TALK ON CORNERS
about our
story

El año 2005 sería clave para todo el mundo, tanto muggles como magos. Habíamos luchado durante siglos por que nuestras costumbres, nuestros secretos mejor guardados no salieran a la luz. Por qué aquellos cuyos ojos no veían la realidad, siguieran ciegos y con los ojos vendados ante la realidad de la magia, ante su mera existencia.

Si quieres saber más...
Yo te lo mostraré




















AT
YOUR
SIDE

the admins




¡Feliz 2012!



















OLD
TOWN

Mysteries



#1.¿Cómo murió realmente Jeremy?
#2.El actual paradero de la pluma mágica. ¿La tienen los Brigadistas o sigue permaneciendo en Hogwarts?

Sigue la trama...

Cronología

Invierno
Año 2018

















HE SAID
She said



¡Sigue a estos personajes también!



















LOVE
GIVES

Love takes



¡Afilianos!











Image and video hosting by TinyPic Far Far Away

CREDITS
Sidebar: Dana
Coding Help: RCR

 
DealsFor.me - The best sales, coupons, and discounts for you


  .add reply   .new topic   .new poll   

 Vodka con veneno de billywig
Brownie Tanorie
Posted: Feb 16 2011, 11:16 PM


Powerpuff Girl / Barman de Scarlett Moon / Nivel 1
Group Icon

Group: Licántropo
Posts: 57
Member No.: 48
Joined: 27-December 10



Estaba ebria.
Bueno, realmente exageraba, no estaba taaaan ebria pues de ser así no habría logrado llegar al cementerio aun dando pequeños traspiés.
Whisky de sangre de dragón, cerveza alemana, Vodka con ligeros gramos de veneno de billywig lo cual la hacia sentirse como si flotara (sin hacer tal cosa), tequila latino y demás cosas encima.
Dos meses había pasado desde lo acontecido con el año nuevo, dos meses en tardar en asimilar las cosas.
No había estado durmiendo en su habitación, de hecho cuando Aspros se marchaba a trabajar se escabullía hasta su habitación y dormía en tal lugar, por eso las noches para ella no había sueño, dormía en las mañanas, y solo se levantaba para correr a su servicio como principiante de auror.
Otras veces dormía en el sillón, había decidido no dormir en la habitación que daba hacia la ventana. No quería asimilar nada todavía, después de todo había sido una horrible semana. La peor de todas.
La luna llena había pasado días atrás y no, las cosas no fueron para nada favorecedoras, de hecho aun en su hombro y en sus blancos brazos se podían ver las rojas cicatrices producto de la mala elaboración de la poción matalobos y de no prepararse con tiempo.

Pero esa noche era fin de semana, no tenia nada que hacer y Aspros con su regreso estaba haciéndose cargo de ella y de la taberna.
El problema fue cuando reviso una cosa en la habitación, y buscando unas cuantas prendas de vestir miro hacia la ventana y entonces sus ojos brillaron, había alguen ahí.
Corrió hacia la ventana pero solo encontró a un hombre de edad mayor recogiendo unas cosas. Al parecer era un enviado por el tutor de Anthares, quienes venían por unos recuerdos. Tras ello, remacharon con llave aquella ventana y entonces Brownie se quedo mirando un largo rato hasta que descubrió que todo era verdad. Se mordió el labio y saco de su colección principal las botellas que planeaba ella y Anthares beberse cuando este lograra pasar el examen de aurores.
-A la mierda! –exclamo bebiendo de las botellas, ¿Quién necesitaba vasos?


Salió de la casa sin decir nada, no quería seguir siendo una preocupación para Aspros y solo deseaba caminar y beber.
Pero sus pies solo la llevaron hasta la Iglesia, y de ahí al cementerio. No había asistido al funeral de Anthares, tampoco había ido a ver la tumba, asi que no tenia ni idea de donde encontraba. Pero donde si sabía que se encontraba era la tumba de su madre, y fue hacia donde se dirigió.
Sin embargo en el camino se topo con una tumba,… Anthares D’ Persei. Miro su reloj, eran las diez de la noche.
-deberiamos estar a esta hora pasandonos los chismes del momento no aqui en este frio del carajo, pero sabes que soy una necia
Trago saliva y la miro fijamente mientras ligeras gotas de lluvia, las molestas lluvias del “Febrero loco” comenzaban a caer, Brownie se sentó frente a la tumba.
-me dejaste viuda sin siquiera casarte conmigo… ¿Qué era eso de que a los 30 nos casariamos en las Vegas? –dejo que el silencio se interrumpiera con su voz y con el sonido del encendedor al prender un cigarrillo. Dio un trago mas a una de las muchas botellas que tenia y dejo caer un poco de Whisky de sangre de dragón en la tumba del joven.
-Los cursos de auror comienzan en tres meses, ¿te das cuenta el tiempo que me hiciste perder enseñándote las técnicas para copiarte de los compañeros de tu lado?, ¿Qué hay de mis mañanas con chocolate y cafe? ¿O de las noches a las diez para resumir lo patética que es la vida cuando pasas el dia matando moscas con tu varita? -

