TALK ON CORNERS
about our
story

El año 2005 sería clave para todo el mundo, tanto muggles como magos. Habíamos luchado durante siglos por que nuestras costumbres, nuestros secretos mejor guardados no salieran a la luz. Por qué aquellos cuyos ojos no veían la realidad, siguieran ciegos y con los ojos vendados ante la realidad de la magia, ante su mera existencia.

Si quieres saber más...
Yo te lo mostraré




















AT
YOUR
SIDE

the admins




¡Feliz 2012!



















OLD
TOWN

Mysteries



#1.¿Cómo murió realmente Jeremy?
#2.El actual paradero de la pluma mágica. ¿La tienen los Brigadistas o sigue permaneciendo en Hogwarts?

Sigue la trama...

Cronología

Invierno
Año 2018

















HE SAID
She said



¡Sigue a estos personajes también!



















LOVE
GIVES

Love takes



¡Afilianos!











Image and video hosting by TinyPic Far Far Away

CREDITS
Sidebar: Dana
Coding Help: RCR

 
zIFBoards - Free Forum Hosting
Enjoy forums? Start your own community for free.
Learn More · Register for Free


  .add reply   .new topic   .new poll   

 En Busca de Consejo, Privado
Sam Ford
Posted: Mar 10 2011, 01:12 PM


Víctima #6 Squib artificial / Metamorfomago / Nivel 1
Group Icon

Group: Experimento Brigadista
Posts: 26
Member No.: 64
Joined: 5-January 11



Como venía siendo habitual en esa época, hacia un frío que pelaba, Sam frotó sus manos en busca de algo de calor, pero apenas consiguió crear una pizca de este. Llevaba un pitillo en la boca, lo cogió con la mano derecha, para retirarlo de entre sus labios, y soltar una bocanada de humo, que era más denso de lo habitual a causa del frío, ya que se mezclaba con el vaho.

Cuando llegó a Hourglass Square, observo que a pesar de la helada mañana, había mucha actividad en la plaza, quizás fuera algo normal, era sábado por la mañana y mucha gente aprovechaba para hacer las últimas compras de la semana. Paró de caminar cuando estuvo frente al salón de te, mientras terminaba de fumarse su cigarrillo, se observó en el reflejo de los cristales de la puerta de entrada, se había vestido muy a su estilo, una camiseta gris con rayas horizontales negras, de manga larga, que ahora cubría con una chupa de cuero negra, unos pantalones de pitillo rojos, unas zapatillas dc de color negro, y cubrió su cabeza con un pipo de color negro y una bufanda gris rodeaba su cuello, ya que el tiempo requería ese tipo de prendas. Sin duda el angloamericano, no tenia la pinta típica de una persona que visita frecuentemente un salón de té, pero a esa hora de la mañana, no podía ir a Goldman’s o a Scarlett Moon, no al menos con la persona que debía de estar esperándole en el interior del local. Dio una última calada al pitillo, y lanzó la colilla lejos, esta se apagó tan solo tocar el húmedo suelo de la plaza, ante la ignorancia del músico que entró por fin dentro del salón. Al entrar el ambiente cambió por completo, se estaba calentito, y el sitio olía genial, mientras caminaba, busco con la mirada entre las mesas, para encontrar lo que buscaba, la rubia melena de la persona con quien se había dado cita en ese lugar, se acerco por detrás sin que ella se diera cuenta, y le planto un sonoro beso en la mejilla derecha, y después tomo asiento, frente a el estaba la tercera hija del matrimonio Jones, su mejor amiga, Allie. – ¡Buenos días!- Le dijo cariñosamente.

