TALK ON CORNERS
about our
story

El año 2005 sería clave para todo el mundo, tanto muggles como magos. Habíamos luchado durante siglos por que nuestras costumbres, nuestros secretos mejor guardados no salieran a la luz. Por qué aquellos cuyos ojos no veían la realidad, siguieran ciegos y con los ojos vendados ante la realidad de la magia, ante su mera existencia.

Si quieres saber más...
Yo te lo mostraré




















AT
YOUR
SIDE

the admins




¡Feliz 2012!



















OLD
TOWN

Mysteries



#1.¿Cómo murió realmente Jeremy?
#2.El actual paradero de la pluma mágica. ¿La tienen los Brigadistas o sigue permaneciendo en Hogwarts?

Sigue la trama...

Cronología

Invierno
Año 2018

















HE SAID
She said



¡Sigue a estos personajes también!



















LOVE
GIVES

Love takes



¡Afilianos!











Image and video hosting by TinyPic Far Far Away

CREDITS
Sidebar: Dana
Coding Help: RCR

 
zIFBoards - Free Forum Hosting
Enjoy forums? Start your own community for free.


Pages: (4) [1] 2 3 ... Last » ( Go to first unread post ) .add reply   .new topic   .new poll   

 Esto es Halloween., Evento público
William Darnley
Posted: Oct 30 2011, 11:25 PM


Willy Wonka / Director del Orfanato Siochána
Group Icon

Group: Admin
Posts: 63
Member No.: 3
Joined: 28-June 10



La noche del 31 de octubre al 1 de noviembre, día de todos los santos.

Según la tradición a partir de las doce de la noche los espíritus de los muertos y otros seres del más allá pueden vagar por la tierra.

Una noche en la que no se podía dejar pasar la oportunidad de montar una fiesta y como cada año, los niños habían recorrido las calles desde que el sol se ocultara recolectando dulces por las casas al grito de “¿Truco o trato?”.

Pero cuando la noche ya caía, todos volvieron al Siochána, donde se organizaba una cena... ¡Horripilante!

En el patio trasero del orfanato se habían dispuesto una decena de mesas redondas, cubiertas por manteles naranjas y repletas de pequeñas delicias decoradas para la ocasión: galletas con gusanos de vainilla, magdalenas con forma de cerebro y relleno de cerezas, pequeñas hamburguesas con forma de calaveras de cuyos ojos emanaba continuamente salsa de tomate. Por supuesto, todo aquel decorado tenía un objetivo a parte del entretenimiento: recaudar fondos. Toda ayuda era bien recibida y aquella noche los niños, asistentes sociales, voluntarios y staff se habían esforzado al máximo para preparar una velada aterradora...

Y si no fuera suficiente con aquel ambiente, un grupo de niños vestidos de esqueletos amenizaban la fiesta cantando canciones típicas de aquellas épocas con otros temas clásicos, es más, en aquel preciso momento comenzo a sonar Double Trouble.

Para recibir a todos los recién llegados, estaban Mrs O'Hara y Mr Darnley. La primera llevaba un liviano vestido blanco con su larga melena suelta que parecía flotar inquietante movida por una suave brisa y para completar su aspecto fantasmagórico, parecía haber echado un hechizo sobre si misma que hacia que se pudiera ver a través de ella y además que su translucida piel brillara con reflejos grises. En cambio, el director había elegido algo más grotesco con aquel disfraz de sirviente jorobado y haraposo, que vigilaba con expresión sombría y con su enorme ojo amarillo a todos los presentes.

- Excelente... - Murmuró Liam con voz áspera al tiempo que se frotaba las manos al ver llegar a un nuevo grupo de “victimas”.

---

La fiesta está libre para cualquier persona que quiera asistir, la única condición es asistir disfrazado para la ocasión... ¡Recordad! ¡Halloween es para pasar miedo!
Se aceptan donativos simbolicos, es decir, no se retirará dinero “real”.
^^
Sunday Dawson
Posted: Nov 5 2011, 05:40 PM


Nietisima / Estudiante Bellas Artes / Nivel 1
Group Icon

Group: Squib
Posts: 95
Member No.: 41
Joined: 24-December 10



Halloween.

Era una fecha que siempre le había gustado, ya fuera por la historia que la envolvía o su significado. Desde los catorce años había ido junto con Nate a Londres para juntarse con sus amigos muggles. Además, era la única noche del año en la que podían reírse de su condición sin caer en el ridículo en ningún momento. Es más, hacía unos cuantos años, ella se había disfrazado de bruja y él de brujo. El año anterior además, habían ido con Phoebe. Iba a extrañar la compañía de la muchacha aquel año a pesar de tenerle a él. En ese momento le vio reflejado en el espejo del baño.

- ¿De verdad no puedes darme ninguna pista? – Volvió a preguntar por enésima vez volviéndose hacía él. Le había jurado dos semanas atrás que lo tendría “castigado” hasta haber pasado aquella noche debido a su negativa a la hora de darle una mísera pista. El problema había sido que él conocía perfectamente cuál era su punto débil y la había hecho caer – Bueno yo ya estoy, así que voy a casa de los Lompard – Ya le había dicho que acompañaría a Jacques a pedir caramelos con sus primos pequeños. Se le antojaba divertido – Te veo luego en el Orfanato, ¿vale?