Estaba molesta, molesta y ebria, pero mas molesta que nada. ¿Dónde estaba ella cuando el falleció?
-Ey, ey, No me recrimines a mi, le estaba salvando el trasero a Sunday!!–le dijo a la lapida como si Anthares le habría respondido algo. – Y ni te me aparezcas como fantasma de acuerdo?, que te Exorcizo… Hoy estoy enojada contigo...me mentiste... dijimos muchas cosas, hablamos promesas que nunca se van a cumplir y ahora estoy sola.. Igual como paso con… -no mencionó mas. Sabía que si sacaba el tema de su madre se quebraría, se quebraría por completo.
Una calada al cigarrillo, tiro un poco mas de Vodka en la lapida y dio otro trago mas hondo que el anterior. - ¿ahora que se supone que debo hacer yo? Mírame, hablando con un montón de cemento y piedra cuando ni siquiera yo se que hay "mas alla"... Te fuiste con Rashel y Dimitri demasiado pronto...-No se había dado cuenta de que todo lo estaba hablando entre Ingles y Aleman, muchas frases en su natal idioma, otras mezcladas con ingles…

Sabia que le estaban saliendo lagrimas, pero quería mentirse a si misma bajo la razón de “son gotas de lluvia”. Y entonces un sonido tras de ella la hizo girar, entre las lapidas algo se había movido pero trato de no perder la poca cordura que le quedaba.
–Creo que ya lo e logrado, definitivamente me volví loca…genial… -maldijo mientras sentía el frio de la noche caer.
^^
Aspros Von Hoftem
Posted: Feb 19 2011, 11:01 PM


Dueño de Scarlett Moon / Nivel 6
Group Icon

Group: Legeremago
Posts: 13
Member No.: 50
Joined: 28-December 10



Había tomado más tiempo del querido en su último viaje, eran ya mediados de Febrero cuando pudo finalmente volver a casa, junto a Brownie y a Bob, quien en un principio no le reconoció en absoluto. Haberse marchado de golpe una semana después de que murieran Anthares y la otra chica era sin duda un gran error de su parte, pues no esperaba que a Brownie le afectara tanto aquella partida. Pero era necesario en ese momento, tenía que averiguar cómo habían descubierto la comunidad de Londres ya que no podía permitir que ocurriera lo mismo con el pueblo.

No era que realmente Valgrange fuera tan importante para él, pero no podía permitir que a Brownie le ocurriera nada, nunca se lo perdonaría y seguramente Rashel tampoco… Rashel, ella había sido la razón de que se fuera de esa forma en búsqueda de respuestas. Había jurado y perjurado proteger a la hija de aquella morena con su propia vida si era necesario y eso era algo que no pensaba olvidar.

Aspros siempre había sido una persona egocéntrica y poco dada a preocuparse por los demás, para él las cosas se medían en referencia a los beneficios y costos que le podía traer el relacionarse o no con nadie. Pero cuando Rashel se casó con Dimitri, todo eso se vino abajo… se enfocó tanto en su carrera con la intención de demostrarle que podía ser alguien, que podía darle todo lo que ella se merecía que su personalidad se modificó drásticamente… y fue poco después de eso que llegó Brownie a su vida.

Aquella pequeña se volvió la niña de sus ojos y la razón por la cual despertaría cada día intentando ser alguien mejor, un mejor ejemplo para ella y un digno padrino. El último deseo de Rashel había sido para ella y él era el encargado de hacer que ese deseo se cumpliera. No la decepcionaría.

Fue entonces que colocó su mano sobre el hombro de Brownie, intentando darle ánimos en aquel momento de flaqueza. Sabía perfectamente lo que era perder a una persona especial, vaya que lo sabía, pues la mayoría de sus amigos en Hogwarts ya habían pasado al otro lado.

Se inclinó para quedar más a su altura, sin reprocharle por el estado en el que estaba o por las ultimas cosas que le había escuchado decir, pues cuando él tuvo que cargar con el cuerpo de Rashel y el de ella… realmente había dicho cosas peores. Además entendía perfectamente que Dimitri era el padre verdadero de ella, aunque la idea le matara, no tenía ni iba a darle señales que demostraran eso.

-Tranquila, no tienes que lidiar con todo esto sola- le dijo tomando la botella que tenía la chica y apartándola de ella, para entonces enfundarla entre sus brazos en un cálido y paternal abrazo. Le dolía a sobremanera encontrarla de esa forma, pues sabía que aquello era en gran parte por su culpa, como se lo recordaba él mismo cada día que abría los ojos y le veía salir de la casa con aquella sonrisa.