¿Qué como es posible que alguien como él y alguien como Allie Jones, sean uña y carne? Eso son misterios de la vida, pero se puede contar que todo empezó ocho años atrás, cuando un insensato preadolescente y caradura Sam Ford, que por entonces contaba con doce años y estaba en segundo curso, en Hogwarts, creyó de forma más que inocente, que podría ligarse a una de las chicas más bellas de cuarto curso, nada menos que una jovencísima Allie Jones que tenia catorce años. El corazón del pequeño Sam se rompió al verse rechazado por la entonces Hufflepuff, que aunque lo rechazo con elegancia, la rubia se consideraba demasiado mayor para alguien como él. Después de eso el joven Ravenclaw, pasaba sus horas libres, encerrado en la habitación de su torre, llorando por su amor, y la vergüenza le hacía evitar cruzar la mirada con ella en el comedor, o bien agachaba la cabeza si se cruzaban en los pasillos, del castillo. Entonces Allie por lo visto, ya harta de que Sam la ignorara por una tontería de esa magnitud, agarro al muchacho un día después de las clases, y hablaron, ella lo hizo entrar en razón, ella no iba a salir con él, pero que no por eso debía de rendirse, que ella no era la única chica que había en el mundo, le animó a seguir adelante. Después de esa primera charla, le siguieron poco a poco otras tantas, y al final una sólida amistad se forjo entre los dos metamorfomagos.

Y por eso estaban allí sentados, por que era sus mejores amigos respectivamente, y por que no había nada más reconfortante que una charla con su amiga, de hecho ella fue quien más le ayudo a superar la muerte de Jimm. Sin duda estaría perdido sin ella.

Pidió algo para beber, y luego centro la atención en su amiga. – Allison, tengo un problema… llevó una semana, siendo incapaz de componer nada, que no me haga pensar en la muerte de Jimm.- dijo con cara de preocupación.- No se si eso es bueno o malo. ¿Tú que crees?
^^
Allie Jones
Posted: Mar 12 2011, 12:57 AM


Candy Girl / Trabajadora social de Siochána / Nivel 2
Group Icon

Group: Metamorfomago
Posts: 24
Member No.: 7
Joined: 2-August 10



¿Por qué todo el mundo parecía tener problemas para salir de casa a causa del frío? Para mí no era un gran obstáculo, aunque sí que era cierto que el invierno no era, en absoluto mi estación favorita del año. Para mí, aquella que poseía magia y que me fascinaba por sí misma era la primavera, cuando todo volvía a renacer y todo el mundo parecía más feliz. O quizá solo eran imaginaciones mías.

Como siempre y a causa de mi horrible puntualidad había llegado demasiado temprano a aquella especie de cita matutina que tenía con Sam en el salón de té, por lo que me tomé la libertad de pedirme una infusión y de paso uno de aquellos deliciosos donuts que servían en aquel lugar mientras esperaba al joven músico. Nuestra amistad era de aquellas que había nacido en extrañas circunstancias o mejor dicho, se había ido desarrollando de una forma algo extraña. Habíamos pasado de no hablarnos y de pasar desapercibidos (o al menos a mis ojos pasaba desapercibido) a ser personas cercanas, no sin antes haber pasado por un momento incómodo que aunque recordaba, prefería no mencionar muy seguidamente. Yo no era de aquellas personas a las que les gustase lastimar a los demás.

Miré el reloj del lugar justo en el preciso instante en que la camarera dejaba sobre la mesa donde estaba sentada mi pedido, para darme cuenta de que faltaba prácticamente nada para que diera la hora acordada. Vale, para otras personas llegar con tanto tiempo de antelación podía resultar aburrido e incluso ridículo, pero en mi opinión, prefería estar antes de tiempo que llegar tarde. Decían que llegar era elegante... ¿A quién se le había ocurrido semejante idiotez? ¿Cómo iba a ser precisamente elegante llegar tarde? Lo que tocaba era estar allí a la hora. Clavado como una estatua, y si se podía estar antes, pues mejor.

Y allí estaba yo. Con mi taza de café y el donut que empecé a comerme con tranquilidad, mientras mis ojos verdes inspeccionaban a la gente que había en el local. La típica familia que desayuna una vez a la semana en aquel lugar. Los trabajadores que no pueden darse el lujo de hacerse el desayuno (o quizá solo era pereza extrema). Adolescentes que seguro que solo estaban ahí para ver los escotes de las camareras más ligeras y sus minifaldas y otros que simplemente... habrían quedado con alguien como yo. Mis ojos se detenían en cada una de las personas el tiempo justo para que mi cabeza pudiera montarse su propia historia. Si, también pecaba de tener mucha imaginación.