Incluso cuando salió a la calle echó en falta la costumbre que tenían Nate y ella. Una costumbre que no solo llevaban a cabo ese día del año, sino siempre que se veían. Recordó con una sonrisa como los habitantes de la comunidad de Londres se desquiciaban cada vez que Nate aparecía con su bicicleta y con ella misma sentada en la parte de atrás. Le gustaba recorrer también el Londres muggle de aquella manera, lo hacía especial. En ese momento lo extrañó y todo.

Totalmente absorta en sus cavilaciones, había llegado hasta casa de los Lompard parándose para tocar el timbre y esperar a que algún miembro de la casa le abriese la puerta. Por supuesto, fue el propio Jacques el que la abrió, como si realmente ya supiera que era ella y no un grupo de niños que iban a pedir caramelos. La muchacha no pudo evitar alabar el disfraz del chico. A ella le había costado decidirse, pero al final aquel de novia muerta la había convencido. El ramo que llevaba se lo había confeccionado ella misma usando flores secas que con un poco de ayuda de magia habían quedado de aquella manera, mientras que el cabello ligeramente rosado era obra de una poción que ella misma había elaborado aquella misma tarde y que le mantendría el cabello de ese color durante las próximas veinticuatro horas.

Con antojársele divertido se había quedado realmente corta, pues tuvo que admitir cuando dejaron a Alma en casa que se lo había pasado realmente bien con aquella tradición. Ella la había llevado a cabo miles de veces, pero se le había hecho diferentes hacerlo en aquel ambiente y en compañía de personas más jóvenes que ella. – Ha sido toda una experiencia – No pudo evitar decir mientras se encaminaban hacía el Orfanato. En un principio incluso a ella pensaba que aquella situación se le iba a hacer algo incómoda después de todo lo que había pasado, pero se alegraba de que ahora que se había “sincerado” y que se sabía todo no hubiese perdido la amistad con el joven Lompard, porque sabía que lo peor no era perder a un amigo, lo peor era perder a un amor y un amigo al mismo tiempo.

- Me acaba de recordar usted al Señor Burns – Mentó la rubia ante aquel gesto tan típico de aquel personaje de “Los Simpsons” y encima... ¡Acompañado de la misma frase! Solo faltaba que ahora resultase que Liam el Jorobado de Valgrange fuera un friki y supiera exactamente de lo que ella estaba hablando. Le dedicó una fina sonrisa como queriendo dejar constancia de que no se estaba mofando de él. – ¿Alguna idea de cómo va a venir disfrazada Carol? - Preguntó al muchacho a la vez que se acercaban a una de las mesas. Definitivamente estaba demasiado acostumbrada a los dulces tradicionales muggles de aquellas fechas.
^^
Ethan Corr
Posted: Nov 5 2011, 07:32 PM


Educador del Siochána


Group: Guests
Posts: 40
Member No.: 9
Joined: 2-August 10



Unos golpes en la puerta provocaron que el hurón saliera disparado de una habitación hasta situarse sobre un mueble que había en la entrada. Ethan lo siguió imaginando quien era la persona que se encontraba al otro lado pues Fredje sólo hacía eso cuando alguien conocido los visitaba y por eso mismo no cogió el bol con caramelos que tenía preparado por si pasaban algunos niños.

- ¡Fredje! – exclamó la muchacha de ojos azules al ver la mascota de su hermano y cogiéndola en brazos.

- ¿Y tu hermano qué? -

- A ti ya te vi ayer, Jem -

El irlandés dejó a su hermana esperándole en la entrada mientras iba a buscar la capa de su disfraz. Al cabo de cinco segundos regresó y ambos abandonaron la casa para ir a buscar a los hermanos Delacour a su casa. Por la calle había varios niños disfrazados de monstruos horrorosos asustando a otros más pequeños y pidiendo golosinas de casa en casa entonando el típico Truco o trato. Pero una figura en especial fue la que llamó la atención del castaño.

- Oye, ¿aquella de allí no es…? -

- ¡Marnie! -

Al oír su nombre la joven de Lancre vestida como una bruja malvada sacada de un cuento de hadas se giró para averiguar quién la había llamado. Sus ojos se posaron primero en el supuesto dementor y luego se detuvieron en el novio de su prima Caroline, lo que la llevó a suponer que la persona que la acompañaba era Mia. No se conocían demasiado pero se habían visto más de una vez por los pasillos del colegio.

- ¿Sabe mi prima que en realidad eres Drácula? – bromeó la joven al acercarse a ellos.

Tras intercambiar unas cuantas palabras se enteraron de que los tres se dirigían al mismo lugar por lo que Marnie acabó por juntarse con ellos para ir a buscar a John y Daphne, de manera que no iría sola el resto de trayecto como habría sido de no haberse encontrado con los Corr.

Pronto divisaron el hogar de los Delacour. Marnie iba directa a la puerta principal cuando Ethan la detuvo posando una mano sobre su hombro. Como él conocía a los Delacour desde que John ingresó a Hogwarts el muchacho nunca se detenía a tocar al timbre de la puerta principal de la casa sino que directamente se dirigía al jardín trasero de la residencia y aquella vez no sería diferente. Así que, seguido de su hermana y de Marnie, Ethan caminó en dirección al jardín para después entrar en la casa por la puerta de la cocina, donde se encontraba la señora Delacour. Antes de preguntar por John o ir a buscarle se detuvieron a saludarla y Ethan pronto entabló conversación con la madre de su amigo. La mujer era una persona muy agradable y familiar, para Ethan se podría decir que era como una segunda madre pues siempre era muy atenta con él y lo trataba como si fuera también hijo suyo. Posiblemente porque John y él eran muy buenos amigos desde pequeños y siempre iban el uno a casa del otro en las vacaciones de verano.