“Hubiera dado lo que fuera por que quien callera esa noche hubiera sido yo y no tú, estoy seguro de que hubieras hecho mucho mejor trabajo que yo Rashel” pensó mientras se mordía el labio inferior intentando apartar aquel pensamiento de su mente. No podía derrumbarse en ese instante, tenía que ser fuerte… pues quien necesitaba consuelo era ella y no él.

-Perdóname, debí estar ahí para cuidarlos a ambos. No debí irme luego de todo esto… has cargado con este peso tu sola y no ha sido justo- dijo soltando un suspiro tras sus palabras, intentando encontrar las palabras adecuadas para un momento así, pero era tan inexperto en la materia que se notaba no le eran bueno el don del saber que decir.

-Vamos, está anocheciendo y no quiero que te enfermes…- le dijo mientras le tomaba de la muñeca y se la subía al lomo, de la misma manera en que la había cargado aquella noche, cuando sus destinos se unieron. No iba a exponerla a caminar con esa cantidad de alcohol en la cabeza, además… así les daría tiempo de hablar.

-¿Quieres decirle algunas ultimas palabras?-
^^
Brownie Tanorie
Posted: Feb 21 2011, 12:03 AM


Powerpuff Girl / Barman de Scarlett Moon / Nivel 1
Group Icon

Group: Licántropo
Posts: 57
Member No.: 48
Joined: 27-December 10



Las gotas de lluvia sobre su cuerpo era como un método fácil de sentirse mas libre, cerro los ojos dejando que aquellas limpiaran su rostro mientras daba tragos mas largos al Vodka hasta que se sintió mas relajada de lo normal.
Nunca se ponía ebria, solia beber pero jamas se había excedido en sus maneras de beber, después de todo una barman no debía estar nunca ebria. Era bueno conocer de bebidas pero de eso a embriagarse con sus propios venenos era un peligro.
Y hoy había caído en sus mismos venenos. El alcohol había sido bastante en cuerpo pero aun estaba bastante consiente de sus actos. O por lo menos era lo que ella quería creer, después de todo había caminado (con mucha suerte) entre las tumbas sin siquiera caerse.

La lluvia ardia ligeramente en parte de sus brazos, algunas de las cicatrices tras la luna llena no habían cerrado en su totalidad y aun dolían suavemente, traia mangas largas para que Aspros no notara aquello, hasta donde el sabia como todas las Lunas llenas, Brownie se marchaba al Norte de Inglaterra con su abuelo.
Termino con la botella de Vodka mas rápido de lo que hubiera deseado, aun tenia un poco de Ron y Whisky y no se marcharía hasta saciar completamente su dolor. No quería que nadie le viera tan destrozada. ¡Claro que no! Ella era Brownie, la chica coqueta de la taberna Scarlett Moon, la que siempre sonreía y llevaba una vida ligera, Brownie, la fuerte que había luchado contra un teniente en el suceso de año nuevo. Esa chica no podía verse de una manera tan triste y deprimente.
Fue entonces que sintió una mano tocarle del hombro. No se giro con rapidez, sino que cerro los ojos un instante y suspiro, no sabia quien era pero ya nada importaba, si alguien iba a matarla era culpa de ella por haber salido y arriesgarse a ponerse ebria totalmente en un cementerio.

Pero fue hasta que una figura se ubico al lado de ella, Brownie levanto el rostro para ver los ojos claros de Aspros y casi quiso sonreír, pero ya no tenía las fuerzas para hacerlo, había sonreído tras la muerte de su madre, había sonreído tras cada acontecimiento duro en la vida de ellos dos. Hoy se iba a negar a hacerlo, quería solo refugiarse en su propio sentimiento.
No le reprocho sin embargo cuando el le quito la botella, o tal vez no tuvo tiempo de hacerlo pues su abrazo la dejo pasmada, no le respondió al abrazo, se quedo mirando hasta la nada, tratando de buscarle la lógica a todo lo que estaba pasando.
-Aspros… -fue lo único que dijo seriamente cuando el menciono lo de haberla dejado. El no tenia la culpa, el destino después de todo no podía cambiarse aunque lo intentara. Cerro los ojos un instante y sus brazos se elevaron respondiéndole al fin el abrazo, casi con una fuerza, una urgencia de sentirse viva, como siempre lo hacia.
-Esta bien… no se hubiera podido impedir de cualquier manera… el destino siempre es sabio con las cosas… sin embargo tienes razón… yo… yo ya no puedo… -
Escondió su rostro en el pecho del ex auror y lloro, lloro como nunca había llorado frente a nadie, y entonces se dio cuenta que realmente nunca había llorado frente a nadie. Cuando fallecieron sus padres, había entrado en un autismo total, respondiendo solo de monosílabas a las cosas que Aspros le preguntaba, pero jamás había llorado, tal vez por el echo de que sentía que si lo hacia, pasaría lo que ahora, en esos momentos estaba pasando: quebrarse totalmente.

