σ] / Nivel 6
Group Icon

Group: Metamorfomago
Posts: 16
Member No.: 26
Joined: 22-December 10



Nunca pensó que en un momento de tensión como aquel, el hechizo fuese a salirle correctamente, sobretodo teniendo en cuenta que ella era impulsiva y eso solía acarrear bastantes problemas (a pesar de no ser la problemática de la familia, precisamente). El hecho de que el hombre se mostrase confundido podría haberle sido de ayuda para distraer al vigilante que habían visto al entrar. Con un “Me parece que se ha dado un golpe en la cabeza” sumado al estado de confusión del hombre podría distraerle el tiempo suficiente, ¿no?

Lo que no esperaba la metamorfomaga era que Brownie arremetiese contra el hombre también, consiguiendo (posiblemente de forma totalmente accidental) que este acabara dentro del ascensor. La ojiverde se quedó unos segundos parada antes de que las puertas del ascensor se cerraran. Bueno, así no les molestaría. Encima, podría servir de distracción que empezara a pedir auxilio para salir del cubículo.

De súbito las luces se apagaron, pero no fue eso lo que alertó a la castaña, sino aquella especie de... ¿explosión? Que procedía de abajo, el mismo lugar por el que se había ido hacía unos momentos Sam Ford. En un primer momento sintió el impulso de correr escaleras abajo y ayudar al joven Ford y muy posiblemente lo habría hecho de no ser porque unos brigadistas aparecieron de la nada diciendo algo sobre evacuar. En lugar de ver problemas, la francoitaliana vio la oportunidad de poder subir al piso superior sin levantar sospechas, al menos no en un principio. Luego ya vería como se las arreglaba para llevarse con ella y Brownie a Wendolyn y los demás en lugar de a donde aquellos querían que los llevasen.

Lo primero que hizo, antes de que lo viesen, fue esconder la varita antes de intercambiar una mirada con Brownie y seguir a los brigadistas hasta el piso superior. Los ojos verdes de la mujer captaron a dos Brigadistas más que debían ser los que vigilaban las celdas. Les echó un rápido vistazo aunque intentando parecer lo más calmada posible, cosa que no era cierta ni de lejos. Aquellas situaciones la ponían de los nervios y bastante. Respiró hondo antes de atravesar las puertas para llegar a las celdas que le recordaron a algún tipo de manicomio. Las puertas no tenían las típicas rejas ni nada parecido, eran unas puertas sin ninguna abertura, a excepción de una ventana que al parecer se podía abrir desde fuera.

Eso, desde luego les complicaba las cosas y mucho. Claro, pero las cosas no eran tan sencillas como plantarse ahí, llegar, encontrar la celda correcta y sacarla. Desde luego que no. Tomó el manojo de llaves que uno de los frenéticos Brigadistas le entregaba antes de dirigirse hasta la celda número 3 e intentar abrirla. Con un poco de suerte (demasiada en realidad) en aquella estaría Wendolyn y podrían sacarla de allí de una vez.
Iba a necesitar muchísima suerte.
^^
Michael Goldman
Posted: Mar 26 2011, 10:20 PM


Propietario de Goldman's / Nivel 2
Group Icon

Group: Mago
Posts: 22
Member No.: 44
Joined: 25-December 10



A Michael no le gustaba el plan, no le gustaba para nada; él era de los que creían que la unión hacía la fuerza… y ellos se habían separado en dos grupos para ir a lugares diferentes y luego se habían vuelto a dividir para entrar por partes. ¿Por qué no entrar con la varita en mano e ir lanzando hechizos? Lo veía mucho más efectivo y seguro… como más objetivos tuvieran los brigadistas, menos posibilidad de que acertaran; lógica aplastante. Pero aunque no le gustara el plan, también tenía sus puntos buenos, aunque le costara admitirlo.

Mike estaba callado mientras esperaban que desconectaran el sistema eléctrico para poder entrar, pensando en las posibles complicaciones que pudieran surgir, porque seguro que la cosa se complicaba, nada acababa siendo fácil. Como meditaba mirando al suelo no se dio cuenta de que las luces ya se habían apagado; pero precisamente porque miraba el suelo vio como salía el humo casi a la vez que Marnie.

La chica salió corriendo escaleras arriba y, acto seguido, Zeus la siguió; Mike pudo escuchar algunos gritos lejanos. Mihjail no les siguió, se fue al origen del humo y eso mismo hizo Michael con cara de mala uva; sabía que algo tenía que salir mal, lo sabía… Aún con sus pensamientos negativos espabiló para seguir al ruso. Llegó un poco más tarde que él a la sala de máquinas y ya estaba gritándole a Sam que saliera. ¿Sam Ford? ¿Dónde estaba? Había tanto humo que apenas podía ver algo.

No llegó a entrar del todo a la sala, por lo que podía respirar perfectamente el aire de fuera, pero la situación de dentro era bastante alarmante, la teoría era que tenían que desconectar las alarmas para pasar desapercibidos… y habían conseguido todo lo contrario; las alarmas estaban desactivadas sí, pero un fuego en la sala de maquinas no iba a llamar un poco la atención poniendo en peligro la misión. Y eso contando que la primera tanda que había entrado no estuviera en peligro ya.

No pensó mucho lo que tenía que hacer, a la vez que Mihjail lanzaba un Aquaeructo Mike apuntó a la figura de Sam, que por fin había conseguido divisar. - Casco burbuja.– Tampoco hacía falta que Sam se intoxicara más de lo que ya estaba. Luego cambió de objetivo y apuntó al fuego para hacer un encantamiento extinguidor: - Extinguidor.





Casco Burbuja a Sam Ford
Encantamiento extinguidor al fuego
^^
DealsFor.me - The best sales, coupons, and discounts for you

.options    Pages: (4) [1] 2 3 ... Last » .add reply   .new topic   .new poll   




Hosted for free by zIFBoards* (Terms of Use: Updated 2/10/2010) | Powered by Invision Power Board v1.3 Final © 2003 IPS, Inc.
Page creation time: 0.0507 seconds · Archive

The Autumn Effect skin & sidebar by Saphira of CAUTION 2.0, RPG-D, & RCR !