- ¿Cómo estás Christine? – el joven observó a la mujer trabajar en la cocina – Eso que estás cocinando tiene buena pinta ¿nos guardarás un poco? -

Aunque para algunos pudiese sonar descarado, Christine sabía que lo decía en broma y aún así era capaz de hacerle caso y mandar al día siguiente a uno de sus hijos con una ración en un recipiente.

- Los chicos siguen preparándose ¿verdad? -

Aunque la hermana de Ethan hubiese hablado en plural, en realidad se refería solo a Daphne. La chica siempre era la que más se enredaba y por eso Mia ya se había acomodado en una de las sillas de la cocina invitando a Marnie a que la imitara mientras que Ethan permanecía en pie.
^^
Michael Goldman
Posted: Nov 5 2011, 11:22 PM


Propietario de Goldman's / Nivel 2
Group Icon

Group: Mago
Posts: 22
Member No.: 44
Joined: 25-December 10



Genial, llevaba una semana intentando entender como se había dejado convencer por Selene, y seguía intentándolo entender mientras estaba sentado en el taburete del baño con la otra concentrada en la selección de los potingues más adecuados para transformarle en zombie; aunque se veía que la chica estaba disfrutando de lo lindo pintarrajeándole la cara y creando cicatrices falsas por los brazos. Le había puesto una pasta blanca por todos lados que le daba un aspecto mortecino y, además de las creaciones de ahora, tenía toda la boca roja como si chorreara sangre.

- Doy asco… ¡No me mires así! Qué vergüenza salir así a la calle.

- Si estas muy autentico. Venga, casi estamos. – Le pasó la ropa vieja y rota que había preparado para la ocasión.

Mientras Mike se quejaba y vestía, Selene se dedicó a pintarse los ojos bien negros. Ya se había puesto el vestido y ondulado el pelo, que lo había dejado suelto como de costumbre, para acortar el tiempo que su hermano tuviera que esperar luego; aunque todavía le faltaban algunos retoques.

- Ya estoy. Vámonos rápido antes de que cambie de idea. – Se asomó al lavabo e hizo signos con la mano para meterle prisa. Tenía clarísimo que todavía tendría que esperar, como siempre que iba a algún lado con su hermana.

- CASI estas. – Sel puso énfasis en el “casi” a la vez que sonreía traviesa y sacaba la varita.

-¿Ahora qué pretendes? – Abrió mucho los ojos al ver que le apuntaba con la varita.

Se tapó la cara por acto reflejo cuando vio la luz de la varita de su hermana y intentó recular, pero se cayó al suelo. Se miró por todos lados buscando el resultado del hechizo, pero no vio nada raro a parte de lo blanco que estaba y las cicatrices; se fue a levantar y se dio cuenta de lo que había pasado. No… la muy indeseable le había inmovilizado la pierna. Ladeó la cabeza con incredulidad y la otra solo se encogió de hombros quitando importancia al asunto.

- Ahora sí que estás listo. – Salió del baño dando saltitos contenta.

Fue todo lo rápida que pudo en ponerse las alitas y los zapatos. Cogió el pelo y se lo dejó caer a ambos lados de la cara, con algunos mechones en la espalda; dio medias vueltas enfrente del espejo dándole el visto bueno a su disfraz de ángel negro. "Estoy genial" fue su frase de visto bueno.

-Te vas a helar. – Fue lo primero que le dijo Mike cuando salió toda contenta al pasillo.

- Soy bruja chico, hay hechizos para evitar eso.

En la calle había bastante gente y casi todos iban disfrazados… los niños pequeños ya empezaban a retirarse a sus casas y cada vez se veían más personas que iban a Hourglass Square a la fiesta que habían montado los del orfanato. Había intentado quedar con John, pero en la casa de los Delacour se iba a reunir bastante gente, sería mejor que se encontraran directamente en el meollo.

Se unieron a la procesión de disfraces andando todo lo rápido que podían con la pierna de Mike y los tacones de Sel (no se puede ser divina). Cuando llegaron no estaba muy lleno todavía, pero todos iban bastante oscuros y unas manchas luminosas llamaron la atención de ambos; en realidad primero se dio cuenta Michael, porque Selene estaba estudiando los disfraces que según ella eran “más divinos” que los “insulsos” de la mayoría.

-¿Muy bueno señor Darnley… Da tanta pena como yo. – Lo segundo lo dijo extremadamente bajito para que nadie le escuchara. – Está muy hermosa señora O’Hara.