Y Aspros, el había tenido que soportarlo todo sin necesidad se hacerlo, bien podía haberla dejado con su abuelo y asunto arreglado, su vida podía seguir por delante. Pero estaba ahí, aguantando todo lo que ella hacia. Y era demasiado, soportar toda la adolescencia de una chiquilla, sus momentos en la escuela, su primer novio, e inclusive su primer truene con un chico. Esas cosas que se supone una madre tenia que hacer, Aspros hizo todo ello sin poner una sola queja al respecto.
Por eso lloro hasta cansarse, inclusive hasta saber que ya no iba a volver a llorar, la lluvia no se había calmado pero si había bajado un poco su intensidad y tal vez eso a animo un poco mas.
No solto a su padrino hasta que su llanto se convirtió en pequeño sollozo perdido entre aquellas cosas.
-Lo lamento… bebi demasiado… esto… no debi… -no sabia si se estaba refiriendo a haber llorado o haber bebido, pero estaba segura que era por las dos cosas. –No soy tan débil como ahora lo muestro y eso lo sabes...-

Miro la tumba de Anthares y se quedo muda, su padrino le había preguntado si quería decirle algo mas. ¿Unas ultimas palabras?
-Dile a mi madre y mi madre que me están cuidando bien… aunque creo que eso ya lo saben… Ah si, también averigua si donde quiera que estes te dejan beber, si no, me pongo en búsqueda de la filosofal justo ahora… -menciono casi en una broma ligera al momento en que miraba a Aspros y trataba de sonreírle.
Se paro tambaleándose cuando el la tomo de la muñeca y esta vez gimio pero de dolor, mordió su labio con fuerza y aguanto hasta que el la subió a su espalda, rodeo con sus brazos su cuello sin mucha fuerza de la que normalmente tenia. –yo… me lastime sin querer limpiando un vaso…-trato de mentir sabiendo que a el no podían mentirle nunca, que podía meterse a su cabeza y sacar cuanto pensamiento quisiera. Recargo su cabeza en el cuello de Aspros, su cabello castaño cayó como una ligera cascada. –Como…. Como supiste que estaba aqui?
^^
Aspros Von Hoftem
Posted: Feb 21 2011, 02:16 AM


Dueño de Scarlett Moon / Nivel 6
Group Icon

Group: Legeremago
Posts: 13
Member No.: 50
Joined: 28-December 10



A pesar de la lluvia, de la tempestad y de los motivos para no pisar aquella tierra santa, el cantinero nunca se hubiera permitido dejar a Brownie sola en una situación como esa, era por ello que estaba ahí, a su lado, aunque temblara, tronara o relampagueara. Una sonrisa se dibujó en su rostro cuando le escuchó decir su nombre y entonces simplemente se conformó con mirarla en aquel instante, en el que veía a la pequeña niña que había encontrado hacia tantos años herida entre la nieve.

Cuando ella le dijo que nada podía cambiarse y se escondió en su pecho, Aspros tuvo que pasar saliva y se dedicó a acariciar el cabello de su ahijada, intentando calmarla y que sintiera que a pesar de lo horrenda que parecía la situación, no estaba sola. Tantas veces se había intentando convencer de aquello, de que cuando el momento llegaba no había nada que se pudiera hacer más que recibirlo con valentía.

Pero eso no era un consuelo para el tormento de su alma, solo un par de horas antes, era todo lo que necesitaba para salvarla y entonces la niña… la mujer que tenía entre sus brazos, habría conocido lo maravillosa que había sido su madre por sí misma. Siendo como fue en su adolescencia, no era fácil para él criar a una niña y velar por que ningún “Aspros” se apareciera en su vida y se aprovechara de su noble corazón… creía haberlo hecho de la mejor manera posible y si no se quejaba era porque cada vez que la veía con aquella radiante sonrisa, sentía que el universo entero se inclinaba para verla andar.

No importaba el tiempo que pasara o las cruces que tuviera que cargar, Brownie siempre sería lo más especial que había llegado a su vida y la razón para mantenerse en pie cada día. Ver a su ahijada feliz era su único propósito. Le confortó mientras ella se desahogaba de todo lo que había sufrido, nunca le había visto llorar a pesar de que había pasado por momentos muy duros y aunque le dolía saber el sufrimiento que estaba viviendo, le alegraba que se abriera finalmente a sus sentimientos.

Negó con la cabeza cuando ella se disculpó, solo le dedicó una sonrisa y alborotó levemente sus húmedos cabellos, besando su frente y luego separándose para mirarle a los ojos.

-Está bien, no tienes nada de lo que sentirte avergonzada…- le dijo bastante tranquilo, refiriéndose más al llanto de ella que a la cantidad de alcohol que había inquirido. No era que no le preocupara el que bebiera demás, sino que ese tipo de cosas se aprendían de propia cuenta cuando el alcohol pasaba factura al día siguiente, vaya si lo sabía bien.