Justo estaba por volver a recorrer el local, cuando el sonoro beso en una de mis mejillas, anunció la llegada de Sam – Buenos días a ti también – Le saludé de vuelta antes de volver a llevarme otro trozo de donut a la boca. Allison. Poca gente me llamaba así, poquísima desde luego. A mis padres solo les oía pronunciar mi nombre entero en caso de que estuviesen molestos conmigo (cosa que afortunadamente ocurría bien pocas veces) y del resto de la gente, bueno, los desconocidos me llamaban Allison. - ¿Un problema? – ¡Menuda novedad! A veces creía que los del sexo masculino realmente tenían un don para meterse en problemas, por lo que cuando alguno me decía “tengo un problema” no me extrañaba demasiado. Eso sí, la clase de problemas siempre era distinto dependiendo de la persona. Le escuché con atención mientras daba un sorbo a la infusión antes de tomar la palabra – No creo que sea del todo malo. Quizá necesites componer algo referente a la muerte de Jimm para poder pasar página y superarlo. ¿Nunca te lo has planteado? A veces viene bien hablar, componer sobre esas cosas para poder superarlo, aunque está claro que nunca vas a olvidarlo... ¿Por qué no lo intentas? A lo mejor hasta te viene bien..., pero tampoco te obsesiones – Añadí casi de inmediato con un ligero tono de reproche involuntario en mi voz. – Te puedo ayudar, dando mi opinión claro, porque lo de componer creo que no se me da muy bien.

No, no creía ni por asomo que fuese algo que se me diese precisamente bien.
^^
Sam Ford
Posted: Mar 16 2011, 12:28 AM


Víctima #6 Squib artificial / Metamorfomago / Nivel 1
Group Icon

Group: Experimento Brigadista
Posts: 26
Member No.: 64
Joined: 5-January 11



¿Soltarse y componer una canción sobre Jimm? Puede que la idea de su amiga fuera obvia, pero no quería componer uno o varios temas, hablando de los sentimientos que le producía su ausencia. Si tenía que componer algo en su honor, no podía ser cualquier cosa, quizás lo que realmente temía Sam era, no poder crear un tributo digno de la memoria de su compañero fallecido.

- Bueno la verdad es que sería horrible para el mundo, que te pusieras a componer, y una autentica catástrofe, si te pusieras a cantar lo que hubieras compuesto.- dijo en tono burlón, bromeando sobre el comentario que ella había hecho sobre que a ella no se le daba bien componer. – Y sobre lo de componer algo por Jimm, no es una mala idea, pero no se si seré capaz de componer algo digno para el, aunque por supuesto su memoria, merece el esfuerzo que supondrá intentarlo.- Finalmente la idea le convenció, asumir aquel proyecto, puede que le ayudara a madurar mucho musicalmente, y eso es lo que el necesitaba ahora mismo. Naturalmente con la muerte de Alexia tan reciente, probablemente, trabajaría en algún tema o temas, para la semiveela.

Dio un par de sorbos a su bebida, miró a Allie detenidamente, la metamorfomaga nunca era muy extravagante, ni muy exagerada a la hora de vestirse, siempre iba sencilla pero elegante, y hoy no era una excepción, pero algo en ella la hacía verla de forma diferente aquella mañana. – Oye, Allie. ¿Después has quedado con alguien más? – la pregunta era arriesgada pero supuso que a su amiga no le importaria. – No es por ningún interés en especial, simplemente es que me parece que estas muy guapa esta mañana.- dio otro par de sorbos a su bebida, sin dejar de observar a la rubia.- ¿No tendrás algún amor secreto verdad? Bah, no importa en realidad es tu vida, aunque siento curiosidad por saber si me equivoco.- Si su amiga le ocultaba algo, no pasaba nada, si merecía la pena contarlo, la rubia ya se lo contaría en el momento apropiado. Aunque también cabía la posibilidad de que no fuera nada, y simplemente, Allie, se había puesto así por su cita.
^^
Allie Jones
Posted: Apr 16 2011, 12:52 AM