- ¡Sunny! No esperaba menos de ti. – Asintió satisfecha a la otra rubia (ahora pelirosa) mientras daba vueltas alrededor suyo examinándola. - ¿Y dónde te has dejado al novio? – Le dio un codazo amistoso. Reparó en otra presencia – Hola Jaques, hacia mucho que no te veía. Te ves… muy… bien. – Dijo en broma.
^^
John Delacour
Posted: Nov 6 2011, 04:27 PM


Sexy Wolf / Dueño de "Magic Things" / Nivel 2


Group: Guests
Posts: 37
Member No.: 112
Joined: 7-May 11



- ¡Unos cuantos cortes por aquí, otros cuantos por allá! Y.. ¡Voilá! Ya está listo.- Sonreía divertida, aquel comentario significaba que, después de estar nosecuantotiempo buscando el disfraz perfecto para ella, por fín se había decidido. Pero lo que era más importante, lo había terminado.
Se colocó la ropa llena de cortes, agujeros y que tenía manchas de sangre por alguna que otra parte, y se maquilló la cara, haciendose varias cicatrices con ayuda de una masa y un poco de sangre falsa que se había fabricado. Se puso una peluca, aquel tipo de pelo parecían hebras de hilo rojo. Aunque contaba con su don, había optado por la peluca. Por último, se colocó los zapatos negros y se dirigió al espejo que estaba en una esquina de su habitación. Cerró los ojos antes de echarse una pequeña ojeada y suspiró, seguro que se veía horrible y no daba nada de miedo. Tragó saliva unos segundos antes y cuando se decidió, fue abriendo los párpados poco a poco. Fue mirando lentamente cada rasgo de su apariencia, aquella apariencia que no era la de siempre. Pero que desde hace un tiempo, llevaba por costumbre. (Apariencia de Alexis)

- ¡Tampoco estoy tan mal!- Contempló su reflejo, aquella figura extraña que había reflejada. Sonrió divertida, ya que no tenía por costumbre el verse así de esa manera. - ¡Horripilante! Debería de decir.- Aquellas fueron las últimas palabras que pudo decir antes de que se sobresaltara.

Dió un pequeño brinco cuando escuchó dar golpes, o más bien aporrear la puerta. No se esperaba aquella reacción por parte de él, pero sabía perfectamente de quien se trataba. Lo conocía perfectamente y lo sabría reconocer siempre.

- ¡Daph, quieres terminas ya de una vez! ¡Vamos a llegar tarde por tu culpa! Como siempre...- Aquello último lo había dicho casi en un susurro. Ya sabía John que las mujeres tardaban mucho en arreglarse, pero decía que lo de su hermana ya era demasiado. Siguió unos cuantos segundos más aporreando la puerta, hasta que en uno de ellos, Daph abrió y casi le da en la cara. - ¡Ya estoy, no des más golpes!-

La reacción de ella no había sido tan espectacular al ver el disfraz de John, ya que gracias a la ayuda de la metamorfomaga, había sido posible que el tuviera esa apariencia en esos momentos. Con ayuda de una poción y un hechizo, John esa noche era un licántropo o como decía él, un lobo. Aquella poción estaba muy currada y duraría bastante, o al menos así lo habían calculado los hermanos Delacour.

John se quedó con una cara de "¿Me estás tomando el pelo?" al ver el disfraz que llevaba puesto su hermana y se rió entre dientes. No se había enterado del disfraz que tenía ella en mente y aquello le había pillado un poco por sorpresa. Daph lo miraba con cara de pocos amigos, pero en vez de darle una colleja como le hubiera gustado a la castaña, siguió andando unos cuantos pasos más y bajó las escaleras que conducían al piso de abajo de la casa. Le hizo un gesto con la mano a su hermano para que le siguiera. Bajaron uno seguido del otro hasta la cocina y antes de llegar a ésta, tubieron una pequeña charla con su padre.

¡Menudo panorama que había allí! Ethan, Mia y Marnie habían entrado por la puerta trasera del jardín, mientras que Christine se encontraba en la cocina. Les saludo amablemente cuando los vió entrar y le dedicó una fugaz sonrisa a Ethan, le gustaba que los visitara y su compañía era de muy buen agrado.

- ¡Ethan, Mia y Marnie! Me alegro de veros, chicos. Estoy bien, gracias Ethan. Y espero que vosotros, también lo esteis.- Les dijo mientras abría la puerta del horno y sacaba lo que había dentro de él. - ¡Claro que sí! Sabes que siempre hay de sobra para todos. Además, he hecho estas galletitas con formas de halloween. ¡Cojed!- Decía mientras que colocaba en un plato, una gran cantidad de galletas con formas de fantasma, bruja y demás dibujos de aquel día.

Se giró cuando vió llegar a sus hijos y le correspondía a Daph, que nada más asomarse por la cocina, había andado hasta donde estaba Christine y le daba un beso en señal de agradecimiento. John saludó a Ethan con su particular saludo como siempre lo hacía y se dirigió a Mia restregando su cabeza, ahora de lobo, a modo de saludo. Se quedó algo parado cuando vió una cara familiar, aunque estuviera maquillada y vestida como estaba, él la reconocía igual. Dió un par de zancadas hacía ella y le dió una de sus patas, haciéndole ver que era él.

- ¡Ethan! ¡Mia! ¿Cómo estás mocosa?- Aquel adjetivo tan particular, no es que fuera un insulto ni siquiera era para ofenderla. Pero Daph le tenía tanto cariño y aprecio a la hermana de Ethan, que tenía su forma de llamarla. - Hola Marnie, perdona que no te dijera nada pero llevo tiempo sin ver a los Corr. El "chucho" que ves a tu lado, es John. Es idiota y no se le ha ocurrido otro disfraz mejor que disfrazarse de perro pulgoso.-

¡Se la debía! Aquella fracesita que Daph había dicho, era la venganza por haberse reído John de su disfraz. Así para la próxima vez, tendría más cuidado con las cosas que decía su querido hermano. Daph abrió la puerta trasera y se giró para mirar a los demás. - ¿Nos vamos? No quiero perderme la gran fiesta que han montado, sería una pena perdérnosla. Así que... ¡Vámonos!- Cogió a Ethan y Mia de un brazo y a Marnie con el otro, tirándo de ambos para que se levantaran y caminaran.