-Nunca te he considerado una muchacha débil, después de todo eres la hija de tu madre... una autentica Kraul- le dijo con una amplia sonrisa intentando animarla. Sabía que el mostrarse como una persona débil no era algo que le agradara a ella, pero con alguien tenía que mostrarlo y si podía elegir con quien quería que flaquera, indudablemente prefería que fuera con él, pues siempre estaría ahí para cuidarle en sus momentos de vulnerabilidad.

Le dio algo de espacio para que se despidiera, sonriendo al escuchar sus palabras de despedida para la tumba de aquel muchacho. Sin duda, esa actitud era muy parecida a la de Rashel y aunque no le agradaba admitirlo… el aire de Dimitri también había calado en la personalidad de su hija.

“Si solo pudieras ver en la mujer que se está convirtiendo, estarías muy orgullosa de ella” pensó antes de acercarse para tomarla y subirla a su costado, notando como se quejaba y excusaba diciendo que se había lastimado limpiando un vaso. Bufó un poco y negó con la cabeza aunque sin dejar de sonreír por aquello.

-¿Te conté que una vez salve al mundo de una invasión de dragones que escupían whisky?- le dijo a modo de broma, pues obviamente no se iba a tragar una excusa como aquella, pero entendía que no quisiera contarle. No iba a hacer un escándalo al respecto o a reprocharle nada, le alegraba que estuviera bien a pesar de su “accidente”.

-Al llegar a casa, veremos como curar esas heridas correctamente- le dijo caminando por aquel cementerio y dejando atrás aquella tumba, era difícil decir adiós y lo sabía de cuenta propia. Pero cuando contabas con alguien a tu lado para afrontar el luto, todo era mucho más fácil.

-Brownie, no importa que tan lejos este, siempre voy a estar aquí para ti cuando me necesites. No necesito saber específicamente donde estas… siempre te encontraré y cuidare de ti. No importa a cuantos tenga que quitar del medio o a quienes tenga que dejar atrás. Siempre que me necesites, vendré hasta ti para apoyarte- le aseguró en aire solemne como si de un juramento se tratara, pero era la realidad de las cosas. No dejaría caer a la licana, aunque tuviera que ganarse de enemigo al mundo entero, ella siempre tendría su apoyo y su confianza.

Después de todo, ella le había salvado de aquel mundo de perdición cuando llego al mundo y cuando Rashel le dejó a su cuidado, poco a poco se encargó de mostrarle que la verdadera felicidad que había estado buscando por tantos años… había estado siempre muy cerca, frente a sus ojos, pero no había sabido verla.

Un error que no pensaba volver a cometer… y que no quería que ella cometiera.
^^
Brownie Tanorie
Posted: Feb 22 2011, 05:55 AM


Powerpuff Girl / Barman de Scarlett Moon / Nivel 1
Group Icon

Group: Licántropo
Posts: 57
Member No.: 48
Joined: 27-December 10



Muchas veces, durante las noches de luna llena, cuando se pasaba jugando ajedrez mágico en una de las mazmorras acolchonadas y acondicionadas por su abuelo Fausto y después de beberse la cantidad necesaria de calmantes y poción matalobos, Brownie se preguntaba porque era tan egoísta. Su abuelo era receloso con la transformación, no permitiendo que nadie se acercara a la pequeña en aquellas noches, Aspros incluido en ello. Tal vez por el hecho de que el temor si la poción matalobos no servía y la chica trataran de atacarlo, que al menos hubiera solo un muerto y no todos e la vida de la joven. No lo sabría nunca, y aunque muchas veces deseaba pedirle a Aspros que le acompañase, prefería solo marcharse sin mirar atrás.

Trato de calmarse lo mas que pudo, pues los sentimientos encontrados eran siempre los mas difíciles de aclarar, su corazón se sentía como un vidrio empañado del cual se necesitaba derramar muchísima agua para poderlo limpiar. Pero no podía hacerlo todo de golpe, derrumbarse en su totalidad conllevaría a una severa depresión de la cual tardaría demasiado en salir. Y ella no tenia tiempo para eso, mucho menos para preocupar tanto a Aspros.
Cuando el le dio aquel beso en la frente ella le miro fijamente aun con esos ojos enrojecidos, retuvo un suspiro entristecido y se le quedo mirando a los ojos mientras le escuchaba hablar.
Sus ojos tan claros como los suyos, inclusive muchas veces las personas cuando no los conocían solían preguntarle que si el era su padre. Al principio ella, recelosa por su verdadero padre se adelantaba a las respuestas diciendo que no, con el tiempo y mientras fue creciendo fue Aspros el que se encargaba de negarlo, aun y cuando ella ya no tenía deseos de hacerlo.

