Printable Version of Topic
Click here to view this topic in its original format
Comunidad Mágica: Le Valgrange > Cementerio > Descubrir


Posted by: Percival Lotus Jan 17 2011, 04:23 AM
Había decidido asentarme en Le Valgrange durante un tiempo. Sin embargo mis obligaciones como Lider del MaLuReCoM me obligaban a viajar seguido. Mis vivencias me habian obligado a desconfiar de los medios de transporte habituales. Era imposible viajar en escoba puesto que en mi camino atravesaba una gran cantidad de poblados no mágicos. La red flu me resultaba inaccesible, los lugares que frecuentaba habitualmente carecian de chimenes. En cuanto a los transportes muggles era solo la paranoia lo que me impedia usarlos. La mayoria de los magos encarcelados por la Brigada habian sido atrapdos mientras usaban alguno de estos medios para viajar. Por suerte contaba con una opción alternativa, confiable, segura.

Si bien era cierto que me exigia y agotaba fisica y mentalmente, mi habilidad en la animagia era una de las habilidades que me enorgullecia tener. Sin embargo me encontraba con el problema de encontrar lugares seguros donde tranformarme y deestransformarme. Mi nombre no se hallaba en el registro de animagos, y el hecho de que alguien se enterara de mi capacidad de animago podria trarme muchos problemas. Por suerte, a los pocos dias de mi llegada a Le Valgrange, encontré el lugar perfecto para realizar mi transformación.

En un lugar alejado del centro de la comunidad se hallaba la Iglesia San Maynard, y pegado a ella se hallaba el cementeria. Era un lugar practicamente desierto, a excepción de los pocos visitantes casuales. Sin embargo, con el tiempo, cometí el error de sentir confianza. En unos pocos dias me convetia al instante en que mis garras se posaran sobre una de las lapidas, olvidandome por completo de corroborar que no hubiese nadie en los alrededores. Fue asi como la conocí.

Volvia de una viaje al Hospital San Mungo. El sol comensaba a vislumbrarse en el horizonte. Supuse, entonces, que nadie podria encontrarse en el cementerio tan temprano. Descendi con velocidad y a pocos centimetros de la tierra retorne a mi forma humana. Me sacudi el traje negro que llevaba puesto y fue entonces cuando me percate de su presencia. Una mujer joven, alta y delgada, me miraba observaba sorprendida. Repare en ese momento que lo desacertado de mi accionar. Trate de evadirla, actuando con naturalidad. Evitando el contacto visual pase a su lado, en dirección a Le Valgrange, fingiendo que nada habia pasado.

Powered by Invision Power Board (http://www.invisionboard.com)
© Invision Power Services (http://www.invisionpower.com)