John los imitó pero antes de que pudieran salir por la puerta, Christine le dió a Daph un recipiente grande. - ¡No olvides llevartelo! Es para la fiesta, una gelatina grande horripilante. Y cuando llegues a la fiesta, no te olvides tampoco de que con ayuda de tu varita, le cambies el tamaño hasta el máximo posible.- Daph le asintió con la cabeza a su madre y salió por la puerta. "Gelatina Horripilante", una gelatina de color rojo como la sangre que llevaba "cosas flotantes" dentro de ella. Cosas que eran comestibles como era lógico. Otra delicia más de su madre.

*Disfraz de Daph: http://www.posterspoint.com/laminas/rub/8/888278.jpg
*Disfraz de John: http://3.bp.blogspot.com/_JGFzTHAS0MA/SwsY...reeze-frame.jpg
^^
Caroline Lompard
Posted: Nov 8 2011, 02:11 PM


Niña de sus ojos / Experta en Pociones / Nivel 2
Group Icon

Group: Bruja
Posts: 46
Member No.: 5
Joined: 30-June 10



Caroline era perfectamente consciente de que su hermano se había ido hace rato, pues había ido perfectamente el timbre de la puerta, incluso creía haber oído a la rubia preguntar a su madre si se encontraba mejor. La muchacha acercó ligeramente el rostro al espejo antes de darle el último toque a su disfraz sonriendo satisfecha con el resultado. Tampoco le había costado tanto decidirse.

Si había tardado más era porque a última hora antes de volver a casa le había surgido un contratiempo, de esos que te hacen entornar los ojos y soltar un bufido de molestia. Había llegado justo en el momento en que su hermano terminaba de vestirse y aún así tuvo cierta reticencia a ir. No se quitaba de la cabeza aquella falsa alarma que había tenido su madre aquella misma mañana.

- ¿Seguro que estás viendo? – Preguntó por millonésima vez a su madre, totalmente preparada para irse – Puedo quedarme si lo prefieres. Ya ves..., perderme una fiesta de Halloween... – Su madre estaba por delante de cualquier evento o fiestecilla de cualquier tipo. La ojiazul miro de reojo a su padre antes de decir algo quizá demasiado obvio pero que tuvo la necesidad de decir en voz alto – Cuídala papá... Y cualquier cosa nos mandáis un Patronus. Cualquiera. – Por si no les había quedado claro. Estaba casi completamente segura de que no se iba a quitar aquello de la cabeza en toda la noche.

Halloween...

Esbozó una pequeña sonrisa antes de acercarse hasta su madre y dejar un beso en su mejilla justo antes de desaparecerse. ¿Para qué iba a ir andando hasta el Orfanato si simplemente podía aparecerse? Cosa que hizo justo al lado de un grupo de niños a los que observó y que demostraron que su disfraz funcionaba, puesto que salieron corriendo despavoridos y chillando.

- Guay... – Soltó la muchacha sonriendo antes de buscar a alguien con la mirada y casi de inmediato reconoció a su hermano, con Sunday, Selene que iba tan divina como siempre, incluso a una fiesta de ese tipo y su hermano Michael. La muchacha se dirigió con tranquilidad hasta el grupo consiguiendo que ni se percatasen de ello y cuando estuvo lo suficientemente cerca de su hermano, lo cogió por detrás agarrando con fuerza una de sus muñecas, sujetándolo contra ella mientras colocaba el cuchillo falso que llevaba en una de sus manos contra su garganta – ¿Dónde está la Reina de los Corazones? Quiero... que su cabeza ruede – Le susurró intentando poner una voz malévola antes de reírse por lo bajo y soltarle. – Me quedó bien el disfraz, ¡eh!

Esbozó una sonrisa mirando después a Selene, Michael y Sunday – ¿De dónde te sacaste el modelito? ¡Podrías haber venido de Banshee! Se supone que hay que dar miedo... El tuyo me encanta, Mike. Muy acertado – Y eso que no sabía que su hermana le había inmovilizado una de las piernas. Después pareció que buscaba a alguien por las cercanías – ¿Dónde está...? Bueno, claro posiblemente se considere demasiado mayor como para acompañarte a algo así, ¿no? – Preguntó a Sunday, no con mala intención pero Caroline era de esas personas que pocas veces (hasta que no era ya muy obvio) tenía en cuenta las “consecuencias” de sus palabras.
^^
Ethan Corr
Posted: Nov 12 2011, 05:50 PM


Educador del Siochána


Group: Guests
Posts: 40
Member No.: 9
Joined: 2-August 10



Los tres jóvenes observaron a la madre de los Delacour sacar del horno unas galletas que tenían una pinta deliciosa a pesar de tener formas fantasmagóricas en conmemoración a la Noche de las Brujas (o los difuntos). Esperaron a que las galletas recién salidas del horno se enfriaran un poco con la temperatura ambiente para luego coger cada uno una galleta tras darle las gracias a la mujer.