Tal vez el haberle recordado su apeido original fue lo que la había animado de mas, o tal vez simplemente la presencia del legeremago la levantaba de sus ánimos que estaban por el suelo, pero aquellas simples palabras surtieron en ella un efecto casi mágico, que la reconforto de momento y le dio fuerzas para seguir aunque sea por esa noche.
El era el pilar de Brownie, ella sabia que su abuelo le haría mucha falta el dia que algo le pasara, pero Aspros sin duda era el pilar mas fuerte de la chica lobo. Y cuando el le hiciera realmente falta iba a volverse loca. Y no solo por el hecho de ser su padrino. La calma con la que solia tratar cualquier cosa, su templanza para poder soportar todas las cosas y tratar de arreglarlas con un buen sentido del humor. Su fortaleza era lo que ella admiraba tanto en el, y sin embargo muchas veces deseaba saber que rayos pasaba por su cabeza, ya eran bastantes años a su lado y aunque no sabia leer su mente podía leer sus ojos, tratar de entenderlos casi a la perfección.

No miro hacia atrás, ella no era de las personas que miraban al pasado, asi que su mirada no volvió a la tumba de Anthares y estaba segura, segurísima, que no volvería a ella de nuevo. O al menos no en un larguísimo tiempo. Una vez con Aspros, ahí en su espalda se acurruco como cuando lo hacía de niña, apoyando su cabeza en el cuello del adulto. Esperaba no estarle molestando demasiado, no era ya esa pequeñina de 8 años que el cargaba tiempo atrás.
Por un momento se quedo sin saber que responderle respecto a los dragones que escupían Whisky, al vez la ebriedad le había dado rienda suelta a su imaginación pero al final solo dejo salir una suave sonrisita ante aquello. Aspros había descubierto que mentía, ya se lo esperaba.
-¿Seguro que no estabas bajo algún hongo alucinógeno y esos dragones no eran lechuzas bañadas en tequila? –pregunto quedito, casi susurrándole, no iba a levantar la voz cuando estaba cerca de su oído.
Asintió con la cabeza ante la respuesta de las heridas, Aspros le iba a dar un infarto cuando viera la cantidad de cicatrices que había dejado de “souvenir” en esta ocasión. Pero al menos ya no dolía como antes.
Cerro los ojos, tal vez cansada por la situación o el haber llorado tanto, o la ebriedad, no lo sabia, pero escuchaba atentamente lo que Aspros dijo. El se lo había dicho años atrás, muchísimos años atrás, tal vez el no lo recordaba como ella lo hacía.

Esas habían sido las primeras palabras que ella realmente quiso escuchar de alguien, cuando tenia tan solo 8 años y había caído en un autismo terrible. Recordo como lo había mirado fijamente con sus ojos mentolados apagados, vacios. Y esas palabras habían pegado tan hondo como ahora mismo lo hacían.
Aspros no solo le había salvado la vida, de eso podía estar segura.
-No quiero que estés preocupado… -dijo aun con sus ojos cerrados. –Este año nuevo, le patee el trasero a un teniente muggle y me robe en el trayecto una de sus armas ¿sabes? Salve a una rehén, la hija de la Alcaldeza… Y ahora estoy mas que segura… Voy a ser la mejor auror de todos los tiempos… ya va siendo hora de que haga sentir orgullosos a los vivos también…-
Hablaba firme pero suave, con una seguridad tan grande como si hubiera visto el futuro y todo fuera verdad. Abrazo un poco a Aspros con sus brazos un poco mojados por la lluvia suave que caia.
-Y si soy una persona fuerte no es solo por el apeido que me sigue… mi fuerza no solo nace de mis padres biológicos, si no de mi papa… quien me crio… -lo dijo tan suave y casi en un murmullo que se pregunto si lo había pensado o dicho, pero no se detuvo a pensarlo, se quedo con sus ojos cerrados y no pudo ver la expresión de Aspros.
-Me… dejarías llamarte asi… papa…? -
Parte de ella sentía miedo, de preguntar aquello y recibir una respuesta. Pero parte de ella quería derribar ese muro frio y negro que había construido a sus 8 años, impidiéndole el acceso a quien fuera. Y Aspros, su padre, no merecía aquello.
^^
Aspros Von Hoftem
Posted: Feb 23 2011, 09:17 PM


Dueño de Scarlett Moon / Nivel 6
Group Icon

Group: Legeremago
Posts: 13
Member No.: 50
Joined: 28-December 10



Nunca había estado de acuerdo con la manera en que Fausto había llevado la condición de Brownie, lamentablemente no tenía mucha autoridad con él como para hacer algo al respecto. Después de todo, el longevo Kraul había sido su jefe y mentor por un tiempo. Pero el hecho de que hiciera que Brownie pasara por aquello sola, era algo que nunca le había perdonado… y es que aún no lo hacía, solo que el tiempo se había encargado de que ambos pudieran tragarse las cosas que no les agradaban del otro, por el bien de la pequeña.

