TALK ON CORNERS
about our
story

El año 2005 sería clave para todo el mundo, tanto muggles como magos. Habíamos luchado durante siglos por que nuestras costumbres, nuestros secretos mejor guardados no salieran a la luz. Por qué aquellos cuyos ojos no veían la realidad, siguieran ciegos y con los ojos vendados ante la realidad de la magia, ante su mera existencia.

Si quieres saber más...
Yo te lo mostraré




















AT
YOUR
SIDE

the admins




¡Feliz 2012!



















OLD
TOWN

Mysteries



#1.¿Cómo murió realmente Jeremy?
#2.El actual paradero de la pluma mágica. ¿La tienen los Brigadistas o sigue permaneciendo en Hogwarts?

Sigue la trama...

Cronología

Invierno
Año 2018

















HE SAID
She said



¡Sigue a estos personajes también!



















LOVE
GIVES

Love takes



¡Afilianos!











Image and video hosting by TinyPic Far Far Away

CREDITS
Sidebar: Dana
Coding Help: RCR

 
DealsFor.me - The best sales, coupons, and discounts for you


  .add reply   .new topic   .new poll   

 Una demostración de valor, Eli Ford y Roy Manson
Roy Manson
Posted: Mar 12 2011, 02:45 PM


Schizophrenic lycanthrope / Nivel 1
Group Icon

Group: Licántropo
Posts: 5
Member No.: 99
Joined: 5-March 11



El cuarto creciente ya había pasado hacía unos días, así que la luna llena ya estaba cercana, pero no lo suficientemente como para que la luz del astro convirtiera a a Roy nada más sus ojos la vieran. La luna se encontraba en una fase conocida por los astrólogos como luna gibosa creciente. Y Roy lo notaba, su mente los últimos días se encontraba más lúcida, tenía los nervios a flor de piel, y las alucinaciones cada vez eran menos, hacía ya unos días que no veía a algunas personas andando tranquilamente por la calle. Él sabía que aquello significaba que ya faltaba poco, y que no debía exponerse a peligros innecesarios, a acabar como aquel licántropo que diez años atrás le había transpasado aquello que se conocía como licantropía.

Estaba encerrado en su habitación, tumbado sobre la cama en una posición similar a la que encuentran a los cadáveres de las personas que se tiraban desde un décimo piso. Pensaba en todas las personas que habían pasado por su vida, y en por qué habían sido tan pocas, por qué tan pocas personas habían logrado llegar hasta el verdadero Roy. Supuso que la culpa era suya, y extrañamente aquel pensamiento no le produjo ninguna sensación, por lo que cayó en la cuenta de que quizás todos los que lo habían acusado de frío e insensible, de tener un corazón de hielo, quizás todos aquellos imbéciles tenían razón. Su mente, más rápida de lo normal debido a la luna, llegó a la conclusión de que debía comprobarlo, aquella misma noche. Roy acababa de decidir que iba a salir a dar una vuelta, que iba a conocer gente, y que iba a demostrarse a sí mismo, e inconscientemente también a todos aquellas personas que habían pasado por su vida fugazmente, que no era ningún insensible.

Se arregló rapidamente. Una camisa blanca con unos vaqueros pitillos, una chaqueta americana negra, y los primeros zapatos que encontró.

No solía salir de noche, y mucho menos de fiesta. Aunque aquello de la fiesta aún estaba por comprobar, ya que Roy solía echarse a atrás, arrepentirse de sus decisiones a última hora. No conocía muchos bares nocturnos, pero tuvo la suerte de acordarse de un local que se encontraba en Shiver Alley, y al que había ido algún que otro día en los intentos de Jose por socializarlo y presentarle a alguna chica. Se llamaba Scarlett Moon, y Roy, escuchaba a la gente borracha que consumía alcohol e intentaba acabar con sexo aquella noche desde fuera. Se dijo a sí mismo que no podía echarse a atrás como tantas veces había hecho, que no era para tanto. Y de alguna forma, la luna, de la que Roy estaba recibiendo su luz directamente en aquel momento, le dio el ánimo suficiente como para entrar y no arrinconarse en un rincón atacado por personas que no existían, producto de su enfermedad. Dió gracias de alguna forma a lo que era, un licántropo.

Se sentó en la barra, y pidió una cerveza. Sabía que el alcohol no era bueno para él, pero no le importaba, estaba seguro de que Royer Manson era más poderoso que la esquizofrenia y la licantropía.