- ¡Está riquísima! -

- Tienes que enseñarme la receta -

Ethan desvió la mirada cuando Christine se dio la vuelta para encontrarse con los hermanos Delacour. Nada más verlos el joven se acercó a ellos saludando primero a Daphne con dos besos en la mejilla y luego se paró delante de su amigo observando su disfraz.

- ¿Perro pulgoso? Más bien parece el yeti -

- ¡Jem! – replicó la hermana antes de dirigirse a Daphne –Estoy muy bien, con ganas de pasarlo de miedo. Por cierto, bonito disfraz -

La única que no dijo nada fue Marnie, la cual se había quedado helada al ver el disfraz de John. Tan solo fingió una sonrisa con el comentario de Daphne. ¿Cómo se le había podido ocurrir? Si él no supiese lo que era, o lo hubiese descubierto poco antes de Halloween y ya tenía el disfraz listo no le hubiese afectado tanto pero, hacía tiempo de aquello. Sabía que John no lo había hecho por mal, él no era esa clase de persona pero aún así no podía evitar sentirse incómoda. Por suerte para ella, Daphne la tomó tanto a ella como a los Corr para que se pusieran en marcha y le ahorró el tener que decir algo.

Las tres chicas comenzaron a caminar animadamente hacia la plaza del pueblo seguidas de los chicos, los cuales iban más rezagados. Cuando llegaron, después de saludar al señor Darnley y a la señora O’Hara, Mia y Marnie se separaron del grupo para hacer llegar sus donativos mientras que el resto se mezcló entre la multitud hasta encontrarse con un grupo de conocidos.

- ¡Feliz Halloween! – exclamó el irlandés nada más llegar hasta ellos para luego situarse al lado de Caroline – ¿Dónde está Caroline y que has hecho con ella? -

------------------

Después de entregar sus donativos, la hermana de Ethan le pidió a Marnie que le dijera a su hermano que se iba con unas amigas y que en todo caso, se verían más tardes. La joven de Lancre le aseguró que le haría llegar el mensaje y se despidió de ella en busca de los chicos.
Al cabo de unos minutos los vislumbró junto a un grupo mayor, entre los cuales estaban sus primos, los hermanos Goldman y la hija de Dawson.

- Hola chicos. Hey, me encanta tu disfraz Michael – Ella también había pensado disfrazarse de zombie pero cambió de idea en el último momento – Ah Ethan, tu hermana se fue con unos amigos -
^^
Jacques Lompard
Posted: Nov 12 2011, 09:15 PM


Forever Alone / Dep. Tienda de varitas / Nivel 1
Group Icon

Group: Mago
Posts: 54
Member No.: 15
Joined: 13-December 10



- ¿Ha sido toda una experiencia? ¿Es todo lo que vas a decir? - Dijo mirandola de reojo y arqueando una ceja. - ¡Pues yo me lo he pasado genial! - De entre todas las fiestas tradicionales, Halloween siempre había sido la favorita de Jacques, mucho más que Navidad, por ejemplo. Era como ponerse de nuevo en contacto con aquella parte suya gamberra y bromista que tanto se esforzaba por contener pero ya se sabe que... Una vez al año no hace daño. Esperaba que sus primos nunca crecieran para poder seguir yendo con ellos cada noche del 31 de octubre.

Pensándolo mejor, pronto podría ir con su hermano o hermana... ¡O lo que fuera! ¡Perfecto! Tenía unos cuantos años más garantizados porque sabía, desde hacía tiempo, que Alma pronto “crecería” y preferiría pasar la noche de fiesta con los amigos que ir a buscar caramelos con él.

Mientras enfilaban la calle hacía el Orfanato, Jacques no pudo evitar mirar su reflejo en uno de los escaparates. Con cuidado se acomodó mejor el sombrero de copa de su disfraz de Dr Jekill y Mr. Hyde. Había necesitado ayuda de Caroline para terminar algunos detalles de la mitad horripilante de su maquillaje, y en cambio, ella ni siquiera le había contado de que iba a ir vestida.

- Buenas noches Mr Darnley. - Lo saludó estrechado su mano con su mano convertida en una garra de largas y oscuras uñas. - Un placer, Mrs O'Hara. - Y si era un caballero de finales del siglo XIX tenía que comportarse como tal, así que tomó la mano de su antiguo directora y depositó en el dorso un casto beso.

- ¿Solo bien? - Dijo haciéndose el ofendido, enderezando la espalda, sacando pecho y mostrando a Selene su perfil “bueno” con un intento de sonrisa arrebatadora.

La aparición silenciosa de la versión sangrienta de Alicia en el País de las Maravillas y el frío del filo del cuchillo sobre su cuello, asustó al joven Lompard que dio un respingo y a punto estuvo de soltar un codazo hacia atrás como si de verdad tuviera que defenderse del atacante. - ¡Serás idiota! - Bramó cuando reconoció la voz de su hermana. El misterio del disfraz desvelado. - No recuerdo que fuera así el cuento, ¿eh? - Se guardaría la idea de Sombrero Loco para el próximo año. Ya se imaginaba a si mismo tomando té con pastas.