Lo peor de aquella situación no era eso, era que aun a estas alturas la muchacha prefería lidiar con eso sola y por más que a veces se pusiera insistente en acompañarle, ella siempre lograba salirse con la suya. Si… definitivamente era muy parecida a su madre. Desde muy joven ella siempre había negado las constantes insistencias de los desconocidos en decir que eran padre e hija, él había aprendido lo difícil que era para la niña decir lo contrario y por ello con el tiempo tomó la tutela de responder aquellas preguntas, para evitarle a ella la incomodidad de la situación y para que no olvidara sus verdaderos orígenes. No era fácil ni muy llevadero, pero era lo correcto.

Por eso, tantos años después, aun cuando ella no mostraba el menor interés en negar su parentesco, él si lo seguía haciendo por respeto a la decisión que ella había tomado de niña. Le sintió acurrucarse en su espalda y entonces una sonrisa se dibujó en su rostro, recordando todas las veces que habían estado en esa situación en el pasado.

Había crecido tanto y tan de prisa que ni se había dado cuenta de lo mucho que había madurado con el paso del tiempo. Ya no era una pequeña que necesitara de sus cuidados las 24 horas del día y aunque lo sabía, le costaba demasiado despegarse de ella, simplemente no podía soportarlo. Le preocupaba volverse demasiado sobreprotector y que ella se hartara de su presencia, pero no dejaría de estar ahí para ella por si llegaba a necesitarle.

-Ahora que lo dices, no podría asegurarlo… aunque por la felicidad de mis compañeros luego de eso, dudo haya sido tequila- le dijo a modo de broma negando con la cabeza, no estaba ausente de su conversación pero vaya que aquel clima lluvioso y la presencia de ella le hacían revivir muchísimos recuerdos. Cuantas noches no se había quedado en el marco de la puerta, en el silencio de la noche contemplándole dormir iluminada por el brillo de las estrellas… imaginándose lo mucho que necesitó de una presencia femenina en su vida y que él nunca se permitió buscar.

El mismo Fausto le había dicho que no tenía sentido en que pasara solo el resto de su vida añorando el amor de alguien que no le correspondió y que además, ya no estaba en el mundo de los vivos. Aun así, la respuesta de él era que Brownie era la única mujer que necesitaba en su vida. Si, muchas veces había tenido esa conversación con Fausto, aunque siempre acababan en lo mismo.

Por eso siempre le había insistido en que le permitiera estar con ella en aquellas noches, condenadas por el en silencio, pero nunca había logrado más que estar al día siguiente, cuidando de las heridas que se había hecho. Estaba acostumbrado pero no por ello le agradaba la idea de verla así.

-Pedirme eso es como pedirle al agua que no sea húmeda- le dijo sonriendo, escuchando atentamente su historia de la nochevieja y negando levemente con la cabeza -Todos en el pueblo hablan de ello, te has convertido en la heroína de Valgrange- le dijo luego, aunque permaneció en silencio unos segundos tras entender sus últimas palabras, giró un poco su rostro para verle en aquella posición.

-No pasa un solo día, en el que no esté orgulloso de ti. Estoy seguro de que Fausto piensa de la misma forma- le aseguró con la misma firmeza y determinación que ella. Estaba seguro de que sería una gran auror, pues era algo que llevaba de por si en la sangre y ante sus ojos, no existía nadie mejor que ella.

Siguió caminando y fue entonces que escuchó aquel primer comentario que le dibujó una amplia sonrisa en el rostro, sin embargo no quiso hacer comentarios al respecto pues no sabía cómo responder a aquello. Era un orgullo para él que ella le considerara parte importante de lo que era, de su forma de ser. No era de confiar mucho en las palabras que decían aquellos que tenían demasiado alcohol en la sangre; pero siendo ella podría decirle que el mundo estaba a punto de acabarse al siguiente segundo y aunque no fuera así, le creería.

Fue cuando le preguntó lo último que se congeló, se detuvo en seco y perdió la mirada en el horizonte intentando asimilar aquella pregunta y sobrellevar el ritmo acelerado que había tomado su corazón con esas palabras. No podía mentirse y decir que aquello no lo deseaba, los primeros años que vivieron juntos siempre deseo que, así fuera por accidente, le llamara de aquella forma. Pero la pequeña había eliminado aquel término de su hablar de una manera sumamente asombrosa… le había dolido pero nunca hizo presión o muestra de ello. Prefería que ella fuera feliz y le llamara como quisiera.

Pero ahora, luego de tantos años… ¿Qué podía decirle?