Miró a ambos lados de la barra. A el lado derecho había un hombre, ya mayor, y gordo, bebiendo una bebida que no supo identificar, y al lado izquierdo, una chica rubia, y bastante atractiva. Royer sabía que ni la luz de la luna, ni toda la voluntad de Dios podría animarlo ahora para presentarse.
^^
Eli Ford
Posted: Mar 12 2011, 04:09 PM


Corazón Salvaje / Jugadora de Quidditch / Nivel 2
Group Icon

Group: Bruja
Posts: 21
Member No.: 17
Joined: 13-December 10



Eli salió a tomar algo, no tenía ganas de volver a pasarse otro fin de semana más, encerrada en casa. Algunos días atrás, se vio envuelta en cierta situación que le ayudo a superar, un traumático asunto, que en aquel momento, prefería no rememorar. Pero aquel asunto había conseguido que la deportista, se refugiara en brazos de muchas botellas de tequila, que quemaron por dentro el cuerpo de la jugadora, de hecho la entrenadora le dio dos semanas de vacaciones para que pudiera recuperarse y volver en plena forma, solo se perdería dos partidos, y la buscadora suplente lo haría bien, no la echarían de menos, aunque sus compañeras estuvieron contentas al ver los ánimos renovados de la rubia. Que como primera medida, decidió dejar el alcohol, no sabe si definitivamente, pero desde luego el tiempo necesario para sentirse bien.

Su destino fue Scarlett Moon, se dirigió a la barra y tomó asiento, al principio no estaba segura de que iba a pedir, pero finalmente no se complico la vida. – Aspros, ponme una cola, por favor.- La cara del tabernero, se transformo en el paradigma de la confusión, aunque naturalmente, acabó sirviéndole el refresco. La verdad no era de extrañar la reacción del tabernero, pues Eli jamás había pedido ninguna bebida, al menos en aquel local, la cual no contuviera ni una gota de alcohol, normalmente los ron con cola, o los chupitos de tequila, saciaban la sed de la jugadora de quidditch. Al principio estaba algo escéptica, podía parecer absurdo que se quedara mirando aquel vaso de cristal, con aquel burbujeante liquido del color del café, como si este fuera a hablarle de un momento a otro, pero es que no beber alcohol, sentada en la barra del Scarlett Moon , se le hacía tan extraño. Finalmente reunió algo de valor, y tomo el frío vaso de cristal, con la mano derecha, se lo acerco a los labios, y antes de tomar ese primer sorbo, un aroma dulzón golpeó su nariz, disfruto un instante de el, y finalmente tragó, aquel liquido, fresco, dulce con ese puntito amargo, el cosquilleo de las burbujas golpeando su paladar y su lengua, y que luego bajaban por su garganta. Sin duda nada que ver con aquellos tragos, que solían quemarle, como si estuviera tragando fuego. Como ya he dicho, podría parecer una situación absurda, pero para la rubia era un logro, por que estar bebiendo aquel simple vaso de cola, significaba que ya no estaba pegada de nuevo a alguna botella de tequila, y que posiblemente esta vez, de verdad, estaba superando aquello que tanto daño le había hecho.

Disfrutó tranquilamente de aquella bebida, hasta que se la terminó, así que Eli hizo lo más lógico del mundo, quiso pedir otra cola, pero había estado tan metida en sus pensamientos, que no se dio cuenta de que un chico, se había sentado a su derecha, y al estirar el brazo para llamar la atención de Aspros, tumbó la botella de cerveza, que supuso que pertenecía a aquel muchacho, con tan mala suerte que el liquido que contenía salió disparado, mojando los pantalones de aquel chico.

-¡Madre mia! ¡Lo siento… lo siento mucho de verdad!- se disculpo nerviosa, hizo el intento de querer secarle aquello con las manos, pero naturalmente se abstuvo enseguida.- ¡Ups! ¡Espera, espera!- seguía nerviosa la pobre, se tanteo el cuerpo con las manos, no recordaba donde diablos se había colocado la varita, aunque finalmente la encontró, a la derecha de su cintura- A ver, estate quieto, y déjamelo a mi.- Seco el pantalón del chico con un sencillo conjuro, y respiró aliviada.- ¡Listo! Je je.- Sonrió de forma nerviosa.- Siento que nos hayamos conocido así, me llamo Elisabeth, aunque puedes llamarme Eli.- Dijo recuperando la compostura e intentando recuperar la simpatía, de la que había prescindido desde principio de año. Aquel chico no se merecía menos, el moreno se había convertido en victima de su torpeza, lo que menos iba a hacer, era ser antipática con él, además ahora que se la situación estaba controlada y en calma, pudo mirarle bien, y no estaba nada mal, era atractivo.
^^
Roy Manson
Posted: Mar 13 2011, 12:04 PM