Lo que ya no le hizo tanta gracia fue que tanto Selene como Caroline comenzaran a hacerle aquellas preguntas a Sunday. Él no le había preguntado nada del estilo, ni siquiera porque no estaba allí o porque no habían quedado esa noche. De nuevo, Jacques volvía a comportarse normalmente en la presencia de Sunday, ya habían hablado todo lo que tenían que hablar, pero aquel tema prefería que siguiera siendo tabu entre los dos. Por suerte, la llegada de Ethan y después de Marnie, lo distrajo. - ¿Feliz? ... ¡Terrorífico Halloween para ti! - Y detrás de Ethan apareció Daphne con un disfraz bastante peculiar. - ¡Muñeca! - La saludó alegremente al tiempo que le daba un efusivo abrazo, manchando parte de su rostro sin querer con algo de maquillaje azul.

¡GUAU! ¡Marnie! Deberemos de tener cuidado con los hechizos que lances esta noche... - Bromeó dedicandole una fina sonrisa a su prima. - ¿No has hecho truco o trato este año?


---

IMAGEN y VIDEO (Min 2:36) para hacerse una idea del disfraz de Jacques...
^^
Savannah O'Hara
Posted: Nov 13 2011, 09:07 PM


Misterio con pecas /Defensora de Squibs y "Raritas" /
Group Icon

Group: Vidente
Posts: 19
Member No.: 104
Joined: 22-March 11



Savannah estaba orgullosa de su pelo tan... Rojo. Lo lucía con orgullo y una parte de ella odiaba horriblemente haber tenido que ponerse una peluca y haber tenido que ocultar su preciosa melena pelirroja, pero claro, no pegaba con su disfraz. En esos momentos lucía una larga melena negra que podía destacar entre la multitud pero no del mismo modo que la suya natural, muy contrario a su piel que gracias a una poción había adquirido aquel tono verdoso durante unas horas. Sus ojos por otra parte eran más claros de lo normal, hasta el punto de que incluso parecían blancos. Había querido tener la misma cara esquelética que las Banshees pero al final había decidido que pasaba y que se conformaba con vestir con ropas oscuros que incluso simulaban harapos.

Posiblemente había sido de las primeras personas en llegar al Orfanato, pues había acompañado a su madre hasta allí y había estado toda la tarde con los niños del orfanato junto a sus hermanos más pequeños, menos Bethany que se había quedado en casa porque no se encontraba bien.

Sierra correteaba en aquel preciso instante por detrás suya con aquel disfraz de bruja típico de los muggles puesto, seguida de Topher que llevaba, por su parte un disfraz de zombie que según la más pequeña “Le hacía tener un aspecto horrible”. Sus dos hermanos sumados a los más pequeños del Orfanato habían conseguido que aquella tarde se volviese bastante movidita y cuando la pelirroja (ya no tan pelirroja) decidió marcharse los dejó a todos jugando a algún tipo de juego que ella no alcanzaba a entender.

La joven se encaminó hasta el lugar donde estaba su madre volviendo a sorprenderse con aquello que había conseguido. Parecía un fantasma de verdad y todo. Cualquiera diría que había muerto de verdad, de no ser porque los fantasmas no eran como en las series muggles, sino de un color perlado y ella podía distinguir perfectamente el color rojo de los cabellos de su madre. Algo que no se podía decir de sí misma en esos momentos.

Decidió mirar a ver si conocía a alguno de los presentes cuando distinguió a lo lejos a Marnie de Lancre acompañada de un grupo de magos. La muchacha se acercó hasta ellos justo en el momento en que el chico Lompard le decía que tendrían que tener cuidado con los hechizos que lanzara aquella noche – Estoy de acuerdo con él. Mejor nos andamos con cuidado – Esbozó una sonrisa mientras sus ojos cuasi blancos paraban en Caroline – ¡Me encanta como vas! Y la idea de ir de lobo también es buena... – Dijo mirando de reojo al lobo que había cerca aunque sin acercarse demasiado – Bueno, en realidad todos vais muy bien – Acabo diciendo sonriendo a cada uno de los presentes. Entonces volvió a caer en la cuenta que quizá con el disfraz que llevaba no iban a saber de quién se trataba – Soy Savannah... Tuve que esconder mis cabellos rojos... – Añadió sonriendo tímidamente mientras se volvía unos segundos a mirar a su madre y al señor Darnley.

No tenía que faltar mucho para que todo aquello comenzara, ¿no?
^^
William Darnley
Posted: Nov 13 2011, 10:10 PM


Willy Wonka / Director del Orfanato Siochána
Group Icon

Group: Admin
Posts: 63
Member No.: 3
Joined: 28-June 10



¿El señor Burns? El hombre rió por lo bajo y hurgó en sus harapos hasta sacar una mano mano esqueletica. - Saluda, Smithers. - Volvió a reír al tiempo que le ofrecía un apretón de manos a Sunday con los restos de su ayudante. - Es muy tímido. - El resto de saludos lo realizó con la mano escondida bajo la manga, e incluso la dejo escapar cuando estrechó la mano al joven Goldman. - Lo siento, es mío. - Una sonrisa de nuevo. - ¿Perdón? Yo estoy terroríficamente divino. - Con un dedo se rascó la barba.

Una vez ya hubo saludado a la mayoría de los presentes y cuando el reloj de la plaza marcaba las doce en punto, el señor Darnley subió los cuatro escalones de la entrada principal del Orfanato. Tras conjurar un 'sonorus', llamó la atención de los allí presentes.