-Por muchos años siempre esperé a que en algún momento se te escapara esa palabra. Sabes, siempre te cerraste a decirme así, cuando eras niña y aunque al principio me costó, aprendí que no necesitaba que me dijeras de esa forma para verte como a mi hija, para sentirme y saber que era tu padre. Me harías sumamente feliz si me dijeras de esa forma. Si a ti no te molesta decirme de así, no tienes que pedirme permiso a mi… seria todo un placer-

Y ahí estaba otra vez ella demostrándole por que se sentía tan orgulloso de la mujer que era hoy en día, de lo especial que era aquella joven y de lo afortunado que había sido por poder compartir con ella desde que era niña.
^^
Brownie Tanorie
Posted: Mar 1 2011, 08:03 PM


Powerpuff Girl / Barman de Scarlett Moon / Nivel 1
Group Icon

Group: Licántropo
Posts: 57
Member No.: 48
Joined: 27-December 10



Mantuvo sus ojos cerrados, no porque la lluvia molestara en sus ojos, si no porque le gustaba, aunque ya era bastante grandecita para anadar en la espalda de Aspros se sentía segura, era esos sentimientos compartidos que no esperaba tener por nadie. Inclusive aun ni con su cariñoso y divertido abuelo solia ser asi.
Una vez, hacia casi 5 años, cuando Brownie estaba descansando en casa de Kraul y Aspros le estaba ayudando al ex auror ahora manufacturero a terminar unas cosas, escucho a Fausto hacérselo saber, de cómo Brownie lentamente habia tomado tanto cariño a Aspros, al grado de que prefería estar mas con el. Fausto le pregunto si alguna vez habia reconsiderado tener una familia, volver con los aurores y buscar a una buena mujer que podría estar a su lado.
Brownie habia despertado en medio de esa conversación, y se mantuvo con sus ojos cerrados pero escuchando, sabia que Aspros quería muchísimo a su madre, pero fue ahí cuando se dio cuenta que el amor que sentía por Rashel Kraul era demasiado, y por un momento se imagino que hubiera pasado se el se habria casado con su madre.
Pero el destino no daba marcha atrás y si había decidido algo era lo que ocurría, el destino de su madre no era casarse con Aspros, y sin embargo, por mucho tiempo se sintió como el objeto que habia encadenado al Ex –auror a una vida de responsabilidades que nunca había pedido.
Pero el habia aprendido casi por magia, como ser padre de la noche a la mañana, y estaba segura, que nadie pudo haberlo hecho mejor.

La nueva chica Héroe de Le Valgrange, a Fausto eso le habia molestado un poco cuando se entero de lo peligroso que estuvo exponerse asi, pelear contra un teniente, pero al final no pudo mas que sonreírle cuando se calmo un poco.
-Hice lo que pude, hubo muchas bajas pero, trate como estoy segura que tu o mi abuelo lo habrían hecho… -
Sabia de lo orgulloso que estaban por ella, no habia dia en que Aspros no se lo mencionara, y Fausto, bueno… su abuelo estaba loco y podía escribirlo en el cielo si por el dependiera, pero no lo hacia para no hacer que la chica ex dumstrang se escondiera bajo las piedras de la vergüenza.
Por eso los quería a los dos, demasiado. Su única familia, la que le quedaba.
Parte de ella no sabia porque le habia dicho aquello, pero su corazón latio aun con mas fuerza de la necesaria, y al escuchar esas palabras sonrio mientras abria los ojos para poder mirarle.
Ella sabia el sentír de Aspros ante aquello, después de todo por mucho tiempo le habia pedido que no le llamara Aspros, pero se fue acostumbrando, asi como Brownie a no demostrar mas sentimientos de la cuenta. Ella ya no quería tener a alguien con quien ligarse y después sentir su perdida, tenia miedo.
Pero ese hombre, que habia dado casi toda su vida entera por ella merecía eso, y muchísimas mas cosas.

Dio un pequeño movimiento para bajarse de la espalda de Aspros hasta que toco el piso y le tomo del brazo para no caer, aun daba todo vueltas pero menos que hacia un par de minutos.
Se encamino hasta estar frente a el y le miro a los ojos, realmente mucha gente tenia razón en una cosa que ella se negaba a creerlo, realmente se parecía a el en ciertas cosas, sus ojos claros eran uno de los ejemplos, así ella tuviera el color perfecto de su madre.
-entonces te hare feliz, después de todo, te lo mereces… -sonrio suavemente y le abrazo ahí en medio de la lluvia. Le murmuro un “gracias” y despues un "te quiero" pronunciado en su perfecto Aleman, pero casi inaudble y se separo de el mientras se llevaba una mano a la cabeza.
-Creo que aun estoy mareada… vamos a casa vale? Ya me castigaras después… por cierto, acabo de inventar una nueva bebida, tenemos que ir por las patentes…-
^^
zIFBoards - Free Forum Hosting
Create a free forum in seconds.

.options     .add reply   .new topic   .new poll   




Hosted for free by zIFBoards* (Terms of Use: Updated 2/10/2010) | Powered by Invision Power Board v1.3 Final © 2003 IPS, Inc.
Page creation time: 0.2443 seconds · Archive

The Autumn Effect skin & sidebar by Saphira of CAUTION 2.0, RPG-D, & RCR !