Schizophrenic lycanthrope / Nivel 1
Group Icon

Group: Licántropo
Posts: 5
Member No.: 99
Joined: 5-March 11



Roy no habría tenido el valor para presentarse a la chica ni aunque hubiera estado toda la noche allí plantado en el taburete frente a la barra. Llevaba un rato mirándola discretamente, sin que ella se hubiera dado cuenta, y además ya le habían traído su botellín de cerveza. Le había pegado un par de tragos unicamente, cuando la chica al levantar el brazo para pedirse alguna bebida tumbó la cerveza y toda la bebida salió disparada manchándole el pantalón. Roy sintió el frío de la cerveza en sus piernas, y por un momento pensó que saldría corriendo de allí, pues según lo poco que entendía acerca de como presentarse a una chica, acababa de quedar en ridículo desmesuradamente. No fue capaz de decir nada, y simplemente lo dejó pasar, pero aquella chica, parecía haberse apiadado del pequeño Manson, y éste se había asustado un poco al ver que se acercaba de primeras a intentar arreglar aquello de la mancha en los pantalones con las manos, pero luego la rubia pareció rectificar y sacó la varita para arreglar todo el estropicio. Royer sintió el cosquilleo la magia rozando la piel de su muslo, y esto le provocó un pequeño escalofrío por toda la columna vertebral... La misma magia que debería haber corrido por sus venas desde el primer momento de su vida.

Royer levantó levemente las manos, un poco sorprendido por la magia. Comenzó a planear rapidamente como comenzar una conversación, ahora que el hielo había quedado roto. Pensó en varias formas por las que sonar simpático y sociable, pero le habría parecido tan extraño a si mismo, que rezó por que la chica se atreviera a decirle algo.

Pudo verla de cerca cuando se le acercó, la verdad es que era guapa, y su cara le sonaba, Roy la conocía de vista quizás, de haberla visto en algún partido de quidditch. Se alivió al ver que era ella la que se presentaba en primer lugar. Se llamaba Eli. Bonito nombre.

- No pasa nada, después de todo, lo acabas de arreglar ¿no?. Yo soy Royer, pero sinceramente prefiero que me llames Roy. - Sonrió levemente, y fue de una forma natural, tanto, que hasta se sorprendió a si mismo. - La verdad es que ha sido una manera de conocernos un tanto... ¿precipitada?

Creía que iba por buen camino, y además la chica parecía simpática. En las películas había visto que después de escenas como la que acababa de ocurrir, y cuando el chico no quería desaprovechar la oportunidad, era él el que invitaba a una copa a la bonita chica. Siempre había creído que era una forma un tanto machista de conocir a una mujer, pero no conocía otra manera de comenzar una conversación, y por suerte, había echado bastante dinero en la cartera antes de salir a la calle.

- ¿Te parece si te invito a una copa? - Tragó saliva, se encontraba a punto de hacer una broma, y estaba convencido de que sonaría tremendamete imbécil. - En las películas siempre despues de estas cosas se invita a una copa y se charla un rato, ¿no? - Rió levemente y puso recto el botellín de cerveza que había tirado antes Eli.

No sabía si debía pedirse alguna bebida alcohólica más fuerte para que le ayudara a soltarse un poco, además de que tampoco estaba seguro de que la chica quisiera beber. Hizo un gesto con la mano para que el camarero se acercara hasta donde se encontraban los dos sentados.

- Perdona, ponme otra cerveza, y para la chica... lo que quiera.
^^
Eli Ford
Posted: Mar 19 2011, 05:50 PM