Candy Girl / Trabajadora social de Siochána / Nivel 2
Group Icon

Group: Metamorfomago
Posts: 24
Member No.: 7
Joined: 2-August 10



Sabía que estaba bromeando y por eso mismo me permití sonreír mientras le daba un sorbo a mi café. Delicioso como siempre. Alguna vez tenía que pedirle a Ernie, aquel camarero tan simpático cual era el ingrediente secreto. ¡Tenía que haberlo por el amor de Dumbledore! ¿Bastaría con una sonrisa? ¿En qué tonterías estaba pensando a esas horas de la mañana? Sacudí la cabeza ligeramente intentando quitarme tanta cosa absurda y volver a prestar atención a la conversación entre Sam y yo.

- Si lo haces de corazón puedes estar seguro de que será algo digno. ¿No dicen que la música muchas veces nace de tus propias experiencias? ¿Qué es parte de uno? Una forma de expresar los sentimientos que no podemos expresar de otra manera. Si lo escribes desde el alma..., seguro que acabara siendo algo especial. – Esbocé una sonrisa al tiempo que por costumbre tomaba la taza durante unos segundos para volver a soltarla sin darle ningún sorbo. – Pero tampoco te pongas ahora a escribir todo temas fúnebres. Tampoco es plan – Añadí tras unos segundos de silencio.

En mi opinión había que ser neutros, en la escala de grises, pero nada de estar o en blanco o en negro. Fuera los extremos. No servía de nada. Siempre he pensado que no te da tanta perspectiva con respecto a las cosas que te rodean el hecho de ser una persona extremista. Seguía con aquellas cavilaciones cuando Sam me hizo aquella inesperada pregunta que consiguió que me mirase a mí misma durante unos segundos.

- No. No he quedado con nadie más – Respondí en un primer momento no muy segura de que había querido decirme con todo eso hasta que la siguiente parte de lo que dijo aclaró un poco mis ideas. Sonreí mientras negaba con la cabeza – Soy de las que opinan que no tienes que haber quedado con alguien para arreglarte. ¡Es absurdo! Te arreglas porque te gusta sentirte guapa, nada más... y a veces ni siquiera es necesario – Añadí antes darle un nuevo sorbo a la taza, pero las nuevas palabras de Sam casi consiguen que me atragante con el café - ¿Qué? ¿Yo? Para nada. Te lo hubiese contado. – Claro, ahora decía eso, pero en realidad no le había contado lo extrañaba que me sentía cuando Jose estaba a mi alrededor. ¿Debía hacerlo? ¿Para qué me quitase al muchacho de la cabeza? No, mejor me estaba calladita que estaba más guapa. - ¿Y tú? ¿Alguna conquista últimamente que sea digna de mención?

¡Oh si! Si podía desviar el tema y cambiar las tornas mejor que mejor, ¿no? Siempre me había considerado lo suficientemente sutil hablando para que nadie se diese cuenta de que deseaba o desviaba un tema intencionadamente como estaba haciendo en esos momentos. Sabía que si seguía hablándome de “mis amores” acabaría poniéndome nerviosa y delatándome a mi misma.

Si eso pasaba tendría que hablar a la fuerza y yo no quería hablar.
No quería saber que pensaban los demás al respecto de aquello.
Ni siquiera quería saber lo que pensaba él.
^^
DealsFor.me - The best sales, coupons, and discounts for you

.options     .add reply   .new topic   .new poll   




Hosted for free by zIFBoards* (Terms of Use: Updated 2/10/2010) | Powered by Invision Power Board v1.3 Final © 2003 IPS, Inc.
Page creation time: 0.0346 seconds · Archive

The Autumn Effect skin & sidebar by Saphira of CAUTION 2.0, RPG-D, & RCR !