Printable Version of Topic
Click here to view this topic in its original format
Comunidad Mágica: Le Valgrange > Campo de Quidditch > Observando


Posted by: Eli Ford Dec 30 2010, 12:59 AM
Eli se levanto como cada mañana, hambrienta, por que aunque estaba delgada, un buen deportista, como era su caso, necesitaba muchas proteínas. Ella ya estaba acostumbrada, de hecho era incapaz de entender a esa gente que cuidaba tanto su dieta, Eli siempre había comido mucho, y nunca engordaba. La cuestión es que aquella mañana se preparo unas lonchas de bacón, junto a una tortilla francesa de tres huevos, y tres donuts.

Una vez se lo comió todo, a excepción de uno de los donuts, se dirigió a su armario, cogió lo primero que encontró, una camiseta gris, una sudadera naranja, unos vaqueros de pitillo negros, y se puso unas deportivas vans, que eran muy cómodas. Cogió la chaqueta negra y la bufanda marrón, que había en el perchero junto a la puerta de entrada, y se las puso, se hizo con las llaves de casa, que estaban sobre la encimera, cogió el donut que aun quedaba, y atravesó la puerta poniendo rumbo a su destino.

Destino que no era otro que el campo de quidditch, se comió el donut durante el camino, y con sus manos ya vacías, las metió en los bolsillos de la chaqueta, pues aquella mañana hacia mucho frío. Eli quería estar allí esa mañana, aprovechando que estaba de vacaciones de navidad, pues durante una semana, no se jugaba ningún partido del campeonato, pero siempre había alguien practicando, y nunca sabes donde puedes encontrar un buen jugador, pero sin duda el mejor lugar era ese, además ella necesitaba sentirse espectadora de vez en cuando, vale que a lo sumo lo mejor que podría encontrar era un partido de amateurs formado por aficionados. Pero eso no le importaba demasiado, por que simplemente el juego le fascinaba.

Se metió discretamente en las gradas, en un lugar donde pudiera estar sola, era consciente de que allí la capitana de la selección nacional no pasaría desapercibida mucho tiempo, no le importaba firmar fotos y autógrafos, pero a esa hora de la mañana, recién levantada, no le apetecía ser abordada por un tumulto de aficionados. Ella sabía que en algún momento alguien la reconocería, y por el momento intentaría postergar ese momento lo máximo posible. Por suerte apenas había gente en las gradas.

El juego estaba siendo eléctrico, algunos jugadores eran realmente rápidos, y en determinadas situaciones eso es una ventaja, pero no si careces de técnica, observo a un muchacho, un buscador, que apenas se mantenía sobre la escoba. ¿Como diablos pretendían que estuviera pendiente de la snitch? Lo cual hizo que se llevara la mano derecha a la cara, en un claro gesto de frustración, admiraba la pasión del chico por el juego, pero claramente no llegaría a jugar en ningún equipo.

Estaba sumergida en sus pensamientos, cuando noto que alguien, ocupaba el asiento de su izquierda, terminando con la intimidad, de la que le hubiera gustado poder disfrutar durante más tiempo.

Powered by Invision Power Board (http://www.invisionboard.com)
© Invision Power Services (http://www.invisionpower.com)