Corazón Salvaje / Jugadora de Quidditch / Nivel 2
Group Icon

Group: Bruja
Posts: 21
Member No.: 17
Joined: 13-December 10



Vaya, que chico más extraño, ella acababa de tirarle una cerveza encima y él, ¿la invitaba a una copa, por que lo vio en una peli? Que monada de chico, además ahora que no estaba nerviosa intentando secarle el pantalón, Roy, ese es el nombre con el que se presentó, le pareció bastante guapo.- Bueno, no era necesario Roy, pero te lo agradezco mucho.- Lo dijo con cara sonriente, aunque a ella siempre le había abrumado bastante, que los chicos fueran amables con ella. No por nada en especial, pero al tener un carácter fuerte como el suyo, a ella le gustaba llevar el control de la situación, y estaba acostumbrada a ser ella quien diera siempre el primer paso, por lo que en otro momento de su vida, habría sido ella quien hubiera invitado a Roy a una copa, pero en aquel momento estaba anímicamente débil. La situación que durante meses la había atormentado estaba más que superada, pero aun estaba en una especie de fase principal, aun tardaría un tiempo en volver a ser como era. Estar hablando con un chico, en Scarlett Moon, era ya de por si un paso gigantesco en esa recuperación, y aceptar la invitación del moreno era otro paso más.- Si no te importa, pediré un refresco de cola.- Miró a Roy un momento e intento darle una explicación sobre por que pidió un refresco y no una bebida alcohólica- Veras, no puedo tomar alcohol, estoy… tomando medicación.- Mentira cochina, pero no podía contarle a un chico que acababa de conocer, que no bebía alcohol por que los dos últimos meses, había estado emocionalmente desequilibrada, por que había perdido a una amiga, y eso la había empujado a los brazos del alcohol, y que aquella noche se cumplía su primera semana sobria desde entonces. Aquel chico habría huido de bien seguro, si le contara todo eso.

Tras su mentirijilla, el tabernero les sirvió las copas, ella dio un pequeño sorbo a su refresco de cola, y observo las fotos que Aspros tenía colgadas en las estanterías, en las que ella aparecía celebrando la consecución del mundial de quidditch con los componentes del equipo, sin lugar a dudas aquella fue una gran celebración. Ella esperaba que Roy no se fijara en las fotos, ya que si había algo que la agobiara mucho, es que la reconocieran, y por el momento él pareció no haberla reconocido, aunque hay que reconocer que el aspecto de Eli en aquel instante, distaba mucho del aspecto que lucia como jugadora de quidditch. Aunque intentaría evitar que se hablara del trabajo, por que dependiendo de a donde avanzara la conversación, tendría que volver a mentirle, y ella odiaba mentir, aunque si lo hacía no era con maldad, no al menos esa noche.

-Bueno Roy, es la primera vez que te veo por aquí, no sueles venir mucho ¿verdad?- Eli supuso que era una buena manera de romper el hielo, después del pequeño accidente con la cerveza, además de que era cierto, nunca había visto al chico por Valgrange, hasta esa noche.
^^
Roy Manson
Posted: Mar 21 2011, 07:39 PM


Schizophrenic lycanthrope / Nivel 1
Group Icon

Group: Licántropo
Posts: 5
Member No.: 99
Joined: 5-March 11



Royer se había patinado antes, ya que su compañera rubia no había pedido nada de alcohol. ¿Qué tipo de medicación estaría tomando? La curiosidad lo embargó, pero por las reglas de protocolo y cortesía, decidió que sería mejor quedarse callado y sacar tema de conversación por otro lado. Pensó en comentar el tiempo o las noticias de actualidad, pero estaba convencido de que eso la haría huir rapidamente. Supuso que tendría que lo ideal sería preguntar por ella. De todas maneras iba a esperar, quizás fuera ella la que quisiera comenzar la conversación o tomar la iniciativa. Royer se daba verguenza a sí mismo, estaba tan perdido en el asunto de ligar con chicas. Las pocas relaciones que había mantenido habían ocurrido o porque estaba borracho, lo cual no solía ocurrir, o porque había sido la chica la que había tomado el control. Parecía mentira que un licántropo tubiera tan poco carácter y no fuera capaz de tomar la iniciativa.

- Bueno la verdad es que no suelo rondar por muchos locales nocturnos, digamos que soy un animal diurno.

Tenía gracia que fuera él el que dijera aquello. Un animal diurno. Cuando era su parte salvaje, su parte animal, la que se desbocaba por la noche, con la luz de la luna. Royer pensó que Eli se asustaría si le contaba lo que era, después de todo, que iba a pensar una bruja si un chico se le presentaba de repente con la excusa de ser un licántropo. Aunque debía confesar que él jamás se habría asustado, no solía juzgar a las personas por lo que eran, sino por lo que hacían. Entonces pensó en cual sería la postura ideológica de aquella chica en los momentos que acontecían. Royer jamás había tomado parte en ninguna charla acerca de aquel tema, siempre se había mantenido neutro. La verdad era que le importaba poco todo aquello, pues él nunca había visto las diferencias.

Con su cerveza ya servida tomó un trago. Se giró en el taburete y se apolló en la barra con el codo, quedando así frente a la rubia, pero a una distancia prudente, siempre respetaba la distancia.