¡Calabazas! ¡Brujas! ¡Arañas! ¡Relampagos! - Gesticuló con los brazos como si el cielo estuviera a punto de caer sobre sus cabezas. - ¡Bienvenidos! De nuevo este año, el staff de Siochana y de la escuela de magia os hemos preparado una sorpresa para este Halloween: diez de los asistentes de esta fiesta tendrán la suerte de pasar esta noche en nuestro nuevo hotel. - Un relámpago cruzó el cielo y el director puso una postura dramática. - Los invitados serán elegidos al azar de todos los asistentes de esta noche, y se formaran cinco parejas que lucharan por sobrevivir a las pruebas que les espera en este edificio maldito. - Se giró hacia la entrada del Orfanato que había sido tétricamente decorada. De nuevo otro relámpago cruzo el cielo. Darnley parecía divertido con aquellos efectos especiales. - Los dos que consigan la máxima puntuación, obtendrán una recompensa. Conforme vayáis siendo elegidos, deberéis acercaros aquí y dejar vuestras varitas bajo la custodia de Mrs O'Hara.

Del interior de sus harapos, sacó una pequeña bola de color negro, la frotó entre ambas manos y la tiró al aire, donde trazó una pequeña curva sobre las cabezas de los allí presentes y acabó pegandose en el brazo/patas de sus dos primeras víctimas: Ethan Corr y John Delacour.

Darnley aplaudió. - ¡Ya tenemos a la primera pareja! ¡La pareja negra! Los estornudos de Erumpent. - Volvió a reír y se giró hacia la directora. - Los nombres los he elegido yo. Espero que no le importe, Midna. - Como era habitual en él, hablaba de usted con ella.

Repitió las acciones anteriores, esta vez con una bola de color verde se dividió formando dos petos para Sunday Dawson y Michael Goldman. - ¡Un aplauso para la pareja verde! ¡El grito de la Banshee!

Las siguientes fueron Savannah O'Hara y Marnie de Lancre, marcadas con un brazalete dorado. - ¡Las esfinges! Lo siento Savy pero no vas a tener un trato de favor esta vez... - Rió guiñandole un ojo a la hija de la directora. Por supuesto, hablaba en broma.

Después fueron seleccionados con el color morado y dos marcas en cada una de sus mejillas, Caroline Lompard y Daphne Delacour. - ¡Gusarajas rabiosas! … ¿Existen las gusarajas? - Durante unos largos segundos, permaneció en silencio planteándose seriamente la respuesta a aquella pregunta.

Y por último, aunque no menos importante. - La bola naranja marcó la frente de Jacques Lompard y Selene Goldman. - ¡Las calabazas mecánicas!


- Y bien, jóvenes. Dejadme que os acompañé a vuestro nuevo hogar por esta noche... ¡O por toda la eternidad! - Su risa sonó aquella vez malvada y otro relámpago cruzo el cielo iluminando todo el jardín mientras un viento apagaba las velas que los alumbraban hasta entonces.

Postura dramática y segundos de silencio, hasta que por fin la puerta se abrió mostrando el interior oscuro del edificio. - Pasad, queridos, pasad...

----

La luz se hizo dentro de la estancia y alrededor de los allí presentes apareció la recepción de un mugriento hotel, sobre la mesa de la cual, caía reclinada la cabeza de un joven rubio.

- ¡CHAVAL! ¡No te pago para que duermas!

El joven despertó alarmado. - ¡No estaba dormido, señor! - Bajo aquel disfraz de botones desgastado y harapiento, todo aquel maquillaje pálido y el aspecto demacrado, algunos pudieron reconocer a Aaron Jones.

- Dame las llaves de las habitaciones, vamos. - Le urgió el director picando con sus uñas sucias sobre la madera. Tras unos minutos de silencio, el joven abrió la boca lentamente. - ¿Las llaves? … ¿Habitaciones? - Las palabras del joven parecían salir a duras penas de su garganta, como si simplemente se reducía a repetir lo que oía.

- ¡Para nuestros invitados! - Parecía que estaba perdiendo los estribos. - ¿Invi... t--? - No le dejó terminar: Darnley se acercó a Aaron y con el puño cerrado golpeó su sesera produciendo un extraño ruido hueco. El director meneó la cabeza y se giró hacia las cinco parejas.

- Mientras arregló este estropicio, podéis acercaros a nuestro bar. Os invitaremos a unas deliciosas copas... - Con la mano señaló hacia su derecha y la luz se encendió mostrando una puerta con cristales amarillos. - Pasad, pasad...






----

Las parejas quedan así:

GRUPO Negro: Los estornudo de Erumpent.
Ethan
John

GRUPO Verde: El grito de la Banshee.
Sunday
Michael

GRUPO Dorado: Las esfinges.
Savannah
Marnie

GRUPO Morado: Gusarajos Rabiosos.
Caroline
Daphne

GRUPO Naranja: Las calabazas mecánicas.
Jacques
Selene

Para continuar con la aventura, debéis esperar a la llegada de un nuevo miembro del Staff de este evento. ¡Gracias!
^^
zIFBoards - Free Forum Hosting
zIFBoards gives you all the tools to create a successful discussion community.
Learn More · Sign-up Now

.options    Pages: (4) [1] 2 3 ... Last » .add reply   .new topic   .new poll   




Hosted for free by zIFBoards* (Terms of Use: Updated 2/10/2010) | Powered by Invision Power Board v1.3 Final © 2003 IPS, Inc.
Page creation time: 0.0559 seconds · Archive

The Autumn Effect skin & sidebar by Saphira of CAUTION 2.0, RPG-D, & RCR !