- Al decirme que no me habías visto por aquí antes, entiendo que sueles estar por aquí a menudo... - Sonrió - Así que almenos ya sé dónde puedo encontrate si alguna vez te necesito, ¿no?

Quizás aquello había sonado demasiado... mal. Roy sentía algo de miedo a estar dejándose llevar en exceso y cagarla. Después de todo aquella noche había decidido que iba a salir para abrir su círculo de amistades, para conocer a más gente. Ya que si se paraba a pensar su círculo íntimo se acababa en Jose y poco más, además de que el no tan íntimo tampoco era demasiado extenso. Su carácter nunca había sido del todo atractivo para la gente, siempre terminaba asustando o aburriendo a todo el que se atrevía a entablar una conversación con él. Aunque parecía que en los minutos que llevababa hablando con la rubia no lo había hecho demasiado mal.

Se fijó en un hombre que acababa de entrar en el local, y que buscando mesa, se había quedado mirando a Eli. O mejor dicho, a el cuerpo de Eli. Y Roy volvió a caer en la cuenta de que aquella chica no estaba nada mal, pero por lo poco que entendía de todo aquello, podría tomarse como una ofensa que lo pillara mirándole a cualquier lugar que no fuera el rostro. Así que intentó concentrarse y mirarla a los ojos, forzándose para que no pareciera estar nervioso.

- Bueno... ¿En qué trabajas? ¿O estudias?

Aquella era la típica pregunta que no podía faltar cuando dos personas se conocían, y como Royer Manson no era ningún genio de la improvisación, no se le había ocurrido otra cosa mejor que soltar.
^^
Eli Ford
Posted: Jun 18 2011, 03:30 PM


Corazón Salvaje / Jugadora de Quidditch / Nivel 2
Group Icon

Group: Bruja
Posts: 21
Member No.: 17
Joined: 13-December 10



Vaya, la maniobra de evasión le había durado más bien poco, pues el chico se le adelanto y le formulo la pregunta que más quería evitar, le acababa de mentir, y aquel parecía un buen chico, no era justo que tuviera que mentirle dos veces apenas habiendo empezado a conocerlo. Se le planteaba un dilema moral, a ella le costaba mucho mentir, pues parte de su filosofía de vida era ir siempre con la verdad por delante. ¿Tanto le habían afectado las circunstancias como para llegar a cambiar esa filosofía? El silencio que ocupaba el lugar donde debería de estar su respuesta, debía estar incomodando al chico, y ese pensamiento fue, el que hizo que Eli intentara retomar el control de la situación, ella nunca había sido así, no tenia por que cambiar, y por fin se le ocurrió una manera fina y sincera de resolver el asunto.
- Veras, eso no importa demasiado, solo diré que es un buen trabajo con el que disfruto, y además me pagan por hacerlo, y supongo que de momento eso es lo que tienes que saber de mi, y si te lo ganas puede que puedas saber algo más. - Fue sincera, dulce, y a la vez le dio un toque seductor a sus palabras, aquel chico era guapo y no tenia por que andarse con rodeos, además esperaba que el hubiera captado el mensaje, pero bueno eso era lo de menos, pues la noche era larga y ella tenia tiempo de sobra, y al parecer Roy estaba en la misma situación. – Bueno y por lo demás, normalmente me encontraras por aquí, normalmente de noche, lo cual es una pena para un animal diurno como tu. ¿No crees? - Esa era ella en todo su esplendor, por fin se sentía con confianza, libre para volver a relacionarse con la gente, y volver a ser completamente ella.

Le dio un trago a su refresco, el tema del alcohol era algo que tendría que resolver más adelante y con tiempo. Soltó su refresco al lado del botellín de cerveza del moreno, y acarició la boca de la botella con la punta del dedo índice de la mano izquierda, y siguió haciéndolo mientras fijaba de nuevo su mirada sobre el chico. – Hablando de eso. ¿Qué hace por aquí, un animal diurno como tu, a estas horas de la noche?
^^
DealsFor.me - The best sales, coupons, and discounts for you

.options     .add reply   .new topic   .new poll   




Hosted for free by zIFBoards* (Terms of Use: Updated 2/10/2010) | Powered by Invision Power Board v1.3 Final © 2003 IPS, Inc.
Page creation time: 0.0916 seconds · Archive

The Autumn Effect skin & sidebar by Saphira of CAUTION 2.0, RPG-D, & RCR !